Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

martes, 29 de enero de 2013

La guerra contra el aborto se puede ganar, por Luis Fernando Pérez

Artículo de Luis Fernando Pérez en su blog en InfoCatólica.

A lo largo de la historia de la Humanidad no hay ninguna guerra de cuyo resultado dependa la suerte de tantos millones de víctimas inocentes como es el caso de la guerra contra el aborto legal. El campo de batalla es un lugar por el que hemos pasado todos los seres humanos: el seno materno. Allá donde todos empezamos a existir, allá donde recibimos los primeros cuidados maternos, se ha convertido, por voluntad humana, en la cámara de ejecución para millones de no nacidos.

La ciencia es instrumento tanto para la “mejora” en los sistemas de eliminación de los seres humanos no nacidos como para alcanzar una mayor comprensión de la brutalidad de dicho acto. En ese sentido, las ecografías en 3D de embriones y fetos nos ayudan a comprender la condición humana del ser que se desarrolla dentro de su madre. No en vano, los abortistas denostan el uso de imágenes en los debates sobre el aborto. Saben bien que una imagen vale más que mil palabras.

Aparte de la lucha por ganar la batalla en la opinión pública, que con tanto éxito se viene desarrollando en los últimos tiempos, es necesario contar con políticos verdaderamente provida que abogen por poner todas las trabas posibles a la práctica de ese crimen. En Estados Unidos hay un gobernador, el de Missisipi, que no se anda por las ramas y usa toda su artillería legal para cerrar la única clínica de la muerte que queda en su estado. Aun así, sabemos que mientras siga vigente la sentencia del Supremo de esa nación en la que se aprobaba el “derecho” de una madre a matar a su hijo no nacido, es complicado que se pueda dar una legislación realmente provida en ese país.

En España, sin embargo, tenemos una seria dificultad. Vivimos en un sistema partitocrático, en el que las direcciones de los partidos imponen la política de “el que se mueve, no sale en la foto” Los pocos diputados realmente provida que hay en las Cortes no pintan nada en sus partidos. Y si osan llevar la contraria a sus jefes en una materia delicada, saben que no irán en las listas electorales. Y mientras la izquierda da pasos de gigante hacia adelante en la cultura de la muerte, la derecha opta entre seguir en esa misma dirección -eso hizo Aznar al aprobar la píldora abortiva- o anunciar pasitos atrás que no vayan más allá de dejar la situación del aborto en España como estaba antes de la última ley de Zapatero. Ante el anuncio del ministro Gallardón corremos el riesgo de que muchos provida tibios crean que eso será suficiente. Pero hablamos de una situación que nos había abocado a la cifra de cien mil abortos anuales.

Por mucho que las organizaciones cívicas de inspiración cristiana hagan una labor excelente para concienciar a la sociedad del mal del aborto, es muy difícil que logremos el objetivo del “aborto cero” si no hay nadie en el parlamento que levante la voz en defensa del no nacido. Para empezar a ganar la guerra contra el aborto en España, hay que optar decididamente por apoyar una opción política decididamente provida -se llame como se llame y se organice como se organice- que pueda llegar a ser bisagra para la formación de un gobierno. Tras cerca de 40 años de democracia ha quedado claro, excepto para los que tienen una ceguera sectaria fruto de un hooliganismo político, que las actuales formaciones políticas con representación parlamentaria, a derecha e izquierda, no valen para ese fin. Por tanto, dejémonos de hacer brindis al sol, llamemos a las cosas por su nombre y pongámonos en marcha para construir una verdadera opción política que sea “votable” para quienes creemos que el derecho a la vida está por encima de cualquier otro derecho, incluído el del voto.

La guerra contra el aborto se puede ganar. Pero aunque no la ganáramos, hemos de formar parte de ella. De lo contrario, seríamos cómplices del mal. Y eso no es compatible con la condición de cristianos ni de hombres y mujeres de bien.

Luis Fernando Pérez Bustamante

Leer más...

domingo, 27 de enero de 2013

Aborto y nazismo del siglo XXI, por Antonio Torres

Artículo de Antonio Torres, fundador de la Red Madre, en Religión en Libertad.

Fue la alemana de origen judío y nacionalizada en los EEUU, Hannah Arendt, quien escribió sobre la banalidad del mal para referirse a la ausencia de malignidad en los responsables de la matanza de más de seis millones de judíos por el mero hecho de ser judíos y que, conforme a las consignas de los gobernantes nazis, habían sido despojados de su condición y dignidad de personas y, en consecuencia, privados de su derecho fundamental a la existencia.

Para Hanna Arendt los actos perpetrados por los nazis en Auschwitz fueron monstruosos, pero los responsables eran gente totalmente corriente, del montón, ni demoniacos ni monstruosos, sin rasgo alguno de anormalidad en sus personas. Carecían pues de motivaciones malignas específicas para cometer actos objetivamente monstruosos, y eso era lo que hace que resulte todavía más aterrador toda aquella locura: la raíz subjetiva de sus crímenes no era alimentada por firmes convicciones ideológicas ni en motivaciones especialmente malvadas.

¿Qué es lo que sucedió entonces? ¿Qué impulsó a los dirigentes nazis a perpetrar aquella atrocidad y sumió a la inmensa mayoría de la población alemana en la más absoluta insensibilidad, indiferencia y silencio, ante la matanza de millones de personas que habían sido sus vecinos y compatriotas?

Para Arendt los ciudadanos alemanes y los gobernantes nazis no eran idiotas morales, y en sus vidas cotidianas actuaban de modo normal y sabían distinguir entre lo que está bien y lo que está mal. Los gobernantes se asemejaban inquietantemente al hombre del montón, a las personas corrientes, y la característica más notable que se podía detectar en el comportamiento de la inmensa mayoría fue su falta de reflexión y de pensamiento, su incapacidad de juzgar.

Para explicarlo distingue Arendt entre conocer y pensar, es decir, entre acumular ideas, teorías, saberes y ser capaces de resolver cuestiones técnicas, y la capacidad de entablar un dialogo continuo y profundo con nosotros mismos, de tener una reflexión crítica sobre nuestras propias acciones y sobre la ejemplaridad de cualquier acción en nuestra más íntima soledad. Tal reflexión implica una mentalidad amplia, una capacidad de ponerse en el lugar del otro para tratar de entender su punto de vista.

Esta falta de reflexión crítica e incapacidad de pensar, esta insensatez radical que limita nuestra capacidad de juicio, es la causa de que tanto gobernantes como la población en general, colaborasen de distintas formas y grados diversos con la matanza de millones de judíos, sin que en la inmensa mayoría de los casos mediaran patologías psíquicas, razones ideológicas ni convicciones morales.

Para entender esa pérdida de la capacidad de juicio distingue la pensadora judía tres grupos: nihilistas, dogmáticos y muchos ciudadanos normales que siguen fielmente las costumbres imperantes. Para el nihilista no hay valores definitivos y asumirá unos u otros conforme convenga a su propio y egoísta interés, independientemente de las consecuencias que produzca en el prójimo; son los arribistas sin escrúpulos que pululan siempre cerca del poder.

El dogmático, huyendo de la ansiedad de un escepticismo capaz de dar repuesta a todas las preguntas, asume un dogma rígido que le aporta seguridad; a este grupo pertenecen los fanáticos religiosos y políticos siempre refractarios al diálogo que pudiera cuestionar sus consignas ideológicas. El tercer grupo de irreflexivos son los ciudadanos normales, que asumen fácilmente las costumbres del lugar donde habitan, pero lo hacen acríticamente.

La cuestión fundamental es que han renunciado al diálogo con la conciencia, y aunque ésta permanece ahí es ya como un extraño, desapareciendo el necesario diálogo interior que hace posible la reflexión crítica y nos permite disponer de una mínima capacidad de juicio. El resultado es que basta que unos pocos así lo dispongan desde el poder y los medios de comunicación difundan las nuevas consignas, para que el dogmático cambie de dogma, el nihilista de conducta y la inmensa mayoría de ciudadanos normales de valores.

La Alemania nazi dio el primer zarpazo al tejido moral del mundo occidental, en unos campos donde se implantó el frío y sistemático exterminio de millones de personas a quienes se les había despojado de tal condición por el hecho de haber nacido judíos, propiciado por la locura de unos pocos gobernantes sin que la gran mayoría de la población de aquel entonces reaccionara de ninguna manera.

El 22 de enero de 1973 la Corte Suprema de los EEUU dictó sentencia en el caso "Roe vs. Wade", legalizando el aborto en aquel país, extendiéndose desde entonces por la mayoría de los países del orbe, generándose hasta la fecha la muerte de más de 60 millones de personas, aproximadamente dos millones en España. Seres humanos a los que de nuevo se ha privado por decisión de unos pocos de su condición y dignidad de personas, ante la insensibilidad, indiferencia y silencio de la práctica totalidad de la población mundial.

El análisis de Arendt sobre el nazismo puede ayudarnos a entender también lo que sucede hoy sobre el aborto. Además hay motivos para al esperanza: el nazismo fue superado; el aborto lo será también.

Organizaciones como la Fundación RedMadre entre otras, el sacrificio de sus voluntarios para paliar la soledad y abandono en que se hayan las madres españolas, la celebración anual del Día Internacional de la Vida, o el anuncio realizado por el Ministro de Justicia, Alberto Ruíz-Gallardón, para apoyar la maternidad y salvaguardar los derechos del nasciturus como persona, debieran estimularnos a todos a poner nuestros poderosos e insustituibles granitos de arena en favor del prójimo y del bien común.

Antonio Torres

Leer más...

sábado, 26 de enero de 2013

“Con el Misoprostol se propaga cultura del aborto”:Dra. Danelia Cardona

Dra daniela1
Bogotá (Viernes, 25-01-2013, Gaudium Press) Gran tristeza y preocupación manifestó la Iglesia Católica Colombiana tras el reciente pronunciamiento y respaldo que dio el Consejo de Estado a la inclusión del Misoprostol, medicamento que se utiliza como método químico para el aborto, dentro del Plan Obligatorio de Salud (POS) del país suramericano.
La doctora Danelia Cardona, directora del Departamento de Promoción y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), en entrevista con el Departamento de Comunicación del organismo eclesial, dijo que la noticia llena de tristeza a la Iglesia, "porque nos revela que realmente las instituciones encargadas de la legislación que busque un bien común para su población, y en especial para sus mujeres, le están fallando a sus mujeres".
Dijo también que el respaldo dado por el Consejo de Estado al uso del Misoprostol es preocupante si se recuerda que el medicamento, al ser utilizado como abortivo, "tiene graves consecuencias no sólo a nivel psiquiátrico -donde hay estudios que demuestran que las mujeres que tienen un aborto químico, tienen riesgo más alto de desarrollar trastornos psiquiátricos (...)-, sino también consecuencias biológicas y físicas, o efectos secundarios que pueden ser nocivos para la mujer".
Igualmente, dijo que la inclusión de este medicamento dentro del Plan Obligatorio de Salud hace parte de una estrategia de organizaciones que promueven una cultura abortista, "donde el aborto se haga más accesible a la población", circunstancia -como explica- que trae también graves consecuencias sociales.
"Al tener un método químico que se pueda usar en la casa, nos estamos saltando todo lo que es la intervención quirúrgica y el procedimiento médico que demanda muchos más requisitos de tipo legal tanto para el médico, como la paciente. Sin duda alguna, lo que ellos quieren, a través del uso del Misoprostol, es ir propagando la cultura del aborto", añadió.
Finalmente, señaló que lo que más puede ayudar a una sociedad a defenderse contra la cultura de la muerte "es crear un ambiente de humanidad", donde cada quien realmente se preocupe por su prójimo.
En este sentido, continuó la Doctora Cardona, "si tenemos a una mujer joven con un embarazo inesperado, por cualquiera de las razones que existan, y a esa mujer le decimos ‘te apoyamos'; ese es un mensaje claro donde le estamos diciendo sí a la vida bajo todas las circunstancias".
Esta no es la primera vez que la Iglesia Colombiana se pronuncia frente a la inclusión del Misoprostol dentro del plan de salud en la nación latinoamericana. En noviembre de 2012, el Secretario General del Episcopado Colombiano, Mons. José Daniel Falla, aseguró en rueda de prensa que "la inclusión del Misoprostol en el POS es una medida tanto médica, como jurídicamente improcedente".
En la ocasión, el prelado recordó que el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (INVIMA) ha reiterado que no acepta el uso de dicho medicamento para el caso de fetos humanos vivos.








Leer más...

Senadora Claudia Wilches denuncia que Misoprostol se está vendiendo sin control médico

Bogotá D.C., enero 25 de 2013 (Prensa senadora Claudia Wilches).- La senadora Claudia Wilches, (Partido de la U), hace un llamado a las autoridades competentes para que realicen un seguimiento y control a la venta del Misoprostol, medicamento que es utilizado como método abortivo, ""Hicimos el ejercicio de llamar a droguerías para pedir a domicilio el medicamento y lo recibimos sin ningún tipo de restricción, esto quiere decir que las mujeres pueden acceder sin ningún inconveniente a estas pastillas", denunció la parlamentaria.

Para la congresista la venta sin control del Misoprostol se podría convertir en un problema de salud pública, ya que aumentaría los casos de abortos, "Me preocupa enormemente que la población femenina sin ningún acompañamiento médico adquiera las pastillas con ese fin, además que se consiguen a un precio muy económico 18 mil pesos, la venta sin restricción dispararía la práctica de aborto".

La senadora Wilches, convocará a una segunda audiencia pública en el Congreso de la República para revisar la venta libre del Misoprostol y su inclusión en el POS, luego de ser negada por el Consejo de Estado la suspensión provisional del Acuerdo de la Comisión de Regulación en Salud -CRES- que incluyó el medicamento Misoprostol en el listado del plan obligatorio de salud.

Leer más...

viernes, 25 de enero de 2013

Benedicto XVI en Twitter: «Ruego para que los políticos protejan al no nacido y promuevan la cultura de la vida»

El Papa en Twitter se une a Marcha por la Vida y contra aborto en EEUU

VATICANO, 25 Ene. 13 / 10:17 am (ACI/EWTN Noticias).- El Papa Benedicto XVI se unió a través de la red social de Twitter a la multitudinaria Marcha anual por la Vida que se realiza hoy en Washington D.C. (Estados Unidos) en la que participan cientos de miles de personas que solicitan revertir el fallo Roe vs. Wade que legalizó el aborto en el país.

El Santo Padre escribió en su cuenta en español en Twitter @Pontifex_es: "Me uno a todos los que se manifiestan por la vida, y ruego para que los políticos protejan al no nacido y promuevan la cultura de la vida".

Benedicto XVI hace así alusión al gran evento organizado por diversas organizaciones pro-vida en Estados Unidos y que cuenta con el respaldo de los Obispos católicos en ese país.

La marcha se celebra desde 1974, un año después de la legalización del aborto que decidió la Corte Suprema el 22 de enero de 1973.

El año pasado llegaron a la capital más de 400 mil personas procedentes de todo Estados Unidos, un evento que fue ignorado por la gran mayoría de los medios seculares y que cada vez logra reunir a más personas, especialmente jóvenes.

Leer más...

Colombia dice “#NoAlAborto” en Twitter

image
El día de hoy, en las horas del medio día en la red social Twitter, el hashtag “#NoAlAborto” fue Trending Topic en Colombia, mostrando el rechazo que la práctica tiene en el país. Los tuiteros continuaron expresando su oposición al aborto por un par de horas a pesar de los insultos que comenzaron a recibir por parte de quienes lo defienden.
A Continuación un par de Screenshots de lo que fue la Red Social en esos momentos.
 image  image
Estas expresiones son consecuentes con los datos de la última encuesta Ipsos-Napoleón Franco que reveló que el 76% de los colombianos se opone a la legalización del aborto.
Leer más...

jueves, 24 de enero de 2013

“Dolor y tristeza” por inclusión de Misoprotol en el POS: Conferencia Episcopal

Danelia Cardona (BluRadio: 24/01/2013) En entrevista con BluRadio, la directora de Promoción y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal Colombiana, Daniela Cardona, afirmó que con esta decisión del Consejo de Estado “no se percibe el bien común de la mujer colombiana (..) porque el Misoprostol atenta contra la salud del bebé que está por nacer y de la mujer”.

Para la médico psiquiatra, “son muchos los estudios que demuestran los efectos del aborto en la salud mental de la mujer”, y su inclusión en el Plan Obligatorio de Salud atenta contra la prevención de esta práctica que atenta contra la vida.

Afirma que “las mujeres que abortan por métodos químicos tienen mayor riesgo de trastorno de estrés postraumático” y que es justamente lo que debió evitar el alto tribunal, las consecuencias para el bebé que está por nacer y de su madre.

“La iglesia no esta diciendo qué hacer, solo da su opinión como constructora de la sociedad civil”, y más bien se pregunta ¿desde cuándo uno empieza la vida de la persona? porque para la Iglesia “la vida comienza desde el momento de la concepción”, a pesar de las malas interpretaciones que se han hecho de ello, dijo.

La CEC se basa en estudios científicos

A pesar de que durante la entrevista la Dra. Cardona citó las investigaciones científicas en que se basaban los reparos de la Conferencia Episcopal, el periodista Felipe Zuleta cuestionó sus consideraciones diciendo que “los argumentos, más que científicos son de tipo moral, es un tema religioso”. También Néstor Morales le preguntó si el trabajar para la Conferencia Episcopal no la incapacitaba para debatir científicamente. 

A ello, la Dra. Cardona respondió “el hecho de que yo esté cobijada bajo o en un cargo dentro de la Iglesia no significa que los argumentos que yo tenga que dar no puedan ser científicos”.

En este enlace puede escuchar la entrevista completa.

Leer más...

Instrumentalización del embrión humano: Dra. Miryan Andújar de Zamora

(Centro de Bioética) La Dra. Miryan Andújar de Zamora (San Juan, Argentina), analiza la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre la Fecundación in Vitro y la protección de la Vida Humana.

ÍNDICE:

I. Hechos

II. Análisis bioético de la línea argumental de la sentencia

II.1.    Argumentos biológicos

II.2.    Argumentos desde el Bioderecho

III. Conclusión

Bibliografía

I)Hechos

La Corte Interamericana de Derechos Humanos en sentencia dada a conocer el jueves 20 de diciembre, responsabilizó al Estado de Costa Rica por violación de derechos humanos, al prohibir en forma general, la fecundación artificial in vitro (FIV).

El caso se inicia en marzo de 2000, cuando la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Costa Rica declara la inconstitucionalidad del Decreto del Ejecutivo Nº 24029-S, sobre Reproducción Humana Asistida, por considerarlo contrario a las disposiciones de la Constitución de aquél país. La Corte Suprema de Costa Rica basó su fallo en dos pilares de la Meta –Bioética: los principios de defensa de la vida física y de la dignidad humana. En efecto, el Tribunal entendió que la norma no garantizaba el derecho a la vida de los embriones obtenidos mediante estas técnicas, ni respetaba su dignidad al convertirlos en meros instrumento para satisfacer pretensos derechos de los padres de tener un hijo biológico. Además de estas cuestiones de fondo, La Sala Constitucional declaró la nulidad del Decreto basado en argumentos de forma, ya que solo por ley pueden restringirse derechos y libertades fundamentales, tales como el derecho a la vida y a la integridad física de los embriones desechados en la FIV.

El Comité Internacional de DDHH intervino en el tema emitiendo recomendaciones a Costa Rica para que revirtiera la situación legal. Finalmente, decidió someter a la jurisdicción de la Corte Internacional el caso de 18 presuntas víctimas de la prohibición general de acceder a las técnicas de fecundación artificial.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos en sentencia del 28 de noviembre de 2012 responsabiliza internacionalmente al Estado de Costa Rica de haber violentado derechos humanos básicos al privilegiar el derecho a la vida de los embriones por encima de otros derechos en conflicto.

Vamos a comentar aquí, las principales objeciones bioéticas a la línea argumental de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos humanos.

II)Análisis bioético de la línea argumental de la sentencia

 

ARGUMENTOS DE LA SENTENCIA DE LA CORTE INTERMERICANA DE DDHH

OBJECIONES BIOETICAS

I)- Argumentos Biológicos

1.Concepción equivale a implantación

La aludida sentencia entiende que la vida humana debe ser protegida por el derecho (cf. Art. 4 de La Convención Americana sobre Derechos Humanos)[1] a partir de la implantación en el útero materno.

La Corte asume así que cuando habla de concepción, la Convención Americana sobre Derechos Humanos se está refiriendo a la implantación. Adhiere por lo tanto a la tesis de  que a partir de este momento se posibilita la conexión del cigoto con el sistema circulatorio de la madre que le permite acceder a todas las hormonas necesarias para el desarrollo embrionario.

En su parte argumentativa, la sentencia insiste en que la concepción no puede ser comprendida como un momento o proceso excluyente del cuerpo de la mujer, dado que sin implantación el embrión no tiene posibilidad de sobrevivir.

En la sentencia, la Corte habla de la potencialidad del embrión de convertirse en persona. Esa potencialidad requeriría una protección en nombre de la dignidad humana, pero sin convertirlo en sujeto de derecho.-

 

 

1.Estatuto genético del embrión humano

Básicamente, existen dos tesis que explican el momento a partir del cual comienza la existencia física de la persona:

*La vida humana comienza desde la concepción:Desde el momento que el espermatozoide entra en contacto con el óvulo, penetrando en su citoplasma (singamia) comienza la existencia de un nuevo ser humano. Los aportes de la Biología y en particular la Embriología[2], comprueban claramente que la vida humana individual comienza con la fecundación del óvulo que constituye una nueva realidad biológica, con patrimonio cromosómico propio, totipotente y de gran especialización. A partir de aquel instante, el desarrollo por el que atraviesa, se da como un proceso continuo, orientado a una progresiva diferenciación y adquisición de complejidad, de manera tal que no ocurre salto alguno, ni puede retroceder a estadios ya recorridos. No es la anidación la que causa la individuación, sino por el contrario, con la anidación se comprueba la individuación.[3]

*La vida humana comienza a partir de la implantación: Una segunda postura distingue entre el momento de la concepción (singamia) y el momento de la implantación o consolidación definitiva en el útero, reconociendo al embrión estatuto de persona después de producida la implantación.

Veamos algunas objeciones bioéticas:

I. En primer lugar, afirmar que la existencia de una nueva vida humana depende de su efectiva consolidación en el útero no tira abajo la tesis del inicio de la vida desde la concepción, sino que la confirma. Debemos coincidir que la implantación para la supervivencia del embrión, es condición innegable para el desarrollo de un ser, pero de un ser que “ya se ha constituido”. La embriología moderna ha demostrado que todo el desarrollo embrionario es programado, determinado y ordenado por el mismo embrión. El hecho que requiera del organismo materno, nutrientes y oxígeno no resta “autogestión” al embrión. Es verdad que la madre nutre al feto y que sin ella no podría vivir, al igual que sucede en el recién nacido. Pero el nuevo organismo se conforma bajo el influjo “directivo y perfectamente ordenado de esa especie de centro de control que constituye el genotipo. Por lo tanto, estamos frente a un caso de “autogobierno biológico”.[4]

La misma FIV demuestra la autonomía intrínseca del embrión, ya que precisamente es su autogestión la que posibilita reproducir in vitro, lo que naturalmente tiene lugar en el útero materno.

Las consecuencias jurídicas de ambas posturas son claras. Para quienes adhieren a la primera corriente, el ser humano es titular del derecho a la vida y a su integridad física, a partir de la concepción. El fallo de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia de Costa Rica partió de esta tesis, acordando protección absoluta al derecho a la vida del embrión humano desde este momento. Por ello declaró inconstitucional el Decreto del Ejecutivo que legalizaba la FIV.

Mientras que la Corte Interamericana de Derechos Humanos, entendió que recién a partir de la implantación puede hablarse de un nuevo ser humano sujeto de derecho.La diferencia en términos cronológicos es de días, pero en clave de supervivencia es radical: después de la anidación que ocurre a pocos días de la concepción, el embrión es titular del derecho a la vida, antes de que ello ocurra, el embrión quedaría en un limbo jurídico: sería un “cosa” que por su potencialidad de convertirse en un humano, merecería un tratamiento especial que no incluye la garantía de su derecho a vivir.

2.La implantación, cierra el círculo que permite conocer que existe concepción:

Para la sentencia de la Corte Interamericana, la concepción o gestación es un evento de la mujer, no del embrión. Si bien entiende que concepción e implantación son dos momentos complementarios y esenciales en el desarrollo embrionario, sin embargo con la implantación se cerraría el círculo, ya que en esta etapa se detecta la presencia de la Hormona Gonodatropina Coriónica Humana (HCG), detectable cuando una mujer tiene un embrión implantado en su cavidad uterina.

 

2.El diálogo materno – embrionario y la preparación a la implantación

El fallo de la Corte omite considerar el diálogo materno-embrionario que sucede antes de la implantación y que habla de la existencia de un nuevo ser humano con individualidad e identidad genética propia. Efectivamente, el embarazo incluye una serie de eventos que preceden a la implantación (capacitación de los espermatozoides, transporte de los gametos, la fecundación, las primeras fases del desarrollo embrionario y el transporte del embrión. Estos eventos responden a un diálogo materno-embrionario, a partir del cual el embrión produce una vasta gama de moléculas implicadas en el diálogo. A su vez, una serie de procesos morfológicos y bioquímicos, van preparando al útero para la anidación del blastocito. Estas hormonas hacen receptivo al endometrio sólo en un período de tiempo limitado, llamado “ventana de la implantación”.[5] Fuera de ese período no es capaz de anidar al embrión. Toda esta actividad hormonal evidencia el intercambio de informaciones entre el embrión y el aparato reproductor femenino. Precisamente, es el blastocito el que genera la gonadotropina coriónica humana (HCG), que alerta al organismo humano sobre la presencia del embarazo. La implantación de alguna manera cierra el círculo que permite detectar que hubo concepción, pero es la presencia previa del embrión en etapa de blastocito el que genera este diálogo químico-hormonal con el útero de la mujer. Ello por cuanto el cigoto presenta características propias que le permiten desde el primer momento un diálogo con el entorno biológico: capacidad de recibir señales del entorno a través de receptores; -capacidad de decodificar en mensajes biológicos estas señales y – capacidad de producir respuestas adecuadas para adaptarse al entorno. En síntesis, el embrión humano antes de la implantación es capaz de reconocer lo que es y no es en sí mismo y entablar un diálogo bioquímico y físico real con el entorno. Esto muestra claramente la individualidad, identidad y autogestión del cigoto antes de su implantación.

La personalidad “potencial” del embrión humano en su fase pre-implantatoria de la que se hace eco la sentencia de la Corte Interamericana, es más bien un artilugio semántico que no responde a la realidad biológica validada científicamente.

II. Argumentos desde el Bioderecho

1-Derechos Humanos conculcados

En su sentencia, la Corte entiende que Costa Rica (Sala Constitucional de la SCJ) habría conculcado los siguientes derechos humanos relacionados con la vida privada y familiar:

1. Derecho al hijo genético

Para la Corte Interamericana la posibilidad de procrear es una manifestación del derecho a fundar una familia. La decisión de tener hijos biológicos pertenece a la esfera más íntima de la vida privada y familiar y la forma como la pareja construye esa decisión, es parte de la autonomía e identidad de una persona. Según la Corte, el Estado debe garantizar con políticas públicas concretas el acceso igualitario a este derecho.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1.       ¿Derecho al hijo?

 

La sentencia de la Corte plantea el debate sobre un supuesto derecho subjetivo a procrear. Ello merece algunas consideraciones:

De reconocerse este derecho, surgen inmediatamente algunos interrogantes: ¿Quién es el titular de ese derecho? ¿Qué facultades se otorgaría al mismo? ¿Sería exigible ese derecho? ¿Quién quedaría obligado frente al mismo? ¿Cuál sería el objeto del derecho a procrear?

En la lógica argumental de la sentencia el embrión sería considerado “objeto” del derecho de los adultos, a tener un hijo genético

Al respecto conviene dejar sentado una primera consideración bioética: el hijo no es un derecho, es un don y fundamentalmente, una persona humana para todos los efectos.

El reconocimiento de un pretendido derecho al hijo nos conduce a su instrumentalización ya que no sería un fin en sí mismo, sino un medio destinado a satisfacer el deseo de los adultos. Pretensión que resulta inadmisible considerando la inalienable dignidad del ser humano en todo su ciclo vital.

Llevemos estas consideraciones al caso de la FIV, con la manipulación de embriones y pérdidas embrionarias implicadas en las prácticas. De existir un derecho al hijo, estaríamos en una encrucijada bioética de difícil resolución: o le negamos al embrión humano su realidad biológica que lo convierte en una vida humana individual y autónoma, o separamos los conceptos ser humano y persona. En el primer supuesto daríamos la espalda a toda la evidencia científica que demuestra que la vida humana individual comienza con la fecundación, pero sí optamos por negarle personalidad, se convertirá en una cosa. Debemos recordar al respecto que, la personalidad es la que da fundamento a la dignidad del hombre y lo posiciona como sujeto de derechos.

Cabe tener presente en este punto un fallo de la Cámara Nacional Civil cuando en 1999, la jurisprudencia argentina se pronunciaba sobre la naturaleza jurídica de las personas concebidas fuera del seno materno y la protección de los embriones sobrantes de las técnicas de procreación artificial:

“…La prudencia implica darle un tratamiento semejante(al ovocito pronucleado) que a la persona, de modo de preservar lo que sería un bien mayor- la vida de una persona. Una vez producida la fecundación, cualquier decisión que lo involucre, debe respetar su dignidad y su derecho a la vida y a la integridad personal, a costa de los cuales no pueden ejercerse ni el derecho de los padres de procrear, ni el de los médicos a desempeñar su profesión…”.[6]

 

2.Derecho a la libertad individual

El fallo sostiene que la libertad individual es un derecho humano básico por el cual la persona tiene la facultad de organizar su vida individual y social conforme a sus propias opciones y convicciones. Se trata de la libertad como autodeterminación de escoger libremente las circunstancias que le dan sentido a su existencia. Para la Corte, la decisión de tener hijos biológicos es consecuencia de esa autodeterminación que lleva a la pareja a requerir el auxilio de la Medicina y de los progresos tecnológicos para lograr el hijo deseado.

*La decisión de ser madre es manifestación del derecho a la vida privada

La maternidad forma parte del libre desarrollo de la personalidad de las mujeres, decidir ser madre o no serlo, es parte del derecho a la vida privada e incluye la decisión de ser madre en el sentido biológico o genético.

* Autonomía reproductiva

El derecho a acceder a las técnicas de fecundación artificial para tener un hijo biológico se funda en la autonomía reproductiva de la pareja y en el libre acceso a los servicios de salud para hacer efectivo tales derechos.

* Violación al derecho de igualdad

El Estado habría impedido a las víctimas acceder a un tratamiento que les hubiese permitido superar su situación de desventaja respecto de la posibilidad de tener hijos biológicos.

*Violación al Principio de no discriminación

La prohibición de la fecundación artificial impuesta por Costa Rica violenta, según la sentencia de la Corte Interamericana, el principio de no discriminación por cuanto produce:

- una limitación al derecho de fundar una familia conforme a las decisiones de la pareja y

- una interferencia abusiva y arbitraria en la autonomía y privacidad de las personas.

La Corte Interamericana entiende que la severidad de la interferencia del Estado de Costa Rica ha ocasionado discriminación indirecta respecto a la discapacidad (la sentencia asimila aquí discapacidad con infertilidad) de algunas mujeres y de género por cuanto la infecundidad puede causar angustia y sufrimiento moral, ya que ciertos estereotipos existentes presentan a la mujer como creadora básica de la familia.

2. La Autonomía como Principio absoluto

La sentencia analizada pone el acento en el Principio de Autonomía de manera tal, que ante la omnímoda libertad individual de los adultos, naufragan el interés superior del niño y aquel valioso axioma kantiano que exige tratar al ser humano como un fin en sí mismo y nunca como un medio.

El Principio de Autonomía, junto con los de Beneficencia y de Justicia aparece en el escenario bioético anglosajón, de la mano de T.L. Beauchamp y J.F. Childress en su conocido libro “Principios de Etica Biomédica”. Se trata de paradigmas éticos dirigidos a los profesionales de la salud, con el fin de orientarlos en sus decisiones concretas.

El Principio de Autonomía, se refiere al respecto a los derechos fundamentales del hombre y se aplica a la relación médico-paciente. Su formulación práctica se basa en:

-Respeto a la autodeterminación de la persona

-Derecho a la no interferencia

-Respeto a la libertad y al derecho a elegir

-Obligación de no impedir decisiones autónomas

El aporte de estos principios a la Bioética Clínica es innegable, fundamentalmente porque permitieron superar los límites del paternalismo médico. Sin embargo la aplicación concreta de estos Principios Bioéticos presenta algunas dificultades: – carecen de un sustento antropológico que le sirva de fundamentación; – la relación médico paciente reconoce una sola dimensión horizontal, que agota la relación misma; – no hay posibilidad de una referencia última situada fuera de aquellos (por ejemplo, una referencia al bien objetivo general, la vida como física como presupuesto de la libertad). Estas dificultades relacionadas con el utilitarismo anglosajón producen consecuencias complejas, a saber:

-sin una referencia que trascienda la relación médico- paciente, se corre el riesgo de que su aplicación desemboque en el más absoluto relativismo

- sin una fundamentación antropológica, no puede darse conexión jerárquica entre los mismos, y en caso de situaciones de conflicto, se vuelven ineficaces para la toma de decisión.

Veamos un ejemplo: ¿Cómo debería actuar el médico ante una paciente de edad avanzada, que insiste en su derecho de acceder a la FIV para tener el hijo propio? ¿Debe privilegiar la decisión autónoma de su paciente y abstenerse de interferir en su decisión?; o por el contrario ¿debería privilegiar su obligación médica de no hacer daño, ponderar la relación beneficios-daños y procurar hacer el bien cuando no hay riesgos?

La sentencia en cuestión pone de manifiesto las debilidades intrínsecas de los Principios, sobre los cuales funda su decisión, al presentar:

-un sobredimensionamiento de las libertades individuales (de la autonomía reproductiva) de los adultos, y

- un absoluto relativismo al desvincular la aplicación de las tecnologías de reproducción humana al bien integral de la persona y a los datos científicos que exigen un tratamiento de los embriones acordes a su realidad biológica y su dignidad personal.

3.EL Rol del Derecho frente a los avances biomédicos y biotecnológicos

3.EL Rol del Derecho frente a los avances biomédicos y biotecnológicos

1. Derecho al goce de los avances científicos reconocido por la Declaración Americana y el Protocolo de San Salvador

2. Las Clínicas de FIV deben garantizar la aplicación de los conocimientos científicos más óptimos para garantizar el derecho a la vida de las estructuras celulares (gametos y embriones)

Según la sentencia de la Corte Interamericana la obligación jurídica de las Clínicas es entre otras, el de proveer a gametos y embriones de las mejores condiciones con que cuenta el conocimiento médico y científico para que la potencialidad de ser persona pueda expresarse al nacer.

 

Los argumentos de la Corte en este punto plantean la necesidad de repensar cuál es el rol del derecho frente a los avances biotecnológicos.

1.Insuficiencia de la auto reglamentación

Los progresos de la ciencia y de la biotecnología, se desarrollan con antelación a las previsiones del derecho. Frente e esta realidad, resultaría una ingenuidad de nuestra parte, reservar a la conciencia moral de científicos y médicos, una auto regulación. Los Estados deben definir alguna postura en la materia y plasmarlo en una legislación.

“Cuando el derecho se normativiza, el Estado hace presente la posibilidad de la coerción, nota que distingue al derecho de la ética. El hombre de derecho poco puede dilucidar esas cuestiones con su sola ciencia; pero como ya hemos dicho, tampoco puede el médico o el biólogo en forma aislada optar o elegir la decisión final, cuando sus decisiones involucran a terceros y aún proyectan sus consecuencias en la sociedad presente y en las futuras”[7]

2.De la Bioética al Bioderecho

Fecundación implica activar un nuevo ser humano y es sinónimo de procreación, por que se llama a la existencia a una persona. Indudablemente no es empresa fácil regular temas como estos, que involucra la difícil problemática de las parejas estériles, con las angustias y frustraciones que ello acarrea.

A partir del conocimiento de las posibilidades que la ciencia y la tecnología ofrecen en materia de reproducción humana, deberíamos seriamente definir el rol del derecho frente a las mismas, siguiendo algunas premisas:

-evitar vacíos legales

-Distinguir que no todo lo técnicamente posible (e incluso útil) es moralmente lícito

-procurar un equilibrio entre el deseo de los adultos a tener un hijo biológico y la necesidad de proteger la dignidad del ser humano en sus estadios iniciales

-referenciar una eventual legislación en valores morales que favorezcan el paso de la bioética al derecho

La Bioética está involucrada plena y legítimamente, como dice Elio Sgreccia:

Están en juego las relaciones de armonía y de equilibrio entre “amor” y “vida” en el matrimonio; entre libertad y responsabilidad en la profesión médica, entre naturaleza y persona al interior de la vida humana, entre la técnica y la moral en la medicina y la bioingeniería.”[8]

III) Conclusión

La Corte Interamericana de Derechos Humanos ha dictado una sentencia injusta para el embrión humano, por cuanto desconoce su verdadera identidad genética. Al tenor de la sentencia, su estatuto moral dependería del valor que le fuera conferido por otras personas (legislador, jueces, médicos, investigadores). Su impronta adultocéntrica resulta preocupante por los mensajes que transmite a la sociedad, ya que en nombre de los derechos de la libertad individual, la vida humana inicial es instrumentalizada al servicio de los deseos de los adultos.-

 

BIBLIOGRAFIA

ABELLÁN SALORT, José Carlos, “La autonomía del embrión humano”  en “El inicio de la vida- Identidad y estatuto del embrión humano”; BAC, Madrid 1999.  

BARRA, Rodolfo “Los derechos del por nacer en el ordenamiento jurídico argentino” Depalma- Bs- As. 1997.

BARRA, Rodolfo “La protección constitucional del derecho a la vida” Abeledo-Perrot, Buenos Aires 1996

BLÁZQUEZ Niceto “Bioética Fundamental” BAC Madrid 1996

DI PIETRO, María Luisa Educa, Buenos Aires 2005

FLECHA José-Román “Bioética- la fuente de la vida”  Sígueme, Salamanca 2005

GONZÁLEZ GONZÁLES, Ana María y otros “Vivir y morir con dignidad- Temas fundamentales de Bioética en una sociedad plural” Eunsa, Pamplona 2002

LÓPEZ BARAHONA, MÓNICA Y RAMÓN LUCAS LUCAS “El inicio de la vida. Identidad y estatuto del embrión Humano” BAC Madrid 1999

LOYARTE, DOLORES-ROTONDA ADRIANA E. “Procreación humana artificial: un desafío bioético”  Depalma Buenos Aires 1995

MOORE, keith L. Embriología Clínica MEGRAW-HILL Interamericana, Méjico 1995

PONTIFICIA ACADEMIA PROVITA “El embrión humano en la fase de preimplantación. Aspectos científicos y consideraciones bioéticas” Actas de la Duodécima Asamblea General de La Pontificia Academia para la vida. BAC Ciudad del Vaticano 2006

RODRIGUEZ LUÑO- LÓPEZ MONDÉJAR, “la fecundación in vitro” cit. en “El inicio de la vida- Identidad y Estatuto del embrión humano” VAC, Madrid 1999

SCOLA, Angelo “¿Qué es la vida?” educa Buenos Aires 1999

SGRECCIA ELIO “la Bioética Personalista” Revista Vida y Etica- Publicación del Instituto de Bioética de la Pontificia Universidad Católica Argentina. Año 2 n° 2 diciembre de 2001

SICA, Gigliola  “El diálogo materno- embrionario y la preparación a la implantación” en “El embrión humano en la fase de preimplantación- Aspectos científicos y consideraciones bioéticas” Pontificia Academia Provita. Ciudad del Vaticano 2006

TOMÁS Y GARRIDO “Cuestiones actuales de Bioética” Eunsa Pamplona 2006

VILA CORO, María Dolores “El hombre y la mujer ante la reproducción artificial” San Pablo, Madrid 1997

 


[1]Art. 4 de La Convención Americana sobre los Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica): “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente”

[2] Moore, keith L. Embriología Clínica MEGRAW-HILL Interamericana, Méjico 1995

[3]Abellán Salort, José Carlos, “La autonomía del embrión humano” cit en “El inicio de la vida- Identidad u estatuto del embrión humano”; BAC, Madrid 1999, págs.. 231 y ss; cfr.

[4]Rodriguez Luño- López Mondéjar, “la fecundación in vitro” cit. en “El inicio de la vida- Identidad y Estauto del embrión humano” VAC, Madrid 1999 pág. 241

[5]Gigliola Sica “El diálogo materno- embrionario y la preparación a la implantación” en “El embrión humano en la fase de preimplantación- Apectos científicos y consideraciones bioéticas” Pontificia Academia Provita. Ciudad del Vaticano 2006, págs. 48 y ss.; cfr .José Román Flecha en “Bioética- la fuente de la vida” ed Sígueme, Salamanca 2005 págs. 93 y ss.

[6]Cam. Nac. Civil, sala I, 3 diciembre 99(El Derecho, T. 185, pág. 409)

[7]Loyarte, Dolores-Rotonda Adriana E. “Procreación humana artificial: un desafío bioético” ed. Depalma. Bs. As. 1995 págs. 382 y ss

[8]Sgreccia Elio “Manual de Bioética ed. Diana, Méjico, págs.. 397 y ss; cfr. Di Pietro María Luisa “Sexualidad y Procreación Humana” educa, Bs. As. 1995, págs.. 301 y ss

Leer más...

MENSAJE DEL SANTO PADRE BENEDICTO XVI PARA LA XLVII JORNADA MUNDIAL DE LAS COMUNICACIONES SOCIALES

«Redes Sociales: portales de verdad y de fe; nuevos espacios para la evangelización»

[Domingo 12 de mayo de 2013

Queridos hermanos y hermanas:

073735_benedictoxvitwittervaticano Ante la proximidad de la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales de 2013, deseo proponeros algunas reflexiones acerca de una realidad cada vez más importante, y que tiene que ver con el modo en el que las personas se comunican hoy entre sí. Quisiera detenerme a considerar el desarrollo de las redes sociales digitales, que están contribuyendo a que surja una nueva «ágora», una plaza pública y abierta en la que las personas comparten ideas, informaciones, opiniones, y donde, además, nacen nuevas relaciones y formas de comunidad.

Estos espacios, cuando se valorizan bien y de manera equilibrada, favorecen formas de diálogo y de debate que, llevadas a cabo con respeto, salvaguarda de la intimidad, responsabilidad e interés por la verdad, pueden reforzar los lazos de unidad entre las personas y promover eficazmente la armonía de la familia humana. El intercambio de información puede convertirse en verdadera comunicación, los contactos pueden transformarse en amistad, las conexiones pueden facilitar la comunión. Si las redes sociales están llamadas a actualizar esta gran potencialidad, las personas que participan en ellas deben esforzarse por ser auténticas, porque en estos espacios no se comparten tan solo ideas e informaciones, sino que, en última instancia, son ellas mismas el objeto de la comunicación.

El desarrollo de las redes sociales requiere un compromiso: las personas se sienten implicadas cuando han de construir relaciones y encontrar amistades, cuando buscan respuestas a sus preguntas, o se divierten, pero también cuando se sienten estimuladas intelectualmente y comparten competencias y conocimientos. Las redes se convierten así, cada vez más, en parte del tejido de la sociedad, en cuanto que unen a las personas en virtud de estas necesidades fundamentales. Las redes sociales se alimentan, por tanto, de aspiraciones radicadas en el corazón del hombre.

La cultura de las redes sociales y los cambios en las formas y los estilos de la comunicación suponen todo un desafío para quienes desean hablar de verdad y de valores. A menudo, como sucede también con otros medios de comunicación social, el significado y la eficacia de las diferentes formas de expresión parecen determinados más por su popularidad que por su importancia y validez intrínsecas. La popularidad, a su vez, depende a menudo más de la fama o de estrategias persuasivas que de la lógica de la argumentación. A veces, la voz discreta de la razón se ve sofocada por el ruido de tanta información y no consigue despertar la atención, que se reserva en cambio a quienes se expresan de manera más persuasiva. Los medios de comunicación social necesitan, por tanto, del compromiso de todos aquellos que son conscientes del valor del diálogo, del debate razonado, de la argumentación lógica; de personas que tratan de cultivar formas de discurso y de expresión que apelan a las más nobles aspiraciones de quien está implicado en el proceso comunicativo. El diálogo y el debate pueden florecer y crecer asimismo cuando se conversa y se toma en serio a quienes sostienen ideas distintas de las nuestras. «Teniendo en cuenta la diversidad cultural, es preciso lograr que las personas no sólo acepten la existencia de la cultura del otro, sino que aspiren también a enriquecerse con ella y a ofrecerle lo que se tiene de bueno, de verdadero y de bello» (Discurso para el Encuentro con el mundo de la cultura, Belém, Lisboa, 12 mayo 2010).

Las redes sociales deben afrontar el desafío de ser verdaderamente inclusivas: de este modo, se beneficiarán de la plena participación de los creyentes que desean compartir el Mensaje de Jesús y los valores de la dignidad humana que promueven sus enseñanzas. En efecto, los creyentes advierten de modo cada vez más claro que si la Buena Noticia no se da a conocer también en el ambiente digital podría quedar fuera del ámbito de la experiencia de muchas personas para las que este espacio existencial es importante. El ambiente digital no es un mundo paralelo o puramente virtual, sino que forma parte de la realidad cotidiana de muchos, especialmente de los más jóvenes. Las redes sociales son el fruto de la interacción humana pero, a su vez, dan nueva forma a las dinámicas de la comunicación que crea relaciones; por tanto, una comprensión atenta de este ambiente es el prerrequisito para una presencia significativa dentro del mismo.

La capacidad de utilizar los nuevos lenguajes es necesaria no tanto para estar al paso con los tiempos, sino precisamente para permitir que la infinita riqueza del Evangelio encuentre formas de expresión que puedan alcanzar las mentes y los corazones de todos. En el ambiente digital, la palabra escrita se encuentra con frecuencia acompañada de imágenes y sonidos. Una comunicación eficaz, como las parábolas de Jesús, ha de estimular la imaginación y la sensibilidad afectiva de aquéllos a quienes queremos invitar a un encuentro con el misterio del amor de Dios. Por lo demás, sabemos que la tradición cristiana ha sido siempre rica en signos y símbolos: pienso, por ejemplo, en la cruz, los iconos, el belén, las imágenes de la Virgen María, los vitrales y las pinturas de las iglesias. Una parte sustancial del patrimonio artístico de la humanidad ha sido realizada por artistas y músicos que han intentado expresar las verdades de la fe.

En las redes sociales se pone de manifiesto la autenticidad de los creyentes cuando comparten la fuente profunda de su esperanza y de su alegría: la fe en el Dios rico de misericordia y de amor, revelado en Jesucristo. Este compartir consiste no solo en la expresión explícita de la fe, sino también en el testimonio, es decir, «en el modo de comunicar preferencias, opciones y juicios que sean profundamente concordes con el Evangelio, incluso cuando no se hable explícitamente de él». (Mensaje para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales 2011). Una forma especialmente significativa de dar testimonio es la voluntad de donarse a los demás mediante la disponibilidad para responder pacientemente y con respeto a sus preguntas y sus dudas en el camino de búsqueda de la verdad y del sentido de la existencia humana. La presencia en las redes sociales del diálogo sobre la fe y el creer confirma la relevancia de la religión en el debate público y social.

Para quienes han acogido con corazón abierto el don de la fe, la respuesta radical a las preguntas del hombre sobre el amor, la verdad y el significado de la vida ―que están presentes en las redes sociales― se encuentra en la persona de Jesucristo. Es natural que quien tiene fe desee compartirla, con respeto y sensibilidad, con las personas que encuentra en el ambiente digital. Pero en definitiva los buenos frutos que el compartir el Evangelio puede dar, se deben más a la capacidad de la Palabra de Dios de tocar los corazones, que a cualquier esfuerzo nuestro. La confianza en el poder de la acción de Dios debe ser superior a la seguridad que depositemos en el uso de los medios humanos. También en el ambiente digital, en el que con facilidad se alzan voces con tonos demasiado fuertes y conflictivos, y donde a veces se corre el riesgo de que prevalezca el sensacionalismo, estamos llamados a un atento discernimiento. Y recordemos, a este respecto, que Elías reconoció la voz de Dios no en el viento fuerte e impetuoso, ni en el terremoto o en el fuego, sino en el «susurro de una brisa suave» (1R 19,11-12). Confiemos en que los deseos fundamentales del hombre de amar y ser amado, de encontrar significado y verdad ―que Dios mismo ha colocado en el corazón del ser humano― hagan que los hombres y mujeres de nuestro tiempo estén siempre abiertos a lo que el beato cardenal Newman llamaba la «luz amable» de la fe.

Las redes sociales, además de instrumento de evangelización, pueden ser un factor de desarrollo humano. Por ejemplo, en algunos contextos geográficos y culturales en los que los cristianos se sienten aislados, las redes sociales permiten fortalecer el sentido de su efectiva unidad con la comunidad universal de los creyentes. Las redes ofrecen la posibilidad de compartir fácilmente los recursos espirituales y litúrgicos, y hacen que las personas puedan rezar con un renovado sentido de cercanía con quienes profesan su misma fe. La implicación auténtica e interactiva con las cuestiones y las dudas de quienes están lejos de la fe nos debe hacer sentir la necesidad de alimentar con la oración y la reflexión nuestra fe en la presencia de Dios, y también nuestra caridad activa: «Aunque hablara las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo caridad, soy como bronce que suena o címbalo que retiñe» (1 Co 13,1).

Existen redes sociales que, en el ambiente digital, ofrecen al hombre de hoy ocasiones para orar, meditar y compartir la Palabra de Dios. Pero estas redes pueden asimismo abrir las puertas a otras dimensiones de la fe. De hecho, muchas personas están descubriendo, precisamente gracias a un contacto que comenzó en la red, la importancia del encuentro directo, de la experiencia de comunidad o también de peregrinación, elementos que son importantes en el camino de fe. Tratando de hacer presente el Evangelio en el ambiente digital, podemos invitar a las personas a vivir encuentros de oración o celebraciones litúrgicas en lugares concretos como iglesias o capillas. Debe de haber coherencia y unidad en la expresión de nuestra fe y en nuestro testimonio del Evangelio dentro de la realidad en la que estamos llamados a vivir, tanto si se trata de la realidad física como de la digital. Ante los demás, estamos llamados a dar a conocer el amor de Dios, hasta los más remotos confines de la tierra.

Rezo para que el Espíritu de Dios os acompañe y os ilumine siempre, y al mismo tiempo os bendigo de corazón para que podáis ser verdaderamente mensajeros y testigos del Evangelio. «Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la creación» (Mc 16,15).

Vaticano, 24 de enero de 2013, fiesta de san Francisco de Sales

BENEDICTUS PP. XVI

Leer más...

miércoles, 23 de enero de 2013

Mons. Hernán Giraldo Jaramillo pide respetar vida de secuestrados por ELN

Mons. Hernán Giraldo Jaramillo

BOGOTÁ, 23 Ene. 13 / 10:51 am (ACI/EWTN Noticias).- El Administrador Apostólico de Magangué (Bolivar), Mons. Hernán Giraldo Jaramillo, pidió a los miembros del grupo Darío, del Ejército de Liberación Nacional (ELN), respetar la vida de las cinco personas que secuestraron el 18 de enero y las dejen en libertad.

"Hay otras maneras de reclamar lo que consideran sus derechos sin involucrar a otras personas. El secuestro es lo peor que se puede hacer", expresó el Prelado. "Todos debemos aspirar a la libertad. Es un derecho esencial, fundamental y característico de la dignidad humana", añadió.

Según informó la agencia Fides, Mons. Jaramillo dijo que si los grupos guerrilleros "quieren tener autoridad hay que respetar la dignidad humana y no pretender algo poniendo en peligro la vida de los demás".

Finalmente expresó su solidaridad con las familias de los secuestrados y los invitó a orar para obtener la fortaleza que da el Señor en los momentos difíciles.

Los secuestrados por el ELN son los peruanos Javier Leandro Ochoa y José Antonio Mamani, el canadiense Jernot Wober, y los colombianos William Batista y Manuel Zabaleta; todos pertenecientes a la Compañía Minera Geo Explorer.

Leer más...

El “Discurso Peligroso” de Ian Buruma

Reproduzco la Carta enviada al Foro de Lectores de El Tiempo, por un artículo de Ian Buruma reproducido por el diario.

Señor Director:

Publicó el diario El Tiempo un artículo de Ian Buruma en el cual el autor llama “peligroso” el discurso de Navidad del Papa. El autor pretende saber “Lo que tenía en mente” el Papa y se da el lujo de interpretar el discurso a partir de lo que él cree que quería decir, así termina poniendo en boca del Santo Padre, y a través de él en toda la Iglesia Católica, cosas que este jamás ha dicho y que además contravienen la Doctrina de la Iglesia, que siempre ha exaltado la sacralidad de la dimensión sexual del hombre, querida por Dios desde la creación.

Peligrosos, son esta clase de artículos en los cuales se acude a la vieja falacia del “hombre de paja” para etiquetar al otro con posturas que le son ajenas con fines de ridiculizarlo o satanizarlo. Ian Buruma pretende identificar a los católicos con los abusadores sexuales, y eso, cuando 100 millones de cristianos son perseguidos en todo el mundo a causa de su fe, como reveló a principios de año la organización Open Doors, eso es un “Discurso Peligroso”.

Jesús Herrera

Bogotá

Leer más...

martes, 22 de enero de 2013

¿Es posible abandonar a un hijo antes de que este exista?

Recogemos la noticia publicada el 5 de enero en el diario El Espectador:

El Departamento de Infancia y Familia de Kansas (EE.UU.) ha suscitado una polémica al reclamar a un donante de esperma que se responsabilice de más de 6.000 dólares en gastos médicos, así como de una pensión alimenticia para la que considera "su hija".

El donante, William Marotta, mecánico, de 46 años y casado, accedió en 2009 a donar su esperma a una pareja lesbiana a través de una página de anuncios de internet.

El esperma fue inseminado en una de las mujeres sin mediación de ningún médico, algo que Marotta desconocía, según apuntó él mismo en una entrevista en la cadena CNN, y meses más tarde nació una niña que ahora tiene tres años.

La "alegalidad" de este procedimiento -en ningún momento se recurrió a una clínica de inseminación artificial o a un doctor autorizado para ello- sería la causante del vacío reglamentario que ha permitido a los servicios sociales cargar sobre el donante la responsabilidad de la niña, pese a que Marotta renunció por escrito a "todos sus derechos de paternidad".

"Yo no sabía que no había ningún médico involucrado en el proceso", apuntó hoy Marotta en una entrevista junto con su abogado en la cadena CNN.

La pareja homosexual, formada por Angela Bauer, de 40 años, y Jennifer Schreiner, de 34 y madre biológica de la niña, se hizo cargo en un primer momento de los gastos del bebé, algo que se mantuvo incluso después de que ambas mujeres "rompiesen" su relación en diciembre de 2010.

Los problemas llegaron en marzo del año pasado, cuando a Bauer le fue diagnosticada una "grave enfermedad" que le impidió seguir trabajando, por lo que la expareja recurrió a los servicios sociales del estado de Kansas para obtener la ayuda pública del programa Medicaid, que cubriría los gastos médicos de la pequeña.

Al no haber estado nunca casadas -el estado de Kansas no reconoce los matrimonios homosexuales-, Bauer no fue reconocida como "progenitora" de la niña, por lo que, a efectos legales, Schreiner fue considerada madre soltera y se le exigió que revelase el nombre del "auténtico padre", es decir, el donante de semen.

"Nos amenazaron con no darnos las ayudas para la niña si no les decíamos el nombre del donante", aseguró Bauer al citado diario.

Finalmente, la expareja homosexual accedió y los servicios sociales se pusieron en contacto con Marotta para exigirle el pago de 6.000 dólares en gastos médicos de "su hija" y de una pensión alimenticia, algo a lo que ambas mujeres se oponen.

Funny Father's Day Ecard: Happy Father's Day to the anonymous sperm donor who made our lesbian mom's dreams come true.Sorprende cómo El Espectador utiliza las comillas en este artículo: “su hija”, “progenitora” y “auténtico padre”. A cualquier persona con un mínimo de conocimiento del proceso de procreación humana le resultará evidente que el diario hace unas insinuaciones sumamente osadas, pues aunque ni al mecánico ni a las lesbianas les favorezca la realidad, es innegable que William Marotta es el padre biológico de la niña, su progenitor, que ella es su hija, que por el contrario no tiene ningún vínculo de sangre con Bauer como para considerarla “progenitora”.

En el fondo, detrás de esa sutil manipulación del lenguaje se esconde una mentalidad perversa: Los hijos como producto del deseo de sus padres, y en función de tal deseo. Sólo así puede pretenderse que Bauer pretenda ser la progenitora de la niña, y que Marotta no tenga nada que ver con ella. La cuestión no es sólo acerca del origen biológico de la niña, sino de su fundamental derecho a la identidad. No por nada, quienes han denunciado tal violación al derecho de los niños, han sido justamente los hijos víctimas del abandono por donación de gametos.

(Aceprensa – 18/10/2008) Katrina Clark es una de las miles de personas nacidas en EE.UU. por inseminación artificial. Y que, debido a las leyes que garantizan el anonimato al donante de semen, creció hasta los 17 años sin saber quién era su padre. Pero sentía una crisis de identidad y empezó a buscar a su padre biológico. Así lo contaba en un artículo publicado hace algún tiempo en The Washington Post (17-12-2006), cuando tenía 18 años.

Katrina se manifiesta enfadada por el hecho de que las leyes sobre fecundación artificial se elaboraran pensando solo en los deseos de los adultos y sin tener en cuenta los derechos de las personas concebidas de ese modo.

“Me molesta que todo lo relativo a la donación de gametos se centre solo en ‘los padres’, es decir, los adultos que pueden tomar decisiones sobre nuestras vidas. Se simpatiza con la madre por querer tener un hijo. El donante consigue garantía de anonimato, así como exención de cualquier responsabilidad sobre el hijo nacido de su donación. Mientras estos adultos sean felices, la concepción por donación es un éxito, ¿no?”.

No es así de simple, contesta ella misma, para recordar acto seguido que los nacidos de manera artificial también son personas. Por eso lucha para que se reconozca su derecho a saber quiénes son sus padres.

Desde el punto de vista emocional -sigue explicando-, muchas de las personas así nacidas sufren en esta situación. “No pedimos nacer de este modo, con las limitaciones y la confusión que implica. Es hipócrita que tanto padres como médicos supongan que a los ‘productos’ del banco de semen no les interesa conocer sus raíces biológicas, cuando es el vehemente deseo de tener descendentes biológicos lo que hace que los clientes recurran a la inseminación artificial”.

La madre de Katrina tuvo que hacer muchos sacrificios para sacar adelante a su hija. Pero las penurias que pasaron juntas las han unido mucho. “Nunca me he enfadado con ella”, afirma Katrina. “Ella me explicó cuando era sólo una cría que yo nunca había tenido un papá, sino tan sólo un padre biológico”, el desconocido donante de semen. A Katrina, al principio no le importaba no tener un padre. Solo de vez en cuando, reconoce, “cuando era pequeña me gustaba soñar con un hombre alto y delgado que me cogía y me balanceaba dando vueltas en el patio, un hombre varonil que estaba encantado con su niña”.

La búsqueda del padre

En su artículo, Katrina explica distintos sucesos que le hicieron añorar la figura de un padre que la cuidase y protegiera. Muchas veces sentía celos de sus amigos que tenían una familia con padre y madre y hermanos. Incluso cuando los padres de sus amigos se divorciaban, ella sentía celos por el cariño y la comprensión que recibían por parte de todos. “A mi nadie me ofreció ese tipo de apoyo y comprensión”.

Finalmente su madre se casó. Un día, su padrastro regañó a Katrina y la madre perdió los nervios. Le empezó a gritar que él no tenía autoridad sobre ella porque no era su padre, porque ella no tenía padre. “En ese momento fue cuando la sensación de vacío cayó sobre mí. Me di cuenta de que, en cierto sentido, era rara. Verdaderamente nunca tendría un padre. Por fin entendí lo que significaba ser concebida por un donante; y lo odié”.

Al cabo de un año vio un programa de televisión sobre una mujer que murió de un ataque al corazón a causa de una enfermedad genética. Sin embargo, la mujer ignoraba su predisposición porque había sido adoptada cuando era pequeña e ignoraba la historia médica de sus padres. Este hecho golpeó a Katrina y la animó a buscar a su padre.

Así que empezó a investigar en Fairfax Cryobank, el banco de esperma de Virginia donde su madre fue inseminada. Con la limitada información que tenía su madre sobre el donante (raza, algunas características físicas, peso, nivel de estudios) fue haciendo averiguaciones. Y tuvo mucha suerte. Solo al cabo de un mes de e-mails y búsquedas en Internet, encontró un donante que podía ser su padre y que aceptó hacerse una prueba de ADN. Los resultados confirmaron que era su padre biológico. “Mi vida cambió desde entonces”, comenta la propia Katrina.

Al poco tiempo de estar en contacto con él, “me di cuenta de que su entusiasmo por desarrollar nuestras relaciones parecía desvanecerse. Cuando le manifesté mis sospechas, me confirmó que estaba un poco cansado de toda aquella historia del donante de semen”. A pesar de todo, Katrina no quiere perderlo. “Todavía hay mucho que quiero saber. Quiero conocerle. Quiero conocer a su familia. Estoy segura de que no se da cuenta del papel tan grande que ha tenido en mi vida a pesar de su ausencia, o precisamente por su ausencia. Si no puedo estar demasiado apegada a él como padre, siempre podré estar apegada al sentimiento de que tengo un padre”.

Katrina piensa también en los sentimientos de otros concebidos por donación de gametos. “Cuando leo lo que dicen algunas mujeres sobre su opción de maternidad, me siento degradada a poco más que una ampolla de semen congelado. Me parece que la mayoría de estas madres y de los donantes apenas piensan en los sentimientos de los hijos que nacerán de sus acciones. No es que sean insensibles, pero no tienen en cuenta lo que pueden pensar sus hijos cuando sean mayores”.

Los nacidos por donación de esperma, concluye Katrina, “llegaremos a ser adultos y a formar nuestra opinión acerca de la decisión de traernos al mundo de un modo que nos priva del derecho básico a saber de dónde venimos, cuál es nuestra historia y quiénes son nuestros dos padres”.

Como el caso de Katrina Clark o Colton Wooten, son muchos los que están saliendo a la luz. En 2001 se hizo público el caso de un “donante anónimo” en EE.UU. que tendría por lo menos 150 hijos. El año pasado se supo que Bertold Weisner, un biólogo inglés, sería el padre de entre 300 y 600 personas concebidas en su clínica de fertilidad.  Ya son tantos los casos, que han comenzado a construir sus propias bases de datos de hijos de “donantes anónimos”, como SearchingForMySpermDonorFather.org o Donor Sibling Registry,  para tratar de encontrarse con sus padres o medio-hermanos.

Contrario a lo que piensan Marotta y la pareja de lesbianas, los redactores de El Espectador, y en general los promotores de la “paternidad por deseo”, la identidad de las personas tiene unos anclajes mucho más físicos y objetivos que la “plasticidad” propuesta por la Ideología de Género. La pregunta ‘¿Quiénes somos?’ nos remite en primer lugar a nuestra realidad física (Sexo, rasgos faciales, contextura, señales particulares, habilidades especiales, enfermedades congénitas, etc.) y esta halla su directa explicación en nuestros padres.

La cuestión se torna aún más crítica cuando abordamos el tema de la Fertilización In Vitro, no sólo por el atentado contra la ética que implica producir embriones en serie para luego congelarlos y terminar vendiéndolos para experimentación o descartarlos, sino por que abre la puerta a la donación de óvulos y al alquiler de vientres, dos atentados más contra la identidad de los niños. Llega con esto la posibilidad que los niños comiencen a tener “tres padres”, donante de semen, donante de óvulo y madre subrogada, y peor aún, que el niño no termine creciendo con ninguno de ellos sino con el que puso el dinero para todo el procedimiento. Este es, nada menos, el caso de los “hijos” de Ricky Martin. Ya se ha denunciado cómo la escasez de donantes de óvulos ha dado pie a que se concedan retribuciones monetarias a las mujeres, convirtiéndose en una invitación para que las mujeres vean en ello un acceso a recursos al cual acudir. Así mismo, se ha denunciado el caso de parejas en Europa y EE.UU. que alquilan el vientre de mujeres pobres del tercer mundo, en países como la India donde es legal, para que gesten a su hijo a cambio de una retribución monetaria. En general, asistimos a la conformación de una red transnacional de “fabricación de hijos” cuyo único motor es el dinero. En palabras del Dr. Agustin Losada:

Trabajé con personas que se dedicaban a la cría de perros. Entre los buenos criadores es común acordar con otros dueños de perros campeones en concursos de belleza el cruce de sus animales respectivos para lograr de este modo cachorros con una buena carga genética, potenciales campeones cuando crezcan. Los dueños de los perros pactan de antemano cómo se repartirán en el futuro la camada, en función de cuántos cachorros nazcan, y con qué criterio se arbitrará la decisión de quién se queda con qué perros. Esta es exactamente la imagen me ha venido a la mente cuando he leído la noticia de este famoso. Estamos tratando a los hijos como si fueran una propiedad más. Un ser vivo para mi capricho, que puedo comprar cuando me apetezca, porque “tengo derecho a ser padre”. (Vientre de Alquiler)

Es imposible la existencia de la FIV sin previa legalización del aborto. Cuando se analiza detenidamente la sentencia C-355 de 2006, se encuentra que la decisión que la Corte Constitucional tomó en ella no fue tanto la despenalización del aborto en los tres casos, sino que esta fue consecuencia de la decisión tomada previamente en la argumentación: Desconocer al niño por nacer como persona, y reducirlo a mera condición de ‘Bien jurídico’. Las consecuencias son patentes: los bienes se pueden comprar y vender y eso es lo que se está haciendo con los niños. La donación de gametos y el alquiler de vientres son el nuevo rostro de la trata de personas. Ahora bien ¿Alguien se ha sentado a pensar en la crisis de sentido que enfrentarán las personas así nacidas? ¿Qué percibirá uno de ellos como su “Razón de ser” luego de encontrar que su existencia es efecto de no más que el dinero de su “padre”?

Por mucho que perturbe a los ideólogos de género, la paternidad biológica, como causa material de nuestra existencia, está escrita en nosotros mismos. El ADN de nuestros padres se encuentra en cada una de las células de nuestro cuerpo. Ese es un vínculo indeleble que se manifestará constantemente en todos aquellos aspectos físicos que hacen que uno mismo sea ‘uno mismo’ y no otra persona.

Los “donantes anónimos” son padres biológicos, padres que han abandonado a sus hijos aún antes de que estos empezaran a existir. ¿Cómo puede ser esto? Dado que la donación de gametos se hace con el propósito claro de la fecundación, ya en ese momento se da la tentativa del abandono, y este se consuma en el momento de la fecundación. Pero claro. hablamos del caso en que sólo haya sido una donación, puesto que de comprobarse que a cambio hubo un interés por parte del donante en la retribución monetaria, estaríamos ante el caso de una venta de niños.

Leer más...

lunes, 21 de enero de 2013

Educación Sexual: Los padres opinan, por Red Familia Colombia

Artículo de la Red Familia Colombia en su Página web.

La semana pasada la noticia de mayor auge en los medios de comunicación fue la historia de John Franco y Katherine Gallego por el secuestro de su bebé, Alisson Brigitte. El secuestro de una bebé recién nacida es algo que a los colombianos nos estremecía, horrorizaba y conmovía hasta lo más profundo de nuestro ser, sino recordemos hace unos años el caso de Juan Diego, el bebé raptado en la Clínica del Country o el bebé de Clara Rojas secuestrado por la guerrilla y separado de su madre con pocos meses de nacido.Fueron secuestros que movilizaron y conmovieron a un país ,la gente comentaba,oraba y buscaba solidarizarse de alguna manera con las madres de esos pequeños.

Esta semana la terrible noticia no despertó el estremecimiento de antaño sino que dió un giro sorprendente,los angustiados padres no recibieron solidaridad en su dolor  sino que la situación concluyó en que la secuestradora del bebé fue dejada en libertad por “no presentar peligro para la sociedad” y el padre del bebé fue judicializado, por el director del ICBF,  por tener 27 años y convivir con la madre adolescente de la menor secuestrada.Que  oscura triquiñuela se nos ha presentado a los ojos de los ciudadanos, triquiñuela que tiene claras intenciones encaminadas a un único objetivo que es el de utilizar la circunstancia dolorosa de una familia para manipularnos y buscar la tan ya conocida promoción de los derechos sexuales y reproductivos de los jóvenes en Colombia. El debate ha empezado a girar ya no a si es un delito el secuestro de un menor, sino a buscar promover la anticoncepción y la sexualización temprana de nuestros niños. Hemos visto al Dr. Juan Carlos Vargas,director científico de Profamilia aparecer muy docto en los medios de comunicación junto con el Secretario Distrital de Salud, Dr. Guillermo Alfonso Jaramillo hablando de cómo la ley presenta contradicciones al exigir que los adolescentes reciban educación sexual y tengan acceso a los anticonceptivos desde los 12 años, pero al mismo tiempo penaliza el tener relaciones sexuales con menores de edad. Igualmente han hecho énfasis en la importancia de educar sexualmente a nuestros niños y adolescentes, para evitar embarazos indeseados, producto de encontrarse inmersos en una sociedad sexualizada y de la ausencia de familias estables. Educación que ambos coinciden en que debe darse y que debe ser centrada en la autoestima y en brindarles ayuda en la construcción de un plan de vida en donde puedan visualizar cómo una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) o un embarazo indeseado pueden truncar cualquier proyecto a futuro.

Estas palabras presentadas hábilmente por los medios de comunicación nos sitúan en un plano racional, en donde a primera vista todos estaríamos de acuerdo con estos planteamientos y aceptaríamos, sin discusión, la propuesta de los expertos. Pero vale la pena analizar la situación con más profundidad. Esto no es simplemente una ecuación de uno más uno igual a dos.

Sí es cierto que nuestros jóvenes están inmersos en una sociedad sexualizada, pero conformada por adultos totalmente sexualizados que han encontrado en este aspecto la única dignificación del ser humano, su única fuente de placer, de libertad y de sentido de vida. Adultos que ya no perseguimos relaciones con compromisos estables, adultos que hemos perdido el sentido por el valor de la vida y la familia, adultos que no encontramos trascendencia en nuestras acciones y que hemos aceptado la validez de absolutamente todo, incluidos los antivalores bajo un falso concepto de libertad. Adultos que un día decidimos dejar de ser faros y guías para los menores de edad para convertirnos en personas confundidas, superficiales y ambiguas en donde la moral es relativa y los valores se acomodan de acuerdo a las circunstancias. Adultos que ya no nos sentimos capaces de llamar a las cosas por su nombre y que no sabemos cómo educar, cómo enseñar y cómo transmitir una razón para vivir a los menores. Adultos que ya olvidamos el valor de la niñez y de la infancia y del respeto por su inocencia, que desconocemos los verdaderos derechos de un niño y lo que es adecuado para su sano desarrollo. Adultos que no aceptamos retos y que los enfrentamos obtusa y fácilmente. La educación sexual de los menores de edad es uno de estos retos, hermoso reto para enseñar que la sexualidad no es un derecho sino uno de los aspectos intrínsecos del ser humano, que se desarrollará junto con la maduración de unas plenas funciones emocionales y físicas, reto para enseñar el valor de la vida humana en todos sus estados, reto para enseñar el valor del autorespeto por el cuerpo, los sentimientos y por el otro, el tesoro del verdadero amor, un amor sano, un amor que busque el bien y dignifique a la persona. Enseñar la sexualidad como llave de la vida y no como única fuente de placer irresponsable. La educación no debe estar centrada únicamente en la autoestima, como todos creen, pues ésta no es un fin en sí mismo sino una consecuencia de una vida fruto de una familia estable, de padres cumpliendo su función comprometidamente, de amor sano, de reconocimiento de fortalezas y debilidades, de la capacidad de enfrentar retos y desarrollar herramientas dignas para resolverlos, de entender el verdadero sentido del ser humano y de desarrollar todas sus dimensiones a plenitud, pero para alcanzar esto en un menor se necesitan adultos que lo puedan transmitir y enseñar, adultos que enseñen a volar y a levantarse en las caídas. Adultos que no vean en los menores una posibilidad de lucro económico y egoístas intereses personales. Adultos y autoridades gubernamentales que no se rindan y no solucionen los retos con situaciones que a largo plazo traerán más enfermedad, más depresión y más pérdida de sentido de vida entre nuestros menores. Educar sexualmente no es repartir condones ni anticonceptivos y educar en la responsabilidad no es vigilar que los menores los estén utilizando. Educar implica ayudar al otro a encontrar lo mejor para sí y esto va más allá de una simple ecuación. No olvidemos que los jóvenes de hoy son producto de los adultos de hoy.

Hace 50 años, Profamilia nos viene diciendo, que la solución es repartir condones y usar anticonceptivos para evitar las ETS y los embarazos adolescentes y lo único que hemos observado es un crecimiento exponencial de los mismos, jóvenes más confundidos, violentos y enfermos, incremento del aborto y suicidios, en fin poco bienestar, poca estabilidad y poca salud física y emocional. Y ahora el gobierno en alianza con Profamilia y la UNFPA  buscan a través del nefasto  Programa de “Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía “seguir sexualizando y prostituyendo a nuestros menores promocionándolo como un derecho inalienable.Y  todavía nos seguimos preguntando por la causa ante tan nefastos efectos. Una cosa tenemos que tener clara y es que si seguimos haciendo lo mismo, seguiremos teniendo los mismos fracasos. ¿Por qué no intentar soluciones nuevas? ¿Por qué no educar verdaderamente a los jóvenes, viéndolos como una esperanza de futuro y no como un problema? ¿Por qué no ver una sexualidad integral, no reducida sólo al placer, sino ligada al amor y el respeto de sí mismo y a la posibilidad de entrega a una pareja. Una sexualidad puesta en sus justas dimensiones que les permita construir un proyecto de vida estable y feliz. Atrevámonos a dar un paso al frente con valentía a ser los adultos que la juventud necesita y que está esperando encontrar, éstos son los verdaderos derechos que merecen y los deberes responsables de una sociedad.

Leer más...

sábado, 19 de enero de 2013

Iglesia Católica pide a las FARC extender tregua en Colombia

Mons. José Daniel Falla

BOGOTÁ, 18 Ene. 13 / 04:25 pm (ACI/EWTN Noticias).- El Secretario de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Mons. José Daniel Falla, solicitó a los líderes del grupo narcoterrorista de las FARC que ordenen la continuación de la tregua establecida para la realización de los diálogos de paz que actualmente se dan en Cuba.

Según informa Radio Caracol, el pedido del también Obispo Auxiliar de Cali se da ante la posibilidad de que la tregua terminaría este domingo 20 de enero, día en el que la guerrilla narcoterrorista podría reactivar sus acciones militares en contra del pueblo de Colombia.

Por ello el Obispo solicitó a los líderes que participan en los diálogos en Cuba que orden la ampliación de la tregua.

"Los que supuestamente ellos están defendiendo, la población civil, son los que terminan sufriendo. Es una incoherencia en su manera de actuar. Yo pediría que si están sentados en la mesa de diálogo y tienen una intensión sincera, pues que demuestren los argumentos que tienen, y no por la fuerza", señaló el Prelado.

Leer más...

viernes, 18 de enero de 2013

En Colombia se desarrollará el IV Congreso Internacional de Juristas Católicos

Asociación Colombiana de Juristas Católicos
Bogotá (Viernes, 18-01-2013, Gaudium Press) Los próximos 5 y 6 de febrero, en el paraninfo de la Universidad Católica en la capital colombiana, se desarrollará el IV Congreso Internacional de Juristas Católicos, que contará con la presencia de prestigiosos juristas europeos y americanos. La primera conferencia de estas jornadas será dictada por el Procurador General de Colombia, Alejandro Ordoñez Maldonado, quien hablará sobre "el problema del derecho en los derechos humanos".
El evento cuenta con el apoyo de la Unión Internacional de Juristas Católicos, Asociación Internacional de Fieles de Derecho Pontificio (www.cathojuris.org), el Consejo de Estudios Hispánicos Felipe II, la Universidad Católica de Colombia, la Asociación Colombiana de Juristas Católicos, entre otras entidades. El presidente de la Unión Internacional de Juristas Católicos, Dr. Miguel Ayuso, también será uno de los conferencistas. Él disertará sobre "El problema de los derechos humanos en los ordenamientos jurídicos contemporáneos".
La entrada al Congreso es libre pero debe realizarse previa inscripción por teléfono al número 3277300 ext. 3280, o vía internet: relacionesinternacionales@ucatolica.edu.co o juristascatolicos@gmail.com. En estos correos también se puede pedir más información del Congreso.
A continuación el programa del evento:
Martes 5 de febrero
Inscripciones................................................................................. 8:00am
Instalación del Congreso.............................................................. 9:00am
Dr. Francisco Gómez Ortiz. Rector Universidad Católica de Colombia.
Programa de conferencias
El problema del derecho en los derechos humanos
Dr. Alejandro Ordóñez Maldonado................................................ 9:15am
Procurador General de la Nación
Dr. Danilo Castellano................................................................ 10:00am
Profesor de la Universidad de Udine/Italia
Receso
Los derechos humanos en los ordenamientos jurídicos contemporáneos
Dr. Miguel Ayuso.................................................................. 11:00am
Profesor de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid/España
Almuerzo libre

El problema de los derechos humanos en la doctrina jurídica contemporánea
Dr. Gabriel Mora........................................................................... 2:00pm
Profesor de la Universidad de la Sabana de Santafé de Bogotá/Colombia)
Dr. Juan Fernando Segovia............................................................. 3:00pm
Profesor de la Universidad de Mendoza/Argentina
Miércoles 6 de Febrero:
Dra. Ilva Myriam Hoyos ...................................................................... 9:00am
Profesor de la Pontificia Universidad Bolivariana de Medellín/Colombia
Dr. Juan Carlos Novoa Buendía........................................................ 9:45am
Presidente de la Asociación Colombiana de Juristas Católicos
Dr. Julio Alvear................................................................................. 10:30am
Profesor de la Universidad del Desarrollo de Santiago de Chile/Chile
Corolario y reflexiones del congreso ............................................. 11:45am
Dr. Miguel Ayuso Torres
Clausura..................................................................................... 12:00m
Entrada: Libre (previa inscripción)
Lugar: Universidad Católica de Colombia – Bogotá – Diagonal 47 No 15-50 Auditorio Paraninfo.
Inscripciones e información: 3277300 ext. 3280 Correo-e:relacionesinternacionales@ucatolica.edu.co,juristascatolicos@gmail.com











Leer más...