Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

jueves, 7 de agosto de 2014

El MIRA vuelve y juega con otra Ley mordaza

El Movimiento Independiente de Renovación Absoluta, MIRA, ha presentado el Proyecto de Ley 17 de 2014 Cámara, con el que busca penalizar “la apología al odio, el discurso de odio y otras manifestaciones de intolerancia”, luego de haber tenido la autoría de la Ley Antidiscriminación, con la cual se pretendía encarcelar a Mons. Juan Vicente Córdoba, Obispo de Fontibón, por exponer la doctrina de la Iglesia sobre la homosexualidad. El MIRA recientemente fue objeto de una fuerte polémica a causa de la presunta discriminación que sufrirían las personas discapacitadas en la iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional, que sería la base del movimiento político.

El proyecto de ley trae a Colombia el concepto de “hate crime” (crimen de odio) que ha sido utilizado por el lobby homosexual en otros países, para perseguir abiertamente a quienes hacen oposición pública al homosexualismo político y la ideología de género. En el caso de este proyecto, sobresale el hecho de que va más allá de la Ley Antidiscriminación, pues los dos nuevos tipos penales que establece se dirigen directamente contra la exposición o difusión de ideas o informaciones:

Artículo 2°. Penalización de la Apología al Odio. Adiciónese el artículo 134E a la Ley 599 de 2000, bajo el Título I DELITOS CONTRA LA VIDA Y LA INTEGRIDAD PERSONAL, Capítulo IX, así:

Artículo 134E. Apología al odio. El que secreta o públicamente o mediante el uso de medios electrónicos o físicos aptos para la difusión pública, incite al odio o a cualquier forma de violencia física o moral, contra una persona, grupo o comunidad por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, ideología, opinión política, edad, discapacidad , orientación o identidad sexual, enfermedad, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, incurrirá en pena de doce (12) a veinticuatro (24) meses de prisión, y multa de veinte (20) a cien (100) salarios mínimos mensuales legales vigentes.

La pena será de dieciocho (18) a treinta y seis (36) meses cuando la conducta se cometiere en contra de una persona que ostente la calidad de líder, ideólogo o representante legal de persona jurídica que asocie, afilie, reúna o congregue a personas naturales con identidad entre sí por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, ideología, opinión política, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Artículo 3°. Difusión de comunicaciones basadas en el odio. Adiciónese el artículo 134F a la Ley 599 de 2000, bajo el Título I delitos CONTRA LA VIDA Y LA INTEGRIDAD PERSONAL, Capítulo IX, así:

Artículo 134F. Difusión de informaciones injuriosas o calumniosas. El que con conocimiento de la falsedad o temeridad, difunda informaciones injuriosas o calumniosas sobre individuos, grupos o comunidades en relación con su nacimiento, origen racial o étnico, sexo, religión, ideología, opinión política, edad, discapacidad, orientación o identidad sexual, enfermedad, o cualquier otra condición o circunstancia personal o social incurrirá en pena de doce (12) a veinticuatro (24) meses de prisión, y multa de veinte (20) a cien (100) salarios mínimos mensuales legales vigentes.

Como puede verse, el proyecto crea dos delitos nuevos, que al igual que con la Ley antidiscriminación, quedan abiertos para penalizar casi cualquier situación posible. En este proyecto de ley, al igual que con la ley antidiscriminación, es imposible que un juez emita sentencia condenatoria, sin asumir por completo alguno de los discursos que se encuentran en disputa.

Además, promueven la ideología de género al introducir los conceptos de “orientación o identidad sexual”, lo que resulta cuando menos extraño para un partido que se afirma de concepción cristiana. En el fondo, no parece que fueran los congresistas del MIRA quienes redactaran esta clase de proyectos, sino militantes LGBT que buscan más herramientas para silenciar toda voz discordante con la ideología de género.

No hay comentarios:

Publicar un comentario