Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

domingo, 3 de noviembre de 2013

¿De qué tiene que retractarse Pirry?

Después del (avisado) especial que Pirry presentó el domingo pasado, llamado “Iglesia y Homosexualismo”, en que se ensañó contra la Iglesia Católica, las reacciones contra la falta de objetividad y argumentos no se hicieron esperar. Ese mismo día las redes sociales se inundaron de personas indignadas contra el documental, al punto que el hashtag #NoMásPirryRCN se volvió tendencia nacional. También se creó una petición online en CitizenGo para exigir al canal RCN una retractación oficial o una retirada de los “especiales Pirry” de la programación, de lo contrario se organizará una campaña de boicotear a RCN.

Concretamente ¿De qué tiene que retractarse Pirry? Tal vez es lo que muchos se preguntan. Otros sin ningún reparo afirman que queremos ejercer un acto de censura religiosas, cercenando la libertad de expresión y la libertad de prensa. Sin embargo, como demostraremos acto seguido, el “documental”, si es que pueda llamarse así, está plagado de falsedades, insinuaciones y sesgos informativos. Pirry falta a la verdad, engaña a su audiencia, y esto es inaceptable en un medio de comunicación.

Falsedades abiertas

En primer lugar nos hemos de referir a expresiones literales que fueron dichas durante el programa, y que son absolutamente falsas.

  • Hace apenas 600 años se creía que la Tierra era plana, y afirmar lo contrario podía costar la muerte en la hoguera.

Falso, el mito de la Tierra plana fue una invención de autores positivistas del siglo XIX, como Washington Irving, que en su afán por promover la ideología del ‘progreso’ hicieron representaciones de la Edad Media netamente propagandísticas, que a pesar de carecer de cualquier sustento, cuajaron fácilmente en la cultura popular. Ningún historiador serio podría afirmar hoy que en la Edad Media se creyera que la Tierra fuese plana. Ahora, para saber esto, no es necesario ser historiador, hubiera bastado con buscar en la Wikipedia.

  • Cientos de miles de personas murieron en Europa y el Nuevo Continente, en esa misma hoguera, durante casi mil años, después de haber confesado bajo terribles torturas, pactos con el diablo y tranzas con demonios, que hoy en día, la misma Iglesia considera pura superchería.

Falso, los cálculos más generales, reuniendo las diferentes instituciones que a lo largo de la historia llevaron el nombre de Inquisición, la cifra de condenados a muerte no supera los 10.000. Teniendo en cuenta además, que las ‘cacerías de brujas’ fueron prohibidas en 1657 por la bula “Pro Formandis”.

Esto no significa en absoluto que la Iglesia considere “pura superchería” la existencia del demonio o que haya quien haga pactos con él. De hecho, hace apenas unos años, la Iglesia en México advirtió que los narcotraficantes estaban acudiendo a prácticas de brujería, y que como consecuencia de ello había un aumento de los casos de posesiones demoniacas.

  • Hace apenas 2 años el Vaticano afirmó que el Purgatorio no existía.

Falso, el purgatorio es una verdad de Fe que ningún Papa está en potestad de negar. Ningún Papa ha negado la existencia del Purgatorio, por el contrario han explicado su naturaleza y su correspondencia con la lógica de la salvación.

  • La historia de la Religión Católica ha estado marcada por una constante cacería de brujas.

Como se mencionó anteriormente, las cacerías de brujas se dieron como un fenómeno específico de Europa Central a principios de la Edad Moderna, y se dio tanto en las regiones católicas como en las protestantes. Por el contrario, la norma en la cristiandad fue la prohibición de tales cacerías por parte de la Iglesia Católica, por lo menos desde los tiempos de Carlomagno.

  • En contravía de políticos, sacerdotes y pastores colombianos que tachan a los homosexuales de pervertidos o enfermos, o en el peor de los casos, engendros del demonio, el Papa Francisco ha dicho que Dios nos ve a todos como iguales.

Una acusación tan grave debe estar sustentada en fuentes, pero Pirry no presenta absolutamente ninguna. No se conoce de ningún sacerdote que haya llamado “engendros del demonio” a los homosexuales, por lo que constituye una grave injuria más en contra de los sacerdotes.

Tampoco ha estado la referida frase en boca del Papa Francisco en ninguna de sus intervenciones públicas. Aunque la igualdad natural entre los hombres, creados “a imagen y semejanza de Dios” y llamados por igual a la redención de Cristo, que en su encarnación se ha unido en cierto modo a todo hombre, hace parte del núcleo mismo de la fe.

  • Ante el silencio de su arzobispo Desmond Conell, Walsh, que no fue castigado por la Iglesia, si fue castigado por la justicia irlandesa.

Falso, la justicia irlandesa condeno a Walsh recién en 2010, mientras que la Iglesia lo expulsó del sacerdocio en 1989 ante la insistencia del Cardenal Conell, aunque el arzobispo Diarmuid Martin reconoció que debía haber sido expulsado cuatro años antes.

  • Se conoce hoy también la existencia de un código llamado “Omertá”, una especie de “ley del silencio” que impide a los miembros de la Iglesia hablar sobre cualquier escándalo.

Realmente, es inverosímil la falta de cultura general expresada en esta afirmación. La Omertá es una ley del silencio propia de la mafia siciliana, según la cual ante un daño recibido, no ha de buscarse la ayuda de las autoridades, sino que ha de procurarse la venganza por mano propia. Al parecer lo que Pirry llama “omertá” no es otra cosa que la reserva del sumario que impone la Instrucción Crimen Sollicitations, frente a la investigación a cualquier clérigo por delitos canónicos. Reserva que, sin embargo, nunca prohibió la denuncia a las autoridades civiles cuando el crimen coincidiese además con un delito civil.

  • En un país donde la Iglesia Católica y los sectores de derecha se empeñan, incluso por encima de la ley, en permitir(sic) que los homosexuales puedan tener el derecho al matrimonio civil

Expresión confusa, pues Pirry pronuncia “permitir” donde parecería querer decir “impedir”, y termina afirmando un absurdo. Lo cierto es que la ley vigente, el art. 113 del Código Civil, que reproduce el art. 42 de la Constitución, establece literalmente que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. Por lo tanto, quienes pretenden actuar por encima de la Constitución y la ley son los jueces que conceden “matrimonio” a las parejas homosexuales.

  • Una increíble tragicomedia político-sexual y religiosa, que demuestra una vez más, la increíble doble moral de algunos dirigentes del Estado y de la Iglesia

Afirmación absurda que en parte enuncia la idea que Pirry trata de dejar con el documental, pero que además nos obliga a preguntarle ¿Dónde le ve el lado cómico a los casos de pederastia?

  • Este se convierte en otro de los escándalos que ha sacudido a la Iglesia Católica en los últimos años en Colombia, una Iglesia de por sí ya desprestigiada por los innumerables casos de pederastia que se han presentado en el mundo, y sobre la cual el Papa Francisco ha tenido un giro inesperado, afirmando que se debe ser más tolerante con los homosexuales.

Pirry dice “otro de los escándalos” como si fueran multitud, demostrando además su toma de posición ante los dos casos que refiere, a pesar de que en ninguno de los dos se ha comprobado la culpabilidad de los acusados. Habla de una Iglesia “desprestigiada”, a pesar de que según la última encuesta Colombia Opina 2013, la Iglesia Católica es la segunda  institución en que los colombianos más confían, con un 64% de favorabilidad, después de las Fuerzas Militares.

Habla también de un supuesto giro por parte del Papa Francisco, citando declaraciones que el Papa nunca ha hecho. Pero ante todo, ¿Qué clase de giro representa eso? ¿Acaso insinúa Pirry que los caso de pederastia en la Iglesia se deben a su postura sobre la homosexualidad?

  • … pero sólo hasta hoy (Mons. Francisco Nieto), sin citas ni conversaciones previas lo conoció y respondió a algunos de sus cuestionamientos.

La falsedad de esta afirmación la evidencia el mismo video de la conversación entre Mons. Nieto y Francisco Bohórquez, donde ambos parten por referirse a una conversación previa que habían tenido, en la cual Mons. Nieto le había indicado que pusiera la denuncia respectiva ante la Fiscalía.

  • Se está dando un batalla en lo que tiene que ver con las uniones o los matrimonios del mismo género, o los matrimonios homosexuales ¿por qué? pues porque los homosexuales, o las parejas homosexuales, quieren tener derecho a casarse, a conformar una familia, y eso para los religiosos, no el catolicismo, sino también el cristianismo, y de otras, es un despropósito y un pecado.

Esto es lo que se conoce como “falacia de hombre de paja” donde se hace una falsa caracterización del oponente, fácil de rebatir, y así evitar tener que confrontar sus verdaderos argumentos. Quienes nos oponemos a las uniones homosexuales, no lo hacemos por considerar que la homosexualidad sea pecado, sino porque jurídicamente implica el desmonte de la protección jurídica hacia la familia, y relativiza la institución matrimonial, reduciendo la palabra ‘matrimonio’ a un significante vacío de libre redefinición por parte de los contrayentes.

  • La Procuraduría, liderada por el controvertido Alejandro Ordóñez, miembro del Opus Deí, y de algunos de los sectores más radicales del Catolicismo, como la Iglesia Lefebvrista, que entre otras cosas niega el holocausto judío.

Realmente, cuando se revisa el especial con lupa se da cuenta de numerosas falsedades que pasan desapercibidas en una primera vista. Es increíble cuanta mentira puede caber en 1 hora, 9 minutos. Ni Alejandro Ordóñez pertenece al Opus Deí (ni idea de dónde habrá sacado Pirry eso), ni la “Iglesia Lefebvrista” (que sería la primera en rechazar que se le llame así), niega el Holocausto judío. De hecho, Mons. Williamson, que fue el que dudó del Holocausto fue expulsado de la FSSPX.

Todas estas afirmaciones dichas por Pirry durante el programa, y que acto seguido desmentimos, revelan la nula labor investigativa, o por lo menos de verificación de aquello que se iba a decir.

Insinuaciones falaces

El especial está plagado de afirmaciones implícitas o insinuadas a través de juntar temas sin ninguna relación entre si. La primera de todas ellas está en la misma estructura del especial ¿Qué tienen que ver los casos de pederastia en la Iglesia con la oposición al “matrimonio” homosexual? Al hacerlo, trata de insinuar algo que ni él es capaz de afirmar directamente.

Otro tanto ocurre cuando menciona el caso de Rosa Parks o se refiere a la esclavitud. Trata de insinuar alguna relación entre estos casos y la postura de la Iglesia sobre la homosexualidad. La realidad es que la Iglesia condenó la esclavitud desde 1537 con la bula Sublimis Deus del Papa Pablo III, siglos antes del surgimiento de los movimientos abolicionistas. Así mismo, quienes invocan la segregación racial y la prohibición de los matrimonios interraciales, olvidan que tales fueron un fenómeno endémico de la esfera protestante: En Hispanoamérica la norma siempre fue el mestizaje. Más aún, en Colombia para el siglo XIX ya había afrocolombianos distinguidos en la academia o en altas dignidades del Estado.

Se insinúa que el Papa Juan Pablo II tuvo conocimiento de los abusos de Maciel y encubrió el caso negando la posibilidad de las investigaciones. De hecho, Pirry cita un fragmento del comunicado que La Santa Sede publicó en 2010 pero evita leer el texto inmediatamente siguiente:

Los comportamientos gravísimos y objetivamente inmorales del padre Maciel, confirmados por testimonios irrefutables, son verdaderos delitos y manifiestan una vida sin escrúpulos y sin un auténtico sentimiento religioso (Hasta aquí lo citado por Pirry). Gran parte de los legionarios ignoraban esa vida, sobre todo por el sistema de relaciones que construyó el padre Maciel, el cual hábilmente supo crearse coartadas, obtener confianza, confidencialidad y silencio de quienes lo rodeaban, y reforzar su papel de fundador carismático.

Un lamentable descrédito y alejamiento de quienes dudaban de su comportamiento recto, unido a una convicción errónea de no querer dañar el bien que la Legión estaba haciendo, hicieron que se creara en torno de él un mecanismo de defensa que lo hizo por mucho tiempo intocable, haciendo por tanto sumamente difícil conocer su verdadera vida.

De hecho, es una falsedad absoluta que la Santa Sede se negara a investigarlo. En 2001, apenas la Congregación para la Doctrina de la Fe recibió la jurisdicción sobre los casos de abuso sexual, se abrió la investigación sobre Maciel. Es de recordar también que quienes acusan a Juan Pablo II de inacción frente a este caso, omiten que se trata de los últimos años de Juan Pablo II, en que su enfermedad había restringido duramente todas sus capacidades.

Sesgo informativo

El especial también abunda de información relativa a los temas tratados, pero que Pirry omite sistemáticamente, pues contradicen lo que quiere transmitir a través de su programa.

Refiriéndose al caso del P. Lawrence Murphy, Pirry afirma que “aunque este sacerdote (Lawrence Murphy) fue acusado por decenas de víctimas, la Iglesia se negó a investigarlo, se limitó a transferirlo y su caso quedó en la impunidad". Lo que es falso, si además se considera que mientras la policía lo declaró inocente en 1975, el obispo de Milwaukee le apartó de toda función pastoral, y todavía en 1996 trató de llevar el caso a la Congregación para la Doctrina de la Fe, presentándolo, no desde los abusos sexuales, sino a partir de una presunta violación al secreto de confesión, pues hasta 2001 los casos de abuso sexual no estaban bajo la competencia de la CDF.

Menciona además que a causa del caso Murphy se entablaron en EE.UU. varias demandas contra el Papa y la Santa Sede, pero omite a la vez, que en todas esas demandas se resolvió que el Vaticano no había cometido negligencia frente a ese caso.

Pirry toma como fuentes a Patrick Wall y Richard Sipe, los llama “expertos”, pero no menciona que ambos han sido desacreditados públicamente a causa de la desproporción de sus declaraciones y su desconocimiento de la Iglesia y del Derecho canónico. Expresiones como “Varios cientos de Papas han sido asesinados”, cuando sólo ha habido 266 Papas, o “En cada país del mundo hay al menos una orden religiosa para la rehabilitación de sacerdotes pedófilos”, cosa que no se compadece del estado actual de las órdenes religiosas en el mundo; Afirmar que “El celibato es la causa de los abusos a menores”, cuando un reporte oficial del Departamento de Educación de los EE.UU. mostró que el abuso sexual a menores era 100 veces mayor en las escuelas que el cometido por sacerdotes, o que el Holocausto Nazi era un “producto de la cultura del celibato”, algo que simplemente carece de todo sentido, revela el nivel de seriedad con que pueden ser tomadas sus palabras.

El especial tampoco menciona que ambos, Wall y Sipe, intervinieron en una demanda en EE.UU. contra el Vaticano por su responsabilidad en los casos de pederastia por parte de sacerdotes católicos. En la demanda, la Corte de Apelaciones de Oregon sentenció que el Vaticano no es responsable por los casos de abuso sexual, pues ni los sacerdotes son empleados de la Santa Sede, ni esta posee información sobre las actividades de cada sacerdote en el mundo.

Cuando habla del caso del P. Efraín Rozo, Pirry omite mencionar que el caso prescribió, no sólo canónicamente, sino también civilmente, por lo que tampoco hubo investigación por parte de la Fiscalía, además de que la investigación preliminar realizada por el Tribunal Eclesiástico fue realizada de oficio, ya que nunca se presentó una denuncia formal ante las autoridades, civiles o eclesiásticas, sino sólo declaraciones ante los medios. Omite también que junto a las acusaciones hacia el P. Rozo, también se lanzaron acusaciones contra Mons. Germán Pinilla y Mons. Roberto Ospina, de las cuales tuvieron que retractarse posteriormente.

El resto del especial expone los principales alegatos del Lobby LGBT, quienes como la concejal Angélica Lozano, parecen no haber leído la sentencia C-577 en que no sólo declaró exequible que el matrimonio fuera entre un hombre y una mujer, sino que negó la posibilidad de homologar las parejas homosexuales a las heterosexuales pues “existen elementos presentes en las uniones maritales heterosexuales y que no lo están en las homosexuales, los cuales son suficientes para tenerlas como supuestos distintos, además de la obvia diferencia de su composición”. El especial es tendencioso en mostrar ampliamente la argumentación del lobby LGBT y sólo marginalmente los argumentos de quienes defendemos a la familia.

Esta lista muestra ampliamente la falsedad y el engaño presentes a lo largo de todo el especial Pirry del 27 de Octubre. Esta es la lista de informaciones falsas, que exigimos a Pirry rectificar, o de lo contrario daremos inicio a un boicot general a RCN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario