Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
48% Alcanzado
$360.000 Donados
Días que faltan
8 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

viernes, 30 de septiembre de 2016

Medios presentan la venida del Papa a Colombia como condicionada al SI en el Plebiscito

Resultado de imagen para Papa Francisco Colombia

Hace unos días, el presidente Juan Manuel Santos anunció que el Papa Francisco habría confirmado la venida a Colombia para el primer semestre de 2017. A las pocas horas, un despacho de la agencia EFE, informaba que el jefe de la  Sala de Prensa del Vaticano, Greg Burke, desmentía que estuviera confirmada la visita del Papa a Colombia.

(InfoCatólica) El Vaticano informó este jueves de que «no hay confirmado ningún viaje a Colombia el año que viene» del papa Francisco, tras el anuncio que hizo al respecto el presidente Juan Manuel Santos.  En el mismo sentido se ha pronunciado la Conferencia Episcopal Colombiana.

El desmentido no significa que el Santo Padre no vaya a viajar a Colombia el próximo año. Puede que tal viaje se incluya en la agenda del pontífice para el 2017. Pero hasta que no se cierre dicha agenda o hasta que la Santa Sede así lo disponga, no se podrá hacer ningún anuncio oficial.

Sin embargo, el día de hoy los medios de comunicación han destapado con el titular de que el Papa Francisco vendría a Colombia “Si se aprueba el plebiscito”:

Se trata, sin lugar a dudas de una estrategia mediática del gobierno Santos, acompañado por los medios de comunicación, para presentar la venida del Papa como condicionada al resultado del Plebiscito: “Si votan SI, viene el Papa; si votan NO, no vendrá”. Esto, sin embargo no es lo que se lee en las declaraciones del Papa, tal y como las presenta Secretum Meum Mihi.

Yo hablaba del acuerdo de paz que están haciendo en Colombia y los saludos que me enviaba el presidente. El acuerdo se firma hoy, pero luego será el pueblo colombiano que, mediante el plebiscito, diga sí o no. .. El presidente Santos ha arriesgado todo por la paz, pero veo también una otra parte que arriesga todo por continuar en la guerra, y esto hiere el alma. Pero, Yo prometo, que cuando este acuerdo sea blindado por el plebiscito y por el reconocimiento internacional, Yo iré a Colombia, para celebrar la paz. Y muchas gracias a Santos.

Al respecto, valga empezar por hacer notar que contrario a lo que dicen los medios de comunicación, estas declaraciones del Papa no son del día de hoy, de hecho no aparecen reportadas en ningún medio oficial del Vaticano, sino que fueron dichas en el contexto de una audiencia privada del Papa Francisco con el Consejo Judío Mundial, el pasdo lunes, tal como hace notar Secretum Meum Mihi. Es decir, que las palabras del Papa son previas a las declaraciones del jefe de prensa del Vaticano, y del embajador de Colombia ante la Santa Sede, en que dice:

Sin duda alguna, la oficina de prensa del Vaticano tiene como prepcupación actualmente la relatoría de los viajes pontificios a celebrarse todavía en este año como son el de Georgia y Azerbaiyán que comienzan mañana. Independientemente de ello, es conocida la voluntad que ya hemos manifestado de la visita a Colombia del Papa Francisco en la primera parte del 2017 tal como está expresado por el Presidente de la República.

Es decir: El Papa quiere venir a Colombia y lo ha ratificado ante la misión diplomática colombiana. Planea que sea en el primer semestre de 2017, pero el aún no es confirmado por la Santa Sede porque deben organizar el calendario de viajes del Papa, y dependerá de las fechas de otros viajes que se puedan programar en la misma gira. Esta voluntad es la que ha expresado el Papa Francisco en las declaraciones privadas del lunes.

Ciertamente el Papa espera que para el momento de su viaje el acuerdo con las FARC se haya firmado y ratificado. Pero pretender que el Papa está condicionando la venida a Colombia a que los colombianos votemos SI en el plebiscito del 2 de octubre, contradice la firme voluntad del Papa de venir, anteriormente expresada en la JMJ de Cracovia, y supondría un intento de coaccionar el voto de los católicos colombianos, con algo ajeno al acuerdo sujeto a votación. Algo ciertamente opuesto a la misión del Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, y además contrario al pronunciamiento de la Conferencia Episcopal en que convoca “al pueblo colombiano a participar en la consulta sobre los acuerdos de La Habana, de manera responsable, con un voto informado y a conciencia, que exprese libremente su opinión, como ejercicio efectivo de la democracia y con el debido respeto de lo que la mayoría finalmente determine”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario