Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

miércoles, 26 de febrero de 2014

En marzo Colombia celebrará una jornada por la Vida

afiche25marzo

(CEC) El Departamento de Promoción y Defensa de la Vida del Secretariado Permanente del Episcopado colombiano organiza una jornada por la Vida que se realizará este 25 de marzo en el que se recuerda el Día del Niño por Nacer. [Leer: 25 de Marzo, Día del Niño por Nacer]

"Por la Vida", tendrá como acto central una solemne Eucaristía que será presidida por el Cardenal Rubén Salazar Gómez, Arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia que se realizará en la Catedral de Bogotá.

[Descarga afiche de la campaña]

En esta jornada también se hará el lanzamiento de la Campaña Fecundar Vida y se entregará el Kits para mamás en gestación. Además se ha organizado oraciones, música y charlas.

Se invita a todos los fieles que durante esta jornada se encienda una vela en la capilla de su parroquia por la vida.

Leer más...

Candidatos firman manifiesto para comprometerse con el Referendo por el Derecho a la Vida

Pocos días luego de que la plataforma Unidos por la Vida haya publicado el Manifiesto Provida, con el que se comprometen a apoyar el Referendo por el Derecho a la Vida y a defender el Derecho a la Vida desde la concepción, varios candidatos se han acercado para firmar el manifiesto y unirse al movimiento provida para las próximas elecciones.

Hoy, miércoles 26 de febrero, ya son 9 los candidatos que han asumido este compromiso. Los presentamos a continuación.


José Darío Salazar – Partido Conservador No. 4 al Senado.
Luis Emilio Sierra – Partido Conservador No. 5 al Senado Mónica Giraldo Mejía – Partido Conservador No. 102 a la Cámara por Caldas

Óscar Iván Zuluaga – Centro Democrático a la Presidencia
Marcela Posada – Partido Liberal No. 19 al Senado José Jaime Uscátegui – Partido Conservador No. 110 a la Cámara por Bogotá
 
María Elisa Uribe – Partido Conservador No. 104 a la Cámara por Bogotá
Flor Paulina Donado – Cambio Radical No. 24 al Senado Geraldo Meza Valdés – Partido Conservador  No. 97 al Senado
Leer más...

sábado, 22 de febrero de 2014

Observatorio Electoral: Congreso de la República 2014

Después de un arduo trabajo estudiando a los candidatos al Congreso, les presentamos nuestro informe sobre los candidatos al Congreso de la República y Parlamento Andino. En esta base de datos se encuentran calificados los candidatos según su postura frente a los principios no negociables. Aún nos queda una cantidad impresionante de nombres por analizar, así que la tabla se irá actualizando constantemente.

Cabe mencionar que en esta base de datos no pretendemos decirle a la gente por quién debe votar y por quién no, sino que nos limitamos exclusivamente a informar la postura de los candidatos en estos temas. La decisión de por quién votar corresponde a cada uno de los fieles laicos tomarla en conciencia, en la presencia de Dios.

Toda está información está sustentada en las acciones de los candidatos en el Congreso, en la página de los candidatos, entrevistas en medios de comunicación, compromisos firmados con grupos ciudadanos y en las recopilaciones hechas por otros medios como La Silla Vacía o Congreso Visible. En rojo están aquellos que apoyan el aborto, la eutanasia o las uniones homosexuales, mientras que en verde están aquellos que se han manifestado en oposición a tales agendas.

Cualquier información adicional que tengan sobre estos candidatos, hágannosla saber de inmediato para que la incluyamos dentro de la base de datos.

Leer más...

viernes, 21 de febrero de 2014

La pendiente deslizante de la Eutanasia, por Danelia Cardona

Compartimos la columna de la Dra. Danelia Cardona, Directora del Departamento para la Promoción y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal, publicada en el sitio web de la CEC.

Escrito por: Danelia Cardona Lozada - El parlamento belga aprobó un proyecto de ley para legalizar la eutanasia en niños. Desde el 2002 la eutanasia para adultos es legal. En Holanda existe un protocolo de eutanasia para recién nacidos, el protocolo de Kronninger. Puede parecernos horrorífico, intolerable, aberrante. Sin embargo, estos vecinos de los países bajos llevan por mucho tiempo ejerciendo "el derecho a una muerte digna", nada más lejos de la verdad.

Es importante establecer que una sentencia de la Corte Constitucional no es igual a una ley, y así la Corte Constitucional colombiana haya fallado algunas sentencias despenalizando la eutanasia, los proyectos de ley presentados en el legislativo – el Congreso de la República – han sido rechazados, lo que establece que la eutanasia o el suicidio asistido siguen siendo un delito.

Legalizar la eutanasia es el peor tipo de piedad que se puede ofrecer. Primero, lesiona en todas sus dimensiones la relación médico paciente. Un paciente terminal o con un sufrimiento "insoportable" es un paciente vulnerable, que busca en los ojos de su médico una luz de esperanza, de apoyo, de fortaleza para salir adelante. Una vez legalizada la eutanasia el paciente puede sentirse coercionado a actuar de acuerdo "al mejor interés" de su médico para con él. La relación médico paciente se basa en unas características bioéticas, que desde una aproximación principialista exige la ponderación del principio de autonomía, justicia, no maleficencia y beneficencia.

Un paciente tiene derecho a decidir por si mismo (principio de autonomía) pero no por encima del principio de beneficencia y de no maleficencia, ejes de la relación médico paciente. Desde una aproximación personalista, la persona humana como eje del ejercicio de la medicina, se considera que toda acción debe ir al beneficio de la integridad total de la persona, dentro del marco bioético de la relación médico paciente. La eutanasia no es un acto médico, por lo tanto no debería ni siquiera considerarse.

No se pueden elevar los derechos individuales por encima del bien común. La legalización de la eutanasia deja a una población de pacientes vulnerables en riesgo. Los pacientes terminales, que al enfrentarse a la muerte hacen un examen de vida lo que les lleva a momentos emocionalmente difíciles, además de su enfermedad dolorosa. Los pacientes mayores que pueden sentirse como una carga para su familia. Los pacientes psiquiátricos que sufren enfermedades crónicas, incapacitantes, con dolores psíquicos intolerables. A todas estas personas les vamos a ofrecer eutanasia? Es el caso de Holanda, donde después de la legalización cada vez más es más amplio el tipo de pacientes que se someten a la eutanasia, pues cualquier legislación será llevada a sus límites, modificada y extendida, además de la posible mala interpretación de la misma y del uso intercambiable y ligero de términos como "terminal" y "sufrimiento".

No se puede olvidar el caso de los dos gemelos que solicitaron la eutanasia en Bélgica por ser sordos y el desarrollo de una posible ceguera como cuadro de una enfermedad genética, o del transexual que luego de varias operaciones, incluida la de cambiar de género, solicitó la eutanasia pues no se sentía a gusto con su nueva apariencia. En un futuro cualquier persona con algún tipo de "sufrimiento intolerable" podría solicitar la eutanasia, pues es lo que "se esperaría de él" en caso de esta ser legalizada como lo vemos en los ejemplos anteriores.

Cuál es la diferencia entre un paciente suicida y un paciente terminal que solicita la eutanasia? Un paciente suicida por diferentes razones válidas como un fracaso matrimonial, laboral, desesperanza, sin ninguna enfermedad psiquiátrica y seguramente "capaz" para tomar esta decisión nos interpela a la acción. Se empatiza con su dolor, se le ofrece ayuda para evitar que lo haga, se han desarrollado herramientas y estrategias mundiales para prevenir el suicidio, un tema que se considera de salud pública, y más allá de la penalidad del acto, se busca socorrer a esta persona. ¿Por qué entonces se considera que lo opuesto se debe hacer por un paciente terminal?.

Finalmente. La eutanasia es mala medicina. La legalización de la eutanasia impide un adecuado desarrollo de servicios de cuidados paliativos y de los hospicios. Legalizar la eutanasia expresa una ausencia de analgesia en casos de ser necesario en pacientes terminales. Genera un concepto que es vital para el hombre, creyente o no creyente, que es poder enfrentarse al fin de su vida, con dignidad, acompañado y con la certeza que se ha podido pedir perdón, dar gracias y decir adiós.

Danelia Cardona Lozada
Médico Psiquiatra
Directora - Departamento Promoción y Defensa de la Vida
Conferencia Episcopal de Colombia

Leer más...

FIRMA: Srs. magistrados, respeten la voluntad ciudadana

Esta semana la Corte Constitucional dio a conocer que retomará la discusión sobre las uniones entre parejas homosexuales, con la intención de "unificar las tutelas radicadas por un grupo de parejas del mismo sexo". Esto se realizará bajo el argumento de que "el Congreso no reguló el tema en los dos años de plazo" que dio la Sentencia C-577.

Es importante recordarle a la Corte que su función es la de velar por el respeto de la Carta Política, mas no la de "legislar" sobre asuntos fundamentales como la familia ni las uniones de parejas del mismo sexo: esa tarea le compete al Congreso de la República.

Justamente por extralimitar sus funciones, la Corte ya fue denunciada ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes. Esta demanda aún no se ha saldado, y la Corte no puede seguir imponiendo su postura saltándose la división de poderes de un Estado de Derecho.

Manifiesta tu desacuerdo y pide al Constituyente respetar la voluntad de los representantes del pueblo.

Honorables Magistrados: 

Como ciudadano debo manifestar mi desacuerdo ante la intención que tienen de "revivir" el debate sobre las uniones de parejas del mismo sexo, bajo la excusa de que el plazo que le dieron al Congreso ya se venció. Es mi deber recordarles que la Corte NO tiene potestad para "legislar" sobre ningún asunto (puesto que ésta no es su función). El Congreso ya se manifestó sobre las uniones entre parejas del mismo sexo, y es su deber respetar la decisión de los representantes elegidos por la ciudadanía.

La competencia que ustedes tienen sobre las tutelas es la de revisar las acciones judiciales con respecto a las mismas; por lo tanto no pueden generar legislación o modificar la Constitución a través de la "creación de derechos fundamentales" .

Estos asuntos, de carácter fundamental, debe dirimirlos única y exclusivamente el Congreso de la República, cuyos integrantes han sido elegidos por la ciudadanía y son los principales depositarios de la voluntad popular.

Espero que actúen con la integridad y la responsabilidad que corresponde a su cargo, y que respeten la Constitución, la Democracia y el Estado de Derecho en Colombia.

------------------------------

Mayor información:

Corte Constitucional revive discusión sobre matrimonio gay

Corte Constitucional investigada por el Congreso

Arranca investigación contra la Corte

Leer más...

Laicos por el Bien Común firma acuerdo programático con candidatos del Centro Democrático

image

La organización católica Laicos por el Bien Común ha firmado un acuerdo programático con tres candidatos del movimiento Centro Democrático, en el cual se comprometieron a defender  la vida, la familia y la Libertad de los padres de educar a sus hijos, así como a oponerse a la legalización de las drogas.

En un acto que tuvo lugar el domingo 2 de febrero en Plaza Mayor de Medellín, los candidatos de Centro Democrático a la Presidencia de la República, Dr. Oscar Iván Zuluaga, a la Cámara de Representantes, Dr. Oscar Darío Pérez Pineda, y al Senado, Dr. Álvaro Uribe Vélez, firmaron su compromiso con los principios fundamentales de respeto y protección a la Vida y el Bien Común que, en el marco de la Doctrina Social de la Iglesia, impulsa la iniciativa ciudadana “Laicos por el Bien Común”.

La iniciativa ciudadana “Laicos por el Bien Común” se concentra en la difusión de este pensamiento y en la animación de las diversas comunidades, redes e instituciones con que interactúan, para que participen activa y proactivamente en el debate político y en el ejercicio de las acciones de Gobierno y Legislativas comprometidas con la auténtica Dignidad Humana y el Bien Común. “No hacerlo —señalan con base en el Magisterio—, sería un grave pecado de Omisión. Los promotores de la iniciativa anunciaron que seguirán contactando a otros partidos y candidatos para que se unan al compromiso en defensa de los principios no negociables. A continuación el texto del acuerdo:

Centro Democrático refrenda su compromiso con la Vida y el Bien Común

Leer más...

martes, 18 de febrero de 2014

La eutanasia de los niños, la nueva dimensión de un duro poder, por Francesco D'Agostino

Compartimos la interesante columna del profesor Francesco D'Agostino, publicada originalmente en el diario Avvenire y traducida por InfoCatólica

Hemos de descender una vez más a detalles y mostrar las muchas, variadas y auténticas aberraciones que caracterizan la ley belga sobre la eutanasia pediátrica? Ya son meses y meses (es más, años y años) denunciando sistemática y analíticamente los riesgos de una legalización de la eutanasia, sin que se hayan logrado respuestas significativas, más bien las más diversas formas de indiferencia. Esta indiferencia a primera vista se podría interpretar como signo de una absoluta falta de voluntad de diálogo: cosa particularmente grave, en un sistema cultural, como el secularizado, que asume como un mérito el pluralismo ideológico y de valores, la atención y el respeto por todas las visiones del mundo y por los más variados estilos de vida y sobre todo el antidogmatismo. En realidad, esta indiferencia tiene una calificación aún más grave, que en general se percibe poco y que precisamente por eso ha de ser decididamente sacada a la luz: la indiferencia es el signo explícito –un signo que no se puede imaginar más explícito- del fracaso de la bioética.

En efecto, no importa cuál sea el modo de definirla, es un hecho que la bioética, como horizonte de reflexión interdisciplinar sobre la vida, ha nacido de la exigencia de dar una respuesta razonada, compartida y sobre todo no ideológica a los nuevos desafíos que surgen en nuestra época de progreso de la biomedicina. En pocos decenios se han multiplicado las cátedras de bioética, las asociaciones nacionales e internacionales y los comités de bioética, los libros y las revistas formalmente dedicados a esta disciplina. El interés por la bioética y los procesos de globalización han caminado de la mano. Se ha consolidado un vocabulario, se han definido paradigmas, se han creado escuelas de pensamiento. ¿Con qué resultado? Con el que tenemos ante los ojos. En primer lugar, un completo vuelco de la ética médica, que –abandonado el principio hipocrático de la defensa de la vida- confía al médico, junto a las tradicionales funciones terapéuticas, las nuevas y más sutiles funciones de encaminamiento hacia la muerte.

En segundo lugar, la cristalización (probablemente irreversible) de nuevas formas de hipocresía. Es hipocresía presentar como noble forma de respeto a la voluntad del paciente la decisión de suprimirlo (decisión motivada la mayoría de las veces por razones económicas, sean públicas o privadas). Es hipocresía sostener (como hace la nueva ley belga) que un niño pueda pedir la eutanasia libre y conscientemente, es decir, sin ser inducido o en cualquier caso sugestionado por la actitud que percibe en los padres o los médicos. Es hipocresía minimizar el dato estadístico de la eutanasia pediátrica, como si la cuestión fuese precisamente meramente estadística y no más bien ética y simbólica.

Pero junto al vuelco de la ética médica y a las diversas formas de hipocresía que esta ley cristaliza, hay una consecuencia ulterior que inevitablemente tendrá en ella su origen. ¡La ley pide el consentimiento de los padres para la supresión del niño enfermo! Me pregunto quién se dará cuenta de lo malsano de este principio, que, bajo la apariencia del respeto al prioritario interés de los padres hacia los niños que ellos han traído al mundo, en realidad formaliza la forma más ciega de poder que un ser humano puede tener respecto a otro ser humano, el de decidir de manera definitiva sobre su vida.

Desde hace más de dos milenios en la tradición jurídica occidental el jus vitae ac necis, el derecho de vida y de muerte del padre sobre los hijos venía tachado como bárbaro e inmoral. Ahora viene reintroducido y además de forma políticamente correcta, porque no es atribuido solo al padre, sino conjuntamente al padre y a la madre. Algún amante de la casuística ya se ha planteado cuál debería ser la voluntad que prevalece, cuando los padres tengan opiniones diferentes y uno pretenda la muerte del niño y el otro la vida. Pero solo dejarse involucrar en un debate de esa naturaleza es desconsolador.

¿Qué han dicho, qué están diciendo, qué dirán sobre la eutanasia pediátrica los profesionales de la bioética, las asociaciones, los Comités de bioética? Probablemente nada: nos encontraremos otra vez con un silencio ensordecedor. La bioética ha fracasado, ha fracasado desde hace tiempo y además sin que nadie se haya dado cuenta. La que debía pensarse como ética de la vida se ha transformado en una ética del poder: el poder de quien quiere crear artificialmente y a su gusto la vida en una probeta, de quien quiere artificialmente y a su gusto manipularla, y de quien pretende, también a su gusto y artificialmente, suprimirla. A quien se había hecho la ilusión de que en el mundo contemporáneo se estuviese abriendo, a través de la bioética, una nueva fase de la conciencia moral de la humanidad, la ley belga debería abrirle los ojos definitivamente. Lo que se ha abierto ante nosotros y en las formas más duras e imperativas –las de la ley-, es simplemente una nueva e inesperada dimensión del poder. Quien creía que la vocación de la bioética era elaborar nuevas formas de defensa de la vida debe ahora cambiar de opinión: la bioética se está convirtiendo (y probablemente ya se ha convertido) en la forma más sutil de la burocratización legalista del morir.

Francesco D'Agostino
Profesor de Filosofía del Derecho

Leer más...

domingo, 16 de febrero de 2014

La “familiofobia” de Mauricio Albarracín

Un video de campaña política en que se observa a una familia tal cual, padre madre e hijos, ha hecho a los homosexuales poner el grito en el cielo. Se trata de el video con el que María Fernanda Cabal, candidata a la Cámara de Representantes en Bogotá por el Centro Democrático ha estado haciendo campaña en las redes sociales. El motivo de la controversia es que el video sale justo después de que el senador Armando Bendetti publicara el suyo en televisión, en el que aparece una pareja de hombres homosexuales y luego otra de lesbianas.

A causa de este video, el activista LGBT Mauricio Albarracín escribió un artículo en La Silla Vacía, titulado “patear al marica”, en el que, para resumir, hace un recuento a grandes rasgos de la violencia contra las personas homosexuales, para luego afirmar que tal violencia física no es lo realmente grave, sino que “Los peores propagan el odio a través de ‘argumentos’ y la ‘constitución’.” Con esto no sólo está convirtiendo en “agresor” a todo aquel que cometa la osadía de diferir de la agenda política homosexual, sino que, de paso, resuelve que exigir un debate racional sobre la reingeniería sociocultural que propugna el movimiento LGBT es mucho peor que golpear a los homosexuales como cualquier skinhead.

El artículo en cuestión no es de gran relevancia, pero es un ejemplo bastante claro de la victimización como forma de manipular el debate político, que es de lo que se trata todo esto. Véase el caso de Rusia, que Albarracín cita: recientemente ha sido atacado por los medios de comunicación en todo occidente, calificándolo como “país homófobo”, a causa de la aprobación (con el 100% de los votos del parlamento) de la Ley de protección al menor que prohíbe:

la propagación de cualquier actividad que pueda perjudicar el bienestar psicológico y físico de los menores. Incluye, entre otras cosas, la propaganda de estilos de vida sexual alternativos. Sin embargo, esta ley, también prohíbe fomentar cualquier forma de vida sexual perjudicial para los menores como su participación en actos heterosexuales. La ley prohíbe, igualmente, cualquier acción que incite al consumo de drogas o bebidas alcohólicas, que niegue los valores familiares, que fomente los juegos de azar, admita el lenguaje grosero o induzca al uso de lenguaje ofensivo.

La ley no penaliza la homosexualidad, como pareciera darse a entender por los medios de comunicación, sino que impide que se implante la Ideología de Género en las escuelas y se promueva la homosexualidad entre los menores de edad. Cabe preguntarse, ¿Por qué entonces ha sido mucho mayor la crítica de la comunidad internacional contra Rusia que contra países como Irán o Arabia Saudita que si castigan severamente el que una persona se declare homosexual? La respuesta es sencilla: Mientras que la violencia ejercida contra los homosexuales en países islámicos o del África, alimenta el discurso de victimización homosexual, como el de Mauricio Albarracín, en Rusia la norma tolera a las personas homosexuales pero al mismo tiempo impone un bloqueo insuperable a su agenda política. De ahí que tengan que acudir a videos caseros de violencia contra homosexuales en Rusia, actos punibles en la ley rusa, para acusar de victimario al país.

Esta generalización absurda se evidencia aún más cuando Albarracín aborda el video de María Fernanda Cabal:

María Fernanda Cabal, cabeza de lista de ese partido a la cámara por Bogotá, hizo un comercial homofóbico en respuesta a un contrincante político, en el que confiesa su ideología política: “aquí el tema no es de tolerancia”. Vestida de blanco, con la mano firme, nos invita a “rescatar el verdadero significado de la familia”, que en otras palabras, privar de derechos a gays, lesbianas, bisexuales y trans.

El comercial se limita a mostrar una familia, y eso para Albarracín es una agresión “homofóbica”. Esto debería dejarnos claro para dónde va la cosa: La existencia de la familia biológica intacta, es el enemigo que los homosexuales buscan derrotar. Baste recordar las declaraciones de la activista lesbiana Masha Gessen en la Radio Nacional de Estados Unidos el año pasado:

Es una obviedad que (los homosexuales) deben tener el derecho a contraer matrimonio, pero también es una obviedad que la institución del matrimonio no debería existir... Luchar por el matrimonio gay, en general, implica mentir acerca de lo que vamos a ver con el matrimonio cuando lleguemos allí, porque mentimos cuando decimos que la institución del matrimonio no va a cambiar, y eso es una mentira. La institución del matrimonio se va a cambiar, y debe cambiar. Y, de nuevo, no creo que debiera existir. Y no me gustaría participar en la creación de ficciones de mi vida. En cierto modo es no lo que yo tenía en mente... desde hace treinta años.
Tengo tres niños que tienen cinco padres, más o menos, y no veo por qué no deben tener cinco padres legalmente... conocí a mi nueva pareja, y ella acababa de tener un bebé, y el padre biológico de ese bebé es mi hermano, y el padre biológico de mi hija es un hombre que vive en Rusia, y mi hijo adoptado también lo considera su padre. Así que los cinco padres se dividen en dos grupos de tres... Y de verdad, me gustaría vivir en un sistema legal que sea capaz de reflejar la realidad, y no creo que sea compatible con la institución del matrimonio.

Ya en otra ocasión, recordábamos como el “matrimonio” homosexual no buscaba concederle a los homosexuales lo que su condición hace imposible, sino degradar toda otra realidad y que terminara igualada a ellos. Ahora se hace evidente que las siglas LGBT no es más que la denominación de una agenda política, que incluso está dispuesta a sacrificar a las personas homosexuales, con el fin de cumplir su objetivo de subvertir la institución familiar por “homofóbica”, y “privar de derechos a gays, lesbianas, bisexuales y trans”. Por eso de nada les sirve que permita y tolere la práctica de la homosexualidad, de nada les sirven los derechos fundamentales que le son reconocidos a cualquier homosexual por el mero hecho de ser persona, de nada les sirve que se les permita disponer libremente de sus bienes, de nada les sirve si se impide el adoctrinamiento de los menores de edad en la Ideología de Género, si se impide la redefinición jurídica del matrimonio y la familia.

Leer más...

viernes, 14 de febrero de 2014

“La enseñanza moral y la disciplina eclesiástica, no responden a encuestas de opinión” P. Pedro Mercado

Padre Pedro Mercado2.jpg(CEC) Así lo expresó el secretario adjunto de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), padre Pedro Mercado al ser consultado por el diario El Tiempo frente a los resultados de una encuesta que asegura que el 90% de los fieles estarían de acuerdo en temas como el aborto, el matrimonio gay y las mujeres en el sacerdocio, entre otros.

"La enseñanza moral y la disciplina eclesiástica, no responden a encuestas de opinión, sino a criterios teológicos muy precisos, que encuentran su fundamento en la Sagrada Escritura", precisó el sacerdote.

Estas declaraciones las dio tras conocerse los datos arrojados por una encuesta realizada por la firma Bendixen&Amandi International para la cadena estadounidense Univisión, en la que participaron 12.038 católicos auto-reportados de 12 países de los cinco continentes.

El sondeo hecho por esta empresa encuestadora, abordaba temas como: el matrimonio gay, el aborto, mujeres en el sacerdocio, entre otros.

El presbítero recordó que estos temas, han sido objeto de atento estudio por parte de los obispos y "le plantea a la Iglesia, en Colombia y en el mundo, el urgente desafío de renovar sus métodos de evangelización para establecer unos mejores procesos de formación y una mayor comunicación y cercanía con los fieles", afirmó.

Leer más...

miércoles, 12 de febrero de 2014

FIRMA: Alcaldía de Bogotá, deje en paz a los niños, no más adoctrinamiento LGBT

Comienza el curso escolar con un nuevo ataque a la libertad de los padres. La Secretaria de Educación del Distrito ha firmado un convenio de colaboración con la Fundación Generación Colombia para impartir ideología homosexual en las aulas. El objetivo declarado es “generar transformaciones (…) en el contexto escolar”.¿El objetivo de la educación no es instruir respetando la obligada neutralidad de la escuela pública?

Pretenden llegar a 60 colegios para dar charlas sobre el “sistema sexo-género-deseo” o el marco legal y normativo necesario para la llamada no discriminación. Dicen que las personas LGTB “pueden y deben expresas sus afectos, emociones y experiencias en el ámbito educativo”. ¿Deben?, ¿quieren confundir a nuestros hijos?

De nuevo una discriminación para los que pretendemos un normal desarrollo afectivo de nuestros hijos. Un ataque a la libertad educativa y a la patria potestad. ¿Por qué la Secretaría de Educación pretende adoctrinar a nuestros hijos?

Acabo de darme cuenta del proyecto por el que pretenden dar educación LGTB en las escuelas de Bogotá. ¿Con qué autoridad se cree que puede tratar de adoctrinar a mis hijos?

El proyecto constituye un atropello a la libertad de los padres para educar a sus hijos, la obligada neutralidad de la enseñanza pública y la patria potestad.

Por todo ello le ruego que retire el proyecto antes de que se produzca el daño

Leer más...

martes, 11 de febrero de 2014

En el Día Mundial del Enfermo un llamado a los médicos, por Danelia Cardona

Artículo de la Dra. Danelia Cardona, directora del Departamento para la Promoción y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal de Colombia, publicado originalmente en el sitio web de la CEC.

images (1)Hoy, se celebra la Fiesta de Nuestra Señor a de Lourdes y el próximamente Santo, el beato Juan Pablo II instituyó en esta fiesta la Jornada Mundial del Enfermo. La imagen de la gruta de Nuestra Señora, compasiva y atenta a las necesidades de sus hijos, las aguas purificantes de las piscinas de Lourdes y el testimonio de muchas curaciones que ocurren este santo lugar, nos lleva a reflexionar en el llamado que tenemos los profesionales de la salud en cuidar y promover la vida de cada paciente del que tenemos el privilegio de atender.

El médico pocas veces cura, alivia frecuentemente pero siempre debe consolar. La profesión médica siempre será una vocación, es un llamado al servicio del otro. Hoy, el sistema de salud ha llevado al médico a convertirse en un técnico de la salud, enfocado en metas, resultados y ganancias. No hay tiempo para desarrollar el arte de la profesión médica y al mismo tiempo el eje de la misma que es la relación médico-paciente. Cuando una consulta dura 15 minutos escasamente se puede establecer una relación con un paciente, y del paciente con su médico. Otros eran los tiempos cuando en las facultades de medicina enseñaban que "una buena anamnesis (historia clínica) debe dar el 65% del diagnóstico", el arte se fundamentaba en la comunicación, la habilidad para obtener toda la información necesaria de una manera cómoda para el paciente que iba construyendo una relación entre él y su médico. El otro 35% se obtenía de los exámenes paraclínicos, que tenían un objetivo fundamental, no se consideraban pruebas de tamizaje a ver qué "pesco" y qué "descarto".

Esta relación médico-paciente se basa en dos personas que se encuentran para un propósito que debe ir más allá de encontrar una enfermedad para darle un tratamiento. Son dos personas revestidas con la dignidad que sólo es inherente a cada persona humana y que es absoluta e inalienable, desde su concepción hasta la muerte natural.

El buen médico promueve la salud de su paciente, una salud integral que abarque todas las dimensiones de las que son parte de la persona: la biológica, la psicológica y la trascendente, dejar huella, tener un proyecto de vida. Es tiempo de enfrentarse a este reto eje de la profesión médica: la relación médico-paciente y hacer un llamado a la profesión médica para que el ejercicio de su profesión tenga la satisfacción que todo médico alguna vez sintió al iniciar sus prácticas clínicas con aquel paciente que nunca olvidan.

Finalmente, no debemos olvidar que alguna vez hicimos el juramento Hipocrático que nos hacía ser cuidadores y promotores de la vida, desde su concepción hasta la muerte natural. La ética que nos cobija nos obliga a llevar una excelencia profesional y conductual, a querer siempre lo mejor para el paciente con los recursos disponibles y de poner al paciente, persona humana, revestida con la dignidad dada por Dios, desde su concepción (o fertilización) hasta la muerte natural, como el eje de nuestro ejercicio profesional.

Danelia Cardona Lozada
Médico Psiquiatra
Directora - Departamento Promoción y Defensa de la Vida
Conferencia Episcopal de Colombia

Leer más...

Los políticos ignoran la situación de su pueblo, por Germán Mazuelo-Leytón

Reproducimos el artículo de Germán Mazuelo-Leytón, publicado originalmente en su blog Agere Contra.

Es importante bajar, estar cerca del pueblo para conocer sus angustias y necesidades afirmó el Obispo de Oruro, Monseñor Cristóbal Bialasik, al final del Te Deum por el 233.º aniversario del alzamiento del 10 de Febrero.

Es imposible que un gobernante de una nación cualquiera pueda ver la realidad sangrante de su país porque vive en un palacio de sueños, rodeado de una cohorte de servidores, en continuos banquetes oficiales. Para trasladarse tiene a la puerta una movilidad blindada, buenos vestidos, viajes de placer, aunque sean por cumplimiento de su deber, mesa bien surtida.

Siempre vive fuera de la órbita, de la realidad de su pueblo, aunque anuncie que se halla bien informado, es imposible que comprenda el hambre, la miseria, la cohabitación obligatoria, la falta de agua, el drama de hallarse sin trabajo, el uso de ropas apolilladas.

Hay acciones que duelen rotundamente. Recuerdo muy bien dos hechos de mal gusto. El primero ocurrió hace algunos años en la Argentina, cuando Carlos Menem era presidente de ese país, quien entreteniéndose a jugar al golf, entre hoyo a hoyo, manifestó sarcásticamente que había que recomendar a los pobres que jugasen al golf.

Esa indignante salida, mereció la respuesta pública del obispo argentino de Viedma, Miguel Hesayne quien recomendó a Menem que pasara de incógnito y visitara los barrios más pobres y miserables, sólo así podría conocer algo de la tragedia de millones de sus súbditos.

El obispo consideró la frase de Menem como el desatino de un delirante, y justamente indignado por la insensibilidad de su presidente añadió: Nadie, nadie que se precie de hombre de bien puede darse el lujo de burlarse de los pobres, menos si es gobernante.

El segundo caso ocurrió en julio de 2013, en Alemania país en el que una oficina de empleo recomendó cosas como no comer carne, poner piedras en la cisterna para ahorrar agua o ir al súper con el estómago lleno.

En los pobres Jesucristo vive y sufre, y tras recordar hechos, ambientes y personas que viven en la más espantosa necesidad, sin remedio, añadió el Prelado: En una Argentina empobrecida y enajenada que día a día está viendo crecer la miseria, no es responsable, ni humano hacer sugerencias que en el fondo no son más que una tomadura de pelo.

Lo que el Prelado afirmó de Menem, podríamos afirmar de todos los presidentes y de todos los políticos más importantes tanto en Argentina como en cualquier otra parte.

El Papa Benedicto XVI, expresó al respecto, lo siguiente:

Ha habido muchos conflictos provocados por la ceguera del hombre, por sus ansias de poder y por intereses político-económicos que ignoran la dignidad de la persona o de la naturaleza. La persona humana aspira a la libertad, quiere vivir dignamente; desea buenas escuelas y alimentación para los niños, hospitales dignos para cuidar a los enfermos; quiere ser respetada y reivindica un gobierno límpido que no confunda el interés privado con el interés general; y, sobre todo, desea la paz y la justicia. En estos momentos hay demasiados escándalos e injusticias, demasiada corrupción y codicia, demasiado desprecio y mentira, excesiva violencia que lleva a la miseria y a la muerte. Estos males afligen ciertamente vuestro continente, pero también al resto del mundo. Toda nación quiere entender las decisiones políticas y económicas que se toman en su nombre. Se da cuenta de la manipulación, y la revancha es a veces violenta. Desea participar en el buen gobierno. Sabemos que ningún régimen político humano es perfecto, y que ninguna decisión económica es neutral. Pero siempre deben servir al bien común. Por tanto, estamos ante una reivindicación legítima, que afecta a todos los países, de una mayor dignidad y, sobre todo, de más humanidad. El hombre quiere que su humanidad sea respetada y promovida. Los responsables políticos y económicos de los países se encuentran ante decisiones determinantes y opciones que no pueden eludir (19-XI- 2011).

Los políticos, durante la época de las elecciones, para cazar votos, se acercan a alguna zona deprimida, pero siempre bien preparada para sus visitas, pero no se dan cuenta ni de lejos, del hambre, de las enfermedades, de la basura, de los animales dañinos, de la carencia de agua, de la electricidad, de servicios sanitarios.

Luego llegan las leyes estatales, casi ninguna de ellas con la intención de arreglar los problemas de los miserables sino de hundirlos más y más, ya que el pobre y el marginado, no inspiran ni compasión, y las leyes van a solucionar problemas económicos de envergadura que si quedan arreglados de algún modo, es sobre el aumento de la miseria de los abandonados, que se salvan las industrias y las empresas estatales, dejando en la cuneta a más obreros que aumentan la desgraciada lista de los sin empleo.

También sí, también a nuestros políticos se les debería recomendar que se disfrazaran y no solo visitaran los suburbios miserables sino que probaran por unos días el vivir en las mismas condiciones en las que vegetan sin futuro la mayoría de sus paisanos.

Leer más...

lunes, 10 de febrero de 2014

Plataforma Unidos por la Vida propone manifiesto pro-vida para los candidatos a Congreso y Presidencia

La plataforma Unidos por la Vida que ha estado coordinando el Referendo por el Derecho a la Vida, está proponiendo a los actuales candidatos al Congreso y a la Presidencia la firma de un manifiesto en que se comprometen a defender la vida humana desde el momento de la concepción.  La idea es que con este manifiesto se exprese la adhesión al Referendo por el Derecho a la Vida, y además ofrezcan sus propuestas propias para defender la vida y la familia desde el Congreso o la Presidencia.

Los candidatos que deseen firmar el manifiesto pueden escribir al unidosxlavidacolombia@gmail.com o llamar al 300 555 39 55,  y enviarles la foto del candidato con la camiseta puesta y el manifiesto firmado.

A continuación el texto del Manifiesto:

MANIFIESTO DE PRINCIPIOS
PLATAFORMA CIUDADANA UNIDOS POR LA VIDA - REFERENDO POR EL DERECHO A LA VIDA
 

La Plataforma Unidos por la vida, presenta su decálogo de principios, base moral del Referendo Constitucional por el Derecho a la Vida (Prohibición del Aborto Provocado).

Los candidatos y políticos que quieran apoyar la iniciativa ciudadana del Referendo por el Derecho a la Vida, deben comprometerse con esta declaración de principios.

1. El derecho a la vida es el primer derecho humano y fundamental ya que sin él los demás no existirían. Por ello, protegemos toda vida humana sin excepciones, especialmente la de aquellos más indefensos (como los bebés por nacer).

2. La vida humana inicia desde el mismo momento de la fecundación, y cada ser humano es valioso y digno desde el primer instante de su existencia. Por ello, ninguna vida humana puede ser reducida a un objeto desechable ni considerar su existencia de menor valor. 

3. Promovemos la dignidad de cada mujer y el reconocimiento de todos sus derechos en especial el derecho a la vida y a la maternidad. 

4. La protección, promoción y defensa de la vida es signo de una sociedad sana, progresista y con futuro. Por ello, todas las sociedades civilizadas deben acoger, proteger, promover y celebrar la vida desde el momento de la fecundación.

5. Las políticas del Estado también deben garantizar la existencia de toda vida humana desde el momento de la fecundación.

6. Acogemos nuestra identidad cultural colombiana, rica en valores que exaltan la vida, la familia y la paz.

7. Esta es una iniciativa ciudadana que no está al servicio de intereses individuales, políticos o ideológicos. Nos comprometemos con el Referendo por el Derecho a la Vida, por convicción y porque estamos dispuestos a trabajar con integridad -desde el ámbito político- por la construcción de una cultura de la vida en nuestro país.

8. Al reconocer la dignidad intrínseca que tiene toda vida humana desde el mismo momento de la fecundación, nos comprometemos a procurar que las leyes, proyectos y programas públicos en los que nos involucremos promuevan siempre un espíritu protector de la vida humana, sin excepción alguna.

9. Nos comprometemos a trabajar con honestidad y transparencia por la vida en Colombia. Por ello, no emplearemos el nombre de la Plataforma Unidos por la Vida, así como a ninguna de las personas que lo integran, con intereses particulares o ajenos a la causa provida, o para vincularlos con actividades ilegales o de corrupción.

• Firma del Candidato Nombre _______________________________________________

Descargar manifiesto

Leer más...

viernes, 7 de febrero de 2014

Red provida se reunió con obispos de la Comisión Episcopal de Defensa de la Vida

Comision-episcopal-de-vida-GD

(CEC) En el marco de la Asamblea Plenaria, los Obispos de la Comisión Episcopal de Vida se reunieron con laicos de la Red Provida Bogotá, quienes presentaron a los prelados la campaña "Fecundar Vida".

En este espacio los obispos tuvieron la oportunidad de conocer cada organización, su misión y sus objetivos. Una joven madre explicó como la habían apoyado y había decidido tener su hija. Otra mujer miembro de la Red recalcó como "una mujer no aborta si tiene oportunidades y opciones".

Los jerarcas que hacen parte de esta Comisión, agradecieron a los miembros de esta red por el trabajo que vienen adelantando en defensa a la vida, les expresaron su apoyo pastoral incondicional, así como también los animaron a seguir trabajando en este valioso apostolado.

Por su parte la doctora Danelia Cardona, directora del Departamento de Promoción y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), anunció que el próximo 25 de marzo en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, día que el Beato Juan Pablo II, decreto como el día Internacional del Nino por Nacer, el Cardenal Rubén Salazar Gómez, celebrará una Eucaristía en la Catedral Primada de Bogotá y posteriormente se tendrán diversos eventos alrededor de la Plaza de Bolívar y la Catedral.

Hacen parte de Comisión Episcopal de Vida de la CEC, Mons. Juan Vicente Córdoba Villota, obispo de Fontibón y presidente de la comisión, Mons. Héctor Javier Pizarro Acevedo, Vicario Apostólico de Trinidad, Mons. Libardo Ramírez Gómez, obispo emérito de Garzón, Mons. Luis José Rueda Aparicio, obispo de Montelíbano y Mons. Gustavo Girón Higuita, obispo de Tumaco.

La Red Provida de Bogotá se conformó en Septiembre de 2013 y se articula alrededor del Departamento de Promoción y Defensa de la Vida de la CEC. Está compuesta por más de 20 organizaciones sin ánimo de lucro y aproximadamente 60 miembros de laicos comprometidos que trabajan en la prevención y la sanación del aborto, enalteciendo siempre la dignidad de toda persona humana desde la concepción hasta la muerte natural.

Leer más...

Card. Rubén Salazar: “Votar por la paz, no es votar por un determinado partido o un determinado candidato”

monsruben

El pasado jueves, 6 de febrero, en la rueda de prensa en que el Cardenal Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá y presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, leyó el mensaje del Episcopado colombiano para las elecciones presidenciales y parlamentarias de 2014. Luego de la lectura hubo un espacio para preguntas de los periodistas, y por la importancia del tema tratado, consideramos transcribir para ustedes la entrevista completa.

Llama la atención que en el comunicado, o mejor, en el documento que prepararon los obispos del país en esta edición de la asamblea plenaria, citan la paz, como un elemento importante a tener en cuenta en estas elecciones. ¿Pudiera uno interpretar que la Iglesia está convocando a votar por la paz?

Card. Rubén Salazar: A ver, no hay que confundir votar por la paz con votar por un determinado partido o un determinado candidato. yo creo que la paz es un anhelo fundamental de todos los colombianos y es una necesidad urgente del país. Nosotros, como yo lo he dicho muchas veces, no podemos acostumbrarnos a vivir en medio de un conflicto, de un conflicto social creciente, de un conflicto armado, de un conflicto que todos los días produce víctimas. Esto es algo absolutamente anormal, algo que todos los colombianos que tener en nuestro corazón, y por lo tanto, algo que todos nosotros tenemos que trabajar activamente para alcanzar. Por lo tanto, no podemos identificar la paz con la propuesta de un candidato o con la propuesta de un partido. La paz tiene que ser el propósito de todos los colombianos, y no solamente en el campo político. En el campo económico, en el campo social, en el campo cultural, en el campo comunitario, en todos lo campos, los colombianos tenemos que comprometernos decididamente en la construcción de la paz. Porque ¿Qué significa la paz?: La paz, la definía San Agustín, un gran padre de la Iglesia, como “la tranquilidad del orden”. Cuando las cosas están en orden, cuando cada cosa está en su sitio, indudablemente hay una tranquilidad fundamental que permite que se viva en paz. ¿Y que significa esa tranquilidad? Significa que, por lo tanto, todos y cada uno de los ciudadanos en Colombia, nazcan con las mismas oportunidades. Que no haya gente que nace, como lo está haciendo en este momento, excluida de la posibilidad de integrarse plenamente en la vida económica, en la vida social. Que no haya gente que nazca marginada. Que no haya gente que no tenga acceso a sus derechos fundamentales. La paz es eso. Y por lo tanto, la paz tiene que ser el propósito de todo candidato, de todo partido, de toda propuesta que se haga en el país.

¿Pero la paz sí va a ser un elemento fundamental en las elecciones de este año?

Card. Rubén Salazar: Pues yo espero que lo sea, en el sentido en que verdaderamente, como lo decimos aquí en el comunicado, nosotros en conciencia elijamos a aquellos candidatos que garanticen que van a trabajar fundamentalmente por el respeto a la vida, por el respeto a las relaciones fundamentales dentro de la sociedad, a la equidad, a todo aquello que construye la paz.

¿Han recibido denuncia de compra y venta de votos en algunas regiones?

Card. Rubén Salazar: En este momento no hemos recibido denuncias pero hemos sido testigos permanentemente, en todo el país, de compra y venta de votos. Yo he sido testigo de ello en muchísimas oportunidades: Compraventa de votos, trasteo de electores, presión tremendamente fuerte sobre ciertas comunidades para votar por determinado candidato. Y por lo tanto, esos son vicios que nosotros aquí denunciamos, son vicios que verdaderamente se dan en el país, y que esperamos que nosotros, en Colombia, seamos capaces de ir erradicando. Por ejemplo, ayer nosotros conversábamos con el registrador nacional: Uno de los problemas gravísimos está en que los muertos votan en Colombia, en que los muertos se inscriben para votar en determinado sitio, en que cualquier cantidad de personas muertas que están funcionando electoralmente. ¿Por qué? Porque hay todo un negocio de clonación de células, porque hay todo un negocio que manipula todas esas debilidades que tiene nuestro sistema electoral para aprovecharse de ello y cometer fraudes electorales. Entonces, vivimos una situación en donde verdaderamente tenemos que tomar conciencia de que tenemos que luchar todos por la transparencia de las elecciones. Tenemos un régimen electoral que todavía es muy frágil. El registrador es consciente de que tenemos que trabajar duramente en el país para ir logrando depurar el sistema electoral, e irlo blindando contra todos estos tipos de abusos y de posibilidades de fraude.

Monseñor ¿Ustedes le recomendarían a los colombianos, a los cristianos, a los católicos, no votar por algún sector, por alguna influencia social?

Card. Rubén Salazar: No. Nosotros como católicos somos profundamente respetuosos de la conciencia individual. Nosotros estamos convencidos que cada ser humano tiene que ser responsable en su conciencia de lo que tiene que decidir. Y por lo tanto, nosotros no le decimos “este es válido”, “este no es válido”, “este sirve”, “este no sirve”. Yo creo que cada católico, cada cristiano católico, tiene que tener una conciencia moral lo suficiente madura y lo suficientemente clara, como para saber discernir qué es lo bueno y qué es lo malo, y por lo tanto, como para saber discernir en qué se debe comprometer, o en qué no se debe comprometer.

En algunos sentidos, ustedes recomendarían no votar por candidatos que promueven, por ejemplo, el matrimonio igualitario, la igualdad de los derechos de las parejas homosexuales…

Card. Rubén Salazar: Es decir, nosotros no decimos “no voten por fulano que propone esto”, sino decimos “busquen aquellos candidatos que promuevan verdaderamente la vida, que promuevan verdaderamente la familia, que promuevan verdaderamente aquellos valores fundamentales sobre los cuales se construye una sociedad justa y sólida.

Cardenal, tal vez un llamado para evitar todas estas componendas, insultos o agresiones que empiezan a verse ya entre un candidato y otro, un grupo político y otro, que eso también habla muy mal de nuestra clase dirigente.

Card. Rubén Salazar:  A ver, yo pienso que una de las claves fundamentales para una política sana. y por lo tanto, para que un país se construya democráticamente, es justamente el debate sobre ideas, sobre programas, no sobre líderes, no sobre personas. Uno de los aspectos que a mí me parece más preocupantes en Colombia, es el hecho de que nuestros partidos políticos han ido perdiendo sus características ideológicas. Por lo tanto, ya no hay una identidad de los partidos políticos desde el punto de vista de sus propuestas en el campo de la economía, en el campo de la cultura, en el campo de la vida comunitaria. Todos los partidos prácticamente van como en un vaivén, como de un lado para el otro, de acuerdo a las conveniencias. Yo pienso que, una de las cosas por las cuales nosotros tenemos que trabajar es precisamente para que se clarifique ideológicamente, la identidad de cada partido. Y que por lo tanto, cuando se den coaliciones, esas coaliciones nazcan de coincidencias en programas, de coincidencia en principios, y no simplemente por componendas de lograr un acuerdo de una persona fuerte que pueda en un momento dado, atraer más votos que otro.

Monseñor, ¿Con el Registrador se habló concretamente de algunos de estos delitos electorales que se puedan ver en estas contiendas electorales? ¿Alguna medida que le haya comunicado el registrador que vaya a asumir?

Card. Rubén Salazar:  No. El reglamento de elecciones está siendo cambiado. La Registraduría publicó como una revista (Seguramente ustedes la vieron, creo que fue a finales del año pasado), publicó una revista que circuló con El Nuevo Siglo, sobre el nuevo reglamento electoral, y también sobre las nuevas metodologías electorales. Entonces, yo pienso que poco a poco vamos avanzando hacia un sistema en que, cada vez menos es posible el fraude Pero desafortunadamente, todavía no hemos llegado a tener un sistema verdaderamente blindado contra el fraude. En Colombia siempre existe la posibilidad del fraude, desafortunadamente. Esperamos que en unos años, con el crecer la conciencia de nuestra responsabilidad política, podamos nosotros llegar a un sistema verdaderamente democrático.

Cardenal, ustedes invitan a votar para combatir la abstención ¿Qué opina del voto en blanco?

Card. Rubén Salazar:  A ver, el voto en blanco, yo pienso que tiene que ser un recurso extremo. Porque el voto en blanco significa que ningún partido, ninguno de los candidatos es persona digna de confianza. Es como el rechazo total del panorama que se presenta en una elección. Entonces, el que vote en blanco es porque realmente ha llegado al convencimiento de que no hay una sola persona por la cual sea válido votar. Entonces, repito, tiene que ser un procedimiento extremo. Lo más justo es que cada persona, eligiendo con clama, analizando los programas, analizando los planteamientos, elija a alguien por quién votar. Porque indudablemente, cuando gana el voto el blanco… ¿Qué gana? ¿Quién gana?… En realidad es muy complicado, muy difícil. Se presenta una situación muy complicada.

Pero es democrático.

Card. Rubén Salazar:  Es democrático, pero, repito, es una medida extrema. No es una medida que sea de recomendar. No lo es, porque indudablemente que plantea problemas serios.

Problemas serios, Monseñor, y es que las encuestas muestran es que el voto en blanco va ganando.

Card. Rubén Salazar:  Bueno, primero que todo, también tengamos en cuenta que las encuestas pueden ser manipuladas, y que en las encuestas tampoco tenemos que creer como si fueran dogmas de fe. Las encuestas varían muchísimo de acuerdo a que la haga una entidad o que la haga otro. Y tampoco nos debemos dejar guiar por las encuestas para ver con quién voy a votar. “Si las encuestas nos dicen que este es el candidato que tiene mayor opción de ganar, entonces voy a votar por él.” No señor. Yo tengo que mantener mi independencia frente a las encuestas. Yo tengo que mantener una clara independencia basada precisamente en mi capacidad de discernir quién es el candidato por el cual yo debo votar. No me tengo que dejar guiar por una tendencia que se presente en una encuesta. Y esto me parece a mí que es sumamente importante que nosotros lo tengamos claro. Porque si le damos a las encuestas toda esa importancia de, prácticamente hacer que el balance se incline hacia un lado  hacia el otro, indudablemente estamos perdiendo nuestra capacidad de discernimiento y nuestra responsabilidad personal frente al voto.

Pero hay menos confianza entonces de los colombianos frente a los líderes políticos.

Card. Rubén Salazar:  Se podría interpretar así. Pero también se podría interpretar como una posibilidad que tenemos todavía los colombianos, de reflexionar a fondo y de buscar cuáles son los programas. Ahora, esto precisamente plantea una necesidad bien grande: Estamos apenas empezando los debates. Aún cuando la elección del parlamento es en un mes, sin embargo, todavía no se han abierto fuertemente los debates. Entonces es un llamado a los candidatos, un llamado a los partidos, para que sean capaces de presentar con plena claridad sus propuestas. Es un llamado para que verdaderamente seamos todos los colombianos, capaces de poder discernir por quién votar. Y esto no es posible si los candidatos no tienen unas propuestas bien claras, y podemos nosotros por lo tanto identificar “si yo votos por este candidato estoy votando por esto, por esto y por esto.” Esto es una obligación que tienen los candidatos para proponer al país, para que el país pueda votar por ellos.

Señor Cardenal, ¿También es un llamado a todos los católicos frente a esta responsabilidad que tienen de ejercer su derecho a votar, y al resto de ciudadanos para que lo hagan?

Card. Rubén Salazar:  Es el primer punto del mensaje. Aún cuando en Colombia el voto no es obligatorio, hay una obligación moral, una obligación en conciencia para votar. Porque ¿Qué significa la abstención? ¿Qué significa que una persona decida “ah, yo no voto”? ( y en esto tiene un cierto parecido con el voto en blanco): Es “me desentiendo, a mí no me importa que gane el que gane, a mí no me importa que el gobierno esté constituido de esta u otra manera. Que allá decidan otros.” Yo pienso que esa es una falta cívica grave. Y esto, por lo tanto, es una falta moral grave. ¿Por qué? Porque sencillamente estamos faltando a un deber que es fundamental. Aquí en el mensaje se cita un texto del Papa Juan Pablo II, ustedes tienen ahí una sigla que puede resultar medio enigmática, esas siglas significan Christifideles Laici, que fue la exhortación apostólica post-sinodal del Papa Juan Pablo II sobre los fieles laicos y allí dice el Papa: «los fieles laicos no pueden en modo alguno abdicar de la participación activa en la vida política destinada a promover, orgánica e institucionalmente, el bien común». Ahí hay una afirmación categórica del Papa. Y es una afirmación que refleja lo que ha sido la Doctrina de la Iglesia a lo largo de los siglos. Tenemos la obligación de participar activamente en la construcción de nuestra democracia, en la construcción de nuestra sociedad.

Pero Monseñor también coloca ahí que una parte importante la falta de credibilidad y de fe en las diferentes opciones. ¿Cómo hacerle frente a esa falta de credibilidad?

Card. Rubén Salazar:  Yo creo que en Colombia nosotros tenemos que ir avanzando en la confianza. Lo he dicho en estos días acerca del problema de las chuzadas. ¿Qué significa chuzar? Significa que no se tiene confianza en lo que está pasando y que por lo tanto tengo que inventarme otros métodos para tratar de llegar a la realidad. Un punto fundamental sobre el cual se construyen las relaciones humanas es la confianza. Si yo confío en el otro, yo no puedo entrar en una relación válida con el otro. Eso ustedes lo experimentan todos los días en las relaciones, por ejemplo, al interior de la familia: Si el esposo no confía en la esposa, nunca podrá haber una relación sana entre los dos. Lo mismo pasa en la política: Si nosotros como ciudadanos no confiamos en nuestros candidatos, en nuestros posibles gobernantes, pues indudablemente se rompe la vida social. ¿Qué vamos a hacer en un país en que nadie confía en nadie, en donde todo el mundo cree que los demás son tramposos, en donde todo el mundo cree que los demás están engañando, en donde todo el mundo cree que los demás están tratando de sacar partido de la situación? No llegamos a ninguna parte. Llegamos a donde estamos llegando en este momento: Un caos. Falta de credibilidad en las instituciones, falta de credibilidad en las personas, falta de credibilidad en los procesos. Y así un país no puede ir adelante. Yo pienso que de parte de los candidatos debe haber una profunda honestidad, un profundo amor a la verdad. El candidato no puede decir mentiras, pues decir una mentira es engañar a la ciudadanía, y engañar a la ciudadanía es traicionar a la patria. El candidato tiene que presentar un programa que responda verdaderamente a lo que él juzga es la verdad, y su propósito completo. Porque después nosotros como ciudadanos tenemos la posibilidad de pedirles a ellos cuentas. “Usted se comprometió a eso y mire lo que está haciendo”, “Usted dijo esto y mire los que está haciendo”. Pero tenemos que confiar en las personas, tenemos que confiar en las instituciones, tenemos que confiar en nuestro país, porque si no, Colombia no tiene futuro.

Hay unas elecciones este año, también, que no es por un candidato en específico, si no por el “Si” o por el “No” para la refrendación de un gobierno y es el caso de Bogotá.  ¿Se tuvo en cuenta en esa reflexión de los obispos el caso de Bogotá?

Card. Rubén Salazar:  No. Sobre ese caso concreto no se ha reflexionado. Nosotros nos referimos fundamentalmente a las elecciones parlamentarias y a las elecciones presidenciales. Pero de todas maneras, como se dice, cambiando lo que hay que cambiar, esto se aplica también para el caso de una eventual votación para la revocatoria. En ese caso también tiene que haber plena libertad de conciencia en el voto, y tiene que haber también un discernimiento claro de qué es lo que le conviene a la ciudad.

Leer más...

jueves, 6 de febrero de 2014

Mensaje de la CEC para las elecciones 2014: “Votemos pensando en el bien común”

1.jpg

(CEC) Los obispos de Colombia reunidos en la XCVI Asamblea Plenaria del Episcopado han emitido un comunicado en el que brindan a los ciudadanos propuestas y orientaciones a la hora de elegir a las autoridades en las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales. Así lo hizo conocer el Cardenal Rubén Salazar Gómez durante una rueda de prensa realizada este jueves.

Entre otras propuestas, los obispos sugieren dos elementos fundamentales en el momento de elegir:

En primera instancia hacen un llamado a la ciudadanía para que cuando elijan a su candidato tomen en cuenta la responsabilidad que tiene la clase política para responder "al sufrimiento causado por la pobreza (...) el acceso a una alimentación adecuada, a una vivienda digna, a un sistema de salud pública eficiente, a una educación de calidad y a un empleo digno y justamente remunerado".

Audio: Cardenal Rubén Salazar Gómez

El episcopado también recuerda que las autoridades no pueden olvidar los problemas que soportan los campesinos, la clase trabajadora, los desplazados y las víctimas de la violencia.

Piden que los electores exijan a los candidatos "un compromiso eficaz para establecer políticas públicas" que superen el "asistencialismo" y que den una solución eficaz a las "causas profundas del conflicto social".

En el segundo punto animan a la ciudadanía para que tomen en cuenta a la hora de elegir "propuestas con principios éticos y morales auténticamente humanos, no solo cristianos" y que defiendan el "derecho fundamental a la vida y con la defensa de la naturaleza del matrimonio y de la familia".

En otros puntos del comunicado, los obispos colombianos recuerdan a los ciudadanos su "irrenunciable deber de participar activamente en las elecciones por medio del voto"

"No podemos conformarnos con la apatía pesimista o con la lamentación estéril (...) Debemos asumir una actitud responsable y proactiva", señala el comunicado.

Piden a los colombianos "ejercer su derecho al sufragio, consciente y libre", expresan su "radical condena a la corrupción", instan a los candidatos a desarrollar una campaña electoral "propositiva y transparente" y expresan su preocupación por el "establecimiento de una 'anticultura política' caracterizada por el tráfico de influencias, el enriquecimiento ilícito, la convivencia con grupos ilegales, y la falta de transparencia en la contratación"

Los obispos invitan a los fieles a orar por las próximas elecciones y expresan su deseo para que los gobernantes elegidos "sean instrumentos del plan de Dios y puedan contribuir a la consecución de una Colombia justa, reconciliada y en paz".

Descargar comunicado final


Leer más...

FIRMA: #NoInjerencia de la ONU en la Libertad Religiosa de la Iglesia Católica

El Comité de la ONU para los Derechos de los Niños ha sido extraordinariamente beligerante con la Santa Sede en la mañana de este miércoles 5 de febrero. Reclama que la Santa Sede expulse a todos los sacerdotes sospechosos de pederastia y les ponga a disposición de la justicia. En rueda de prensa, su presidenta, Kirsten Sandberg señaló lo siguiente:

“La Santa Sede ha adoptado políticas y prácticas que han llevado a la continuación del abuso y a la impunidad de los perpetradores (…) Han puesto conscientemente  la preservación de la reputación de la Iglesia y la protección de los perpetradores por encima de los mejores intereses de los niños”.

¡¡No sólo eso sino que el comité pide a la Iglesia que modifique su doctrina sobre el aborto, la homosexualidad y los anticonceptivos!! En concreto el comité dice estar preocupado por lo siguiente:

  • Las declaraciones sobre la homosexualidad de la Santa Sede contribuyen a la estigmatización de niños y adolescentes educados por parejas del mismo sexo.
  • Urge a la Iglesia a usar su autoridad moral para condenar la discriminación o la violencia contra los niños basados en su orientación sexual o la de sus padres.
  • Muestra su preocupación porque la Iglesia sigue haciendo énfasis en promover la complementariedad entre hombre y mujer y en la igualdad en dignidad "que no es lo mismo que la igualdad ante la ley".
  • Reclama que retire los libros de texto de las escuelas católicas en las que se eduque en estereotipos de género que puedan limitar a los niños y niñas su educación y desarrollo.
  • Muestra su preocupación por los adolescentes que se encuentran en los seminarios de la Legión de Cristo y de otras órdenes religiosas por estar aislados de sus familias y del mundo.
  • Urge que se investiguen las alegaciones de niños y adolescentes separados por sus familias por si pudieran ser manipulados psicológicamente y que la Iglesia se asegure que en tal caso, los manipuladores v sean apartados de sus funciones.
  • Reclama que la Iglesia revise el canon 1398 relativo al aborto para que se tengan en cuenta las circunstancias. Consideran que en ocasiones se pone en riesgo la vida y la salud de las chicas embarazadas.
  • El comité se muestra "seriamente preocupado" por las consecuencias negativas del rechazo al acceso de anticonceptivos e información salud sexual y reproductiva de adolescentes.

La Santa Sede ya hizo sus alegaciones el pasado mes de octubre, pero han mantenido la literalidad de las recomendaciones. Así que el Vaticano ha respondido en apenas una hora agradeciendo la preocupación, pero quejándose de la injerencia de Naciones Unidas en asuntos internos y en la doctrina católica.

La ‘tarjeta amarilla’ de la ONU se produce además después de que la Santa Sede compareciera el pasado mes de enero ante la citada comisión de Naciones Unidas para explicar los asuntos de pederastia y la estrategia a seguir. Además, el papa Francisco formó el pasado mes de diciembre una comisión precisamente con el mismo objetivo: poner a disposición de la justicia civil los casos de pederastia.

No es nuevo. Benedicto XVI ya mostró públicamente la “vergüenza” de la Iglesia ante los casos de abusos a menores, pidió disculpas aún reconociendo que el daño podría ser irreparable y defendió que los culpables fueran puestos a disposición de la justicia civil. En diversas ocasiones señaló lo siguiente:

“Estoy profundamente consternado por el sufrimiento de jóvenes indefensos (…) Comparto el sentimiento de desazón y de traición de muchas victimas ante estos actos pecaminosos y el modo en que fueron afrontados por las autoridades de la Iglesia (…)  ha habido una inadecuada respuesta a las víctimas (…) Han traicionado la confianza de jóvenes y sus familias (…) Han causado un inmenso daño a las víctimas, a la Iglesia y a la percepción pública del sacerdocio y de la vida religiosa. (…) Deberán responder ante Dios Todopoderoso y ante los tribunales debidamente constituidos.

No fueron palabras: destituyó a 400 curas pederastas.

El compromiso de la Iglesia contra la pederastia es claro. ¿Por qué esa agresividad cuando la Iglesia ha tomado cartas en el asunto?, ¿por qué no dirigen la misma beligerancia hacia los acosos sexuales de los cascos azules o de los colegios de la UNESCO? Quéjate a la responsable del Comité para la Infancia, la noruega Kirsten Sandberg. Le enviaremos una copia al nuncio de Su Santidad el Papa Francisco ante Naciones Unidas, Mons. Francis Chullikatt.

Estimada presidenta del comité de Derechos del Niño de NNUU, Sra. Sandberg:

C/C Mons. Francis Chullikatt, nuncio de SS el papa Francisco ante NNUU

He escuchado sus duras declaraciones contra el Vaticano por proteger, presuntamente, a los curas pederastas. Debería saber que Benedicto XVI fue contundente en su censura a estos actos pidiendo que los responsables se pusieran a disposición de las autoridades civiles. Debería conocer también que el papa Francisco ha puesto en marcha el mecanismo para que eso se lleve a cabo.

El compromiso de la Iglesia contra la pederastia es claro. ¿Y el de la ONU?, ¿por qué no muestran la misma contundencia ante los lamentables casos de abusos sexuales por parte de los cascos azules?

Por otra parte, se permiten cuestionar la doctrina católica relativa a la anticoncepción, el aborto y la homosexualidad. ¿Por qué no respetan la libertad religiosa de los católicos?, ¿por qué esa injerencia tan abrupta en asuntos que no les son propios?

Espero una disculpa por su parte.


Para más información:

Benedicto XVI destituyó a 400 curas pederastas

La ONU insta al Vaticano a retirar a todos los curas pederastas

Comunicado del Vaticano sobre el informe del comité

Cascos azules y abusos sexuales, un escándalo recurrente

Currículum vitae de Kirsten Sandberg

Leer más...

miércoles, 5 de febrero de 2014

ALERTA: ONU utiliza los casos de pederastia como excusa para pedir que la Iglesia cambie su doctrina

Una sola palabra: Indignación. El comité que monitorea el cumplimiento de la Convención sobre los Derechos del Niño ha publicado hoy su informe de recomendaciones, y aunque en la rueda de prensa, la presidente del comité, Kirsten Sandberg, ha salido a los medios a afirmar falsamente que la Iglesia “no ha tomado las medidas necesarias para abordar los casos de abusos y proteger a los niños”; en la lectura del informe se observa que mientras los abusos a menores son apenas mencionados, las recomendaciones giran en torno a que la Iglesia cambie su doctrina sobre la sexualidad humana, la vida y la familia.

Es de recordar que este informe de recomendaciones se publica después del informe de cumplimiento a la convención que hace apenas unos días presentó la delegación de la Santa Sede ante el comité. Esta presentación fue publicitada en los medios como “un enjuiciamiento de la ONU a la Santa Sede por los casos de pederastia”, ignorando que la presentación de tales informes es un hecho rutinario y periódico que realizan los comités de vigilancia de las convenciones sobre Derechos Humanos, y que la Santa Sede no fue el único Estado en ser evaluado en esta ocasión.

Pidiendo lo que ya se hizo

En la rueda de prensa, Sandberg ha afirmado que la Iglesia “ha adoptado políticas y prácticas que han llevado a que los abusos continuaran” y recomienda "retirar de su cargo inmediatamente a todos sacerdotes conocidos o sospechosos de abusos sexuales contra los niños". Expresiones que han sido motivo de perplejidad en la delegación vaticana, pues en el informe presentado por la Santa Sede, se daba cuenta de todo lo contrario: Desde el pontificado de Benedicto XVI se han venido modificando las normas para la atención a las denuncias por abuso sexual por parte de sacerdotes, según los lineamientos publicados por la Congregación para la Doctrina de la Fe. Pero además, en la presentación del informe había trascendido a los medios que en los últimos años de Benedicto XVI, la Iglesia había destituido a 400 sacerdotes por ser hallados culpables de abuso sexual.

Por eso resulta extraño que el comité recomiende medidas que ya han sido tomadas en la Iglesia, y así fue expuesto en el informe que se presentó, e insistiendo en el mito de que las autoridades eclesiásticas “Han puesto conscientemente  la preservación de la reputación de la Iglesia y la protección de los perpetradores por encima de los mejores intereses de los niños”. En el contenido de las recomendaciones se explica en parte que el comité llegue tales conclusiones descabelladas: El informe de recomendaciones revela una ignorancia plena por parte del Comité sobre la naturaleza de la ley canónica y sus diferencias con la ley civil. Según recoge el periodista Austen Ivereigh, el comité afirma falsamente que desde 2001 todos los casos de abuso sexual quedaron “bajo la competencia exclusiva de la Congregación para la Doctrina de la Fe”, como si los obispos locales no tuvieran competencia al respecto. La realidad es que la competencia de la CDF se dirige es a asegurarse de que los obispos están tomando las medidas pertinentes.

El informe también condena la reserva en los procesos canónicos, asumiendo que esta impedía que las autoridades eclesiásticas informaran o denunciaran a las autoridades civiles. Cuando la realidad es que la confidencialidad en el proceso canónico, y que puede encontrarse en cualquier código penal del mundo, permite que los demandantes puedan entregar pruebas a las autoridades eclesiásticas, pero además protege el buen nombre del acusado, que es considerado inocente mientras no se pruebe lo contrario. Esta reserva en nada impide que las autoridades eclesiásticas remitan a la autoridad civil los casos en que el delito canónico coincida con un delito civil, o que se entregue información a las autoridades civiles si estas lo requieren.

Es llamativo que este mismo error lo habíamos escuchado tal cual en el infame documental presentado por Pirry el año pasado. Por lo que nos queda la duda si el comité de la ONU no habrá construido su informe de recomendaciones exclusivamente a partir de las acusaciones de organizaciones como la SNAP o la CCR, a pesar de haber sido demostradas como falsas en diversos procesos judiciales en los Estados Unidos.

Presiones a favor del aborto, al anticoncepción y la homosexualidad

Como se mencionaba anteriormente, si el tema de los abusos a menores por parte de sacerdotes concentró absolutamente la rueda de prensa, en el informe de recomendaciones sólo representa un aspecto entre tantos. Lo que realmente sobresale en las recomendaciones presentadas por el comité, es la desvergonzada injerencia del organismo internacional en pretender que la Iglesia cambie su doctrina sobre la dignidad humana y la familia. Incluso, en violación de la propia convención que pretende monitorear.

Obsérvese estas perlas:

  • 26. El Comité recomienda que la Santa Sede adapte todas sus leyes y regulaciones, así como sus políticas internas y sus prácticas, de conformidad con el artículo 2 de la Convención y proceda con prontitud a abolir la clasificación discriminatoria de los niños nacidos fuera del matrimonio como hijos ilegítimos. El Comité también urge a la Santa Sede a hacer pleno uso de su autoridad moral para condenar todo tipo de hostigamiento y discriminación o violencia contra los niños por su orientación sexual o la orientación sexual de sus padres, y a apoyar los esfuerzos internacionales para la descriminalización de la homosexualidad.
  • 48. A la vez que acogemos con satisfacción la información provista por la delegación de la Santa Sede, de que procederá con una revisión de las provisiones de la Ley Canónica relativas a la familia, en el futuro próximo, el Comité está preocupado de que la Santa Sede y las instituciones de la Iglesia no reconocen la existencia de diversas formas de familia, y a menudo discriminan a los niños según su situación familiar.
    49. El Comité recomienda que la Santa Sede asegure que las disposiciones de la Ley Canónica reconozcan la diversidad de las configuraciones familiares y no discriminen a los niños según el tipo de familia en que viven.

En este aspecto, el Comité pretende que la Iglesia cambie su magisterio sobre la familia como fundada exclusivamente en el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer. Pretende de paso, influir en el próximo sínodo sobre la familia, pretendiendo que la Iglesia admita la supuesta “diversidad de familias”. Además, asume en contra de la realidad, que puede hablarse de una “orientación sexual” en los niños.

  • 27. (…) El Comité lamenta que la Santa Sede continúe haciendo énfasis en la promoción de la complementariedad y la igualdad en dignidad, dos conceptos que en difieren de la igualdad en la ley y en la práctica.

    28. El Comité urge a la Santa Sede a adoptar un enfoque basado en derechos para abordar la discriminación entre niños y niñas y abstenerse de usar terminología que pudiera desafiar la igualdad entre niños y niñas. El Comité también urge a la Santa Sede a tomar medidas activas para remover de los textos en los colegios católicos, todo estereotipo sexual que podría limitar el desarrollo de los talentos y las habilidades de niños y niñas, y socavar sus oportunidades educativas y para sus vidas.

Nuevamente el Comité pretende que la Iglesia cambie su doctrina, eta vez, para imponer la Ideología de Género basada en la indiferencia entre los sexos como requisito para la “igualdad”. Según el comité, afirmar que hombre y mujer son realidades distintas y complementarias, iguales en dignidad, es una violación de la Convención sobre derechos del niños.

  • 36. (…) El Comité también urge a la Santa Sede a contribuir en el manejo del abandono de bebés a través de la provisión de métodos de planificación familiar y servicios de salud reproductiva, así como una consejería adecuada y ayuda social para prevenir los embarazos no planeados (…)
  • 56. El Comité está seriamente preocupado por las consecuencias negativas de la postura y las prácticas de la Santa Sede que niegan a los adolescentes el acceso a la anticoncepción así como a información y servicios de salud sexual y reproductiva.
    57. (…)El Comité recomienda que la Santa Sede
    (…)
    (a) Evalúe las serias implicaciones de su posición sobre el disfrute de los adolescentes del estándar de salud más alto posible, y supere todas las barreras y tabúes alrededor de la sexualidad adolescente que entorpece su acceso a información sexual y reproductiva, incluyendo métodos de planificación familiar y anticonceptivos, los peligros del embarazo precoz, la prevención del VIH/SIDA y la prevención y tratamiento de las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS);
    (…)
    (c) Asegure el derecho de los adolescentes a  tener acceso a información adecuada esencial para su salud y desarrollo y para su habilidad de participar significativamente en la sociedad. A este respecto, la Santa Sede debería asegurarse de que la educación en salud sexual y reproductiva y la prevención del VIH/SIDA sea parte del currículum obligatorio de los colegios católicos para niños y niñas adolescentes, con especial atención en prevenir el embarazo precoz y las Infecciones de transmisión sexual.

Ahora, el Comité pretende presionar a la Iglesia a que modifique su doctrina sobre la dignidad de la vida y la sexualidad humana. Todo para que admita la anticoncepción y además, pretende que la Iglesia la vuelva enseñanza obligatoria en todos los colegios. Ellos todavía no se enteran de que la anticoncepción ha sido uno de los principales propagadores del VIH/SIDA, y que expertos en el tema, de la talla de Edward C. Green, han admitido que la advertencia de la Iglesia sobre el uso del condón y el aumento en el SIDA es consistente con la evidencia empírica.

  • 40. (…) (d) Haga uso de su autoridad para promover formas de crianza positivas, no violentas, y participativas, y para asegurarse de que una interpretación de la Escritura que no avale el castigo corporal esté reflejada en la enseñanza de la Iglesia y en otras actividades, e incorporada en toda la enseñanza y formación teológica.

¡Faltaba más! El Comité no sólo se arroga el derecho de exigir a la Iglesia el cambio en su Doctrina, sino que pretende imponer a la Iglesia la forma de hacer teología y de interpretar las Sagradas Escrituras.

  • 55. El Comité urge a la Santa Sede a revisar sus postura sobre el aborto, la cual pone en riesgo obvio la vida y la salud de las niñas embarazadas, y que corrija el Canon 1398 relativo al aborto con una perspectiva que identifique las circunstancias bajo las cuales el acceso al aborto puede ser permitido.

He aquí la tapa de la extralimitación. El Comité se está extralimitando al exigir a la Santa Sede cambios que van mucho más allá de su competencia, pero incluso, le está pidiendo al Estado parte que viole la misma Convención, que en su Preámbulo cita "el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales, incluso la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento".

Como pueden ver, estamos ante uno de los peor intentos por socavar la libertad de la Iglesia y pretender imponerle el abandono del Evangelio. No podemos quedarnos callados, esto es sólo una más de las tantas extralimitaciones de los órganos que monitorean los tratados de Derechos Humanos, por lo que hay que exigir a la ONU que sin mas demora reforme el funcionamiento de tales órganos que se encuentran cooptados por las fuerzas transnacionales del lobby abortista y de la Ideología de género. Afortunadamente, la Santa Sede no se dejará someter bajo este nuevo Leviatán que busca someter a todas las naciones bajo su poder plutocrático, antes denunciará la competencia del Comité que renunciar a Cristo y al Evangelio.

Leer más...