Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Únete a Voto Católico Colombia

viernes, 31 de julio de 2015

Denuncian promoción del aborto por fuera de las tres causales en hospitales públicos de Bogotá

CLQYIPnWgAADHuT

El día de hoy se llevó a cabo un debate de control político en el Concejo de Bogotá, citado por los concejales Marco Fidel Ramírez y Clara Lucía Sandoval, en el cual denunciaron la política de la Administración distrital de inducción a las mujeres a la práctica del aborto, aún por fuera de las tres excepciones establecidas por la Corte Constitucional.

La concejal Clara Lucía Sandoval empezó por señalar que en el ordenamiento jurídico colombiano el aborto sigue siendo un delito, según la sentencia C-355 de 2006 de la Corte Constitucional en la cual declaró exequible la inclusión del delito de aborto en el código penal, excepto en los casos de riesgo para la vida y la salud de la mujer, violación o malformaciones incompatibles con la vida. En este orden, la práctica de abortos que no se encuentran en alguna de esas tres causales es un delito castigado por el código penal.

Recordó cómo, en la discusión del Plan de Desarrollo de la “Bogotá Humana” se incluyó como objetivo la atención del 100% de las solicitudes de aborto dentro del marco de la Corte, pero cuando se quiso incluir el combate contra el aborto ilegal, la administración distrital no lo permitió. Desde el 2012 se ha incrementado el presupuesto para el aborto en la capital en un 96%, y hasta la fecha, el distrito ha gastado 2.525 millones para la promoción del aborto. Por el contrario, no hay ningún registro de solicitudes de aborto negadas, o de acciones policivas en contra del aborto ilegal. Tampoco se han hecho campañas en favor de la vida y para prevenir el aborto.

La administración del alcalde Gustavo Petro creó los “servicios amigables para la mujer”, destinando 74 salas de parto para la práctica exclusiva del aborto en los hospitales públicos de Suba y Centro-Oriente. La Secretaría de la Mujer estaría induciendo a las mujeres al delito de aborto, cuando el embarazo no está en las tres causales despenalizadas, disfrazándolos bajo la causal del riesgo para la salud mental.

En 2014, según los registros del distrito se realizaron 8.811 abortos bajo la causal de riesgo para la vida o la salud de la madre, 4 abortos por malformaciones y 20 por acceso carnal abusivo. De esos 8.811 abortos bajo la causal de riesgo para la vida o la salud de la mujer, 8.680 se autorizaron aduciendo riesgo para la salud mental de la mujer, el 98,5%.

En su momento el concejal Edward Arias intervino “Como médico, debo decir que hay una etapa normal de depresión en el embarazo, lo que están haciendo en el distrito es que están etiquetando una etapa normal del embarazo como si fuera un riesgo para la salud de la mujer.”

“El alcalde tanto dice que se enfrenta contra las mafias, y no lo vemos enfrentar a la mafia del aborto,” dijo la Concejal Sandoval.

“Para la salud mental de la mujer sigue siendo más seguro para la mujer llevar a término el embarazo a la práctica del aborto”, dice la Dra. Danelia Cardona. “Los trastornos de adaptación no deben ser rotulados como riesgo para la salud mental de la mujer”.

La concejal narró cómo fueron algunas mujeres al Hospital de Suba a simular estar buscando un aborto “Una amiga mía, con cinco meses de embarazo, fue con su esposo al Hospital de Suba y dijo que no estaba en ninguna de las tres causales, y la respuesta de la funcionaria fue ‘No hay problema’, y de inmediato la enviaron a cita con el psicólogo para seguir el proceso de aborto. Llegó muy nerviosa diciendo ‘Si me descuido me hacen el aborto’.”

En otra grabación se escucha a la funcionaria del Hospital de Suba, diciéndole a otra mujer que admite que no está en riesgo su vida, que si no quiere el embarazo hay una afectación emocional.

“Cuando pregunto a la Secretaría de Salud qué relación tienen con Oriéntame, me responden que “nada, no hay ningún contrato”. Entonces ¿Por qué los funcionarios del Hospital de Suba están entregando volantes de Oriéntame?” añadió la concejal, “la misma persona de mi unidad normativa, sin estar embarazada, fue a Profamilia y al Hospital de Suba y en ambos lugares le diagnosticaron una grave perturbación en su salud emocional.”

También se denunció que mientras el fallo de la Corte Constitucional habla de “riesgo grave para la vida o la salud de la mujer” la Circular 0043 de la Secretaría Distrital de Salud, dice que “No es necesaria ni obligatoria la presencia de una enfermedad o de un diagnóstico específico, ni la de un riesgo inminente ni severo”. Si en la EPS el psicólogo valora que no hay riesgo real para la salud de la mujer que solicita el aborto, la Secretaría de Salud los presiona, las mujeres van y abortan en el Hospital de Suba, y con el concepto del psicólogo del Hospital pasan la cuenta de cobro a la EPS.

Por último, denunció la promoción del aborto a través de los programas de educación sexual: “La Secretaría de Educación hizo una campaña llamada “Sexos Consentidos” de educación sexual entre los estudiantes del distrito, ¿Quieren saber con quién contrató la Secretaría de Educación la campaña? ¡Con Oriéntame!, una empresa de aborto.”

Por su parte, el concejal Marco Fidel Ramírez condenó el aumento desmedido de la práctica del aborto a partir de 2012. Entre 2006 y 2014 se han practicado en Bogotá 23.255 abortos: 22.648 abortos por riesgo para la vida o la salud de la mujer (97,4%), 444 abortos por malformación (2%), y 163 abortos por violación (0,17%). Mientras que  entre 2006 y 2011, fueron 670 abortos bajo la causal salud (59%), 308 abortos por malformación (27%), y 138 por violación(12%) (1.143 abortos en total).  En un solo año se pasó de 670 abortos (2011) a 6.217 (2012), y en 2014 se acelera a 8.811.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada