Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Únete a Voto Católico Colombia

lunes, 12 de diciembre de 2016

23 sacerdotes y académicos apoyan públicamente la solicitud de aclaración de los cuatro cardenales

Resultado de imagen para 23 scholars amoris laetitia

(InfoVaticana) Veintitrés académicos y sacerdotes católicos han publicado una carta expresando su profunda gratitud y su pleno apoyo a las dubia de los cardenales Walter Brandmüller, Raymond Leo Burke, Carlo Caffara y Joachim Meisner enviadas al Papa Francisco pidiendo que clarifique algunos puntos de la exhortación apostólica sobre el amor en la familia Amoris Laetitia.

La mayoría de los signatarios de esta declaración en apoyo de las preguntas planteadas por los cuatro cardenales ya firmaron hace unos meses una carta enviada a los cardenales solicitando una aclaración de algunos de los puntos “vagos” o “ambiguos” de Amoris Laetitia.

La carta, firmada en la Solemnidad de la Inmaculada Concepción, manifiesta que el Papa Francisco ha declinado hasta ahora responder a los cuatro cardenales que le pidieron que clarificara cinco puntos fundamentales de la doctrina católica y de la disciplina sacramental. Su silencio, argumentan los signatarios de esta carta, expone al pontífice a acusaciones de negligencia en el ejercicio del ministerio petrino de confirmar en la fe.

En la carta también se recogen las críticas que han recibido los cuatro cardenales por parte de otros prelados y se añade que ninguno de los críticos, sin embargo, ha contribuido a arrojar luz sobre las preguntas planteadas.

Los académicos y pastores que han firmado esta carta señalan que, tras la promulgación de Amoris laetitia, la Iglesia universal está entrando en un momento gravemente crítico de su historia, que presenta alarmantes similitudes con la gran crisis arriana del siglo IV, cuando muchos obispos “vacilaron” en la cuestión de la divinidad de Cristo. En su opinión, la barca de Pedro “muestra síntomas de incipiente desintegración”.

“Hoy en día estamos siendo testigos de una similar crisis metastática, esta vez sobre aspectos fundamentales de la vida cristiana. Se continúa predicando la indisolubilidad del matrimonio, el pecado grave de la fornicación, el adulterio y la sodomía, de la santidad de la Sagrada Eucaristía y la terrible realidad del pecado mortal. Pero en la práctica, un creciente número de importantes prelados y teólogos están socavando o negando de hecho tales dogmas con su énfasis exagerado y unilateral en la misericordia, el acompañamiento pastoral y las circunstancias atenuantes”, se recoge en esta carta.

Asimismo, en el documento se afirma que todos los sucesores de los Apóstoles tienen el grave y urgente deber de hablar con claridad y fuerza para confirmar las enseñanzas morales expuestas en el magisterio.

La carta culmina con la petición de que muchos más se adhieran públicamente a la “respetuosa solicitud de los cuatro cardenales al sucesor de Pedro” y a la recomendación del cardenal Burke, quien en una entrevista aseguró que si el Papa no responde se podría hacerun acto formal de corrección de un error grave”.

A continuación el texto completo de la Carta publicada por Rorate Caeli y traducida por InfoCatólica:

Como pastores de almas e intelectuales católicos, deseamos expresar nuestra profunda gratitud y pleno apoyo a la valiente iniciativa de cuatro miembros del Colegio Cardenalicio, Sus Eminencias Walter Brandmüller, Raymond Leo Burke, Carlo Caffarra y Joachim Meisner. Es bien sabido que dichos cardenales han planteado de manera formal cinco “dubia” (dudas) al Papa Francisco, solicitándole que aclare cinco puntos fundamentales de la doctrina católica y la disciplina de los sacramentos, que en el capítulo 8 de la reciente exhortación apostólica Amoris Laetitia (en adelante, “AL”) parecen ser tratados de forma contradictoria con la Sagrada Escritura, la Tradición y el magisterio de documentos papales anteriores, en particular la encíclica Veritatis Splendor y la exhortación apostólica Familiaris Consortio de San Juan Pablo II. Hasta el momento, el Papa Francisco ha declinado responder; ahora bien, habida cuenta de que estos cuatro cardenales preguntan en realidad si los importantes documentos magisteriales citados requieren todavía nuestro pleno asentimiento, creemos que el persistente silencio del Santo Padre podría considerarse una negligencia en el ejercicio del ministerio petrino de confirmar en la fe a sus hermanos.

