Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Únete a Voto Católico Colombia

miércoles, 8 de junio de 2016

Los 12 pasos de Mons. Schneider para que las familias católicas sobrevivan en un ambiente herético

Featured Image

(LifeSiteNews) Mientras la batalla por el alma misma de la familia y todos sus miembros se intensifica alrededor del mundo con la presión en favor de la anarquía sexual disfrazada como “educación”, la demolición de lo que es verdaderamente masculino y femenino en nombre de los “derechos sexuales y reproductivos” y la “identidad de género”, y la destrucción del matrimonio, enmascarada como “igualdad”, un líder espiritual que ha sufrido bajo el terror de un régimen comunista ha esbozado un plan de supervivencia para padres católicos que se encuentran en un ambiente secular, relativista y hostil, pero que simplemente quieren criar a sus hijos para que sean futuros ciudadanos del cielo.

Mons. Athanasius Schneider de Kazajistán dijo a LifeSiteNews en una entrevista exclusiva que los padres católicos deben tomar seriamente su “principal deber” de criar a los hijos en la Fe para que los niños puedan vencer las influencias negativas y hostiles que los presionan desde todas partes y buscan destruirlos.

En una amplia entrevista que cubrió su experiencia como un niño Católico creciendo bajo el comunismo, sus pensamientos sobre lo que significa ser una familia católica hoy, sus pensamientos sobre la educación, las parroquias y diócesis dirigidas por sacerdotes y obispos progresistas, así como su visión sobre cómo los fieles laicos deberían abordar las inquietudes que surgen sobre el Papa Francisco, el obispo delineó doce pasos que los padres católicos deberían seguir para salvaguardar a sus familias y sus hijos.

Mons: Schneider dijo que para sobrevivir en un desierto herético, los padres de familia católicos deben:

  1. Ver la persecución como una gracia de Dios, que los purifica y fortalece en la Fe, no simplemente como algo negativo.
  2. Enraizarse ellos mismos en la Fe Católica a través del estudio del Catecismo.
  3. Proteger la integridad de sus familias por encima de todo lo demás.
  4. Catequizar a los hijos como primer deber.
  5. Orar con los niños diariamente, cosas como las letanías y el Rosario.
  6. Que el hogar se convierta en una Iglesia doméstica.
  7. En ausencia de sacerdote y misa dominical, hacer la comunión espiritual.
  8. Alejarse con la familia de una parroquia en que se difunda el error, y mejor atender una parroquia fiel, aún si eso implica ir más lejos.
  9. Sacar a los niños del colegio si se encuentran en peligro ante las inmoralidades de la “educación sexual”.
  10. Si no pueden retirar a sus hijos, establecer una coalición de padres de familia para luchar por ese derecho.
  11. Luchar por los derechos parentales usando las herramientas democráticas disponibles.
  12. Estar preparados para la persecución por proteger a los hijos (ver primer punto).

El obispo dijo que ser una “Familia” católica en el más puro sentido de la palabra es la clave para sobrevivir.

“Desde mi experiencia del tiempo de la persecución, la familia, la integridad de la familia es de vital importancia, y que los dos padres estén profundamente enraizados en la Fe. Esto es luego transmitido a los hijos. Yo diría que los hijos tienen que recibir la Fe con la leche materna. Y que la primera tarea de los padres es transmitir a los hijos la pureza, belleza, la integridad de la Fe Católica de forma simple.”

Él dijo que los padres necesitan levantarse y tomar la responsabilidad de crear un ambiente dentro del hogar en que los hijos puedan florecer espiritualmente.

“Creo que es la mayor tarea para las familias hoy: establecer una cultura de Iglesias domésticas,” él dijo.

Si los niños están siendo envenenados afuera del hogar, como en el colegio, a través de programas de educación sexual hedonistas y nihilistas, los padres tienen la “obligación” de retirar a los hijos.

“No puedes exponer a tus hijos al peligro de lo inmoral. Es imposible. Los padres católicos, al defender a sus hijos de tales inmoralidades, tienen que estar dispuestos incluso a sufrir, sí, a sufrir las consecuencias,” dijo Mons. Schneider. Si las leyes del país hacen imposible retirar a los hijos, agregó, entonces los padres deben unirse todos y luchar usando todos los medios democráticos disponibles.

Si los niños están siendo envenenados desde el púlpito, aplica la misma lógica y los padres deben encontrar una parroquia fiel al Evangelio, dijo, y llamó a los obispos y sacerdotes infieles “traidores de la fe”.

“Cuando los pastores o miembros de la jerarquía contradicen las enseñanzas de Cristo, las enseñanzas del Magisterio perpetuo de la Iglesia, del Catecismo, tienes que retirar a tus hijos de estas parroquias y no volver a ellas, aún si te toca viajas 100km para encontrar una parroquia fiel.”

El obispo recordó cómo sus padres se mostraban dichosos de poder moverse a un lugar en la Unión Soviética donde había una Iglesia Católica en el rango de 100 kilómetros.

“Creo que en el mundo occidental, en los Estados Unidos por ejemplo, puedes encontrar una parroquia a menos de 100km en donde haya un buen sacerdote. Entonces, eviten esas iglesias en donde el error sea promovido. Tales lugares están destruyendo la Fe de la gente. Tenemos que evitarlas. Y esos sacerdotes son traidores de la Fe, aún cuando tengan el rango de sacerdote u obispo,” dijo.

El obispo luego dio unos consejos sobre cómo los fieles católicos, que aman al Papa y no desean dañar el papado, pueden expresar sus crecientes inquietudes sobre el Papa Francisco.

“En la Iglesia no vivimos en una dictadura. En una dictadura, no tenemos la valentía de contradecir al dictador. Pero cuando en la Iglesia, llegamos a una situación en que los sacerdotes y obispos fieles tienen miedo de decir nada, como en una dictadura, esta ya no es más la Iglesia. Esta no es la Iglesia del diálogo, de la colegialidad, de la familia. No, en una familia tiene que haber la posibilidad de intercambiar pareceres,” y agregó “Un buen padre aceptará que un hijo mayor le diga ‘Padre, esto no es correcto’. Así ocurre a veces.”

Leer la entrevista completa de LifeSiteNews a Mons. Athanasius Schneider, obispo auxiliar de Astana. [En Inglés]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada