Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

jueves, 2 de octubre de 2014

Feministas contra el aborto, por Elentir

Reproducimos la recopilación hecha por Elentir de feministas y activistas de izquierda que han denunciado el carácter opresor y totalitario de la legalización aborto.

La propaganda oficial repite machaconamente que el feminismo es un movimiento ligado sin excepciones a la promoción del aborto. Por el contrario, entre las pioneras del feminismo en los siglos XVIII y XIX la tendencia mayoritaria era la identificación de la conquista de los derechos de los hijos, empezando por el derecho a vivir, con la conquista de los derechos de la mujer. Os ofrezco a continuación algunas citas relativas al aborto de líderes y militantes feministas desde el siglo XVIII hasta la actualidad. Leyéndolas se ve lo vieja que es la amenaza del aborto contra los derechos de la mujer y de sus hijos, ahora que algunos charlatanes nos intentan vender esta violación del primero de los derechos humanos como la panacea del progreso y de la modernidad:

“Las mujeres se hacen, por consiguiente, más débiles de lo que deberían ser… No tienen la fuerza suficiente para desempeñar el primer deber de una madre … o bien destruyen el embrión en el vientre materno, o se deshacen de él una vez nacido. La naturaleza exige respeto en todo, y los que violan sus leyes raras veces las violan con impunidad.” (Mary Wollstonecraft, 1759-1797, una de las precursoras del movimiento feminista en el Reino Unido, considerada por muchos como la primera feminista. Escribió esto en su manifiesto “Vindicación de los derechos de la mujer”)

“Cuando consideramos que las mujeres son tratadas como una propiedad, es degradante para las mujeres que tratemos los hijos como una propiedad que se puede desechar como queramos.”(Elizabeth Cady Stanton, 1815-1902, fue una de las pioneras del movimiento por los derechos de la mujer en Estados Unidos)

“El aborto es lo último para abusar ilegítimamente a la mujer, el aborto es violarte hasta las entrañas.”(Alice Paul, 1885-1977, dirigió la campaña que dio lugar a la 19ª Enmienda de la Constitución de EEUU, que otorgó el derecho de voto a la mujer)

“Vendrá un tiempo en que una madre soltera no será despreciada debido a su maternidad… y en que el derecho de los nonatos a nacer no será negado o interferido.” (Sarah F. Norton, escritora y luchadora por los derechos de la mujer en EEUU en el siglo XIX)

“Cuando un hombre roba para satisfacer su hambre, podemos concluir con seguridad que hay algo que anda mal en la sociedad; igualmente cuando una mujer destruye la vida de su hijo no nacido, es evidente que, o bien por la educación o por las circunstancias, se le ha hecho un grave mal.” (Mattie Brinkerhoff, en el periódico feminista “La Revolución”, 1869)

“El aborto, en el análisis final, obra en provecho del macho explotador, no para la mujer. Proporciona un final a toda y cualquier obligación financiera, legal o social que viene con el parto al eliminar la posibilidad del nacimiento. El aborto proporciona la razón última a la hora de apremiar favores sexuales. Esto hace de la hembra un objeto sexual perpetuo y reutilizable. Cuando ocurre un embarazo no deseado, la hembra potencialmente es abandonada sin ningún apoyo social.” (Susan Maronek, activista de Feminists For Life)

“Si las mujeres se rinden al aborto para conservar su modo de vivir o su carrera, su status económico o social, están cediendo ante un sistema ideado y dirigido por hombres para la conveniencia masculina. De todas las cosas que se les hace a las mujeres para encajarlas en una sociedad dominada por hombres, el aborto es la invasión más violenta de su integridad física y psíquica. Es un asalto más profundo y más destructivo que la violación…”

“Las primeras batallas feministas fueron luchar contra el estado legal de bienes muebles de las mujeres. Muchas feministas estaban entre los que volcaron la sentencia del Tribunal Supremo de EEUU de 1857, de que un esclavo negro era “propiedad” y no titular de la protección de la Constitución. El feminismo rechazó totalmente el concepto de propiedad respecto de los seres humanos. Pero cuando el Tribunal dictó en 1973 que el feto era propiedad de su madre, y no titular de la protección de la Constitución, mujeresliberadasbailaron en las calles.” (Daphne de Jong, escritora feminista)

“¿Qué clase de mundo es éste cuando las mujeres aceptan que si ellas no tienen el derecho legal de matar a sus descendientes, de algún modo las forzarán a mutilarse a sí mismas? ¿Qué clase de mundo es éste cuando las mujeres se desesperan para no estar embarazadas que se hieren a sí mismas? Me suena como un mundo donde las mujeres todavía están siendo controladas por hombres -donde ellas tienen la maravillosa elección entre abortar o ser maltratadas en situaciones difíciles. Más bien que exigir mejores situaciones, nos conformamos con el derecho de abortar a nuestros niños. Vaya una maravillosa opción.”(Carolyn Gargaro, militante feminista)

“A base de animar a la sociedad a considerar al hijo de una mujer como una especie de propiedad desechable, el aborto refuerza la imagen de la propia mujer como una propiedad disponible y como un objeto sexual reutilizable -un recurso sexual renovable. No es ninguna coincidencia que el mayor contribuyente financiero a la causa de los “derechos de aborto” sea la Fundación Playboy. Cuando el aborto está disponible para todas las mujeres, toda la responsabilidad masculina para el control de la fecundidad ha sido eliminado. Un hombre sólo necesita ofrecer a la mujer un dinero para un aborto y eso es todo: ninguna responsabilidad, ninguna relación, ningún compromiso. Y en eso estamos… ¡recicladas y utilizadas de nuevo!” (Cecilia Voss Koch, militante feminista)

“¿Qué aborto es no selectivo? El feto discapacitado de la madre que sólo quiere a un bebé perfecto, el tercer niño de una madre que sólo quiere dos, el bebé imprevisto de una madre que quiere el control total de su vida, todos ellos pueden ser selectivamente abortados… Quizás de la verdad innegable de que está mal matar a un bebé simplemente porque es una niña, surgirá la verdad más grande de que está mal para matar a cualquier bebé.” (Jo McGowan, escritora feminista)

“Es una broma cruel llamar a esto una “elección” de una mujer. Podemos decidir sacrificar nuestra vida y proyectos profesionales, o elegir someternos a la humillante cirugía invasiva y al sacrificio de nuestros descendientes. ¡Qué afortunadas somos, tenemos una elección! Quizás sea hora de enmendar el lema “Aborto: el derecho de una mujer a claudicar.” (Frederica Matthewes-Green, escritora feminista)

“Las feministas pro-aborto se quejan de la discriminación contra una clase entera de seres humanos porque resultan ser hembras, pero ellas mismas discriminan a una clase entera de seres humanos porque resultan ser muy jóvenes.” (Rosemary Bottcher, activista de Feminists for Life)

“El aborto no corrige las desigualdades básicas, como la pobreza y la desigual salarial, sino que hace creer a una mujer que ella no puede tener un bebé. Es una trampa que abandona a la mujer tan pobre y oprimida como ya era, mientras los políticos proclaman haber abatido un obstáculo para los derechos de la mujer y los doctores se van a casa 250 dólares más ricos.” (Jane Thomas Bailey, militante feminista provida)

“La pobreza llora por la justicia y la igualdad, y respondemos con el aborto legalizado. Creo que en una sociedad que permite que la vida de un individuo (nacido o nonato) dependa de si esa vida es querida o no, todo sus ciudadanos están en peligro… No tenemos igualdad de oportunidades. El aborto es una salida cruel.” (Graciela Olivárez, 1928-1987, activista pro-derechos humanos y en favor de los pobres, fue la mujer hispana con un más alto cargo en el gobierno del demócrata Jimmy Carter, que la nombró directora de la Community Services Administration)

“El feminismo verdadero consiste en respetar a las mujeres por su unicidad, y esto incluye su capacidad única de dar la vida. Cuando las mujeres sienten que deben sufrir un “procedimiento” invasivo y traumático para ser “iguales” política, social y laboralmente, ¿realmente podemos llamar a esto feminismo?” (Sarah Hudson, directora del National Campus Life Network en Canadá occidental)

“El aborto ignora la causa y trata el síntoma: en vez de sugerir una salida del aislamiento al que se enfrentan las madres, ofrece una salida de la maternidad.” (Nancy Randolph Pearcy, miembro del Instituto de Periodismo Mundial)

“Estamos viviendo en una época de genocidio. No sólo la guerra y el exterminio de los judíos, sino también el programa de aborto.” (Dorothy Day, 1897-1980. Anarquista cristiana, feminista, pacifista, luchadora por los más desfavorecidos, por los derechos de los negros y contra el antisemitismo. La Iglesia católica inició en el año 2000 su proceso de canonización)

“En países como España, Inglaterra y los Estados Unidos, las mujeres tienen sus derechos y libertades fundamentales garantizados. Pero el establishment feminista no está contento, ya que define la igualdad como semejanza: hasta que los hombres y las mujeres no se decanten en la vida por las mismas opciones, es decir, pasar la misma cantidad de tiempo con los bebés y con los niños, entrar en campos como la ingeniería y la docencia en el mismo número… seguirán afirmando que las mujeres están oprimidas. Eso es ridículo. Como feminista de equidad, creo que los hombres y las mujeres deben tener las mismas oportunidades, pero no propongo que usen esas oportunidades precisamente de la misma manera. Los sexos son iguales, pero diferentes.” (…)

“Una feminista de equidad quiere para la mujer lo que quiere para todos: un trato justo, respeto y dignidad. El feminismo de equidad promueve la armonía y buena voluntad entre los sexos de forma que pueda conducir a un mundo mucho más sano, más feliz y más ético. El feminismo de equidad no es nuevo. Tiene sus raíces en la tradición política liberal clásica, que tuvo sus comienzos en la Ilustración europea. Fue el liberalismo clásico el que inspiró la Primera Ola del feminismo en los siglos XIX y XX y el que obtuvo el voto femenino; también dio forma a la Segunda Ola en los años sesenta y setenta del siglo pasado que realzó aún más las libertades y las oportunidades de las mujeres. Por muchas medidas razonables obtenidas, el feminismo de equidad es la historia de un gran éxito de Occidente. Pero la filosofía dominante del movimiento feminista de hoy en día, no es el feminismo de equidad, sino el que he llamado «feminismo de género de guerra» o «feminismo de género», para abreviar.” (Christina Hoff Sommers, Doctora en Filosofía y militante feminista. Entrevista en Temes d’Avui)

“Ha llegado el momento de recuperar el auténtico feminismo, el feminismo pro-vida de nuestras antepasadas sufragistas. Ha llegado el momento de centrarse en empoderamiento de las mujeres, ofreciendo soluciones holísticas centradas en la mujer. Es tiempo de unirnos con una sola voz y decir: ‘¡Nos negamos a elegir entre la mujer y sus hijos por nacer! Las mujeres merecen algo mejor’.” (Sally Winn, vicepresidenta de Feminists for Life)

“Hay que plantear la abolición del aborto como lo que es: un objetivo progresista, de avance de la civilización, pues el reconocimiento jurídico de los derechos humanos y su ampliación es fruto del progreso del ser humano en la comprensión de su realidad y de su dignidad como persona” (Mercedes Aroz)

“El socialismo coherente tendría que plantear una defensa de la vida en todos los aspectos, entre ellos el aborto” “Por simple humanismo las personas tienen que defender la vida, que es el primero de los derechos”, (Joaquín Manuel Montero)

“Un día la izquierda española defendía la vida y, por tanto, estaba contra el aborto. (…) De socialistas que pagaban por serlo, se pasaron al bando de los que cobraban por hacer juego con el sistema capitalista. Como en algo hay que diferenciarse de éstos (…) abandonaron la defensa de la vida.” (Julián Gómez del Castillo, militante obrero.)

“El individuo es uno, singular, pero en el caso del aborto hay un “otro”. Con el aborto se dispone de una vida ajena. (…) Me sorprende que los laicos dejen a los creyentes el privilegio y el honor de afirmar que no se debe matar.” (Norberto Bobbio, filósofo socialista italiano.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario