Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
48% Alcanzado
$360.000 Donados
Días que faltan
8 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

martes, 17 de marzo de 2015

Colombia no firmó la declaración de apoyo a los Cristianos perseguidos en oriente medio

La delegación de la Santa Sede ante la ONU junto a las delegaciones de Rusia y el Líbano propusieron ante la asamblea general una declaración de apoyo a los derechos humanos de los cristianos y otras comunidades religiosas, particularmente en el medio oriente. La declaración recibió las firmas de otros 60 países, entre los cuales no está Colombia.

"El Medio Oriente - se lee en el documento - está viviendo una situación de inestabilidad y  el conflicto se ha intensificado recientemente. Las consecuencias son desastrosas para toda la población de la región. La existencia de diferentes comunidades religiosas está seriamente amenazada. Los cristianos son particularmente atacados y su propia existencia está en duda. Son frustrados los esfuerzos para construir un futuro mejor para todos. Somos testigos de una situación en la cual la violencia, el odio religioso y étnico, el radicalismo fundamentalista, el extremismo, la intolerancia, la exclusión, la destrucción del tejido social de la sociedad y del interés común  se están convirtiendo en las características de un modelo político y social invivible que pone en peligro la existencia misma de muchas comunidades y especialmente la cristiana".

"Millones de personas huyeron o fueron obligadas a abandonar sus tierras ancestrales. Los que viven en las zonas de conflicto o en las zonas controladas por los grupos terroristas están bajo la amenaza constante de violaciones de derechos humanos, la represión y el abuso. Las comunidades y los individuos son víctimas de actos de barbarie de la violencia: privados de sus hogares, expulsados ​​de sus tierras de origen, se les venden como esclavos, asesinados, decapitados y quemados vivos. Decenas de iglesias cristianas y santuarios antiguos de todas las religiones fueron destruidos La situación de los cristianos en Oriente Medio, una tierra donde han vivido durante siglos y tienen derecho a permanecer, creando profundas preocupaciones. Hay más y más razones para temer seriamente por el futuro de las comunidades cristianas que tienen más de dos mil años de existencia en esta región, donde el cristianismo ha tenido un lugar y comenzó su larga historia. Las contribuciones y construcciones positivas de los cristianos son bien conocidas en varios países y sociedades en el Medio Oriente".

"Confiamos en que los gobiernos, todos los líderes civiles y religiosos de Oriente Medio, se unan a nosotros para denunciar esta situación alarmante y para la construcción conjunta de una cultura de la convivencia pacífica. En nuestro mundo globalizado, el pluralismo es un enriquecimiento. La presencia y contribución de las comunidades étnicas y religiosas son un reflejo de la diversidad antigua y tienen un patrimonio común. Un futuro sin las diferentes comunidades en el Medio Oriente será un alto riesgo de nuevas formas de violencia, la exclusión y la falta de paz y desarrollo".

"Pedimos a la comunidad internacional dar apoyo a la presencia histórica arraigada de todas las comunidades étnicas y religiosas en el Medio Oriente. Aquí aparecieron las religiones del mundo, incluyendo el cristianismo. Ahora viven bajo seria amenaza existencial del llamado  'Estado islámico' (Daesh) y Al Qaeda y grupos terroristas afiliados, que trastornan la vida de todas estas comunidades, y crean el riesgo de la desaparición completa de los cristianos. Este apoyo ayudará a los países de la región para reconstruir sociedades pluralistas saludables y sistemas políticos que garanticen los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos. Por lo tanto hacemos un llamamiento a todos los Estados a reafirmar su compromiso de respetar los derechos de todos, en especial el derecho a la libertad de religión, consagrado en los instrumentos internacionales sobre derechos humanos fundamentales".

El documento recibió el apoyo de Albania, Andorra, Armenia, Australia, Austria, Bielorrusia, Bélgica, Bosnia Herzegovina, Brasil, Bulgaria, Canadá, Chile, República Checa, Congo, Croacia, Cuba, Chipre, Dinamarca, El Salvador, Finlandia, Macedonia, Francia, Alemania, Grecia, Guatemala, Haití, Honduras, Hungría, Islandia, Irak, Irlanda, Israel, Italia, Liechtenstein, Luxemburgo, Mali, Malta, Mónaco, Holanda, Noruega, Panamá, Paraguay, Perú, Filipinas, Polonia, Portugal, República of Corea, Rumania, San Marino, Serbia, Eslovaquia, Eslovenia, Somalia, Malta, España, Suiza, Reino Unido, Estados Unidos, Venezuela y Zambia. Colombia no firmó la declaración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario