Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

sábado, 29 de noviembre de 2014

Hablemos de Eutanasia, por Mons. Libardo Ramírez Gómez

Reproducimos la columna de Mons. Libardo Ramírez, presidente del Tribunal Eclesiástico Nacional, publicada originalmente en el sitio web de la CEC.

Escrito por: Libardo Ramírez Gómez - Eutanasia (eu –thanatos), o "buena muerte" o "muerte digna", es algo que anhela todo ser racional. Pero, cual es la manera de lograrla, y si se tiene derecho de propiciarla directamente, es algo que da para larga discusión, en la que entran factores culturales, científicos y religiosos. Es tema sobre el cual sin actitud beligerante sino en un compartir sobre el sentido de la vida y de la muerte, está bien que hablemos, y pongamos sobre la mesa aspectos básicos que llevan a las diversas posiciones.

Con respeto a quienes de planta rechazan, convencidos, la existencia de un Dios creador, los creyentes ponemos de presente nuestras convicciones plenas en esa verdad que nos ubica en posición totalmente distinta de la de aquellos. Hay para nosotros, irrebatible verdad que cambia totalmente la apreciación de humanos creados por un divino Hacedor, como suprema obra de su creación, con dotes de infinitos valores como su inteligencia y voluntad, y con leyes qué atender, como las dadas a todos los seres creados. Es preciosa la expresión del gran Pontífice Juan Pablo II, cuando en su encíclica "El Evangelio de la Vida" habla de la sapiente obra de la creación ejecutada por Dios, quien, al final, y como culmen de ella crea los seres humanos. Con está su obra maestra, hecha el sexto día, ya puede pasar con satisfacción al descanso del séptimo día. Agrega el Papa: "había creado al hombre dotado de razón, capaz de imitarle, émulo de sus virtudes, anhelante de las gracias celestes" (n. 35 d).

Acogidas, así, las cosas, no como un sueño o ilusión sino como evidente verdad, se entiende el valor infinito que apreciamos en el ser humano, lo precioso de su vida, el don precioso de la libertad del que Dios lo ha dotado, pero, también, que debe atender leyes que ha grabado en su corazón, y que de diversas maneras le ha revelado. Todo en el universo, cuyo origen racionalmente comprendemos que no ha salido del caos, tiene para su conservación sus leyes cuya observancia evita hecatombes, y, en medio de ese maravilloso orden, los humanos no pueden arrogarse ser, como expresaba en momento de cordura el ateo Nietsche, "una disonancia hecha carne". Es, entonces, en ese contexto, en donde aparece el valor de la vida humana, y con su proyección segura para el creyente hacia su prolongación en unidad con Dios, por eternidad de eternidades, y engrandecida, para los creyentes en Cristo Hijo de Dios hecho hombre, al entrar El, por su encarnación, a ser parte de esta humana progenie.

No imponemos a nadie los creyentes esas para nosotros irrebatibles verdades, pero con serenidad y certeza las exponemos a toda la humanidad, con afirmaciones como la consignada en la Constitución "Alegría y Esperanza", del Vaticano II, que para cuidado de ese don dado a la creatura humana, de tanta dignidad, afirma: "Dios, Señor de la vida, ha confiado a los hombres la insigne misión de conservarla, misión que ha de llevarse a cabo de modo digno del hombre". Agrega: "por tanto, la vida, desde su concepción, ha de ser salvaguardada con máximo cuidado. (n. 51 c). Estas convicciones milenarias, con expresiones bíblicas enérgicas ante quienes como Caín atentan contra la vida (Gen. 4,10), hacen que Juan Pablo II, en la citada Encíclica, presente, como un llamado en lo profundo de la conciencia de cada hombre, "respetar el carácter inviolable de la vida, suya y de los demás, como realidad que no le pertenece, porque es propiedad y don de Dios Creador y Padre" (n. 40).

Frente a los confortantes conceptos de los creyentes sobre la vida se han de colocar los relacionados con la muerte, ante la cual son tan contrastantes con los de no creyentes. Es el tema que después de haber destacado el valor de la vida humana, hemos de profundizar al reflexionar sobre "eutanasia" o final de la vida terrena con una buena y digna muerte.

Antes de hablar de "buena muerte", era preciso hablar de cuanto ésta vendría a cortar: "la vida". Se destaca, así, el significado de esas dos realidades, de por sí enfrentadas, pero ante las cuales el ideario del creyente es diametralmente opuesto al de quien no es iluminado por la fe. Los creyentes nos encontramos ante unos seres humanos creados "en estado de inocencia y de gracia", que disfrutan de ellas en la medida de su obediencia al Creador (Gen. 2,5-15). Pero, dio Dios, a ese ser y de vida tan preciada, unos preceptos bajo grave conminación de que si desobedeciere: "morirás sin remedio" (Gen. 3,3).

Ante esa opción de los humanos, de obedecer órdenes divinas, o, por soberbia y ambición, dejarse llevar de insano anhelo de "ser como dioses" (Gen. 3,5), reciben de El, por ello, la condena anunciada: la muerte. Entra así, frente a la "vida" la realidad "muerte" como salario del pecado" (Rom. 6,25). Pero, con sabiduría y bondad divinas, convierte Dios tal situación en camino de nueva vida humana, con el envío del propio Hijo que se haría miembro de la familia humana, quien lograría, con su misión redentora, victoria sobre el demonio y la muerte.

Entra, entonces, la muerte entre las realidades del existir humano, con trofeo inicial de victoria, pero, con la muerte y resurrección de Jesucristo, queda vencida. Esto hace exclamar Saulo de Tarso: "¿En donde está, oh muerte, tu victoria?" (I Cor. 15,55). Al saber, por solo raciocinio humano, que el alma humana es espiritual, y de allí que sea inmortal, y que nuestro vivir no termina en la muerte física, estamos seguros que hay un más allá en donde recibiremos el premio definitivo según la manera como hayamos manejado la vida terrena. Sobre esto dice S. Pablo: "Sabemos que si esta tienda, que es nuestra morada terrestre, se desmorona, tenemos un edificio que es Dios, y en El una morada eterna" (II Cor. 5,1).

En esa perspectiva, los creyentes, con seguridad y alegría, afrontamos la vida y la muerte, algo que alegres compartimos a todos los humanos. Por ello hablamos de la vida como algo "sagrado" recordado por Juan Pablo II en su mencionada encíclica. Por ello consideramos como opuesto a los planes divinos señalar el suicidio, en cualquier circunstancia, como "muerte digna" y como "derecho" opuesto a aquel querer del Dador de la vida. Por ello ante el dolor, por agudo que sea, apreciamos su dignificación al unirlo al dolor redentor de Jesucristo, e invitamos a convertirlo en merecimiento ante Dios en expiación de los propios pecados y de toda la humanidad. Somos conscientes de vivir, generosamente, cuanto decía a San Pablo, al unir nuestro dolor al de Crucificado: "Completo lo que falta a la pasión de Cristo es mi carne" (Col. 1, 24).

Creemos en la libertad que Dios ha dado a los humanos, pero dentro de los limites de sus leyes, con el precepto "no mataras" (Ex. 20,13), cuyo fiel cumplimiento es salvaguardia del linaje humano. Abrir paso al suicidio asistido, por más justificaciones que se le quieran dar, es tentadora incitación a jóvenes, y aún niños, a acudir a él cuando, con mente desorientada e inmadura, se acuda a él para evitar dolores, que, pensar insano, engrandece. En lugar del valiente enfrentamiento al dolor y a la vida, que ojalá sea protegida por las leyes, les abren las puertas, irresponsablemente, con esas justificaciones, a lamentable derrota.

+ Libardo Ramírez Gómez
Presidente del Tribunal Eclesiástico Nacional
Email: monlibardoramirez@hotmail.com

Leer más...

jueves, 27 de noviembre de 2014

Concejo aprueba en primer debate instalar dispensadores de condones en sitios públicos

El Concejo de Bogotá aprobó en primer debate el proyecto de acuerdo que ordenaría la instalación de dispensadores gratuitos de condones en Universidades, Centros Comerciales, Portales de Transmilenio, Bares, Discotecas y Restaurantes, entre otros. La iniciativa fue aprobada con siete votos a favor y cinco en contra.

Los autores de la iniciativa son los concejales Liliana de Diago (Partido de la U), Nelly Patricia Mosquera Murcia (Partido de la U), Jimena Toro Torres (Partido de la U), Javier Palacio Mejía (Partido de la U), Rubén Darío Torrado Pacheco (Partido de la U), Severo Antonio Correa Valencia (Partido de la U), Sandra Jaramillo González (Partido de la U), Jorge Durán Silva (Partido Liberal), Diana Alejandra Rodríguez Cortés (Progresistas), Soledad Tamayo Tamayo (Partido Conservador), Armando Gutiérrez González (Partido Liberal), Yesid Rafael García Abello (Progresistas), Cesar Alfonso García Vargas (Cambio Radical), William Cesar Moreno Romero (Progresistas), Carlos Roberto Sáenz Vargas (Alianza Verde), Lucia Bastidas Ubaté (Alianza Verde), Horacio José Serpa Moncada (Partido Liberal), Antonio Eresmid Sanguino Páez (Alianza Verde), Celio Nieves Herrera (Polo Democrático), Borys de Jesús Montes de Oca (Progresistas), María Clara Name Ramírez (Alianza Verde), Fernando López Gutiérrez (Cambio Radical), María Fernanda Rojas Mantilla (Progresistas), Álvaro Argote Muñoz (Polo Democrático) y Venus Albeiro Silva Gómez (Polo Democrático).

La concejal del Partido Liberal María Victoria Vargas, puso en duda la capacidad del distrito para responder al acuerdo: “La misma Secretaría de Salud consideró que ellos no tienen el personal suficiente ni la infraestructura para hacer el control y asegurar el cumplimiento de la norma. Entonces el proyecto tendría un gran impacto fiscal porque no se sabría de dónde provendrían los recursos para comprar los dispensadores”.

Según los proponentes la distribución gratuita de preservativos ayudaría a combatir el embarazo adolescente y las enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, es evidente que los resultados de este tipo de políticas no han sido otros que el fomento de la promiscuidad y las conductas de riesgo entre los jóvenes.

Leer más...

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Cómo el Estado del bienestar socava el matrimonio, por Jorge Soley Climent

Reproducimos el artículo de Jorge Soley publicado originalmente en su blog en Forum Libertas.

El estudio que acaba de publicar Robert Rector sobre cómo el estado del bienestar socava el matrimonio me ha hecho pensar. La tesis es provocativa, pero leído con atención resulta muy sugerente.

Rector empieza su análisis con todas las evidencias que indican que los beneficios de criarse en un familia con padre y madre son indiscutibles. En todo momento se basa en los datos de Estados Unidos, que creo que en gran medida se podrán extrapolar a nuestro entorno, aunque sería interesante confirmarlo con estudios en nuestro propio país. Si se analiza el comportamiento de los hijos criados en familias intactas con los criados en una familia en los que uno de los dos padres está ausente, se comprueba que los de esta última tienen el doble de probabilidad de ser arrestados por un crimen juvenil o también el doble de probabilidad de necesitar tratamiento por problemas de comportamiento. Los datos en este sentido, incluyendo también la probabilidad de abandonar los estudios, son abrumadores y bien conocidos. Se podría objetar que la causa de esos problemas no es la ruptura familiar, sino el nivel socioeconómico o la raza, pero lo curioso del asunto es que, tomando grupos con homogéneos respecto del nivel socioeconómico y la raza, este diferente comportamiento entre quienes crecen en una familia intacta y quienes lo hacen en un hogar con un solo padre se mantiene.

El segundo paso en su argumentación es llamar la atención sobre el boom de niños criados por un solo padre. Antes de mediados de los 60, casi todos los niños estadounidenses nacían dentro del matrimonio. Cuando la llamada Guerra contra la Pobreza empezó, en 1964, solo el 7% de los niños nacían fuera del matrimonio. En 2013, el porcentaje ha alcanzado un 41%. Y esto ha sucedido mientras no ha habido un incremento significativo en el número de matrimonios intactos con hijos en los Estados Unidos respecto a 1965. Por contra, el número de familias en las que hay un sólo padre (normalmente es la madre) ha pasado de 3,3 millones en 1965 a 13,2 millones en 2012. En 1965 el 36% de las familias receptoras de ayudas sociales estaban formadas por un solo padre, en la actualidad el porcentaje se ha disparado hasta el 68%. Es fácil de entender que las consecuencias sociales de este fenómeno son enormes.

Por último, Rector señala una preocupante tendencia: la estratificación social creciente en Estados Unidos que genera algo parecido a un sistema de castas en el que el matrimonio, el nivel educativo y la situación económica van unidos y definen la casta a la que uno pertenece.

Y así llegamos al núcleo de lo que Rector quiere decirnos: ¿es un accidente que el colapso del matrimonio en Estados Unidos se haya iniciado y se desarrolle en paralelo a la Guerra contra la Pobreza, esto es, a la extensión del Estado del bienestar, por el que decenas de programas destinan recursos al apoyo de hogares con niños? Robert Rector cree que no, al contrario, cree que existe una relación causal.

Partiendo de la base de que la inmensa mayoría de las ayudas se destinan a familias en las que hay un solo adulto, señala que el Estado del bienestar ha promovido el modelo de hogares de un solo progenitor, a menudo soltero, por dos motivos:

1. En primer lugar porque este tipo de programas ha hecho viable económicamente este modelo de vida, reduciendo la necesidad económica de contraer matrimonio. De este modo los programas asistenciales sustituyen al marido y los matrimonios entre personas de recursos bajos se reducen drásticamente.

2. En segundo lugar, los programas del Estado del bienestar penalizan a los padres de escasos recursos que desean contraer matrimonio. Los beneficios a los que se puede acoger un hogar se reducen rápidamente a medida que los ingresos familiares aumentan. Esto significa que si una madre soltera con pocos ingresos contrae matrimonio con un hombre con empleo, las ayudas que recibirá se reducirán fuertemente. El incentivo para no casarse es evidente.

No soy muy entusiasta de ciertas teorías que quieren explicar cualquier comportamiento humano en base a, únicamente, variables económicas. Estoy convencido de que nuestro comportamiento es más complejo y no susceptible de reduccionismo economicista. Pero tampoco se puede ignorar que hay incentivos muy claros en favor o en contra de determinados comportamientos y que la gente no siempre es irracional. Y aquí estamos ante un caso claro en el que se desincentiva el matrimonio a pesar de que sabemos que es una institución que tiene un efecto benéfico y muy contrastado sobre los hijos.

Robert Rector concluye sugiriendo correcciones técnicas, como las que aplicamos aquí en el impuesto de la renta al permitir optar entre declaración conjunta o separada, también para los criterios de concesión de ayudas sociales. Una idea sensata y realista que quizás podríamos investigar también aquí.

Leer más...

martes, 25 de noviembre de 2014

Quieren que se declare inconstitucional la ley que homenajea a la santa Madre Laura Montoya

La ley 1710 del 2014, mediante la cual el Gobierno rinde honores a la madre Laura Montoya, que fue canonizada en 2013 por el Papa Francisco, ha sido demandada de inconstitucionalidad por el abogado Miguel Ángel Garcés, con el ridículo argumento de que “materializa una suerte de predilección por la Iglesia Católica y desconoce el principio de neutralidad religiosa”. Lo peor de todo, es que, a pesar del absurdo, la magistrada María Victoria Calle parece darle la razón en su propuesta de sentencia.

Bajo esa misma idea, el homenaje que el Estado ha hecho de Luis Carlos Galán, por ejemplo, materializaría una suerte de predilección por el Partido Liberal, discriminatoria de todas las demás corrientes políticas; Homenajear a García Márquez materializaría una suerte de predilección por el realismo mágico, discriminatoria de los demás estilos literarios, y así sucesivamente.

Las virtudes de la Santa Madre Laura Montoya son de público conocimiento, así como su aporte al país tanto a nivel espiritual, en la evangelización y conversión de los indígenas, como en la fundación de una orden religiosa que ha sido fuente constante de bienes para el conjunto de la sociedad. Lo evidente en este caso, es que a juicio de los demandantes, y al parecer de la magistrada Calle, la fe católica de la Santa Madre Laura es un mal que anula todo beneficio que su actuar hubiera podido traer al país. Aquí se ha homenajeado a personajes de méritos exiguos frente a los de la primera santa colombiana, pero que, tal vez por ser ateos o agnósticos, si resultan “homenajeables” para los demandantes.

Tal parece que para el Sr. Miguel Ángel Garcés, la magistrada María Victoria Calle, la Universidad Nacional y el Instituto Colombiano de Antropología, en Colombia sólo es posible homenajear a ateos, so pena de violar la “neutralidad religiosa”. El postulado que subsiste a esta mentalidad, y ya lo hemos denunciado, es que la tal “neutralidad religiosa” implica que el Estado vea a todas las religiones como iguales en la falsedad, todas igualmente falsas. Esto, sin lugar a dudas, es un brinco del “Estado laico” al confesionalismo ateo.

Leer más...

viernes, 21 de noviembre de 2014

Países europeos presionan legalización del aborto en hispanoamérica

Human Rights Council

New York, 19 de Noviembre de 2014 (AIP) Los países europeos estarían utilizando el Examen Periódico Universal (UPR, por sus siglas en Inglés) para presionar a los países latinoamericanos a legalizar el aborto, a pesar de que ningún convenio de Derechos Humanos los obliga a tal cosa, según denuncia C-Fam.

Recientemente fue el turno de El Salvador de recibir recomendaciones de otros países como parte del Examen Periódico Universal de la ONU, el cual es un mecanismo creado para provocar presión positiva por parte de los pares, hacia el cumplimiento de las obligaciones en materia de Derechos Humanos, según lo pactado en los tratados internacionales.

Doce países usaron este espacio para presionar a El Salvador recomendándole un cambio en sus leyes sobre el aborto, eliminando las protecciones a los niños por nacer y ampliando los supuestos para el aborto legal.

Sin embargo, la base del UPR son los tratados de Derechos Humanos, ninguno de los cuales contiene o puede ser interpretado como incluyendo un “derecho al aborto”.

El UPR está ahora es su segunda ronda, la cual concluirá en 2016. Empero, una mirada a las recomendaciones mencionando el aborto revela una tendencia preocupante:

Porcentaje de las recomendaciones que tocan el tema del aborto: 60% piden su liberalización

Como muestra la gráfica, la vasta mayoría de las recomendaciones tienden hacia la ampliación del aborto, tanto cambiando la legislación, como interpretando las leyes existentes para hacer el aborto más aceptable y frecuente.

Por el contrario, muy pocas recomendaciones se han hecho (ninguna en la primera ronda) para abordar el problema persistente de los abortos por selección del sexo en países como India y China.

Además, la presión está altamente concentrada por regiones:

Recomendaciones sobre aborto, discriminadas por región: 92% provienen de países europeos y en un 74% se dirigen a países latinoamericanos

La gran mayoría de las recomendaciones para ampliar el aborto y eliminar las protecciones para los niños por nacer, vienen de Europa y se dirigen principalmente a Latinoamérica. Los países nórdicos (Noruega, Suecia, Islandia, Dinamarca y Finlandia) son particularmente persistentes, con Noruega solo representando el 13% de las presiones a favor del aborto en el sistema UPR.

Al igual que los comités de monitoreo de las convenciones de Derechos Humanos, que han presionado a los países para legalizar el aborto a partir de una interpretación torcida de los tratados de Derechos Humanos, el UPR se está convirtiendo en una pantalla del lobby pro-aborto, y amenaza con perder su credibilidad como plataforma para mantener un concepto válido de los Derechos Humanos.

Con información de Turtle Bay and Beyond

Leer más...

jueves, 20 de noviembre de 2014

Cristo Rey y Gabriel García Moreno, por Germán Mazuelo-Leytón

Reproducimos el artículo de Germán Mazuelo-Leytón publicado en el sitio Adelante la Fe.

En 1517 el monje agustino Martín Lutero inició con la Reforma la rebelión de los tiempos modernos contra Dios, causando la división de la Europa cristiana.

La revolución protestante de Alemania se extendió a Francia, allí echó raíces bajo la forma jansenista. Durante esa misma época la Providencia suscitó las primeras profecías de los tiempos modernos: las revelaciones del Sagrado Corazón de Jesús a santa Margarita María de Alacoque en 1675.

Fue a través de la vidente de Paray le Monial que Nuestro Señor hiciera una petición al rey Luis XIV: «Haz saber al hijo mayor de mi Sagrado Corazón, que así como se obtuvo su nacimiento temporal por la devoción a los méritos de mi Sagrada Infancia, así alcanzará su nacimiento a la gracia y a la gloria eterna, por la consagración que haga de su persona a mi Corazón adorable, que quiere alcanzar victoria sobre el suyo, por su medio sobre los de los grandes de la tierra. Quiere reinar en su palacio, y estar pintado en sus estandartes y grabado en sus armas para que queden triunfantes de todos sus enemigos, abatiendo a sus pies a esas cabezas orgullosas y soberbias, a fin de que quede victorioso de todos los enemigos de la Iglesia».

El monarca desdeñó el pedido de Nuestro Señor y, en el siglo posterior, la Revolución Francesa arrasó con Francia. En 1792 su descendiente Luis XVI encarcelado en la torre de la prisión del Temple recordó la petición del Corazón de Jesús hecha a su abuelo y quiso cumplirla, pero era demasiado tarde. En enero de 1871, durante la invasión prusiana de Francia, un grupo de notables franceses elaboró ​​un «Voto Nacional», así, finalmente la «hija predilecta de la Iglesia» respondió a la petición del Señor, haciendo el voto de construir la Basílica del Sagrado Corazón en la Colina de los Mártires (Montmartré).

Durante el siglo XVIII, las logias masónicas habían difundido a lo largo y ancho de la América hispana el espíritu anticristiano, racionalista y libertario de la Ilustración. Los «libertadores» como Bolívar, O´Higgins, San Martín, Sucre y otros fueron miembros de alta graduación en la Francmasonería.

La «gesta libertaria» de los países hispanoamericanos, no fue sino una descomposición de la unidad real que se había verificado -«de México a la Patagonia»- bajo la Corona española durante tres centurias. Unidad irrecuperable una vez quebrada ésta. Los nuevos países surgieron planteándose la soberanía popular como «la antinomia de la soberanía de Dios sobre la sociedad», en un arco de caos político y social, y de una economía subdesarrollada, totalmente dependiente de fuentes externas, que se gestaron en el tránsito «del Evangelio a la Ilustración liberal» en la vida pública.

Jacques Maritain desvela el inicuo proyecto del ideólogo de la Revolución Francesa, Rousseau, como la consumación del propósito de Lutero que fue «laicizar el Evangelio y conservar las aspiraciones humanas del cristianismo suprimiendo a Cristo», o, en otras palabras, el leitmotiv de la Revolución estribaba en «inventar un cristianismo separado de la Iglesia de Cristo (…) cuya inmensa putrefacción envenena hoy al universo».

El 25 de marzo de 1874, en el Ecuador, su católico y heroico presidente, Gabriel García Moreno ponía su país a los pies de Cristo Rey.

Presidente de una nación que acababa de conseguir su independencia, su ideario era construir un Estado impregnado del espíritu del Evangelio. «Su espléndida fe, su gran cultura histórica y religiosa, la presión incesante, y más de una vez revolucionaria, de los liberales y de los radicales, hostiles al partido conservador de García Moreno y a la civilización cristiana que éste pretendía implantar en pleno Siglo de las Luces, y, en suma, los peligros que corría aquella frágil república, minada en el interior y asediada desde el exterior, todo se concitó para impulsar a García Moreno a emprender una transformación profunda del joven Estado, dotándolo de una armadura o, por mejor decir, de un alma» (Enrique Rollet).

García Moreno desde su más tierna infancia había profesado una intensa devoción al Sagrado Corazón insuflada por los padres de la Compañía de Jesús, quienes la habían hecho arraigar en el Ecuador, merced a su intenso apostolado.

Dice el Padre Alfredo Sáenz S.J.: «Desde que asumió la presidencia recordó que entre las peticiones del Corazón de Cristo a sus escogidos estaba la consagración de las naciones como tales. En doscientos años ninguna nación lo había hecho. Él se propuso llevarla a cabo oficialmente en su propia patria». (Arquetipos cristianos, cap. 10), como requería la petición hecha por Nuestro Señor a Luis XIV, con la consagración del Jefe de Estado, lo que llevó al Ecuador a ser conocida como «la República del Sagrado Corazón».

Gabriel García Moreno quiso reflejar con hechos la doctrina católica, promulgando una Constitución «que no era sino el reconocimiento formal de la soberanía de Cristo y de su Iglesia», en la que la masonería era proscrita.

«Pues que tenemos la dicha de ser católicos, seámoslo lógica y abiertamente; seámoslo en nuestra vida privada y en nuestra existencia política. Borremos de nuestros códigos hasta el último rastro de hostilidad contra la Iglesia, pues todavía algunas disposiciones quedan en ellos del antiguo y opresor regalismo (supremacía del Estado sobre la Iglesia), cuya tolerancia sería en adelante una vergonzosa contradicción y una miserable inconsecuencia» (Mensaje al Congreso en 1893).

Desde la firma de un Concordato con la Santa Sede le habían declarado «la guerra frontal el liberalismo y la masonería». Una confabulación denigratoria y calumniosa de su visionaria gestión de estadista católico a través de la prensa liberal extranjera, condujo luego a truncarla con su asesinato el Primer Viernes de agosto de 1875. Saliendo el Presidente García Moreno de la Catedral de Quito después de efectuar una visita al Santísimo fue martirizado con catorce puñaladas y seis balazos. «¡Qué fortuna para mí, Santísimo Padre, -le escribió a Pío IX- la de ser aborrecido y calumniado por causa de Nuestro Divino Redentor, y qué felicidad tan inmensa para mí, si vuestra bendición me alcanzara del cielo el derramar mi sangre por el que, siendo Dios, quiso derramar la suya en la Cruz por nosotros!».

Gabriel García Moreno aparece en la historia de Hispanoamérica como un precursor aborrecido por su fe, y «un magnífico arquetipo del estadista católico».

Germán Mazuelo-Leytón

Leer más...

Víctimas piden liberación de secuestrados y continuidad a los diálogos

mesa-secuestrados-victimas-noticia

(CEC) Durante una rueda de prensa realizada en la Conferencia Episcopal de Colombia, representantes de las víctimas que participaron en los diálogos de La Habana, expresaron su rechazo ante el secuestro del general Rubén Darío Alzate y de quienes lo acompañaban.

En un comunicado a la opinión pública, la delegación de las víctimas además de pedir por su pronta liberación, exigieron para que se clarifique a la mayor brevedad los hechos del secuestro, garantizándose la integridad física y moral de los retenidos.

Registro: Representantes de las víctimas responden a los medios de comunicación

Así mismo manifestaron su profunda preocupación a cerca de la suspensión de los diálogos de paz y exhortaron al Gobierno Nacional para que se reanuden a la mayor brevedad las conversaciones. [Descarga el comunicado]

"Exhortamos al Presidente Santos a reanudar los diálogos en los que se vierten las esperanzas de las millones de víctimas en Colombia, y a la sociedad colombiana, incluyendo a los medios de comunicación rodear de apoyo al proceso", indicaron.

Las víctimas solicitaron con urgencia medidas efectivas para evitar más dolor y sufrimiento, que supongan compromiso de ambas partes para que no se produzcan hechos como el que se presenta ahora.

Leer más...

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Corte Constitucional: Respeten el Estado de Derecho, la Familia y el Matrimonio

Corte Constitucional

La Corte Constitucional está revisando las tutelas presentadas por varias parejas homosexuales que fueron "casadas" por algunos jueces y notarios, aunque la sentencia C-577 de 2011 resolvió que sólo el Congreso podía modificar la definición de matrimonio existente en el Código Civil Colombiano. Tales parejas del mismo sexo quieren que ahora la Corte valide los actos administrativos de jueces y notarios que, violando la ley, han pretendido darle a estas uniones el carácter de "matrimonio".

En 2011 la Corte Constitucional falló una demanda de inconstitucionalidad que el lobby gay interpuso contra el artículo 113 del Código Civil que define el matrimonio como “un contrato solemne por el cual un hombre y una mujer se unen con el fin de vivir juntos, de procrear y de auxiliarse mutuamente.” La resolución del tribunal fue negar la pretensión y dejar el artículo del Código Civil intacto, el motivo:

La decisión acerca de la opción que está llamada a garantizar la existencia de la posibilidad de optar en el caso de las parejas homosexuales decididas a conformar familia y su desarrollo concreto no le atañe a la Corte Constitucional, sino al Congreso de la República, entre otras razones, porque fuera de ser el foro democrático por excelencia, además de la faceta de derechos, la familia es la institución básica y núcleo fundamental de la sociedad y su trascendencia social impone su protección mediante medidas que el órgano representativo está llamado a adoptar, con límites que pueden provenir del componente de derechos inherente a la familia o a sus miembros individualmente considerados.

Por eso, la Corte exhortó al Congreso a legislar para regular el estatus jurídico de las parejas del mismo sexo. Para responder a tal exhorto, fueron presentados cuatro proyectos de ley, que se acumularon en el Proyecto de Ley 47 de 2012 Senado, que pretendía eliminar las dos expresiones demandadas de la definición de matrimonio para abrir la puerta al “matrimonio” homosexual. Por esta razón: subvertir la protección constitucional a la familia conformada por un hombre y una mujer, fue que el Congreso decidió archivar el proyecto de ley y, en su calidad de órgano legislativo, ratificar la definición de matrimonio contenida en el Código Civil Colombiano.

Luego del hundimiento del proyecto, una disposición confusa de la sentencia C-577 de 2011 fue publicitada por los demandantes del lobby gay, como Rodrigo Uprimny director de DeJusticia, como la puerta abierta para la legalización por retaguardia del “matrimonio” homosexual, incluso de forma obligatoria, so pena de incurrir en discriminación.

En sus argumentos, los activistas homosexuales ocultaron deliberadamente apartes de la sentencia que niegan de forma inequívoca la posibilidad de que jueces y notarios “casen” a las parejas del mismo sexo. También ocultaron que la sentencia niega explícitamente la posibilidad de homologación de las parejas homosexuales a la familia conformada por un hombre y una mujer.

Empero, no sobra advertir que, con base en el marco constitucional vigente, la Corte ha señalado que existen elementos presentes en las uniones maritales heterosexuales y que no lo están en las homosexuales, los cuales “son suficientes para tenerlas como supuestos distintos, además de la obvia diferencia de su composición”. Así, en la concepción del Constituyente, la igualdad de derechos entre el hombre y la mujer tiene como presupuesto la unión heterosexual y la debilidad de la cónyuge o de la compañera permanente se presenta en el contexto de la heterosexualidad y de la discriminación por razón de sexo, a lo que se agrega que, “sin postular que la protección legal deba cesar por ausencia de hijos”, la hipótesis “más general y corriente” consiste en que las uniones heterosexuales tengan descendencia, mientras que, en principio, ello no sería posible tratándose de las parejas homosexuales.

No obstante, algunos jueces y notarios, abusando de sus facultades, concedieron “matrimonio” a parejas del mismo sexo, violando la ley vigente. Ahora la Corte Constitucional deberá definir sobre la juridicidad de tales actos. La Corte Constitucional no puede fallar en contravía de los que ella misma había resuelto en la sentencia C-577 de 2011. A saber: que la rama judicial no tiene competencia para modificar la definición de matrimonio contenida en el Código Civil, sólo el Congreso de la República puede hacerlo, y que no existe obligación jurídica de igualar la protección dada a parejas homosexuales con la que se concede a la familia compuesta por un hombre y una mujer.

Firma ahora, y envía un mensaje a los magistrados de la Corte Constitucional para que sean coherentes con sus propias providencias y respeten el Estado de Derecho y la división de poderes.

Sres. Magistrados

Corte Constitucional de Colombia

Por medio de la presente me permito solicitarles negar las tutelas que pretenden que se reconozca como “matrimonio” a las uniones entre personas del mismo sexo.

Me permito recordarles que según la sentencia C-577 de 2011: “La decisión acerca de la opción que está llamada a garantizar la existencia de la posibilidad de optar en el caso de las parejas homosexuales decididas a conformar familia y su desarrollo concreto no le atañe a la Corte Constitucional, sino al Congreso de la República, entre otras razones, porque fuera de ser el foro democrático por excelencia, además de la faceta de derechos, la familia es la institución básica y núcleo fundamental de la sociedad y su trascendencia social impone su protección mediante medidas que el órgano representativo está llamado a adoptar, con límites que pueden provenir del componente de derechos inherente a la familia o a sus miembros individualmente considerados.” Es decir que el alto tribunal ya ha determinado que la Corte carece de competencia para modificar la definición de matrimonio contenida en el Código Civil.

Así mismo, la sentencia C-577 de 2011 también reconoció las diferencias sustanciales entre las parejas homosexuales y la familia conformada por un hombre y una mujer: “Empero, no sobra advertir que, con base en el marco constitucional vigente, la Corte ha señalado que existen elementos presentes en las uniones maritales heterosexuales y que no lo están en las homosexuales, los cuales “son suficientes para tenerlas como supuestos distintos, además de la obvia diferencia de su composición”. Por lo cual, no puede pretenderse como “discriminatoria” la no homologación de la protección concedida a las parejas homosexuales con la prevista para la familia conformada por un hombre y una mujer.

En este sentido, conceder las tutelas y dar el carácter de “matrimonio” a las parejas homosexuales, significaría una contradicción de la Corte hacia su propia jurisprudencia y una violación del Estado de Derecho y la división del poder público. Así las cosas, les solicito NEGAR las pretensiones de los demandantes y ratificar que la Constitución colombiana protege expresamente el matrimonio conformado por un hombre y una mujer, y sólo el Congreso de la República tiene la facultad de modificar la definición de “matrimonio” contenida en la Constitución y la Ley.

Leer más...

lunes, 17 de noviembre de 2014

Iglesia Católica, institución de mayor favorabilidad entre los colombianos

(CEC) Así lo asegura la "Gran Encuesta Colombia Opina", elaborada por la firma Ipsos Napoleón Franco. La encuesta también incluye temas cruciales como la percepción de la población con relación al proceso de paz.

Según esta encuesta los cinco primeros puestos lo ocupan la Iglesia Católica con un 60%, Las Fuerzas Militares con un 58%, la Policía Nacional con un 46%, los medios de comunicación con un 40% y el Partido Liberal con un 29%.

El estudio también preguntó sobre los diálogos de paz. El 42% de los colombianos manifestó ser optimista frente a los resultados que puedan arrojar las negociaciones entre el Gobierno y las Farc, en Cuba, frente al 53% que manifestó ser pesimista. El 81% de los consultados considera que los líderes de las Farc que firmen un eventual acuerdo de paz deben pagar por sus delitos e ir a la cárcel, y el 70% de los encuestados están de acuerdo en que los líderes de las Farc que firmen la paz NO puedan participar en política ni presentarse a elecciones populares.

El Secretario General de la Conferencia Episcopal de Colombia, Monseñor José Daniel Falla, agradeció a los colombianos el respaldo que le brindan a la Iglesia Católica y que motiva a continuar sirviendo con generosa entrega a todos los colombianos, especialmente a los más pobres y necesitados.

Leer más...

viernes, 14 de noviembre de 2014

27 de noviembre: Eucaristía solemne por los cristianos perseguidos de Irak y Siria

La Fundación “Ayuda a la Iglesia que Sufre”, es una Fundación Pontificia, actualmente con presencia en 21 países, siendo Colombia su más reciente oficina. Con motivo del inicio de la oficina de “Ayuda a la Iglesia que Sufre” en Colombia, vamos a realizar una  “Solemne Eucaristía” el próximo 27 de Noviembre; la cual se realizará en la Iglesia de Cristo Rey (Calle 98 # 18 – 23).

Dicha eucaristía será celebrada también en las intenciones de los miles de Católicos de Irak y Siria, víctimas de la persecución y la guerra causadas por la intolerancia religiosa del Estado Islámico. Gran parte de estos Católicos han tenido que huir de sus hogares y se encuentran hoy en día en campos de refugiados en varios países de oriente medio, a merced    de    la    caridad    del    mundo.

Para dicha ocasión contaremos como invitado especial con el testimonio y la presencia del Padre Carlos Khalil Jaar, sacerdote de la diócesis de Jerusalén, que actualmente en Amman, Jordania cuida y vela por muchos de estos cristianos actualmente refugiados en ese país. El padre Carlos nos dará su testimonio sobre la actual situación de la Iglesia en ese lugar.

Fundada en 1947 por el padre Werenfried Van Straaten, la “Ayuda a la Iglesia que Sufre” o “Kirche in Not” –su nombre original en alemán– ha tenido como misión “Secar las lágrimas de Cristo, en cualquier lugar donde ellas se encuentren”.

Actualmente la “Ayuda a la Iglesia que Sufre”, apoya anualmente más de 5.000 proyectos pastorales y sociales en más de 140  países; estando presente especialmente donde los cristianos más lo necesitan, sea por desastres naturales, persecuciones, guerras o miseria.

image

Leer más...

jueves, 13 de noviembre de 2014

ALERTA: Lobby del aborto quiere abolir el derecho fundamental a la objeción de conciencia

Captura de pantalla 2014-11-13 15.34.31

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos llevó a cabo su 153° periodo de sesiones del 23 de octubre al 7 de noviembre. Del 27 al 31 de octubre realizaron una serie de audiencias públicas para escuchar a las diferentes ONG del continente. El jueves 30 de octubre, el lobby abortista, liderado por la Women’s Link Worldwide y Mónica Roa, presentaron ante la Comisión su próximo objetivo en la agenda por imponer el aborto a nivel continental: Abolir el derecho fundamental a la objeción de conciencia.

Según lo expuesto, su plan parte de proponer la sentencia T-388/09 de la Corte Constitucional de Colombia como modelo de regulación para la objeción de consciencia en materia sanitaria (sobre todo de aborto), en el continente. vale recordar que en la sentencia T-388/09, el Magistrado Humberto Sierra Porto avaló un aborto hecho en la clandestinidad por “cesárea” (el niño nació vivo y lo mataron después), y condenó a las entidades de salud que negaron el aborto por estar por fuera de las tres causales. Por esta sentencia los magistrados fueron denunciados ante la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes, pues presuntamente Sierra Porto habría alterado la prueba para hacer parecer que la médica había indicado la práctica del aborto, cuando no fue así.

En opinión de los panelistas, la objeción de consciencia se ha constituido como una manera de eludir las obligaciones que el personal sanitario tiene en relación a los derechos de las mujeres a la salud reproductiva.  Afirmaron que los objetores de conciencia, no ejercen un derecho sino que piden un privilegio, pues para ellos la libertad de conciencia es un derecho para proteger la esfera privada, que debe limitarse en la vida social. Por tal motivo, insistieron en la realización de jornadas de capacitación obligatoria para los médicos objetores, a fin de brindarles conocimientos respecto de los deberes que tienen en materia de salud reproductiva (estos deberes, incluyen, la práctica de abortos).

Desde la sociedad civil, propusieron crear uniones de profesionales sanitarios que prestaran “servicios de salud reproductiva”, a manera de desobedientes civiles, frente a las leyes que prohíben el aborto. Es decir, fomentar la práctica del aborto clandestino.

Señalaron asimismo, que las políticas sanitarias en América Latina, no son neutrales y que promueven la objeción de consciencia, en opinión de las panelistas, deben generarse políticas públicas que otorguen incentivos a los médicos dispuestos a practicar abortos. Asimismo, siguiendo el ejemplo de la jurisprudencia colombiana, cuestionaron que los médicos tuvieran un derecho a objetar, pues su profesión, tiene carácter público al igual que la de los jueces, quienes no tienen derecho a la objeción de conciencia.

Urgieron a la modificación del lenguaje en torno a la objeción de conciencia: «No hay por qué hablar sobre objeción de conciencia, pues ello centra la atención en el objetor como titular de un derecho a la objeción de conciencia. Más bien, debe denominarse: “Negativa a proporcionar un servicio de salud”, “Negativa a cumplir con un deber”, “Negativa a prestar atención médica”, “Incumplimiento de un deber impuesto por ley”, “Impedimento del ejercicio del derecho de las mujeres a abortar.”»

La Comisionada Tracy Robinson, afirmó que trabajaría por la implementación del cambio en el lenguaje propuesto en el evento. Señaló, asimismo, que ni la libertad de consciencia, ni la libertad religiosa son derechos absolutos, pues los Estados tienen el deber de asegurar el derecho a la igualdad y no discriminación de todos los ciudadanos de las Américas. En esa misma línea, enfatizó, que el debate sobre la objeción de conciencia, no es el debate central, sino más bien un debate en el que se profundizará, una vez que se logre la despenalización del aborto en las Américas. Para Tracy Robinson, la sentencia colombiana, constituye un gran aporte, en cuanto permite una mejor comprensión de los derechos sexuales y reproductivos.

Las panelistas, afirmaron enfáticamente, que las instituciones no tienen derecho a la objeción de conciencia, se trata de un privilegio, sólo de las personas naturales. Por ello, criticaron el fallo de la Corte Suprema Norteamericana en el caso Hobby Lobby. Expresaron también que, el derecho a la libertad religiosa protege el derecho del individuo a creer, pero no las creencias en sí mismas, ni tampoco las acciones que se deriven de estas, si tienen consecuencias discriminatorias que atentan contra los derechos de las niñas y las mujeres. 

Insisten en que debe introducirse la noción de “derechos reproductivos” y por tanto, de aborto, en el Derecho Internacional Humanitario (pues en situaciones de conflicto armado y violencia, este opera por encima de la Constitución y el orden jurídico interno de cada país). De acuerdo al derecho internacional humanitario, los médicos no pueden rehusarse a cumplir con su deber de prestar servicios de salud, por ningún motivo. Si lo incumplieren, cometen un acto de tortura (independientemente de lo señalado por la legislación del país). Por esta vía, en un caso como el colombiano, el médico objetor de conciencia podría ser judicializado como “torturador”.

Leer más...

miércoles, 12 de noviembre de 2014

“Uso terapéutico del cannabis” es aprobado en primer debate en la Comisión Primera del Senado

resize

En la mañana de ayer, la comisión primera del Senado aprobó el Proyecto de Ley 80 de 2014 Senado que busca legalizar el uso “terapéutico y medicinal” de la marihuana en Colombia. El proyecto fue aprobado por 13 votos contra 2.

El proyecto fue respaldado por senadores de todos los partidos, incluido el Partido Conservador y el Centro Democrático. Sólo los senadores Paloma Valencia, y José Obdulio Gaviria votaron en contra.

La senadora Valencia justificó su voto negativo en que aunque estaba de acuerdo con la legalización, mantiene serias dudas sobre la implementación de la legalización de la droga, dada la incapacidad del Estado para ejercer un control realmente efectivo sobre estas. Según ella, en el país "impera la cultura de la ilegalidad" y "será muy difícil diferenciar los cultivos lícitos de los ilícitos" de aprobarse este proyecto.

Por su parte, el senador José Obdulio Gaviria justificó su rechazo al proyecto únicamente en que quiere discutirlo con el Centro Democrático y tomar una posición de bancada. "Quiero que este debate se dé en el seno de mi bancada y acompañaré en ese sentido a Paloma y abandonaré a Rangél y a Amín. Pero creo que podemos discutirlo con todos los argumentos y tomar una decisión de bancada. Creo que mi voto no tiene un efecto de bloquear el proyecto", dijo.

La única modificación que tuvo el proyecto en la comisión primera fue una proposición de la senadora Viviane Morales para que se "prohíba terminantemente la importación de medicamentos que tengan componentes del cannabis, para que por lo menos el negocio le deje algo a este país que ha perdido tanto por el narcotráfico. Podemos darnos a la tarea de producir estas medicinas".

Leer más...

martes, 11 de noviembre de 2014

“Dr. Muerte” colombiano confiesa haber asesinado a un bebé de 1 año, a petición de sus padres

En una entrevista con El País de Cali el médico Gustavo Quintana, el “Dr. Muerte” colombiano que al igual que el Dr. Jack Kevorkian en Estados Unidos, se ha dedicado a practicar eutanasias de forma particular, ha reconocido que “su paciente más joven” fue un bebé de 1 año de edad, al que asesinó por solicitud de sus padres. Vale recordar que la según sentencia C-239 de 1997 la eutanasia sobre pacientes sin capacidad de expresar su voluntad sigue siendo ilegal en el país.

A continuación el aparte de la entrevista al que nos referimos:

¿Cuál ha sido su paciente más joven y el más adulto?

Los mayores han sido dos de 92 años. Y el más pequeño fue un bebé de 1 año que sus padres decidieron que se le hiciera una eutanasia, porque nació con una malformación congénita y no había posibilidad alguna de que no sufriera los dolores por esa enfermedad.

Ahora, la Corte Constitucional, en la sentencia C-239 de 1997, resolvió:

Declarar EXEQUIBLE el artículo 326 del decreto 100 de 1980 (Código Penal), con la advertencia de que en el caso de los enfermos terminales en que concurra la voluntad libre del sujeto pasivo del acto, no podrá derivarse responsabilidad para el médico autor, pues la conducta está justificada.

Lo que significa, que en el caso de eutanasiar a un paciente que está incapacitado para expresar su voluntad, sí genera responsabilidad penal para el médico autor, y probablemente para lo padres del menor también, por el homicidio cometido.

Ahora, en el misma entrevista, Quintana demuestra conocer cuál es el pronunciamiento de la Corte, y por ende, parecería ser consciente de la ilicitud de su acto:

¿En Colombia es legal hacer eutanasia?

En Colombia es legal, porque sino fuera legal yo debería estar en una prisión. Pero las premisas de la Corte Constitucional son que exista un paciente terminal que tenga un dolor insoportable, que ese paciente esté consciente para que pueda expresar su deseo para que se le aplique la eutanasia y que se la aplique un médico que tenga conocimiento de un proceso indoloro para que traiga en forma adelantada la muerte y cese su dolor.

No se entiende entonces, cómo las autoridades permiten que este “Dr. Muerte” siga por ahí aplicando fármacos letales a pacientes en condición vulnerable. Ya no siente escrúpulo alguno de confesar él mismo sus crímenes, tal vez porque sabe que se le permitirá actuar con toda impunidad.

Leer más...

lunes, 10 de noviembre de 2014

Aspectos médicos que rechazan la legalización de la eutanasia, por Dra. Danelia Cardona

Reproducimos el artículo de la Dra. Danelia Cardona Lozada, directora del Departamento para la Promoción y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal de Colombia, publicado en el sitio web de la CEC.

Escrito por: Dra. Danelia Cardona - Es interesante que a nivel mundial, alrededor de las crisis del sector salud resurja el tema de la eutanasia como una herramienta que no fomenta el desarrollo de especialidades costosas como lo es el cuidado paliativo y que contribuye a que las maquinarias del sector salud parezcan más interesadas en su desarrollo económico que en las necesidades de sus pacientes.

El paciente terminal es un paciente psicológicamente vulnerable, numerosos estudios científicos señalan las dificultades en expresar sus necesidad psicosociales, el sentirse una carga para su familia y la falta de participación en la toma de decisiones sobre su enfermedad y su tratamiento. El paciente terminal más allá de sus necesidades médicas hace una revisión interior de su vida donde re-evalúa sus acciones y su vida, y necesita de un apoyo multi-disciplinario y de la posibilidad de una buena comunicación con su familia y su médico tratante.

La Eutanasia es vista por los especialistas en Cuidados Paliativos como "mala medicina". En la práctica médica, a diario, se encuentran síntomas refractarios (sin mejoría) cuyo sufrimiento es rápidamente mejorado por la intervención de especialistas. También se encuentran pacientes que están atemorizados de lo que el futuro puede traer porque les han dicho que tendrán una muerte dolorosa y difícil. Legalizar la muerte asistida medicamente reforzaría una creencia en la sociedad y en algunos profesionales de la salud, que la única manera para matar el dolor es matando al paciente.

La autonomía del paciente es importante pero no es ilimitada, si es así muchos procedimientos médicos fueran innecesarios y otros cuantos peligrosos se hubieran realizado. Existen comportamientos que son ilegales y que además impulsan a departamentos de salud a desarrollar estrategias de prevención en su frecuencia e incidencia, como es el suicidio. .Y aunque entendemos el sufrimiento de estas personas y no se les criminaliza por su comportamiento, la sociedad siente una responsabilidad para impedir y reducir la frecuencia de suicidios. Por qué entonces, hemos de ver diferente a los pacientes suicidas terminales? Creemos que tenemos el derecho a hacer lo que queramos, mientras no perjudiquemos al vecino. El suicidio no es legal en Colombia. Sin embargo, Esto no significa que sea un comportamiento aceptable que se deba promover o que los pacientes reciban asistencia para realizarlo.

Finalmente, la Eutanasia no es un acto médico. La base de la medicina, la relación médico-paciente entraría en un grave estado de crisis pues la confianza sobre la cual se basa esa relación desaparecería. Muchos son los pacientes terminales que entonces aceptarían a una muerte asistida simplemente porque piensan que esto es lo que se "espera" de ellos. Permitir la muerte asistida o eutanasia no es necesario ni deseable y de hecho puede impedir que los pacientes verdaderamente mueran "con dignidad".

Danelia Cardona
Médico Psiquiatra
Directora Departamento Promoción y Defensa de la Vida
Conferencia Episcopal de Colombia

Leer más...

viernes, 7 de noviembre de 2014

Tolerancia por decreto, por Ignacio Aréchaga

Reproducimos el artículo de Ignacio Aréchaga, publicado originalmente en su blog en Aceprensa.

La tolerancia ha sido un valor preciado en la tradición británica. Pero últimamente parece estar muy restringida en ciertas materias. Un síntoma es la polémica creada por la ministra de Educación, Nicky Morgan, por unas declaraciones al Sunday Times, en las que decía que las escuelas religiosas deberían enseñar a los alumnos a ser tolerantes con otras religiones y respetuosos con los derechos y relaciones de los gais y transexuales.

Circunscribir los problemas de tolerancia a estas escuelas y a los derechos de los gais es ya un enfoque estrecho. Por la misma razón debería plantearse si en las escuelas no religiosas se enseña a ser respetuoso con las creencias cristianas. O, puestos a respetar derechos, no se sabe por qué hay que poner como piedra de toque los derechos de los gais y no, por ejemplo, los derechos de los escoceses, que también han estado discutidos.

Pero a la ministra parece que le preocupa solo el posible fundamentalismo religioso, y está empeñada en una reforma para que las escuelas enseñen  “British values”, en donde incluye el respeto al matrimonio gay y a las relaciones homosexuales. Incluso ha advertido que las escuelas que no incorporen a su enseñanza estos “British values” serán juzgadas inadecuadas y se arriesgan a ser cerradas.

Las reacciones no se han hecho esperar. En el sector de escuelas religiosas –desde las judías a las católicas- surgieron voces preguntándose si iban a ser obligadas a renunciar a su doctrina para dar el o.k. a la homosexualidad y el matrimonio gay. ¿Dónde queda el respeto a la libertad religiosa y a la libertad de enseñanza?

Para tranquilizar a los discrepantes, el Departamento de Educación publicó un tuit aclarando que era “absurdo decir que las escuelas iban a tener que enseñar los derechos de los gais. Queremos que las escuelas enseñen un  curriculum abierto  basado en los valores británicos”.  Pero entonces las críticas surgieron del otro lado: ¿es que los derechos de los gais no forman parte de los valores británicos? ¡Homofobia flagrante!

De este modo la ministra se ha metido en terreno pantanoso. Es verdad que existen algunas escuelas religiosas donde la tolerancia no es un valor en alza. Hace algunos meses fueron noticia unas escuelas islámicas en Birmingham, legalmente reconocidas, donde la inspección educativa descubrió que se enseñaban doctrinas yihadistas y consignas a favor del Califato. Pero escándalos de este tipo son los que suelen utilizarse para promover medidas contra las escuelas religiosas en general, como un medio para acallar no a quien predica la violencia yihadista, sino a quien critica el matrimonio gay o cualquier otra doctrina que no guste al establishment de hoy día.

Diversas voces han señalado que las nuevas reglas, en teoría dirigidas a combatir el extremismo, están creando ya dificultades a las escuelas religiosas para ser coherentes con su ideario. El pasado octubre, The Telegraph informaba de que la Trinity Christian School de Reading había sido advertida por la inspección educativa de que para promover activamente la tolerancia, como exige la política de “British values”, debería invitar a imanes y líderes de otros grupos religiosos a que tuvieran reuniones en el colegio. De lo  contrario, su continuidad peligraba. Sin embargo, el año pasado la inspección había calificado de “excelente” la preparación que la escuela proporcionaba a los alumnos “para la vida en la moderna, multicultural y democrática sociedad británica a través de la enseñanza del principio cristiano ‘ama a tu prójimo’”. Sin duda, una escuela de raíces cristianas enseña a tener hacia el prójimo un sentimiento que va más allá de la mera tolerancia.

Pero se ve que en la democrática sociedad británica la tolerancia se ha transformado en un valor que se aplica solo en un sentido.

Leer más...

jueves, 6 de noviembre de 2014

Senador Benedetti vuelve y juega buscando la legalización de la eutanasia

El día de ayer, el senador Armando Benedetti radicó el Proyecto de Ley 117 de 2014 Senado en el cual retoma, por quinta vez, su intención de legalizar la eutanasia y el suicidio asistido en Colombia. En efecto, el proyecto consiste en un reencauche del que ya había sido presentado por él mismo en el periodo legislativo anterior y había sido hundido.

Presentíamos la presentación de este proyecto cuando vimos que los principales medios de comunicación (Semana, El Tiempo, El Espectador, etc.) publicaron artículos y editoriales para argumentar a favor de la eutanasia, todo con el propósito de crear un clima de opinión que apoyara la presentación de este proyecto. Nuestras sospechas fueron confirmadas por el mismo Benedetti en su cuenta de twitter:

El nuevo proyecto de ley está sobrecargado de “garantías” y condiciones para asegurar que las solicitudes de eutanasia sean hechas con “total libertad y conciencia” por parte del paciente. Incluyen cosas como tiempos de espera obligatorios, comité de referencia interdisciplinaria en los hospitales y declaraciones juramentadas ante notario. Sin embargo, el proyecto se burla todas estas “garantías” en el artículo 5° que abre la puerta a la eutanasia involuntaria.

Artículo 5°. Petición escrita completada por los familiares o por el  médico tratante. En todos los demás casos en que el paciente se encuentre inconsciente y no pueda expresar su voluntad por escrito, ni por ningún otro medio, sus familiares en primera instancia, siguiendo los rigurosos criterios de parentesco por consanguinidad establecidos por el artículo 35 y siguientes del Código Civil podrán pedir al médico tratante la terminación de la vida de una forma digna y humana, siempre y cuando se cumplan los requisitos establecidos en los numerales 1, 2 y 3 del presente artículo.

En el caso de que el paciente no tenga familia, será el mismo médico tratante, previa consulta a un médico especialista, quien elaborará la petición, siempre y cuando concurran los siguientes requisitos:

1. Que el paciente sufra de una enfermedad terminal o grave lesión corporal que le produzca intensos dolores, padecimientos continuos o una condición de gravísima dependencia y minusvalía que la persona considere indigna.

2. Que el paciente esté inconsciente definitivamente.

3. Que la condición médica del paciente sea irreversible y no pueda ser aliviada por la ciencia médica actual con esperanza de cura o mejoría.

4. Que tras un tiempo prudencial de búsqueda, que no excederá de un (1) mes, realizado por la Clínica o el Centro Hospitalario con ayuda de las instituciones públicas y privadas correspondientes, no haya sido posible dar con el paradero de los familiares o parientes del paciente.

Con este artículo, se está incluyendo en el proyecto la misma trampa para anular las garantías puestas previamente. Aquí se hace evidente la mala fe que motiva este proyecto, que abre la puerta de par en par a la eutanasia involuntaria, y se titula “petición escrita complementada”, cuando la realidad de la redacción del artículo permite que la petición sea formulada enteramente por los médicos o familiares.

Así es que el proyecto en nada impide que los pacientes con plena conciencia sean presionados por parte de médicos, familiares, o la institución de salud a solicitar la eutanasia. Pero además, permite que si el paciente no está consciente, sean sus familiares o los médicos los que tomen la decisión de autorizar la eutanasia.

Leer más...

miércoles, 5 de noviembre de 2014

Proyecto de Ley 117 de 2014 Senado (Eutanasia y suicido asistido)

El senador Armando Benedetti del Partido de la U, ha querido insistir con el proyecto de ley para legalizar la eutanasia en el país, y ha radicado el proyecto de ley 117 de 2014 Senado “por la cual se reglamentan las prácticas de la Eutanasia y la asistencia al suicidio en Colombia y se dictan otras disposiciones”, que revive el proyecto que ya había sido hundido en el periodo pasado.

Proyecto de ley 117 de 2014 Senado

por la cual se reglamentan las prácticas de la Eutanasia y la asistencia al suicidio en Colombia y se dictan otras disposiciones

Autor: H.S. Armando Benedetti Villaneda

Proyecto Original (4 de noviembre) – Gaceta (679/14)

Leer más...

Ministerio de Educación responde a los padres de familia, negando la suspensión del PESCC

screenshot-es.scribd.com 2014-11-05 16-16-33

El Ministerio de Educación Nacional ha respondido a la petición que ha creado el movimiento de padres Un Paso al Frente!, y que al día de hoy ha recogido más de 7.700 firmas en CitizenGo, para que se suspenda el Programa Nacional de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía y el respeto de los derechos fundamentales de los padres de familia. En la respuesta, el Ministerio niega la solicitud y afirma que Programa ha cumplido con todos los requisitos debidos, incluida la participación de los padres de familia.

Según la respuesta del Ministerio, el programa “responde en primera instancia a los instrumentos internacionales ratificados por Colombia , a los mandatos constitucionales y a los deberes y compromisos que sobre materia de derechos humanos sexuales y reproductivos, sexualidad y equidad de género, disponen la Constitución Política de Colombia, las leyes y políticas públicas intersectoriales.” Sin embargo, la realidad es que no existe obligación internacional de impulsar un adoctrinamiento abortista y de género entre los menores, y sí, por el contrario, Colombia está obligado por los tratados de Derechos Humanos, a respetar el derecho fundamental de los padres de familia de educar a sus hijos.

Así mismo, el Ministerio aduce que en la formulación, pilotaje e implementación del PESCC hubo participación de padres de familia:

Siendo conscientes que la educación para la sexualidad es un asunto que incumbe de manera prioritaria a los padres y madres de familia, se han generado diversos espacios para la discusión, reflexión y construcción colectiva. Así, en la fase de pilotaje del PESCC, llevada a cabo entre los años 2006 y 2007 y diseñada para validar y ajustar la propuesta pedagógica, conceptual y operática del Programa, participaron padres y madres de familia de entidades territoriales como: Caquetá, Florencia, Risaralda, Dosquebradas, Salivar, Nariño y Bucaramanga.

De igual forma, a partir de la fase de expansión del mismo y hasta la fecha, en las 13.564 Instituciones Educativas que se implementan acciones en Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía, 2.486 agentes educativos distribuidos entre padres, madres. y otros actores de la comunidad, han participado activamente junto a directivos, docentes, estudiantes y psico-orientadores en las instancias (mesas de trabajo institucional, comités escolares de convivencia, etc.), en donde se diseña, acompaña y evalúa el desarrollo del Proyecto Pedagógico en Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía.

Empero, de la misma respuesta del ministerio se desprenden dos hechos: El primero es que se ha igualado la participación de los padres de familia a los demás “agentes educativos”, como docentes y orientadores, lo cual desconoce que son los padres de familia quienes detentan la potestad decisoria sobre la educación de sus hijos, y su criterio no es objeto de negociación con el Estado. Por otro lado, la participación de los padres  no ha correspondido con ningún criterio de representatividad, se limita a ciertas regiones del país que no representan a la mayoría de la población, y tampoco se ha permitido la participación de representantes de las asociaciones de padres de familia.

De hecho, en la respuesta del ministerio al derecho de petición presentado por la Red Familia Colombia, se observa que la organización solicitó ser incluida en el proceso de reglamentación de la Ley 1620 “antimatoneo”,  y fueron ignorados y los documentos presentados no fueron tenidos en cuenta.

Además, no sobra recordar que los derechos fundamentales son personales e intransferibles, por lo cual, no importa que el Programa de Educación para la Sexualidad haya sido construido con la participación de padres de familia, cada padre mantiene la potestad sobre la educación de sus hijos y el Estado no puede imponerles unos contenidos educativos si el padre no lo quiere.

A continuación la respuesta del ministerio.

Leer más...

martes, 4 de noviembre de 2014

Bailarín Nerú Martínez deja la homosexualidad y el Lobby LGBT arremete contra él

El reconocido bailarín Nerú Martínez, que en 2010 se presentó a las elecciones parlamentarias buscando el voto LGBT, dio una entrevista al canal Caracol, en la que afirmó que había encontrado a Dios y Él le había sacado de la homosexualidad. Luego de la entrevista, personajes vinculados al lobby homosexual en Colombia arremetieron contra él en las redes sociales.

En la entrevista dada al programa La Red de Caracol, Martínez dijo que había dejado de ser homosexual y ahora quería conformar una familia y tener hijos. “Dios se quitó una costilla para sacar una mujer, no una transexual, ni un travesti. Para todo hombre hay una mujer”.

Sobre la homosexualidad dijo: “Me escondía sobre una máscara, utilizando  lentes de contacto, pelo largo, colores”, pues la causa de esto sería un abuso sexual que sufrió cuando era niño, “Ni mi familia sabe esto. De niño, yo tenía 6 o 7 años, cuando asaltan tu niñez, abusan de ti, y sigue ese patrón, eso fue lo que conocí, seguí el patrón que no era el mío”, señaló conmovido.

Admitió que durante muchos años llevó una vida pecaminosa: “infidelidades, lujuria, pornografía: ¿qué no hice?”, y dijo que “no me arrepiento de todo lo hice porque ese fue el camino para llegar a donde estoy ahora”. El cambió comenzó cuando tocó fondo, y empezó por buscar a Dios “Le pregunté a Dios cómo puedo restablecer mi vida… el cambio es Jesús, acepté a Jesús…no es fácil, buscar de Dios es un camino doloroso”. Ahora quiere ser pastor protestante.

Ira del lobby homosexual

Luego de la entrevista, los comentarios de la comunidad homosexual no se hicieron esperar en las redes sociales, acusando al bailarín de mentiroso, ingenuo, o sólo estar “buscando negocio”.

Leer más...

Dos homosexuales, por Salvador Sostres

Reproducimos el artículo del escritor Salvador Sostres, publicado originalmente en el diario El Mundo de España.

Paco Rego explicaba ayer en 'Crónica' la historia de dos homosexuales de Mallorca que tuvieron el capricho de ser padres de dos niños al mismo tiempo. El capricho de que los niños tuvieran rasgos europeos. Y el capricho de que encima les saliera barato. De modo que buscaron los óvulos de una misma mujer nórdica y se fueron a buscar dos vientres de alquiler a Tailandia, un país que si ya en general ofrece pocas garantías, la inseguridad es total en el caso de los vientres de alquiler, una actividad allí considerada, como mínimo, alegal

En Estados Unidos esta práctica es legal y está perfectamente controlada. El precio de cada operación es de 120.000 euros.

Pero en Tailandia pasa lo que pasa, y las dos mujeres que caprichosamente habían elegido los dos homosexuales, en lugar de tener un hijo cada una, tuvieron partos de lo más productivos: una tuvo gemelos y la otra trillizos. Además, las autoridades tailandesas, para mejorar su imagen sobre lo que hacen con los niños en ese país, decidieron retener a los dos homosexuales hasta hacerles demostrar que los niños eran realmente suyos y que las 'madres' habían prestado su vientre libremente, sin coacciones ni amenazas.

Lo primero que hay que decir es que si los homosexuales caprichosos no hubieran querido aprovecharse de la miseria para ahorrar, no habrían experimentado el terrible sufrimiento de ser retenidos en Tailandia, y habrían pagado en los Estados Unidos más o menos la misma cantidad si contamos su larga estancia -seis meses- en el país tercermundista, la minuta de los abogados que tuvieron que contratar y la más que probable mordida para las autoridades tailandesas, que aunque los chicos la niegan, todos sabemos cómo suelen resolverse estos asuntos. No es que me guste hablar de dinero, pero ¿qué se puede esperar de unos padres con este sentido de la generosidad?

Hay que decir también que si hubiera sido yo quien hubiese buscado unos óvulos nórdicos para asegurar la genética, y un vientre tercermundista para contener el gasto, habría sido acusado de racista y de negrero, pero como lo han hecho dos homosexuales, parecen víctimas, y su inventado 'derecho' de ser padres pasa por encima de los derechos más reales y elementales, que son los de los niños. Estamos enfermos de relativismo.

Pero es que además, este mismo e inventado derecho de la paternidad homosexual se vio pisoteado por la propia inconsistencia de quienes en este caso lo reclamaron, pues el supuesto amor que se tenían los dos padres no sobrevivió ni a la primera discusión y ya en Tailandia se separaron. Las madres de ambos mozos tuvieron que volar hacia aquel infierno y enseñarles a cambiar pañales y a cuidar de sus hijos.

La paternidad homosexual es un egoísmo que sólo tiene en cuenta los supuestos derechos y la voluntad de los padres, y para nada la de los niños. Son experimentos que se basan en el capricho de dos hombres y nunca en el amor. En lo que esperan obtener y no en la calidad de lo que van a ser capaces de dar. El amor que se precisa para ser padre no puede nunca nacer de semejante egoísmo.

Eso no significa que las parejas heterosexuales sean todas perfectas, ni que no haya matrimonios desastrosos. Pero una familia es un matrimonio y sus hijos. Y un matrimonio, por mucho que esta palabra se rebaje y se adultere, es un sacramento que consagra la unión entre un hombre y una mujer. Ésta es la estructura de la civilización y la que Dios bendice.

Están las familias con sus matrimonios y sus hijos, y luego está Tailandia y este vivir absurdo y pueril incapaz de asumir las consecuencias de cada acto. Ser padre no es un capricho. Y ningún padre sensato, casado con una mujer igualmente sensata, elegiría para sus hijos, en algo decisivo, lo más barato, sino lo más caro. Si lo hacemos hasta por el cochecito, ¿qué no haríamos por el vientre donde se tuviera que gestar?

Los niños necesitan a su padre y a su madre, y que dos homosexuales quieran ser padres demuestra que necesitan más amor del que están dispuestos a dar. Si algo entendieran de cómo es la vida en realidad, y que el amor se basa en la generosidad aunque esta generosidad nos aleje del capricho, no habría homosexuales intentando ser padres porque todos habrían entendido sus limitaciones en este particular. Lo más generoso es, no pocas veces, renunciar.

Si la sociedad no estuviera enferma de relativismo, de resentimiento, de rabia contra Dios, por esa rebeldía que sólo conduce a un mayor sufrimiento, no habría tanto perturbado -homosexual o no- capaz de legislar contra los más fundamentales derechos de los más indefensos, ni tanta jauría desalmada y terrible dispuesta a aplaudirles en nombre de una libertad que ellos están fríamente asesinando con cada una de sus majaderías sectarias.

Leer más...

lunes, 3 de noviembre de 2014

2° Conversatorio En Familia: Ideología de Género y Padres de Familia

screenshot-blu184.mail.live.com 2014-11-01 11-59-12 

La Red Familia Colombia y el movimiento de padres Un Paso al Frente!, en asocio con el Foro Nacional de la Familia, están invitando a su 2° Conversatorio En Familia, titulado “Ideología de Género y Padres de Familia: una realidad cada vez más evidente que debemos entender”.  En este conversatorio se busca explorar el planteamiento de la Ideología de Género y su agenda política en el campo educativo para atacar la autoridad de los padres en sus hogares.

El conversatorio será el miércoles 19 de noviembre, de 5:30 a 7:30 PM, en el auditorio del Colegio San Carlos (Calle 192 # 9 – 45, Bogotá), y la entrada tiene un valor de $ 20.000. El cupo es limitado, así es que se recomienda confirmar la asistencia con tiempo, al correo electrónico: conversatoriosfamilia@gmail.com

Leer más...