Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Únete a Voto Católico Colombia

jueves, 20 de octubre de 2016

Agridulce victoria de la Semana Santa de Popayán en la Corte Constitucional

Resultado de imagen para semana santa popayan

Con una votación de 7 a 1 (Voto en contra del magistrado Jorge Iván Palacio) la Corte Constitucional resolvió la exequibilidad de la financiación pública de las celebraciones de la Semana Santa de Popayán. Aunque la decisión representa ciertamente una victoria frente al ataque laicista de pretender excluir a las festividades religiosas del patrimonio cultural colombiano, las razones de la decisión todavía insisten en esquivar el reconocimiento del papel fundamental de la Fe Católica en la cultura colombiana.

Según el representante del Ministerio de Cultura, Eduardo Cifuentes: “La Corte Constitucional entiende que cuando elementos de orden cultural tienen mayor importancia se puede lograr la protección del Estado, independientemente del origen religioso de la celebración”, y agregó que “Para la Corte no se viola el principio de Estado laico ni existe discriminación del Estado con otras iglesias, ya que hay una distinción entre lo que es puramente religioso y lo que es una celebración cultural”.

La decisión era de esperarse, pues hubiera representado una contradicción patente que la semana santa de Popayán fuera reconocida por la UNESCO como parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y no fuera reconocida por el Estado como parte del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Nación. No obstante, resulta inconsistente la supuesta “distinción” que la Corte pretende, entre el carácter religioso de la celebración y los elementos culturales. Para cualquiera resulta obvio que ninguno de los elementos culturales de la Semana Santa de Popayán subsistirían de forma independiente al fundamento religoso de la celebración.

Así, la Corte está recurriendo a una maniobra argumentativa insostenible, la separación entre lo religioso y lo cultural, para seguir mantieniendo la idea de que no deben financiarse las expresiones religiosas de la Fe Católica. Por el contrario, lo que se requiere es honestidad por parte del Estado, para reconocer que la Fe Católica representa un papel fundamental en la cultura de nuestro país, y la gran mayoría de nuestras expresiones culturales que forman parte del patrimonio inmaterial tienen su fundamento en la Religión Católica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada