Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

lunes, 26 de marzo de 2012

25 de marzo, Día del niño por nacer

VIRGEN~1El 25 de marzo, la Iglesia celebra la fiesta de la Anunciación del Señor, el momento en que el arcángel Gabriel se presentó a María y puso en sus manos la decisión sobre el plan de salvación que Dios había preparado para la humanidad desde el inicio de los tiempos. Con su “si”, María entregó su cuerpo, puro desde su concepción, para que se convirtiese en casa del Señor todopoderoso, el arca de la nueva alianza. Con su “si”, el mismo “si” de Jesús en el huerto de los olivos, que recordamos todos los días al decir “hágase tu voluntad así en la Tierra como en el Cielo”, María nos concedió el mayor bien que pueda existir: a Jesús, el hijo de sus entrañas.
Dios, creador de todo, Rey soberano del Universo, quiso tomar la condición humana y nacer del vientre de una mujer como cualquier criatura suya. La plenitud infinita toma la forma minúscula de un cigoto y se somete a su propia creación: “Por eso, al entrar en este mundo, dice: Sacrificio y oblación no quisiste; pero me has formado un cuerpo.” (Heb 10, 5) Asumiendo así la situación de absoluta indefensión y dependencia propias del ser humano en sus primeros años de vida. El cuerpo que Jesús entregó en la Cruz, al igual que todos nosotros, fue formado en el vientre materno, manifestando Dios la dignidad de su creación.
Luchar contra el aborto, no sólo es un deber para toda persona que crea en el Estado de Derecho, en los Derechos Humanos y en los límites al poder del Estado, es además un compromiso ineludible para todos quienes definimos nuestra vida a partir del seguimiento de Jesucristo. Él mismo, al revelarse como juez futuro de toda la humanidad dijo: “En verdad os digo que cuanto hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis.” (Mt 25, 40) Y ¿Quiénes son los más pequeños de entre los pequeños? ¿Quiénes si no los niños que están por nacer? Jesús se coloca a sí mismo en el lugar de ellos, no por hacen una analogía o una exageración, sino porque efectivamente, por le misterio de su encarnación, Él compartió esa condición de ser los más pequeños de entre los pequeños.
E-card
El 25 de marzo, junto con otras organizaciones realizamos una procesión religiosa por el centro de la ciudad. Rezamos el rosario e hicimos el viacrucis alrededor de la plaza de Bolívar, para concluir firmando un manifiesto por la Vida y la Familia. Dios Padre nos concedió una gracia extraordinaria: Llovió torrencialmente hasta las 3:00 pm, cuando comenzamos la procesión, y estuvo haciendo un sol espléndido hasta cuando terminamos la procesión y volvió a llover. Publico aquí el manifiesto que firmamos:
- MANIFIESTO -
Los abajo firmantes, ciudadanos colombianos, hombres y mujeres, profesionales, universitarios, investigadores, académicos, estudiantes, padres y madres de familia, trabajadores de la ciudad y del campo, manifestamos nuestro total respaldo a la protección integral de la Vida, desde la concepción hasta la muerte natural
PROCLAMAMOS Y DAMOS FIRME RESPALDOS A ESTE IDEARIO
1 – La VIDA y la FAMILIA son valores fundamentales de la persona humana y de la sociedad. Solo a partir de ellas la humanidad puede sobrevivir en forma civilizada y estable.
2- La dignidad del ser humano es un valor fundamental, propio de su misma naturaleza, que no está condicionada a interpretaciones relativistas. El ser humano tiene gran dignidad desde el mismo momento de la concepción, en su crecimiento embrionario, su infancia, su adolescencia, su adultez y su vejez, etapas del desarrollo de toda vida humana. Ninguna puede ser discriminada.
3 – El primer deber del Estado y de la sociedad es proteger la vida de todo ser humano, en todas las etapas de su desarrollo. Deben velar por la protección de la Vida, como el primero de todos los derechos sobre todos los demás.
4 – Está en pie la declaración de la Convención Americana sobre Derechos Humanos, suscrita por Colombia que en su Artículo 4, numeral 1 establece “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley desde la concepción. Nadie puede ser privado de su vida arbitrariamente”.
5 - La Constitución de Colombia en su Art. 11 determina que en nuestro País: “El derecho a la vida es inviolable. No habrá pena de muerte”: Inviolable debe ser desde el momento de concepción hasta la muerte natural.
6 – El aborto no es simple interrupción voluntaria del embarazo. sino que representa la interrupción de la vida humana de un ser indefenso, por lo cual se convierte en un cruel asesinato que debe ser prohibido y castigado. El “derecho reproductivo de la madre no da derecho a asesinar a su hijo.
7 – La sentencia que despenalizó el aborto va contra principios universales e insuperables de respeto a la dignidad humana. Es puerta abierta para tratar al feto en formación como si no tuviera derechos, ni siquiera el más fundamental como es el de la vida. Rechazamos como inhumana esa sentencia.
8- La Familia es la institución natural y primera sociedad, en donde el ciudadano se forma para servicio de la comunidad, y esta constituida exclusivamente por la unión de un Hombre y una Mujer, y sus hijos nacidos de esta unión.
9- Solo puede haber matrimonio, cuando una pareja heterosexual busca la realización de su vida en un proyecto común que no es otra cosa que la experiencia del amor, que en el matrimonio Cristo elevó a la dignidad de Sacramento. Matrimonio existe, únicamente, entre dos personas de sexo opuesto, que por medio de la recíproca donación personal, propia y exclusiva de ellos, tienden a la comunión de sus personas.
10. La unión homosexual no proyecta el amor verdadero, allí no hay verdadera y plena sexualidad se convierte en encuentros eróticos que no pueden generar la vida. Es algo contra la naturaleza y los fines propios de la sexualidad.
11- El libre desarrollo de la personalidad (Constitución Art. 16) y la libertad de conciencia (Art. 15) no pueden entenderse como vía de libertinaje, desconociendo limitaciones impuestas por la misma naturaleza.
12 – Debe respetarse el derecho a la objeción de conciencia consagrada en la Constitución de Colombia (Art. 18), por lo que no se puede forzar ni penalizar a profesionales, ni a directivos de instituciones, a que ejecuten o manden ejecutar crímenes contra la vida como el aborto y la eutanasia.
CONVOCATORIA.
Continuaremos nuestra lucha, en todos los escenarios, por la defensa de la VIDA y de la FAMILIA, en todo el territorio nacional. Invitamos a todos los colombianos, sin distinción de edad, profesión, raza o religión, a estar firmes en su defensa y para que se sumen a este MANIFIESTO. Propiciaremos, por todos los medios posibles, para que en las normas de nuestro País, y en sus costumbres, se rechace todo acto en contra de los sagrados valores: Vida y Familia, fundamentales para las personas y la sociedad.
Bogotá, 25 de marzo de 2012
Los firmantes:

No hay comentarios:

Publicar un comentario