Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Únete a Voto Católico Colombia

jueves, 11 de febrero de 2016

El Espectador arremete contra la campaña 40 Días por la Vida

40 dias por la vida

Con el inicio de la Cuaresma comienza también la campaña 40 días por la vida, en que grupos de laicos se reunirán en las principales ciudades del país a orar y hacer penitencia y ayuno por el fin del aborto en Colombia. Obviamente el lobby del aborto está fastidiado por ello, y a través de sus voceros en El Espectador tratan de enlodar a la fuerza una manifestación pácífica, invocando un inexistente riesgo de violencia.

El diario cita a las directivas de los abortorios Profamilia y Oriéntame quienes alegan temores ante la supuesta violencia que podría generar la procesión. Y va más allá al afirmar que “ejemplos internacionales muestran el alcance violento de organizaciones conocidas con el nombre de pro vida, a la cual pertenece 40 Días por la Vida”, para luego contradecirse en el párrafo siguiente “no hay evidencia de que la organización que lidera la cadena de oración haya perpetrado agresiones violentas”.

El periódico cita una funcionaria de uno de los abortorios que menciona una cifra de actos violentos contra abortorios en EE.UU. y Canadá, diciendo “Con estos casos vemos el potencial violento de organizaciones en contra del aborto. Por eso creemos importante que las autoridades estén al tanto de lo que vamos a vivir desde hoy”, pero lo cierto es que no existe ninguna prueba que vincule tales actos con organizaciones provida. 3 de los 8 asesinatos mencionados por la abortista, corresponden al asalto de Robert Lewis Dear contra un abortorio en Colorado Springs en noviembre pasado. El personal de Planned Parenthood de inmediato acusó a las organizaciones provida de ser las culpables del asalto, pero lo cierto es que Dear jamás había participado siquiera en alguna movilización contra el aborto, e incluso su esposa reconoció que el tema del aborto nunca había sido tratado.

El Espectador manipula de manera abierta y descarada declarando sin escrúpulos su carácter sectario y sesgado frente al aborto. Dice el diario “El problema de este apoyo es que la Policía participó en la manifestación realizada en septiembre, pero en el bando equivocado.” No tiene ningún rubor el diario en revelar que informa desde un bando muy concreto: El de las organizaciones que al año asesinan alrededor de 10.000 bebés antes de nacer.

¿Por qué los abortistas aborrecen la oración pública contra el aborto?

Tal vez lo que mejor explica la reacción tan prevenida de los abortorios y su portavoz de El Espectador, contra una campaña de oración, sean los resultados que estos han mostrado en otros países. En todo el mundo, la sola oración constante en frente de los abortorios ha conseguido salvar 11.165 bebés de ser abortados, ha logrado la deserción de 127 funcionarios de los abortorios y ha conseguido cerrar 64 de estos centros.

El diario cita a la abortista Catalina Ruiz-Navarro diciendo “La gente que hace este tipo de cadenas están agrediendo a las mujeres que buscan hacer respetar sus derechos. Las personas que llegan hasta estos centros se sienten intimidadas y amedrentadas por los gritos y oraciones”, pero ¿se preocupó el diario por conocer el parecer de estas personas que fortuitamente se encontraron con la procesión?

Actuall recoge el testimonio de Sandra Milena Tejada, una joven de 26 años que planeaba abortar a su bebé, y el día en que iba a hacerlo se encontró de frente con la manifestación.

“Se me acercó un señor que no he vuelto a ver en mi vida y me entregó una estampa. Yo le dije que me dejara en paz que iba con prisa, pero el insistió en hablar conmigo y me acercó al grupo de personas. De repente todo tuvo sentido y yo sólo me puse a llorar”, comentó Tejada.

Entre abrazos y apoyo, la joven contó su historia y recibió apoyo por parte de las redes de acogida a mujeres embarazada que estaban presentes. “Nunca me juzgaron, sólo sentí amor y misericordia ese día”, dijo la joven.

Ahora, con siete meses de embarazo, Sandra espera ansiosa el nacimiento de su hija, Violeta, en abril y cuenta con orgullo cómo la protección de esa vida es fruto de la primera campaña de oración para promover el “principio del fin del aborto”.

Ergo, no se trata de los “derechos de las mujeres” lo que tiene tan atemorizados a los centros de muerte. Ellos saben que las mujeres que acuden buscando un aborto, se encuentran en un estado de fragilidad emocional y pueden fácilmente cambiar de opinión. Lo que tanto les preocupa es que sus millonarios ingresos se vean menguados a causa de la campaña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada