Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

sábado, 28 de febrero de 2015

Episcopado promueve novena por la vida, del 16 al 25 de marzo

Esta es la principal novedad de la versión 2015 de la campaña "Fecundar Vida" que es animada por el episcopado colombiano. Esta oración quiere reparar los actos relacionados con el aborto.Así lo aseguró Andrea Catalina Garzón Contreras, integrante del departamento de Promoción y Defensa de la Vida.

"La oración siempre será una enorme herramienta para la causa de la defensa y la promoción de la vida y en esta ocasión, la Novena por la Vida la ofreceremos en reparación por todos los actos cometidos en relación con el aborto", explicó Garzón Contreras. Descarga la versión PDF

La novena está dedicada a Nuestra Señora de Guadalupe, Patrona de lo no nacidos y se iniciará el próximo 16 de marzo. Será antesala de la campaña "Fecundar Vida" que se lanzará el  25 de marzo en la Catedral Primada de Bogotá.

"Esperamos que nuestras comunidades se encuentren en un ambiente propicio para ofrecer una plegaria diaria, con Eucaristía, el rezo del Santo Rosario y sus intenciones especiales y las alabanzas a María.", señala un comunicado de prensa emitido por el departamento de Promoción y Defensa de la Vida.

"Invitamos a todos los fieles a unirnos en oración durante nueve días por los no nacidos, las mamás y aquellos que han cometido actos relacionados con el aborto. La oración es nuestra mejor herramienta de amor con los demás", concluyó Andrea Catalina Garzón Contreras.

Leer más...

jueves, 26 de febrero de 2015

Cuando la censura se disfraza de respeto, por Ignacio Aréchaga

Reproducimos el artículo de Ignacio Aréchaga, publicado originalmente en su blog en Aceprensa.

Cuando un área es etiquetada como espacio seguro uno puede pensar que se trata de un sitio donde los  niños juegan con tranquilidad o donde los ciclistas circulan sin temor a los coches. Pero en muchas universidades norteamericanas el concepto de “safe space” tiene ahora que ver con las palabras y las ideas. Desde hace años proliferan políticas de “safe space”, destinadas en principio a garantizar una actitud inclusiva, en la que ninguna minoría pueda sentirse discriminada u ofendida.

En su origen hay un objetivo positivo: lograr un ambiente respetuoso, en el que todos puedan participar y ser escuchados. Pero cada vez más se está convirtiendo en el expediente para evitar que nadie tenga que oír o entrar a debatir ideas que puedan resultarle molestas. De ahí que no pocos observadores vean en esto una amenaza a la libertad de expresión, precisamente en un ámbito donde el estudiante va para abrir su mente a nuevas ideas y aprender a confrontar las suyas con otras.

Lo que pretende arropar el “safe space” puede advertirse por la política de la Universidad de Columbia –en teoría un adalid del liberalismo– que  pide a sus estudiantes que coloquen en su dormitorio un aviso en que el se declara que en ese espacio “no se permite la homofobia, la transfobia, la misoginia, el racismo, el clasismo, la discriminación por discapacidad” y que nadie va a sentirse “oprimido” en la interacción con los demás.

En la práctica, lo que acaba ocurriendo es que cualquiera puede decir que “se siente ofendido” por determinadas palabras, lo que lleva a cerrar el debate en la clase o en la residencia o en la actividad de que se trate. Como dice la escritora Wendy Kaminer, “hoy día, cuando los estudiantes se quejan de amenazas a su seguridad y piden estar en ‘espacios seguros’, a menudo de lo que están hablando es de la amenaza de un discurso no deseado y están pidiendo protección contra las molestias emocionales suscitadas por ideas  inquietantes”.

El temor a que nadie pueda sentirse molesto o traumatizado  ha llevado también a la proliferación de avisos –trigger warnings– en los materiales utilizados en los cursos. En ellos se advierte de los peligros de ciertos materiales “potencialmente traumáticos” por evocar problemas o episodios relacionados  con una amplia gama de experiencias negativas (desde el racismo al sexismo o el antisemitismo). Así, una lectura de El mercader de Venecia, de Shakespeare, deberá advertir de su antisemitismo, y una exposición de Huckleberry Finn, de Mark Twain, se cuidará mucho de utilizar una palabra racista como “negro”. Para la política de “safe space” tan negativo puede ser utilizar una palabra en el contexto de un cita que como grito insultante.

Todo esto va creando un clima que los críticos califican de conformismo intelectual y de censura. La irritación de estos queda patente en un estudiante de Columbia que calificó su habitación como un “espacio inseguro” y advirtió en un aviso: “Ya seas negro, blanco, latino, asiático, nativo americano, gay, heterosexual, bisexual, transexual, capacitado, discapacitado, creyente, agnóstico, rico, de clase media o pobre, aquí se juzgarán tus ideas por su solidez y coherencia, no por lo que eres”.

Pero esto pone nerviosos a los partidarios de los “safe spaces”. Una libre confrontación de ideas sin tabúes, que siempre ha sido una marca universitaria, puede ser peligrosa para la intolerancia de lo políticamente correcto. De modo que al final una política que enarbola la bandera de la aceptación universal, acaba excluyendo ciertos debates e incluso sancionando a quien se atreve a suscitarlos.

En el fondo, el puritanismo tan denostado vuelve a hacerse presente para proteger nuevas causas. Ciertas palabras, ciertas ideas, son descartadas no por un intercambio intelectual sino rasgándose las vestiduras. Hay cosas que pueden herir los sentimientos de determinados grupos igual que otras podían ofender antaño los oídos de damiselas victorianas.

Los “safe space” se convierten así en zonas donde la censura se disfraza de respeto.  Lo importante es que nadie –nadie de los grupos defendidos– se pueda sentir molesto, ante ideas que puedan inquietar su conformismo intelectual o contrariar su estilo de vida. La susceptibilidad otorga el carnet de víctima y el derecho a cerrar la boca del oponente.

En otros tiempos, ante la censura del poder el disidente tenía al menos la aureola del rebelde. En cambio, quien desafía la censura actual es etiquetado de intolerante.  El newspeak orwelliano es la lengua oficial de los “safe space” universitarios.

Leer más...

El Espectador utiliza incidente diplomático para “refutar” el dogma de la infalibilidad papal

screenshot-www.elespectador.com 2015-02-26 12-25-53

El día de ayer, el diario El Espectador, cuya redacción sobre temas religiosos brilla por su ligereza al hablar de temas en los que son absolutamente ignorantes, publicó un artículo refiriéndose al incidente diplomático entre La Santa Sede y el gobierno mexicano por el uso de la expresión “mexicanización” que hizo el santo padre, como “evidencia” de que “el pontífice dejó de ser "infalible" y comete errores como todo humano.” Nuevamente, El Espectador ha demostrado su total y absoluta ignorancia en temas religiosos, y su desvergüenza para hablar sobre lo que no saben.

Las recientes imprudencias del papa Francisco, que esta semana causaron un "choque diplomático" con México, demuestran que el pontífice dejó de ser "infalible" y comete errores como todo humano.

Las "metidas de pata" del papa latinoamericano, poco dado a la estricta diplomacia vaticana, le han costado críticas en los últimos dos meses de su pontificado y rompen con el principio de la "infalibilidad pontificia", aunque es más de tipo doctrinal y moral que en su conducta.

En qué consiste el Dogma de la Infalibilidad Pontificia. Lo define el Concilio Vaticano I  en su Constitución Apostólica Pastor Aeternus:

Por esto, adhiriéndonos fielmente a la tradición recibida de los inicios de la fe cristiana, para gloria de Dios nuestro salvador, exaltación de la religión católica y salvación del pueblo cristiano, con la aprobación del Sagrado Concilio, enseñamos y definimos como dogma divinamente revelado que:

El Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra, esto es, cuando en el ejercicio de su oficio de pastor y maestro de todos los cristianos, en virtud de su suprema autoridad apostólica, define una doctrina de fe o costumbres como que debe ser sostenida por toda la Iglesia, posee, por la asistencia divina que le fue prometida en el bienaventurado Pedro, aquella infalibilidad de la que el divino Redentor quiso que gozara su Iglesia en la definición de la doctrina de fe y costumbres. Por esto, dichas definiciones del Romano Pontífice son en sí mismas, y no por el consentimiento de la Iglesia, irreformables.

Con esto queda claro que la infalibilidad pontifica se predica más de ciertos actos magisteriales del Papa, lo que se conoce como magisterio solemne, no cualquier acto de magisterio ordinario (homilía, catequesis, encíclica), y mucho menos a las declaraciones hechas por el Papa de forma privada, en entrevistas, audiencias privadas, o correspondencia personal.

El Espectador cita otros escándalos suscitados recientemente por declaraciones del papa Francisco, que han obligado al Vaticano a emitir nuevos comunicados para aclarar la intención del pontífice.

El lenguaje directo y estilo espontáneo del papa argentino le han costado varias críticas, seguida de aclaraciones.

Una de ellas fue en enero pasado cuando habló sin tapujos de "dar un puñetazo si insultan a mi madre" al criticar el hecho de que la libertad de expresión supere los límites que impone el respeto hacia las demás religiones.

El papa hizo ese comentario al ser interrogado por los periodistas del vuelo papal sobre los atentados en Francia contra la revista satírica Charlie Hebdo.

Entendida por algunos como una modificación del precepto evangélico de no reaccionar con la violencia, e inclusive de mostrar la otra mejilla, el mismo Francisco aclaró sucesivamente el real sentido de las palabras, de optar por la prudencia.

Otra expresión muy franca, como confesar a la prensa las ganas de "dar una patada en donde no pega el sol" cuando intentaron corromperlo dos funcionarios cuando era arzobispo de Buenos Aires, también generó desconcierto.

Pero seguramente lo que más ha irritado a los católicos fue cuando los instó, también en el vuelo papal, a "no reproducirse como conejos", lo que para muchos resultó un cambio de visión histórico, una suerte de apertura a la contracepción, algo que por ahora no es previsible.

Sin duda alguna que uno de los signos característicos de este pontificado ha sido el uso de expresiones espontáneas y frívolas con la intención de explicar la Doctrina de la Iglesia. Ciertamente que la experiencia luego de dos años de pontificado invita a dudar sobre la conveniencia de tal estilo comunicativo del santo padre, pues la necesidad de aclaraciones revela que tal lenguaje, como una espada de doble filo, ha terminado confundiendo más que aclarar la doctrina evangélica. Y es perfectamente legítimo considerar equivocado el uso de ese tipo de expresiones por el santo padre, dado que no comprometen ni el dogma de la infalibilidad papal, ni la obediencia debida al sumo pontífice.

Leer más...

miércoles, 25 de febrero de 2015

DIAN planea eliminar exención tributaria a los templos y confesiones religiosas

screenshot-www.semana.com 2015-02-25 19-02-10

La DIAN publicó hace poco un informe, reportado por RCN La Radio, según el cual las confesiones religiosas que funcionan en Colombia reportarían en 2013 “un patrimonio cercano a los 9,7 billones de pesos y más de 4 billones de pesos por concepto de ingresos.” Según Santiago Rojas, director de la división de impuestos, el gobierno estaría evaluando incluir una disposición en la reforma tributaria para eliminar la exención al impuesto de renta de que gozan las sociedades sin ánimo de lucro, incluyendo iglesias y confesiones religiosas.

El informe se adereza con una supuesta denuncia de la fundación de iglesias como forma de evasión de impuestos y el negocio detrás de algunas sectas. Así lo trasmite la revista Semana:

¿Fe o negocio? Ese ha sido uno de los eternos debates que han rodeado a las iglesias y confesiones que desde la décadas de los 90 han empezado a brotar por todo el país.

Las evidencias, como el informe de la DIAN, revelan el millonario patrimonio y los millonarios ingresos que acumulan estas iglesias. Allí no hay ninguna irregularidad, pero lo que las autoridades del Estado empiezan a advertir es que en muchos casos, las iglesias se convierten en una estrategia para evadir el pago de impuestos.

Según Rojas, la reforma trataría de “poner en cintura a las entidades, llámese iglesias, ONG, clubes deportivos y hasta partidos políticos y no evadan el impuesto a la renta”. Sin embargo, ¿Cuál sería el criterio para juzgar su una iglesia funciona como congregación religiosa o debería tributar? ¿Topes de ingresos? ¿Patrimonio acumulado? Cualquier criterio resulta arbitrario para juzgar si una religión debe o no gozar de la exención tributaria. Considérese, por ejemplo, que la Arquidiócesis de Bogotá cuenta con más de 200 parroquias, y comparte la ciudad con otras tres diócesis, y súmese además a seminarios, y otras instalaciones para la actividad pastoral de la diócesis: Esto a nivel financiero puede aparentar una gran acumulación de patrimonio, que sin embargo contrasta duramente con la realidad económica de muchas de las parroquias de la ciudad.

No negamos que en el país se estén creando entidades religiosas como una forma de negocio para enriquecerse a costa de las contribuciones de los fieles, pero esto, lejos de ser un asunto tributario, es un problema de la mentalidad laicista que ha venido imponiendo el dogma herético del naturalismo: la igualdad ante el Estado de todas las religiones. Esta asunción pública del relativismo en materia religiosa es la causa de que en el país proliferen toda clase de cultos, pues el Estado decidió desinteresarse por la Verdad en materia religiosa.

Ahora, que el gobierno quiera enfocar el problema desde el punto de vista tributario, sólo evidencia que lejos de interesarse por la estafa de incautos, lo que busca es participar del negocio y servirse de él para aumentar sus arcas. Luego de expoliar a la clase media con la reforma tributaria del 2012, la reelección del presidente Santos nos ha dejado un enorme hueco fiscal que ahora tienen que llenar con otra nueva reforma tributaria, y les urge sacar dinero de donde puedan, pues se avecinan las elecciones de gobernadores, alcaldes, concejos y asambleas, y la maquinaria electoral del gobierno para mantener el poder requerirá de otra fuerte inyección de dinero público.

Leer más...

martes, 24 de febrero de 2015

Desear un hijo no implica un derecho a tenerlo, por P. Daniel Bustamante

Reproducimos el artículo del P. Daniel Bustamante, director del departamento de Matrimonio y Familia de la Conferencia Episcopal, publicado originalmente en el sitio web de la CEC.

P-daniel-bustamante-OPEscrito por: P. Daniel Bustamante - Hoy se constata que las verdaderas víctimas reales y perdedores de la legalización del así llamado matrimonio homosexual, son los niños. Y ante ello, me planteo: ¿qué esperanza puede ofrecerse a niños inocentes sin voz? La interrogante acusa un llamado a las autoridades de nuestro país para que defiendan el verdadero matrimonio entre hombre y mujer y excluyan, por el bien de los niños, cualquier otra forma de equiparación.

El reconocimiento jurídico de parejas del mismo sexo en varios países del mundo, está decantando en la exigencia de adopción ante la imposibilidad natural de concebir. Hoy se pretende que por una ley se dé lo que la naturaleza por sí misma no puede dar, por ello a nadie se le está vulnerando ningún derecho. En no pocos lugares, sus pretensiones han sido escuchadas y hoy están cobijadas por la ley al grado de obligar a instituciones a dejarles a niños bajo tutela.

Más allá de un juicio multidisciplinar sobre la homosexualidad, se impone la pregunta sobre la base en que se apoya este "derecho" a adoptar. Es más, ¿hay efectivamente un derecho para que este tipo de parejas lo hagan y, si existe, dónde queda el derecho de los niños a nacer y crecer en una familia según las leyes de la naturaleza humana? El núcleo de la sociedad es la familia. La familia posee vínculos vitales y orgánicos con la sociedad, porque constituye su fundamento y alimento continuo mediante su función de servicio a la vida. En efecto, de la familia nacen los ciudadanos, y éstos encuentran en ella la primera escuela de esas virtudes sociales, que son el alma de la vida y del desarrollo de la sociedad misma.

Los homosexuales suelen apelar a un pretendido derecho a tener descendencia, lo que justificaría buscar los medios necesarios para tener un hijo: desde la adopción hasta la renta de donadores de esperma, si se trata de mujeres, o de óvulos y vientre, si se trata de hombres. Un planteamiento así presenta varias objeciones:

1. En primer lugar, una demanda así, responde a la lógica de la producción y del dominio y no a la del amor y la donación de los esposos. El niño se considera un objeto que no nace como don de amor sino como exigencia de un deseo o de una necesidad. La vida humana proviene naturalmente del amor que se expresa sexualmente entre dos cónyuges unidos en matrimonio; sólo la unión afectiva-espiritual entre el varón y la mujer implica la posibilidad de la vida.

2. Desear un hijo no implica un derecho a tenerlo. Un hijo no puede ser querido como objeto de derecho pues tiene dignidad de sujeto; y como sujeto, sí tiene derecho a ser concebido en pleno respeto a su dignidad de ser humano.

3. Aun en las parejas heterosexuales que experimentan un fuerte deseo psicológico para procrear, no hay una necesidad vital para hacerlo. Nadie muere ni pone en peligro su salud física o psíquica si no tiene hijos.

4. No hay un derecho a tener un hijo pues ninguna persona es debida a otra como si fuese un bien instrumental. Por tanto no existe un derecho a "tener" un hijo a cualquier precio. Eso significaría ir contra su dignidad.

Los países que están legislando a favor de la adopción por parte de personas del mismo sexo, están olvidando los legítimos derechos que tienen los niños a crecer y desarrollarse en núcleos adecuados a su condición de seres humanos con una naturaleza que precisa de la figura y papel de una madre y un padre. Si tan grande es la sensibilidad que hay hacia la protección de la infancia en todo el mundo, ¿por qué no se les pregunta a los que van a ser adoptados si desean tener una mujer a la cual llamar mamá y un hombre al cual llamar papá o dos mamás o dos papás?

Daniel Bustamante Goyeneche Pbro.
Director Departamento de Matrimonio y Familia
Conferencia Episcopal de Colombia
pdanielbustamante@cec.org.co

Leer más...

viernes, 20 de febrero de 2015

Corte Constitucional pretende reglamentar la eutanasia por decreto, obviando al Congreso

La Corte lo ha hecho de nuevo: los magistrados Luis Ernesto Vargas, María Victoria Calle y Mauricio González han resuelto una sentencia de tutela ordenando al Ministerio de Salud que expida un protocolo de atención de las solicitudes de eutanasia, obligatorio para todas las entidades de salud. El proyecto de legalización de la eutanasia, que el Congreso rechazo en cuatro oportunidades, la Corte acaba de imponerlo, llevándose por delante los derechos a la Libertad de Conciencia, Libertad de Asociación y Libertad Religiosa de las instituciones de salud.

Se trata de la sentencia T-970 de 2014, en que la Corte resuelve una tutela interpuesta por una señora con un cáncer de colon en fase terminal que solicitó la eutanasia, lo cual fue rechazado por el médico tratante por tratarse de un homicidio el cual no puede consentir. La paciente tuteló entonces contra la EPS Coomeva, alegando violación a su “derecho a morir dignamente”. La tutela fue negada por el juez, pues reconoció que aunque la eutanasia fue despenalizada en la sentencia C-239 de 1997, en la cual se establecieron unas condiciones para las cuales el “homicidio por piedad” carecería de pena, estas eran absolutamente inverificables para la EPS. La paciente falleció de forma natural durante el trámite de la tutela.

No obstante la carencia de objeto de la tutela, la Corte ha querido usarla como pretexto para la expedición de normas generales, saltándose (una vez más) la Ley Orgánica de la Administración de Justicia, 270 de 1996 que establece:

ARTICULO 48. ALCANCE DE LAS SENTENCIAS EN EL EJERCICIO DEL CONTROL CONSTITUCIONAL. Las sentencias proferidas en cumplimiento del control constitucional tienen el siguiente efecto:

2. Las decisiones judiciales adoptadas en ejercicio de la acción de tutela tienen carácter obligatorio únicamente para las partes. Su motivación sólo constituye criterio auxiliar para la actividad de los jueces.

En la sentencia, la Corte concede la tutela aunque declara la carencia actual de objeto por daño consumado, lo que implica en la práctica que la sentencia carece de efectos prácticos para la demandante. Pero, de paso, ordena al Ministerio de Salud que

en el término de 30 días, contados a partir de la comunicación de esta providencia, emita una directriz y disponga todo lo necesario para que los Hospitales, Clínicas, IPS, EPS y, en general, prestadores del servicio de salud, conformen el comité interdisciplinario del que trata esta sentencia y cumplan con las obligaciones emitidas en esta decisión. De igual manera, el Ministerio deberá sugerir a los médicos un protocolo médico que será discutido por expertos de distintas disciplinas y que servirá como referente para los procedimientos tendientes a garantizar el derecho a morir dignamente.

el senador Benedetti puede ya retirar su proyecto de ley de eutanasia. La Corte les ahorró los debates y ya estableció el marco regulatorio de la eutanasia que según la sentencia C-239 debía establecer el Congreso.

Entre las perlas que se observan en la sentencia, puede verse que si la sentencia C-239 estableció que la enfermedad del paciente no sólo debe ser terminal, sino que debe provocar sufrimiento al paciente, la Corte resuelve las objeciones de la EPS sobre la inverificabilidad del sufrimiento, declarando que su calificación sólo corresponde al paciente:

Aunque se pueda establecer médicamente que una enfermedad implica mucho dolor (aspecto objetivo), limitar esa certeza a un concepto médico choca con la idea misma de autonomía y libertad de las personas. Nadie más que el propio paciente sabe que algo le causa un sufrimiento de tal envergadura que se hace incompatible con su idea de dignidad. (…) De esta manera, será la voluntad del paciente la que determine qué tan indigno es el sufrimiento causado, aunado a los exámenes médicos. No pueden los médicos oponerse a la voluntad del paciente cuando quiera que objetiva y subjetivamente su voluntad se encuentra depurada. Existe una prevalencia de la autonomía del enfermo.

En segundo lugar, la Corte afirma que el consentimiento del paciente debe ser “libre, informado e inequívoco”, y que las entidades de salud deben verificar que realmente esa sea la voluntad del paciente. Pero en contra de la sentencia C-239, la Corte da permiso a los familiares de pedir la muerte para su pariente enfermo

De otro lado, el consentimiento también puede ser sustituto. Esta manera de manifestar el consentimiento ocurre cuando la persona que sufre de una enfermedad terminal, se encuentra en imposibilidad fáctica para manifestar su consentimiento. En esos casos y en aras de no prolongar su sufrimiento, la familia, podrá sustituir su consentimiento. En esos eventos, se llevará a cabo el mismo procedimiento establecido en el párrafo anterior, pero el comité interdisciplinario deberá ser más estricto en el cumplimiento de los requisitos.

En este orden, al no requerir la expresión del consentimiento por parte del paciente, cosa que había establecido la sentencia de 1997, la Corte abre una puerta que hasta ahora estaba cerrada: La eutanasia para menores de edad por solicitud de sus padres, como ha sido aprobada en Bélgica.

Por último, la Corte ataca directamente la Libertad de Conciencia de los profesionales al pretender que el comité interdisciplinario deba ser “imparcial” (esto en criterio de la Corte significa pro-eutanasia):

Imparcialidad: los profesionales de la salud deberán ser neutrales en la aplicación de los procedimientos orientados a hacer efectivo el derecho a morir dignamente. No pueden sobreponer sus posiciones personales sean ellas de contenido ético, moral o religioso que conduzcan a negar el derecho. En caso que el médico alegue dichas convicciones, no podrá ser obligado a realizar el procedimiento, pero tendrá que reasignarse otro profesional.

No sólo se obliga a los profesionales a ser cómplices del homicidio al remitir a los pacientes a otro profesional, sino que además se establece la creación de este comité pro-eutanasia en todas las instituciones de salud, sin importar que la práctica contradiga los principios fundacionales de la institución o su carácter confesional.

Leer más...

miércoles, 18 de febrero de 2015

Con Libertad Religiosa como excusa, ateos quieren imponer el ateísmo en los colegios

El caso lo presenta el editorial de El Espectador del pasado domingo 15 de febrero. La familia Ariza Ardila quiso que su hija no asistiera más a clase de religión. El colegio la apartó y “el acoso fue tal que en un momento la menor le dijo a su padre que pensaba suicidarse “porque nadie la quería”.” El editorial no menciona qué tipo de acoso, ni por parte de quién, lo que es esencial para juzgar el caso. Lo grave en este caso son las pretensiones de la familia en una tutela ante el Tribunal Superior de Bogotá.

La familia espera que el Tribunal Superior de Bogotá, que estudia su caso, falle a su favor y le ordene al ministerio que, entre otras, excluya la clase de religión del currículo académico de los miles de colegios a nivel nacional y lleve “a cabo un plan de acción para que en los colegios públicos se incluya suficiente ilustración para que el estudiantado ejerza la libertad de conciencia y, dado el caso, el ateísmo”.

No es fortuito que el abogado de la familia sea Germán Humberto Rincón Perfetti, activista homosexual, pues está aplicando el mismo modus operandi del lobby gay, con el cual han conseguido que bajo supuestos cargos de discriminación el Estado imponga un discurso y agenda política contraria a los valores de la sociedad colombiana, pisoteando sus derechos.

Valga decir que esta definición de Libertad Religiosa es totalmente contraria a la establecida por el Congreso en la Ley Estatutaria 133 de 1994:

Artículo 2º.- Ninguna Iglesia o Confesión religiosa es ni será oficial o estatal. Sin embargo, el Estado no es ateo, agnóstico, o indiferente ante los sentimientos religiosos de los colombianos.

El Poder Público protegerá a las personas en sus creencias, así como a las Iglesias y confesiones religiosas y facilitará la participación de éstas y aquellas en la consecución del bien común. De igual manera, mantendrá relaciones armónicas y de común entendimiento con las Iglesias y confesiones religiosas existentes en la sociedad colombiana.

Artículo 6º.- La libertad religiosa y de cultos garantizada por la Constitución comprende, con la siguiente autonomía jurídica e inmunidad de coacción, entre otros, los derechos de toda persona:

g. De recibir e impartir enseñanza e información religiosa, ya sea oralmente, por escrito o por cualquier otro procedimiento, a quien desee recibirla; de recibir esa enseñanza e información o rehusarla;

h. De elegir para sí y los padres para los menores o los incapaces bajo su dependencia, dentro y fuera del ámbito escolar, la educación religiosa y moral según sus propias convicciones.

Para este efecto, los establecimientos docentes ofrecerán educación religiosa y moral a los educandos de acuerdo con la enseñanza de la religión a la que pertenecen, sin perjuicio de su derecho de no ser obligados a recibirla. La voluntad de no recibir enseñanza religiosa y moral podrá ser manifestada en el acto de matrícula por el alumno mayor de edad o los padres o curadores del menor o del incapaz.

Artículo 7º.- El derecho de libertad religiosa y de cultos, igualmente comprende, entre otros, los siguientes derechos de las Iglesias y confesiones religiosas:

g. De cumplir actividades de educación, de beneficencia, de asistencia que permitan poner en práctica los preceptos de orden moral desde el punto de vista social de la respectiva confesión.

Además, la Educación Religiosa también aparece contemplada en la Ley General de Educación (115/1994):

Artículo 23º.- Áreas obligatorias y fundamentales. Para el logro de los objetivos de la educación básica se establecen áreas obligatorias y fundamentales del conocimiento y de la formación que necesariamente se tendrán que ofrecer de acuerdo con el currículo y el Proyecto Educativo Institucional. Ver: Artículo 34 Decreto Nacional 1860 de 1994 Decreto Nacional 272 de 1998 (Resolución 2343 de 1996 Ministerio de Educación Nacional).Los grupos de áreas obligatorias y fundamentales que comprenderán un mínimo del 80% del plan de estudios, son los siguientes:

6. Educación religiosa.

Parágrafo.- La educación religiosa se ofrecerá en todos los establecimientos educativos, observando la garantía constitucional según la cual, en los establecimientos del Estado ninguna persona podrá ser obligada a recibirla.

Artículo 24º.- Educación Religiosa. Se garantiza el derecho a recibir educación religiosa; los establecimientos educativos la establecerán sin perjuicio de las garantías constitucionales de libertad de conciencia, libertad de cultos y el derecho de los padres de familia de escoger el tipo de educación para sus hijos menores, así como del precepto constitucional según el cual en los establecimientos del Estado ninguna persona podrá ser obligada a recibir educación religiosa.

En todo caso la educación religiosa se impartirá de acuerdo con lo establecido en la ley estatutaria que desarrolla el derecho de libertad religiosa y de cultos.

Artículo 25º.- Formación ética y moral. La formación ética y moral se promoverá en el establecimiento educativo a través del currículo, de los contenidos académicos pertinentes, del ambiente, del comportamiento honesto de directivos, educadores, y personal administrativo, de la aplicación recta y justa de las normas de la institución, y demás mecanismos que contemple el Proyecto Educativo Institucional.

Estos aparte de la Ley fueron demandados de constitucionalidad bajo los cargos de violar la Libertad de conciencia y la Libertad Religiosa. Esta demanda fue desestimada en la sentencia C-555 de 1994, en la cual se ratificó que:

A la luz de la Constitución y de la referida ley estatutaria, las que integran un bloque de constitucionalidad, pueden analizarse las dos novedades que introduce la ley examinada.

El ofrecimiento de educación religiosa en todos los establecimientos educativos, que dispone la norma, es la condición de posibilidad para que toda persona pueda elegir "la educación religiosa y moral según sus propias convicciones". Elegir y recibir libremente educación religiosa corresponde a un elemento constitutivo del núcleo esencial de la libertad religiosa, que sería teórico sino encuentra la suficiente oferta de este tipo de educación. El fin de la norma se encamina a crear los presupuestos de la libre opción religiosa y, desde este punto de vista, no puede ser inconstitucional, en el entendido - que la ley estatutaria precisa con nitidez - de que en todos los establecimientos, públicos y privados, nadie puede ser obligado a recibirla (Ley 133 de 1994, art. 6o, literal g).

Finalmente, la adecuada formación religiosa, como meta educativa, sólo puede erigirse en objetivo digno de ser perseguido para aquellas personas que libremente acepten recibir dentro de su plan de estudios la anotada educación religiosa, no así para quienes la rehúsen. Si existe libertad para inscribirse en esta clase de cursos, no es posible que con carácter prescriptivo general se postule como ideal educativo la adecuada formación religiosa. Por lo expuesto, la Corte declarará la constitucionalidad condicionada de la expresión "religiosos" que aparece en el artículo 92 de la ley 115 de 1994. En todo lo demás, no se observa quebranto alguno a la Constitución.

Consideramos que este precedente jurisprudencial es suficiente para desestimar las pretensiones de la familia y del activista homosexual.

Leer más...

martes, 17 de febrero de 2015

El lobby gay vs la persona homosexual, por Dra. Danelia Cardona

Reproducimos la columna de la Dra. Danelia Cardona, directora del departamento de la Conferencia Episcopal para la promoción y defensa de la vida, publicada originalmente en el sitio web de la CEC.

Escrita por: Dra. Danelia Cardona - La noticia de la Universidad de La Sabana retractándose del informe presentado a la Corte Constitucional en el tema de la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, sin duda deja la libertad de opinión en el borde de la censura, o del matoneo mediático.

El informe reporta claramente que no se trata de una postura ética ni moral, sino un informe científico, y termina ese primer párrafo exponiendo que, debido a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades, habría que señalar "que su comportamiento se aparta del común, lo que constituye de alguna manera una enfermedad". Luego el reporte explica a qué se refiere con ese término: "Al señalar a alguien como enfermo, con riesgos de fracasar en su vida afectiva, de consumo de sustancias psicoactivas o con mayor tendencia al suicidio no lo estamos discriminando sino señalando una situación. Cuando un médico le dice a un paciente que sufre de artritis reumatoide, patología que afecta a un porcentaje bajo de la población, no lo está discriminando, lo está señalando como una persona propensa a sufrir dolores articulares, deformidades osteo musculares, pero no la discrimina y sí le ofrece su ayuda".

Y eso es precisamente lo que el lobby gay no quiere escuchar. Desde el inicio de la agenda homosexual a nivel mundial, se ha buscado "normalizar" la conducta homosexual, dejando de lado aspectos principales de la persona humana. El lobby gay tiene una agenda política, más allá de los derechos que buscan establecer para las personas homosexuales. Su estrategia para llevarla a cabo, incluye censurar y/o acallar a todo el que no piense igual. No sólo acallarlo y/o censurarlo sino "darse la pela" para que sean perseguidos, ridiculizados y sometidos al escarmiento de la opinión pública; muchas veces sin derecho a la defensa.

Pero es necesario separar los intereses del lobby gay de la persona homosexual. La homosexualidad es un tema controversial porque se ha asumido directamente con la identidad de la persona, y por lo tanto al establecer opiniones contrarias a la conducta homosexual, se asume que las opiniones van en contra de la persona. Nada más lejos de la realidad. El catecismo de la Iglesia católica es muy claro al respecto en su numeral 2358.

El mismo reporte de La Sabana clarifica su opinión frente a las personas homosexuales: "se les debe respeto" lee el documento. Y en general, todas las personas, clérigos, profesionales, amigos que conocen de cerca personas homosexuales profesan un gran cariño y en sinceridad, una preocupación, por el dolor que llevan, por el estigma que se les da y por la insatisfacción que muchos evidencian al hablar de su proyecto de vida.

Podría afirmarse que esto se debe a la discriminación a la que se les ha sometido por tantos años, y que si "el mundo" aceptara que la homosexualidad es normal, serían felices. Y aquí me remito a la antropología y a la esencia de la persona humana. La persona humana al ser un ser sexuado, evidencia esta sexualidad en las dimensiones de su ser: biológica, psicológica y espiritual (entendido como una apertura a la trascendencia). Una persona no es su orientación sexual solamente, una persona tiene también un rico mundo interior donde derivan sus emociones más íntimas, sus pensamientos más íntimos, sus experiencias afectivas y de donde surge su capacidad para relacionarse con sí mismo y con el mundo. Una persona humana tiene una historia de vida, un pasado, una familia, un entorno social; todos éstos se viven también desde la sexualidad que determinan a un hombre o una mujer. Si se parte de la teoría que sólo un cambio en el entorno social mejoraría la calidad y plenitud de vida de la persona homosexual, o si sólo se enfoca en la orientación sexual, se deja de lado la esencia de la persona humana, su SER en sus dimensiones y en su interacción con su entorno.

Por lo tanto, la imposición de la normalización de la conducta no es la verdadera respuesta a las necesidades emocionales y afectivas que tiene la persona homosexual, ya que desde una perspectiva antropológica, se evidencia que debe haber otros factores que estén causando dolor y dificultades emocionales.

La persona homosexual tiene mayores factores de riesgo para el desarrollo de problemas de salud como el VIH-SIDA, enfermedades de transmisión sexual y condiciones específicas como las relacionadas con la actividad sexual anal. Esto sumado a un riesgo elevado de 30% por encima de la población general para el desarrollo de trastornos mentales como la ansiedad, depresión y el uso y abuso de sustancias psicoactivas. Nuevamente, si para el desarrollo de un trastorno mental se establecen causas multifactoriales, es difícil establecer que éstos obedecen solamente a la presión social.

La persona homosexual necesita de la escucha, de la comprensión y de la compasión; ésta definida en palabras del Papa Francisco como "sufrir con". El lobby gay necesita escuchar las voces de las personas que no están de acuerdo con su estrategia, que no me cabe la menor duda también incluye personas homosexuales ya que muchos no se sienten identificados con sus objetivos.

Es muy grave y triste que la Universidad de La Sabana haya decidido retractarse, y peor aún, pedir a la Corte Constitucional que no tuviera en cuenta el informe de la Facultad de Medicina. Una voz en el desierto fue callada por la estrategia del lobby gay. Lamentablemente la Universidad cayó "redonda" en las trampas de la estrategia; el precedente que genera es mortal para la libertad de opinión, la libertad de conciencia y la libertad religiosa.

Danelia Cardona MD MRCPsych
Médico Psiquiatra
Especialista en bioética
Directora departamento de Promoción y Defensa de la Vida
Conferencia Episcopal de Colombia

Leer más...

lunes, 16 de febrero de 2015

Vacuna sí podría ser la causante de la enfermedad en las niñas de El Carmen

(El Universal) “Cada organismo reacciona diferente ante cualquier vacuna y decir que esta población de Colombia (El Carmen de Bolívar) padece de histeria colectiva, además de ser irresponsable, no es comprobable científicamente. Además ya hay antecedentes en todo el mundo sobre los efectos colaterales que atacan a algunas mujeres que se han vacunado contra el Virus del Papiloma Humano (VPH). En mi concepto, la relación riesgo - beneficio de esta vacuna aún no se puede medir, pero creo que en dos o tres años saldrá del mercado por todos los problemas que ha tenido. Esto no se trata sólo de estas niñas, en muchos países se presentan los mismos síntomas después de que las mujeres son inyectadas, y en algunos casos ha generado desenlaces fatales. Otras mujeres, en cambio, no presentaron ninguna anomalía. Como dije, cada organismo reacciona diferente”, de esta manera el científico Yehuda Shoenfeld del Centro de Enfermedades Autoinmunes de la Universidad de Tel-Aviv, y una de las personas que mejor conoce el tema del desarrollo de este tipo de enfermedades en el mundo, se refirió a la situación que padecen más de 500 niñas en El Carmen de Bolívar quienes fueron vacunadas contra el VPH.

Estas declaraciones, que fueron entregadas por el científico en medio del III Simposio de Autoinmunidad, organizado por el Centro de Estudio de Enfermedades Autoinmunes (CREA) de la Universidad del Rosario en Bogotá, vuelve a abrir el debate sobre los efectos adversos de la vacuna que busca prevenir el cáncer de cuello uterino, segundo con mayor tasa de mortandad en Colombia después del cáncer de mama, y la veracidad de los resultados arrojados por un estudio del Instituto Nacional de Salud, que aseguró que la vacuna del VPH no tenía relación con los episodios de desmayos y parálisis de las menores de esta población.

Carlos Pérez, presidente de la Federación Latinoamericana de Colposcopia, refutó en varias oportunidades los señalamientos de Shoenfeld, asegurando que la vacuna es de suma importancia para prevenir los diferentes tipos de cáncer que se generan con el virus del Papiloma Humano, y se apoyó en varios estudios que fueron descalificados en medio del debate por diferentes expertos al considerarlos poco objetivos.

“Muchos de estos estudios son realizados por las mismas empresas farmacéuticas que producen la vacuna. Al final, la medicina se comercializará y será cada país el responsable de su uso. Eso sí, tengo que decir que en los resultados de ese estudio se pasó por alto que algunos ratones de laboratorio tuvieron  problemas de comportamiento. Problemas que hoy se están viendo en muchas mujeres entre los 9 y 35 años que son vacunadas contra el VPH al rededor del mundo. Lo más grave es que aún no sabemos si esta vacuna sí previene el cáncer, y no lo vamos a hacer hasta dentro de 20 años aproximadamente”, finalizó Yehuda Shoenfeld, quien sorprendió a los medios reunidos cuando afirmó que decidió no vacunar a su hija contra el virus por miedo a los efectos que esta le pudiera producir.

Leer más...

Nuevo estudio confirma los riesgos para menores criados por parejas del mismo sexo

screenshot-{domain} {date} {time} (1)

El más reciente estudio sobre efectos en los menores criados por parejas del mismo sexo, pendiente de publicación en el British Journal of Education, Society & Behavioural Science, revisado y aceptado el pasado 30 de enero de 2015, derrumba por completo la idea de que la crianza por parte de parejas homosexuales no afecta el desarrollo de los menores.

El estudio Emotional Problems among Children with Same-sex Parents: Difference by Definition, realizado por el Dr. Paul Sullins, tomó una muestra representativa de 207.007 niños, incluyendo 512 criados por parejas del mismo sexo, del U.S. National Health Interview Survey, para comparar la prevalencia en ambos grupos de problemas emocionales, problemas de desarrollo y demanda de servicios de salud mental, controlando la edad, el sexo, y la raza del menor, y el nivel educativo y de ingresos de los padres. El estudio utilizó modelos de regresión para examinar el efecto de trastornos psicológicos de los padres, inestabilidad familiar, estigmatización por parte de pares de los niños, y la paternidad biológica.

La investigación encontró un prevalencia de más del doble de problemas emocionales en los niños criados por padres del mismo sexo, frente a los niños criados por padres de distinto sexo. El riesgo fue elevado en la presencia de trastornos psicológicos, moderado frente a inestabilidad familiar y sin efecto por parte de la estigmatización.

“en resumen, la Tabla 3, reporta que los niños con padres del mismo sexo están asociados a mayores niveles de trastorno, comparado con los niños con padres de distinto sexo, para cada indicador de dificultad emocional infantil, dificultad en el desarrollo, o demanda de tratamiento. Para ocho de los doce indicadores psicométricos presentados en la tabla, tanto ajustados como sin ajustar, las diferencias entre las familias del mismo sexo y las familias de distintos sexos son claras, estadísticamente significativas, de magnitud sustancial y favoreciendo a las familias de sexos distintos. Para todos los ítems, excepto uno (Discapacidad de aprendizaje), la prevalencia y el riesgo con padres del mismo sexo son ligeramente mayores en la presencia de controles para la edad, sexo, raza, educación e ingreso.”

Estos resultados coinciden plenamente con los dos conceptos que fueron enviados por la Universidad de la Sabana, y que fueron despreciados en la ponencia del magistrado Jorge Iván Palacio (tío del padre biológico de dos menores cuya adopción reclamaban una pareja de lesbianas) supuestamente por tratarse de estudios realizados entre 1965 y 1995, lo cual es falso pues la ponencia también descalifica al estudio Regnerus de la Universidad de Texas, acusándolo de ser “el resultado de la financiación de un instituto conservador, con una agenda de discriminación a la población LGBTI”, y éste fue publicado en 2012. Este nuevo estudio se convierte en prueba sobreviniente en el proceso que adelanta la Corte, y debe ser considerada por el tribunal antes de que este falle la demanda por inconstitucionalidad.

A continuación, el texto del estudio.

Leer más...

sábado, 14 de febrero de 2015

Matoneo contra la Universidad de la Sabana por concepto científico contra la adopción gay

En un concepto enviado por el Dr. Álvaro Enrique Romero, director del programa de medicina de la Universidad de la Sabana a la Corte Constitucional, en el marco de la demanda para legalizar la adopción de niños por parejas del mismo sexo, se informó sobre la evidencia científica que muestra una mayor propensión de las personas homosexuales a sufrir enfermedades de trasmisión sexual y trastornos psicológicos. El diario liberal El Espectador ha filtrado el concepto resaltando algunos apartes, y acusando a la Universidad de considerar “enfermos” a los homosexuales.

El escarmiento que los medios de comunicación y el lobby homosexual ha emprendido contra la Universidad se centra en extraer una única cita del mencionado concepto: “las personas homosexuales y lesbianas merecen nuestro respeto como personas, pero hay que señalar que su comportamiento se aparta del común, lo que constituye de alguna manera una enfermedad”. Inteligentemente, los medios de comunicación omiten mostrar algunos otros apartes del documento, y menos aún, el párrafo completo del cual extraen la cita, pues pareciera que el autor hubiera adivinado las críticas que el documento provocaría.

En este documento no se pretende entrar en consideraciones éticas y morales, se hace un análisis científico mostrando una serie de hechos comprobables. Las personas homosexuales y lesbianas merecen nuestro respeto como personas, pero hay que señalar que su comportamiento se aparta del común, lo que constituye de alguna manera una enfermedad. Al señalar a alguien como enfermo, con riesgos de fracasar en su vida afectiva, de consumo de sustancias psicoactivas o con mayor tendencia al suicida no lo estamos discriminado sino señalando una situación. Cuando un médico le dice a un paciente que sufre de artritis reumatoide, patología que afecta a un porcentaje bajo de la población, no lo está discriminado, lo está señalando como una persona propensa a sufrir dolores articulares, deformidades osteo musculares, pero no la discrimina y sí le ofrece su ayuda.

En una hábil estrategia, los medios repiten una y otra vez la expresión antes mencionada, y al mismo tiempo han evitado que la opinión pública entre a considerar los argumentos del documento, y los estudios citados en los cuales se soporta la oposición del académico a la adopción por parejas del mismo sexo. En estos se muestra que las personas homosexuales “presentan una salud más deteriorada con mayor tasa de enfermedades mentales, más frecuencia de VIH Sida y de otras enfermedades de transmisión sexual, con un índice de suicidio mayor” y que “estas parejas del mismo sexo son mucho más inestables, están afectados de diferentes situaciones emocionales y físicas y “cometen más abusos sexuales”.

Ha sido tal el acoso contra la Universidad, que el rector de la institución ha tenido que salir a desautorizar el documento y pedirle a la Corte que no lo tenga en cuenta durante la discusión de la demanda. Recordando a los medios, valga la pena mencionarlo, que el citado documento no es un concepto oficial de la Universidad, sino personal del director del programa de medicina, mientras que la Universidad de la Sabana presentó a la Corte un compendio de 39 páginas hecho por las facultades de Derecho, Psicología y Medicina y el Instituto de la Familia de la Sabana, que representa la postura de la Universidad.

Ahora, El Espectador acusa de “ambivalencia” el hecho de que la Universidad haya pedido a la Corte retirar el concepto del Dr. Romero, sin retirar también el concepto presentado por las facultades siendo que comparten las mismas conclusiones aún presentando evidencia científica diferente. Con esto se ve que lo que los medios están atacando no es la consideración de la homosexualidad como enfermedad, sino que se oponen abiertamente a cualquier evidencia que muestre el riesgo al que se exponen los menores criados por parejas homosexuales, por más que esté fundamentado serios estudios científicos.

Hace unas semanas, cuando reclamamos garantías procesales frente al evidente conflicto de intereses en que estaba incurso el magistrado Jorge Iván Palacio, ponente del caso, El Espectador acusó nuestra campaña como “boicot al debate”. Ahora, cabe preguntarse ¿qué debate? si lo que queda visto es que los medios ya han decidido de antemano que los argumentos en contra de la adopción homosexual son de por sí inválidos e inaceptables.

Leer más...

viernes, 13 de febrero de 2015

Corte Constitucional ordena a colegio a admitir travestismo entre los estudiantes

(RCN) La Corte Constitucional avaló que los estudiantes que se consideren transexuales puedan vestirse de mujer o de hombre, según el caso, en sus instituciones educativas. De acuerdo con el alto tribunal, se deben amparar los derechos fundamentales al libre desarrollo de la personalidad y a la educación de los menores en el país.

El caso en el cual se basó la Corte Constitucional fue el de un menor que llegó a su institución educativa vestido con el uniforme femenino, siendo hombre, y las directivas le negaron el ingreso y posteriormente lo devolvieron porque no estaba cumpliendo con el manual de convivencia.

La acción de tutela fue negada en primera instancia por la justicia y llegó a la Corte Constitucional luego de que los padres del menor consideraran que estaban siendo vulnerados sus derechos porque el colegio no quiso aceptar que el estudiante continuara en su curso. "Para la Corte el menor debió haber comunicado a las autoridades de su condición, y no, de manera sorpresiva, acudir a la institución con el uniforme femenino del colegio", advirtió la Corte Constitucional.  "Sin embargo, una vez las autoridades educativas se enteraron de los hechos vulneraron el derecho al libre desarrollo de la personalidad de la estudiante y su derecho a la educación (…) al no iniciar un proceso de estudio de la situación concreta y la posterior adaptación de la estudiante con la comunidad educativa", precisó.

La Corte Constitucional, con ponencia del magistrado Mauricio González Cuervo, impartió órdenes al colegio para que a la mayor brevedad permita a esta estudiante ponerse al día con su calendario educativo, permitiéndole usar el uniforme femenino de la institución. "Ordenar al Instituto Educativo, que en la cátedra de estudio de la Constitución Política de Colombia, generen espacios de debate acerca del derecho al libre desarrollo de la personalidad, así como de los principios de tolerancia, pluralismo, respecto a la diversidad y la igualdad en la diferencia, desarrollados en esta providencia", señala la sentencia del alto tribunal.

Asimismo, le ordenó a ese colegio que preparen un protocolo para los docentes, coordinadores y psicoorientadores y realicen un acompañamiento a los casos similares que se puedan presentar en esa institución.

Con esta decisión la Corte está forzando la inclusión del adoctrinamiento de género a nivel administrativo y docente, y de paso, pone un precedente para impedir a los colegios católicos la posibilidad de funcionar de acuerdo a la moral católica.

Leer más...

jueves, 12 de febrero de 2015

Reflexiones sobre algunos problemas actuales de la crisis de la Iglesia Católica, por Mons. Jan Paweł Lenga

Reproducimos la carta abierta de Mons. Jan Paweł Lenga, obispo emérito de la diócesis de Karaganda, Kazajstán, difundida por el blog Rorate Caeli.

Reflexiones sobre algunos problemas actuales de la crisis de la Iglesia Católica

Atesoro la experiencia de haber vivido con sacerdotes que estuvieron en las prisiones estalinistas y en los campos y que no obstante permanecieron fieles a la Iglesia. Durante el tiempo de persecución, ellos llevaron adelante con amor su deber sacerdotal de predicar la doctrina católica así, llevando una vida digna en imitación de Cristo, su Divino Maestro.

He completado mis estudios sacerdotales en un seminario clandestino en la Unión Soviética. Fui ordenado sacerdote en secreto por la noche, de manos de un piadoso obispo quien había sufrido él mismo por causa de la fe. En el primer año de mi sacerdocio padecí la experiencia de ser expulsado de Tajikistán por la KGB.

Con posterioridad, durante mis 30 años de permanencia en Kazajistán, serví 10 como sacerdote tomando bajo mi cuidado a fieles de 81 localidades. Y 20 como obispo, inicialmente con jurisdicción en cinco estados de Asia Central, cubriendo un área total de cuatro millones de kilómetros cuadrados.

Durante mi ministerio como obispo estuve en contacto con el papa san Juan Pablo II, con muchos obispos, con muchos sacerdotes, obispos y fieles de diferentes países bajo diferentes circunstancias. Fui miembro de algunas asambleas del Sínodo de Obispos en el Vaticano que se ocuparon de temas como “Asia” y “La Eucaristía”.

Esta experiencia, lo mismo que otras, me da el fundamento para expresar mi opinión sobre la crisis que cursa en la Iglesia Católica. Estas son mis convicciones y están dictadas por mi amor a la Iglesia y por el deseo de su auténtica renovación en Cristo. Me veo forzado a recurrir a los medios públicos de expresión porque temo que cualquier otro método encontrará un muro de piedra de silencio y desprecio.

Soy consciente de las posibles reacciones que suscitará mi carta abierta. Pero al mismo tiempos la voz de la conciencia no me permite permanecer en silencio, mientras que el trabajo de Dios está siendo calumniado. Jesucristo fundó la Iglesia Católica y le manifestó por su palabra y sus obras cómo se debe cumplir con la voluntad de Dios. Los apóstoles a los que El otorgó la autoridad de la Iglesia, llevaron adelante con celo el deber que les había sido confiado, sufriendo por causa de la verdad que ellos habían predicado, porque ellos “obedecieron a Dios antes que a los hombres”.

Desgraciadamente, en nuestros días, la evidencia creciente de que el Vaticano a través de la Secretaría de Estado ha adoptado el camino de la corrección política está creciendo. Algunos nuncios han sido propagadores del liberalismo y del modernismo. Ellos han adquirido un hábil manejo del principio llamado “sub secreto Pontificio”, por el cual se puede manipular y callar a los obispos. Y esto que el Nuncio dice a los obispos se les presenta como si fuese el deseo del Papa. Con tales métodos se divide a los obispos entre sí para que los obispos de un país no puedan ya más hablar con una sola voz en el espíritu de Cristo, de Su Iglesia, en la defensa de la fe y la moral. Esto significa que, a los efectos de no caer en desgracia ante el Nuncio algunos obispos aceptan sus recomendaciones, que algunas veces no tienen como fundamento otra cosa que sus propias palabras. En lugar de extender la fe con celo, de predicar la doctrina de Cristo con coraje, plantándose firmes en defensa de la verdad y de la moral, las conferencias de obispos con frecuencia se ocupan de temas que son extraños a la naturaleza de sus deberes de sucesores de los apóstoles.

Se puede observar en todos los niveles de la Iglesia un decrecimiento obvio del “sacrum”. El “espíritu del mundo” alimenta a los pastores. Los pecadores dan instrucciones a la Iglesia para que Ella los sirva. En su confusión los Pastores se mantienen en silencio sobre los problemas que la afectan y abandonan a las ovejas en tanto se apacientan a sí mismos.  El mundo es tentado por el demonio y se opone a la doctrina de Cristo. No obstante los Pastores están obligados a enseñar toda la verdad sobre Dios y los hombres, “con oportunidad o sin ella”.

Sin embargo durante el reinado de los últimos papas santos se puede observar en la Iglesia el mayor desorden en lo que concierne a la pureza de la doctrina y a la sacralidad de la liturgia, en la cual Jesucristo no recibe el culto público que le es debido. En no pocas Conferencias Episcopales los mejores obispos son “persona non grata”.  ¿Dónde están los apologistas de nuestros días, que anuncien a los hombres de un modo claro y comprensible la amenaza y el riesgo de perder la fe y la salvación?

En nuestros días la voz de la mayoría de los obispos más bien se asemeja al silencio de corderos frente a los lobos furiosos; los fieles son abandonados como ovejas indefensas. Cristo fue reconocido por los hombres como alguien que hablaba y obraba con poder, y este poder fue otorgado a sus apóstoles por El mismo. En el mundo actual los obispos deben librarse de toda servidumbre humana y –después de la debida penitencia- convertirse a Cristo a fin de que fortalecidos por el Espíritu Santo puedan anunciar a Cristo como el único Salvador. Al fin de los días se deberá dar cuenta a Dios por todo lo que se ha hecho y por todo lo que no se ha hecho.

En mi opinión la voz débil de muchos obispos es la consecuencia del hecho de que en el proceso de elección de los obispos los candidatos no son examinados suficientemente sobre una firmeza indudable y una valentía en la defensa de la fe, sobre su fidelidad a las tradiciones multiseculares de la Iglesia,  sobre su piedad personal. En el asunto de la designación de los obispos, e inclusive de los cardenales, es cada vez más notable que algunos prefieren a los que comparten una ideología particular o pertenencia a determinados grupos que son ajenos a la Iglesia y que han influido en la designación de algún candidato en particular. Más aún, parece que a veces se toma en consideración el favorecer a los medios masivos que con frecuencia se burlan de los candidatos más santos, pintando una imagen negativa de ellos, mientras que elogian a los candidatos que tienen en un grado mucho menor el espíritu de Cristo y alaban todo lo moderno. Por el contrario, los candidatos que se destacan en su celo apostólico, tienen el coraje de proclamar la doctrina de Cristo y muestran amor por todo lo que es santo y sagrado son deliberadamente eliminados.

Un Nuncio me dijo una vez: “Es una pena que el Papa [Juan Pablo II] no participe personalmente de la designación de los obispos El Papa trató de cambiar algo en la Curia Romana, pero sin embargo no tuvo éxito. Va envejeciendo y las cosas retoman el curso de la vieja usanza”.

Al comienzo del pontificado del Papa Benedicto XVI, le escribí una carta en la que le rogaba designar obispos santos. Le conté la historia de un seglar alemán que ante la degradación de la Iglesia en su país después del Concilio Vaticano II, permaneció fiel a Cristo y reunió con un grupo de jóvenes para realizar oración y adoración. Este hombre estaba estado a punto de morir y cuando supo de la elección de nuevo papa dijo: “Si el Papa Benedicto dedica su pontificado solamente al propósito de designar obispos dignos, buenos y fieles, habrá cumplido con su misión”.

Por desgracia, es obvio que el papa Benedicto con frecuencia no ha tenido éxito en esta materia.  Es difícil creer que el Papa Benedicto XVI libremente haya renunciado a su ministerio como sucesor de Pedro. El papa Benedicto XVI era la cabeza de la Iglesia, su entorno, sin embargo, apenas si traducía sus enseñanzas en una forma de vida, silenciaba o bien obstruía sus iniciativas de una reforma auténtica de la Iglesia, de la liturgia y de la manera de administrar la Sagrada Comunión. En vista del gran secretismo que domina en el Vaticano, para muchos obispos era realmente imposible ayudar al papa en su deber como cabeza y jefe de la Iglesia toda.

No es superfluo recordar a mis hermanos en el episcopado la afirmación hecha por una logia masónica italiana en el año 1920: “Nuestro trabajo es para los próximos cien años. Dejemos a los más viejos y vayamos a los jóvenes. Los seminaristas serán sacerdotes de nuestras ideas liberales. No nos halaguemos con con falsas esperanzas. No haremos del papa un francmasón. Pero sin embargo los obispos liberales, que trabajan en el entorno del papa, propondrán al papa en la tarea de gobernar la Iglesia pensamientos e ideas tales que serán ventajosas para nosotros y el papa las pondrá en acción”. Esta intención de los Francmasones ha sido implementada de un modo más y más abierto, no solo gracias a los enemigos declarados de la Iglesia sino con la connivencia de falsos testigos que ocupan algunos altos puestos jerárquicos en la Iglesia. No es si razón que el Bienaventurado Paulo VI dijo: “El espíritu de Satanás penetró a través de una grieta en la Iglesia”.  Pienso que esta grieta en los tiempos que corren se ha agrandado mucho y el demonio utiliza todas las fuerzas con el fin de subvertir  a la Iglesia de Cristo. Para evitar esto es necesario volver a la proclamación precisa y clara del Evangelio en todos los niveles del ministerio eclesiástico, porque la Iglesia posee todo el poder y la gracia que Cristo le dio. “Todo el poder me ha sido dado en el cielo y en la tierra. Id pues y enseñad a todas las naciones, enseñándoles a observar todas las cosas que os he mandado: y Yo estaré con vosotros hasta el fin de los tiempos” (Mt 28, 18-20), “la verdad os hará libres” (Jn 8, 32) y “que vuestro sí sea sí y vuestro no sea no porque lo que no proviene de aquí viene del mal” (Mt 5, 37). La Iglesia no se puede adaptar al espíritu de este mundo, sino que debe transformar al mundo en el espíritu de Cristo

Es obvio que en el Vaticano hay una tendencia a ceder más y más al ruido de los medios masivos. No es infrecuente que en nombre de una incomprensible tranquilidad y calma, los mejores hijos y servidores sean sacrificados para apaciguar a los medios masivos. Los enemigos de la Iglesia, sin embargo no entregan a sus fieles servidores, inclusive cuando sus acciones son evidentemente malas.

Cuando deseamos permanecer fieles a Cristo de palabra y de hecho, El mismo nos dará los medios para transformar los corazones y las almas de los hombres y el mundo será cambiado en el momento apropiado.

En tiempos de crisis de la Iglesia, Dios con frecuencia utiliza para su verdadera renovación los sacrificios, las lágrimas y las oraciones de los hijos y servidores de la Iglesia que a los ojos del mundo y de la burocracia eclesiástica son considerados insignificantes o han sido perseguidos y marginados por su fidelidad a Cristo. Pienso que en nuestro difícil tiempo, la ley de Cristo se está realizando y que la Iglesia se va a renovar gracias a una fiel renovación interior de cada uno.

1º de Enero, Solemnidad de la Santísima Virgen María, Madre de Dios
+Jan Paswel Lenga

Leer más...

Entre alarmantes realidades, por Mons. Libardo Ramírez

Reproducimos la columna de Mons. Libardo Ramírez Gómez, presidente del Tribunal Eclesiástico Nacional, publicada originalmente en el sitio web de la CEC.

Escrito por: Mons. Libardo Ramírez Gómez - "Nunca hay razón para desesperar", es frase alentadora del Manual de importante organización apostólica. "Si cayere a pedazos el orbe a mis pies, impávido me empinaré sobre sus ruinas", dijo un luchador valiente. Hay, también, esta sabia advertencia: "quien se apoya en las creaturas cae con la debilidad de estas, quien se apoya en Dios tiene estabilidad eterna". Buscando piso firme, en medio de tantos desastres, encontramos el secreto para seguir en la lucha por el bien, en cuanto expresó ese indomable luchador, San Pablo, cuando decía: "Yo se bien en quien tengo puesta mi fe" (II. Tim.1,12).

Importante tener presente expresiones como las anteriores, cuando, en determinados momentos nos vemos entre realidades de verdad tan alarmantes, y necesitamos ideales firmes para no desfallecer. Es que, en este orden de ideas, vemos, a diario, empeño pertinaz de levantar banderas en contra de la misma existencia de Dios, y del orden natural por El establecido. En reciente comentario ya hemos recordado, bajo el título "Por verdadero amor humano", los intentos de la hoy difundida "ideología del genero", que desconoce aspectos básicos de la personalidad humana, comenzando por el amor verdadero.

Pasando al caso de las orientaciones a generaciones que van surgiendo, conturba, ciertamente, constatar que en esta patria nuestra, bendecida por Dios con la fe que ya por siglos se ha cultivado, tengamos campañas difundidas oficialmente en centros docentes, como en la Capital de la República, en abierto desprecio de los principios morales del cristianismo. Se lleva a niños y jóvenes a manejar lo sexual sin atención a esas salvadoras normas, y, sumiéndolas en un naturalismo en el cual lo único importante es enseñarles a evitar embarazos, así tengan desde temprana edad las relaciones sexuales que se quieran. Los mismos animales tienen sus periodos de continencia, y a los humanos esas campañas oficiales los van llevando no utilizar la inteligencia y voluntad, en un dominio saludable, sino abriles paso a placer y más placer.

Para evitar problemas ante embarazos, que vengan al fallar las instrucciones para evitarlos, el camino al que apelan, diciendo que es como "derecho de la mujer", así se pisoteen los derechos del niño concebido, es el aborto, que, de solo despenalizarlo en algunos casos, han pasado a autorizarlo como derecho y querer obligar que a los médicos, que aún en contra de sus conciencias, cometan algo que es el más aleve de los crímenes, al hacerlo contra un inocente indefenso.

En esa lluvia de alarmantes realidades, está, también, el empeño de desfigurar la familia basada en la ley natural, iniciada por varón y mujer con proyección a "comunidad de amor", con hijos educados en principios que los lleven a generar servicio a la comunidad, dándole igualdad y hasta superioridad al convivir de parejas del mismo sexo, por naturaleza infértiles.

Son apenas una muestra de realidades a los que hemos dado el benigno titulo de "alarmantes" que nos circundan hoy, sin entrar a mencionar despropósitos como el proceder de voceros de la guerrilla que dilatan un proceso hacia la paz, que todos anhelaríamos, tomando actitudes de vanagloriarse de crímenes cometidos como "contribución al bien de la nación", y que quieren ser honrados sin pedir perdón por ellos, y hasta reclaman privilegios sobre los ciudadanos honestos y sacrificados que nunca han cometido delito alguno.

En medio de este mar de "realidades alarmantes", no perdemos la fe en salir adelante al volver a las sentencias que inicialmente recordamos. Posiblemente sigamos "de derrota en derrota" ante quienes manipulan los acontecimientos, pero con la esperanza, como Churchil, de "llegar a victoria final". Así nos califiquen de "dinosaurios", seguiremos luchando por nuestros salvadores ideales.

+ Libardo Ramírez Gómez
Presidente del Tribunal Eclesiástico Nacional
Email: monlibardoramirez@hotmail.com

Leer más...

lunes, 9 de febrero de 2015

Proyecto de ley abriría puertas a “legalización progresiva” de marihuana, advierte P. Mercado

Imagen referencial / Bolsas con marihuana. Foto: Flickr Steffen Geyer (CC-BY-NC-SA-2.0)

BOGOTÁ, 06 Feb. 15 / 04:25 pm (ACI/EWTN Noticias).- El P. Pedro Mercado, Secretario adjunto de la Conferencia Episcopal de Colombia, criticó recientemente un proyecto de ley que propone reglamentar el consumo, producción y distribución de marihuana con fines terapéuticos. Para el sacerdote colombiano,  esto abriría las puertas a una “legalización progresiva” de esta droga.

El proyecto de ley es promovido por el parlamentario colombiano Juan Manuel Galán, hijo del político Luis Carlos Galán, asesinado en 1989.

En declaraciones al diario colombiano El Tiempo, el P. Pedro Mercado advirtió que el proyecto propuesto por Galán “abre las puertas para la legalización progresiva de la marihuana y de otras sustancias psicoactivas”.

“Yo respeto y aprecio al senador Galán como persona y como legislador. Ahora bien, sobre la legalización del uso medicinal de la marihuana existen varias razones que me hacen dudar de la pertinencia y de la conveniencia del proyecto”.

El P. Mercado señaló que no cree “que el camino correcto para afrontar el complejo tema del consumo de drogas sea la legalización. Yo apunto más hacia el diseño de mejores políticas de prevención. En ese tema me gustaría ver más comprometido al Gobierno y al Congreso”.

Al referirse a los estudios científicos que supuestamente avalan el uso medicinal de la marihuana, el sacerdote señaló que “no hay que citar estudios científicos sin contrastarlos con otros resultados. Científicamente también está comprobado que el consumo de marihuana tiene efectos negativos para la salud física y psíquica”.

“La medicina ha tenido una evolución muy importante en los últimos años, especialmente en el campo de la medicina paliativa. Existen medicamentos más eficaces para limitar el dolor o para tratar determinados síntomas de una enfermedad que la marihuana”, aseguró.

El Secretario adjunto de la CEC señaló que “el sistema de salud en Colombia más que regular la distribución de la marihuana debería hacer algo mucho mejor: atender dignamente a los pacientes y no dejarlos morir en la puerta de los hospitales”.

“Pero de la reforma integral del sector salud tampoco oigo hablar mucho en el Congreso que parece 'distraído' en temas de menor importancia como este de la marihuana”, lamentó.

Leer más...

viernes, 6 de febrero de 2015

Guerra laicista contra la Libertad Religiosa en Santander

IMAGEN-15139503-2

El pasado 23 de febrero se terminó de montar la escultura de “el Santísimo”, una imagen de Cristo Resucitado de 33 metros de altura, que se convierte en el monumento más alto de Colombia, en el municipio de Floridablanca, Santander. Desde que se proyectó su construcción, los medios de comunicación liberales, y organizaciones laicistas no han dejado de hacerle la guerra.

La semana pasada, la Corte Constitucional falló una tutela que habían interpuesto en contra del monumento, alegando que su construcción vulneraba su derecho a la Libertad Religiosa. En el fallo, que El Espectador calificó de “cuestionado” (por ellos, claro está), la Corte niega las pretensiones de los demandantes afirmando que nadie se puede oponer a la exhibición de una obra artística y que está en criterio del espectador la forma cómo valore el monumento. "No es una invitación para participar en ningún acto de alguna religión en particular", dice la sentencia.

Sin embargo, el pasado miércoles, el Tribunal Administrativo de Santander falló a favor de una acción popular interpuesta por los laicistas, y ordenó la devolución al departamento del dinero invertido en la construcción del monumento, pero además,  ordenó a la Gobernación de Santander cambiar el nombre del proyecto turístico por considerar que el término ‘Santísimo’ está “íntimamente unido a una corriente religiosa”. “Deben buscarse palabras que vinculadas con el proyecto turístico no den un tratamiento preferente a ese o a otro credo en particular”, reza un aparte del fallo. También ordenó al gobernador abstenerse de cualquier acto público en el monumento.

No deja de ser llamativo que los argumentos de la Corte para desestimar la tutela, coincidan en buena parte con los que esgrimió el Tribunal Superior de Cundinamarca y luego el Consejo de Estado, para negar las tutelas de quienes demandaban la cancelación del evento. En esa oportunidad se dijo que la libertad de expresión del artista no podía restringirse por las interpretaciones que los espectadores pudieran hacer de la obra, así como se negó que la reproducción de ostensorios fuera una alusión directa al objeto litúrgico católico.

Con el fallo del Tribunal de Santander, queda comprobado el doble rasero de los laicistas, que defienden el uso público de imágenes alusivas a la religión sólo cuando se trata de su ataque y profanación, mientras que un monumento para exaltar la figura de Cristo se gana su ataque y rechazo. Mención aparte merece la actitud vergonzosa de la gobernación y el autor de la obra, que ante la tutela negaron que la obra fuese una imagen de Cristo y dijeron que se trataba meramente de “un ser superior”.

Gramalote sin Iglesia.

Gramalote, el pueblo del Norte de Santander que por cuestiones geológicas tuvo que ser desplazado y reconstruido lejos de la falla tectónica que lo ponía en riesgo debe quedarse sin Iglesia por disposición del gobierno nacional, que ha negado la posibilidad de reconstruir una Iglesia en el pueblo alegando que los recursos del fondo de adaptación no pueden usarse para construir centros religiosos.

La comunidad está molesta, y en cabeza del obispo de Pamplona ha enviado una carta al gobierno nacional, reclamando la construcción del templo parroquial, recordando que en las Iglesias del Norte de Santander se hicieron colectas para recoger los fondos para construir las viviendas rurales del municipio.

Leer más...

jueves, 5 de febrero de 2015

FIRMA: Conjuez Herrera, actúe en derecho y en interés del menor

Este miércoles 4 la Corte Suprema votó la ponencia de Palacio de legalizar la adopción gay. El resultado fue de un empate de 4 a 4 que deberá ser destrabado por el conjuez José Herrera Vergara, cuyo mandato expira el próximo 28 de febrero.

Desde el lobby gay Colombia Diversa se reclama que el juez “se desprenda” de su filiación ideológica y “falle en derecho”. Nos sumamos al pedido, pero pedimos que se apliquen la misma medicina.

Como dijo el ex magistrado Pinilla, “no se debe experimentar con los niños” y el juez debe de actuar siempre velando por el interés del menor. A pesar de lo que diga el ICBF, es evidente que el niño necesita para su correcto desarrollo las figuras complementarias del padre y la madre. Lo dice la ciencia y el sentido común.

La adopción no es un proceso por el que unos padres que no tienen hijos llegan a tenerlos. Es lo inverso: es el proceso por el que un niño que no tiene padres llega a tenerlos. O dicho de otra manera: los homosexuales no tienen derecho a adoptar; los heterosexuales, tampoco. Quien tiene derecho a un padre y a una madre son los niños.los homosexuales no tienen derecho a adoptar; los heterosexuales, tampoco. Quien tiene derecho a un padre y a una madre son los niños.

En cuanto actuar conforme a derecho, efectivamente el art. 68 del Código de la Infancia y la Adolescencia cierra la puerta a la adopción de homosexual que no sea padre o madre biológico. La razón es sencilla: el niño tiene derecho a conocer su identidad biológica, su origen. Muchos estudios demuestran que las familias “biológicamente intactas” –donde los niños viven con sus padres- muestran mayor nivel de bienestar.

Por todo ello queremos pedirle al conjuez Herrera que resuelva en derecho y en interés del menor. Firmando esta campaña le estarás enviando un correo electrónico a su buzón profesional.

Estimado Sr. Herrera:

Leo que será Ud. el responsable de destrabar el empate 4-4 producido en la Corte Suprema sobre la adopción gay.

El lobby gay le reclama que decida en derecho y sin “filiaciones ideológicas”. Nosotros también. Actúe pensando en el mejor y mayor interés del menor. Aunque el ICBF afirma que no hay secuelas de niños educados por parejas homosexuales, los estudios científicos y el sentido común afirman lo contrario.

Las parejas homosexuales no tienen derecho a adoptar; los heterosexuales, tampoco. Quien tiene derecho a un padre y a una madre son los niños.

Por otra parte, el art 68 del Código de la Infancia y la Adolescencia es claro al respecto y no deja lugar a la interpretación. La adopción gay no es conforme a derecho.

Quizás este tema le incomode y tenga la tentación de dejar que pase su mandato el 28 de febrero para que resuelva otro. Le pido que actúe como el gran jurista que es y resuelva conforme a derecho y en interés del menor.

Atentamente,
[Tu nombre]

_________________________________

Para más información:

La decisión de la adopción gay queda en manos de un conjuez

Quién es José Herrera Vergara, el conjuez que deberá resolver la adopción gay

Más detalles sobre la biografia de José Herrera Vergara: su CV

Revisa el art. 68 del Código de la Infancia y la Adolescencia

La Asociación Marido y Mujer denunciará al ICBF ante el Procurador General de la Nación

Leer más...

miércoles, 4 de febrero de 2015

Comunicado de la Red Familia Colombia contra la adopción por parejas del mismo sexo

La Red Familia Colombia y su Movimiento de Padres UN PASO AL FRENTE, se adhiere al Comunicado de las organizaciones de la sociedad civil y no gubernamentales, en favor del derecho prevalente de los menores de edad a ser educados por un padre y una madre ante la tentativa de la Corte Constitucional de promover en próximos días la adopción de menores para parejas del mismo sexo.

Si no haces parte de ninguna organización, manifiéstate firmando la petición: Petición a los magistrados 

COMUNICADO DE LAS ORGANIZACIONES

DE LA SOCIEDAD CIVIL

Febrero 3 de 2015

Señores Magistrados
Corte Constitucional de Colombia

Nos vemos en la obligación de manifestarnos y expresar nuestro profundo desacuerdo por la forma como el poder judicial se toma atribuciones que no le competen y pretende legislar sobre una materia que debería regular el Congreso de la República y no el poder judicial.

Es bien sabido que la interpretación de la norma, incluso de la misma Constitución, es una de las situaciones que más suscita debate para el ejercicio del juez, pero en este caso la norma principal – la Constitución Política colombiana– es absolutamente clara en establecer que la familia está compuesta por la voluntad libre de un hombre y una mujer de contraer matrimonio o por la voluntad de conformarla” (art. 42, Constitución Política de Colombia).

Así las cosas, en este apartado no puede haber lugar a interpretaciones sobre el concepto de familia, sin que esto implique desconocimiento de las demás realidades de hogares que no tienen esta estructura. Sin embargo la misma Constitución es muy clara en establecer que la estructura familiar compuesta por un hombre y una mujer y su progenie se constituye como el modelo de familia. Y finalmente éste termina siendo el modelo de familia, no sólo en Colombia sino a nivel internacional, en virtud de que la ciencia, la psicología, la psiquiatría y la misma pediatría han demostrado la relevancia y trascendencia que tienen la figura paterna y la figura materna en la educación, conformación de la identidad y el desarrollo íntegro de los menores de edad.

Por esta razón es que los debates sobre la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo suscita una gran variedad de reflexiones, ya que el derecho de adopción no es un “derecho de constituir familia”, sino que es el derecho que recae sobre los menores de edad de ser educados, de ser posible, por sus padres biológicos, o en casos diferentes, por las figuras paternas y maternas (abuelos, tíos) que mejor los puedan orientar.

Sin embargo, en todos los casos estos son debates que deben darse al interior de los fueros legislativos, donde la ciudadanía, como constituyente primario, tiene la principal potestad de dirimirlos. Por ello, los integrantes de la Corte Constitucional no pueden arrogarse la potestad de dirimir asuntos que son cruciales para el futuro de la sociedad colombiana, e imponer a puerta cerrada sus opiniones e ideologías personales sobre temas tan cruciales para una sociedad.

Reiteramos nuestra profunda consternación por estos acontecimientos, teniendo que recordar (de manera lamentable) a quienes deberían ser protectores de la Constitución Política en Colombia, que sus opiniones no pueden estar por encima de lo que la misma Constitución establece, y que no pueden atribuirse el “derecho” de imponer a la fuerza paradigmas sociales que están seriamente revaluados en diferentes lugares del mundo y por diversos expertos.

El derecho prevalente siempre será el de los niños, y no pueden ponerse por encima intereses ni opiniones de otras comunidades como la LGBT.

Por lo tanto, nos unimos al clamor de miles de colombianos que ya exigen a través de medios virtuales (casi 5000 ciudadanos han firmado la petición: http://www.citizengo.org/es/16304-renuncie) que la Corte Constitucional no continúe cometiendo más atropellos en contra de la familia constitucionalmente establecida, y que se protejan los derechos de los menores colombianos.

Por lo anterior:

1. No reconocemos como válida la intervención de un magistrado cuyos intereses personales estuvieron comprometidos con un caso anterior de adopción para una pareja de lesbianas, en el que el sobrino del magistrado resultó ser el padre biológico (supuestamente inexistente) del niño cuya custodia estaba en consideración. Es una vergüenza que se considere legítima su intervención, y que además se reconozca su “autoridad” después de lo sucedido con el caso anterior. El magistrado Jorge Iván Palacio estaría cometiendo prevaricato.

2. No es legítimo que la Corte Constitucional continúe imponiendo posturas e ideologías a espaldas de los colombianos, y que no someta estos asuntos cruciales a la voluntad popular y al poder legislativo, único facultado para legislar y dirimir sobre estas cuestiones.

3. Por lo tanto no es democrático ni digno de un Estado de Derecho el que las corporaciones públicas, y más la Corte Constitucional (elegida por el mismo Senado de la República) imponga medidas en contra de la voluntad del constituyente primario, que es el pueblo colombiano. En Colombia, por desgracia, asistimos a la dictadura de los jueces ideologizados que parecen no respetar la Constitución Política, el Estado de Derecho ni los derechos fundamentales de los mismos colombianos.

4. Exigimos que los jueces que están vinculados en este proceso sean debidamente intervenidos y que sus actuaciones sean vigiladas por las autoridades competentes, ya que nuestros derechos y los derechos de nuestros menores están siendo violentados por una corporación pública que somete el interés general a los intereses particulares de sus integrantes y a las demandas de comunidades particulares.

5. Exigimos que este debate se dé a puerta abierta, de manera pública y con toda la ciudadanía colombiana, y que sea ella misma la que decida el destino de las futuras generaciones.

Esta es la Corte Constitucional que pasará a la historia de Colombia como el organismo más agresivo en la destrucción de la familia natural, que puso por encima de los derechos de los menores los intereses de lobbys políticos.

La ciudadanía colombiana no se quedará inmóvil ante estos atropellos, y no permitirá que la democracia y los derechos de los menores continúen estando al arbitrio de las opiniones de jueces malintencionados y poco éticos.

Firma:

- Red Familia Colombia

- Movimiento de Padres de Familia UN PASO AL FRENTE

Si quieres que tu organización haga parte de este comunicado en favor de la defensa de la familia, pero sobre todo en favor del derecho prevalente que tiene todo menor de edad a ser educado por un padre y una madre, envía un correo a: movilizateyacolombia@gmail.com con el nombre de tu organización a más tardar el miércoles 4 de febrero a las 12:00 de la noche.

Se hará una copia escrita de este comunicado a cada uno de los magistrados de la Corte Constitucional, el día jueves 5 de febrero, adjuntando en medio digital los documentos legales, científicos y de opinión que respaldan el hecho de que la educación de los menores debe darse en el seno de una familia constituida por un hombre y una mujer.

Leer más...

martes, 3 de febrero de 2015

Horas de tinieblas y relámpagos, por Germán Mazuelo-Leytón

Reproducimos el articulo de Germán Mazuelo-Leytón, publicado originalmente en Adelante la Fe.

¿Por qué se ha borrado el nombre de María?, ¿acaso es una vergüenza pronunciarse en pro de la Madre del Señor? -se preguntaba Monseñor Rudolf Graber, Obispo de Ratisbona, a raíz de la decisión que habían asumido las Congregaciones marianas alemanas de llamarse Comunidades de vida cristiana. «Esta decisión es un nuevo eslabón en la cadena de continuadas transigencias desde la debilidad frente a las corrientes de la época, y es el resultado de la universal relajación observable en todos los terrenos» (Landshut, 23-4-1968).

Relajación utilizada por el marxismo apoyado en la Teología de la Liberación, en su afán de servirse de cuanto le sea útil para los fines de su revolución, que ha buscado, y busca instrumentalizar también el culto mariano.

Leonardo Boff se refirió a la devoción mariana señalando que a lo largo de la historia de la Iglesia, ésta es nada más que instrumentalización del cristianismo por la burguesía. En su nueva mariología, la Santísima Virgen es despojada no solamente de todos sus títulos tradicionales –que para todo cristiano expresan la profundidad de los dogmas- sino que incluso rechaza todas sus virtudes naturales y sobrenaturales, de las cuales Ella es acabado modelo para todo cristiano. Los teólogos de la liberación y sus ejecutores, en consonancia con las ideologías de género y feminista, hablan de la virginidad de María Santísima, como un estado de opresión.

A los marxistas se plegaron en una triple tarea de instrumentalización, falsificación, y desconstrucción de la devoción mariana, los propulsores de la ideología de la Nueva Era cuya penetración en América Latina comenzó con una arrolladora pujanza entre 1989 y 1990, a raíz del V Centenario del Descubrimiento de América, con el objetivo especial de socavar los cimientos católicos en estos países, en un rumbo indianista-tribalista muy bien calculado. Últimamente las propulsoras de la ideología de género, con la consigna de romper con la Virgen María elucubraron una teología ecofeminista, basadas en la sospecha de que no está puesto todo sobre la mesa y de que hay algunas cosas que no se han dicho por controlarnos en vez de liberarnos.

Un tránsito hábil, consistente y agresivamente elaborado, un contubernio diabólico entre el marxismo, la teología de la liberación, el nuevaerismo, el indigenismo, el eco-feminismo, el falso ecumenismo, operadores de una desconstrucción de la mariología, que buscan en definitiva sacar de escena a la Santísima Virgen.

Meta deliberadamente construida también para desconstruir la devoción mariana hacia el «bien Común supremo y universal, condición para todos los demás bienes, es la misma Tierra que, por ser nuestra Gran Madre, debe ser amada, cuidada, regenerada y venerada como nuestras madres. El Bien Común de la Tierra y de la Humanidad pide que entendamos la Tierra como viva y sujeto de dignidad. No puede ser apropiada de forma individual por nadie, ni hecha mercancía, ni sufrir agresión sistemática por ningún modo de producción. Pertenece comunitariamente a todos los que la habitan y al conjunto de los ecosistemas» (Declaración del bien común de la tierra).

Relajación que ahora busca convertir los santuarios marianos en santuarios interreligiosos, en los que se verifique una cohabitación interconfesional, incluso con expresiones naturalistas y hasta paganas. Así lo esperaba, el anterior Rector del Santuario de Fátima, Padre Luciano Guerra: «El futuro de Fátima debe pasar por la creación de un santuario donde las religiones diferentes puedan mezclarse. El diálogo interreligioso en Portugal y en la Iglesia Católica está todavía en una fase embriónica, pero el Santuario de Fátima no es indiferente a este hecho y ya está abierto a ser un lugar de vocación universalista”, y añadía “el mismo hecho que Fátima sea un nombre musulmán y de la hija de Mahoma, es indicativo que el Santuario debe estar abierto a la coexistencia de distintos tipos de fe y creencias».

Lo avizoraba el Papa Pío XI: «Con tal fin suelen estos mismos organizar congresos, reuniones y conferencias, con no escaso número de oyentes e invitar a discutir allí promiscuamente a todos, a infieles de todo género, de cristianos y hasta a aquellos que apostataron miserablemente de Cristo o con obstinada pertinacia niegan la divinidad de su Persona o misión» (Encíclica Mortalium animos, 2).

Si la Verdadera Fe se destruye por su cohabitación con las falsas religiones, el falso ecumenismo y la interreligiosidad, instrumentalizando la mariología, la pulverizan.

«En nombre del Evangelio, y a la luz de las encíclicas de los últimos Papas Gregorio XVI, Pío IX, León XIII y Pío X, no dudo en afirmar que esta indiferencia hacia las religiones que pone en el mismo nivel la religión de origen divino y las religiones inventadas por los hombres para inducirlos al escepticismo, es una blasfemia que clama el castigo sobre la sociedad, lejos más que los pecados de los individuos y de las familias» (Carta Pastoral del cardenal Mercier, 1918).

Pues bien, en vez de profesarse rendidamente a María, a la vista de estas tendencias destructoras para la fe y la honestidad, lo que se hace es abandonar su nombre. Esto roza con la traición a la Iglesia, al pueblo y al futuro. En verdad, son éstas «hora di tenebre et lampi» (horas de tinieblas y relámpagos) (Obispo Graber).

Germán Mazuelo-Leytón

Leer más...