Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

martes, 29 de mayo de 2012

Fue presentado en Roma el libro "Juan Pablo II en el corazón de Colombia"

Roma (Martes, 29-05-2012, Gaudium Press) El pasado miércoles 23 de mayo se llevó a cabo el lanzamiento del libro "Juan Pablo II en el corazón de Colombia" en la sede de la Embajada de Colombia ante la Santa Sede, en Roma. Con las anécdotas y recuerdos del Cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos y la exposición de su autor, el embajador César Mauricio Velázquez, el texto fue presentado como un escrito especialmente pensado para los jóvenes, que no habían nacido o no recuerdan la visita del beato Juan Pablo II a Colombia.

phoca_thumb_l_juan pablo ii 010.jpg

"Con la paz de Cristo por los caminos de Colombia", fue el lema de la visita del beato pontífice a tierras colombianas, y este mensaje de paz y reconciliación fue destacado por el embajador, autor del libro, según registró Zenit. "La violencia engendra nueva violencia, recordó el beato Juan Pablo II en uno de sus viajes a Colombia, y esto es cierto", afirmó el embajador Velázquez. "Quien cobra venganza puede ser feliz por un día pero quien perdona es feliz toda la vida. El perdón libera y dispone la razón y el alma humana a la comprensión. No es debilidad."

"Es claro que el perdón no significa desconocimiento de la ofensa", aclaró. "En el proceso de verdad y justicia el mal hecho debe ser reconocido y en la medida de lo posible reparado. Un proceso que ayuda a purificar la memoria". El perdón es, es su opinión, "una arma poderosa que desarma a los espíritus agresivos, mentirosos, soberbios y arrogantes".

El Cardenal Darío Castrillón aprovechó el lanzamiento del libro para enviar un mensaje a los colombianos, quienes aún viven el conflicto armado que preocupó al beato Juan Pablo II. Los colombianos, víctimas de la violencia, " han sufrido mucho. Yo les diría que no olvidemos que somos un país creyente, que nuestra tradición católica para perdonar como perdonó Jesús en la Cruz".

El prelado también encomendó a sus compatriotas a Nuestra Señora de Chiquinquirá, patrona de Colombia. "Que no olvidemos que tenemos una Madre, (...) que el manto protector de la Santísima Virgen tenga cobijados a todos los colombianos especialmente a los que más han sufrido de manera que Ella misma haga una sanación para perdonar con generosidad y con amplitud".

El embajador destacó finalmente que recordar el mensaje de paz del beato Juan Pablo II será "un gran aporte a las nuevas generaciones de América Latina y en países como el mio, Colombia". El autor propuso "que se enseñe esto a los niños en sus hogares, desde la escuela a los jóvenes, desde los medios de comunicación". Para el diplomático este legado de fe y esperanza es fundamental para el futuro de Colombia: "Podemos tener progreso material, más petróleo, más gas, más energía, pero si nos seguimos odiando y matando, eso sirve a poco".

El libro ya había sido presentado en Colombia, en un acto que contó con la presencia del Nuncio de Su Santidad, Mons. Aldo Cavalli, el Secretario de la Conferencia Episcopal de Colombia, Mons. Juan Vicente Córdoba y el Obispo de Engativá, Mons. Héctor Gutiérrez Pabón. (ver nota anterior).

Con información de Zenit

No hay comentarios:

Publicar un comentario