Algunos eminentes prelados se han mostrado muy críticos con el planteamiento de las “dubia” por los cuatro cardenales, aunque sin arrojar luz alguna sobre las cuestiones pertinentes y profundas suscitadas. Hemos leído los intentos de Christoph Cardenal Schӧnborn y del Profesor Rocco Buttiglione de interpretar la exhortación apostólica según una “hermenéutica de la continuidad”, pero a nuestro juicio no han conseguido demostrar su tesis fundamental, según la cual los elementos novedosos contenidos en AL no ponen en peligro la ley divina, sino que simplemente promueven cambios en la práctica pastoral y la disciplina eclesiástica.

En efecto, una serie de autores, entre ellos el Profesor Claudio Pierantoni en su nuevo y exhaustivo estudio histórico-teológico, han sostenido que como consecuencia de la confusión y desunión generalizadas a raíz de la promulgación de AL, la Iglesia universal está entrando ahora en un momento gravemente crítico de su historia que presenta semejanzas alarmantes con la gran crisis arriana del siglo IV. Durante ese conflicto catastrófico, la gran mayoría de los obispos, entre ellos incluso el Sucesor de Pedro, vacilaron acerca de la cuestión de la Divinidad de Cristo. Muchos no cayeron plenamente en la herejía; sin embargo, desarmados por la confusión o debilitados por la pusilanimidad, buscaron fórmulas de compromiso fácil en aras de la “paz” y la “unidad”. Hoy en día asistimos a una crisis metastásica semejante, que en esta ocasión afecta a aspectos fundamentales de la vida cristiana. Se continúa rindiendo un tributo simbólico a la indisolubilidad del matrimonio, el carácter de pecado grave objetivo de la fornicación, el adulterio y la sodomía, la santidad de la Sagrada Eucaristía y la terrible realidad del pecado mortal. Pero en la práctica, un número creciente de eminentes prelados y teólogos están menoscabando o negando de hecho estos dogmas – y por ende, la existencia de prohibiciones sin excepciones en la ley divina sobre el comportamiento sexual– en virtud de su énfasis exagerado y unilateral en la “misericordia”, el “acompañamiento pastoral” y las “circunstancias atenuantes”.

Con el Pontífice reinante, la trompeta emite ahora un sonido muy incierto en esta batalla contra los “principados y potestades” del enemigo, de forma que la barca de Pedro avanza peligrosamente a la deriva como un navío sin timón e incluso muestra síntomas de una desintegración incipiente. En esta situación, creemos que todos los Sucesores de los Apóstoles tienen el deber grave y acuciante de pronunciarse de manera clara y firme reiterando las enseñanzas morales expuestas con gran claridad en el magisterio de los papas precedentes y en el Concilio de Trento. Varios obispos y otro cardenal han declarado ya que consideran las “dubia” oportunas y adecuadas. Esperamos ardientemente y oramos con fervor para que muchos otros se unan públicamente no sólo a la respetuosa petición de los cuatro cardenales de que el Sucesor de Pedro confirme a sus hermanos en estos cinco puntos de la fe “que ha sido entregada a los santos de una vez por todas” (San Judas, 3), sino también a la propuesta del Cardenal Burke de que si el Santo Padre así no lo hiciere, los cardenales se dirijan colectivamente a él con alguna forma de corrección fraternal, siguiendo el espíritu de la admonición dirigida en Antioquía por San Pablo a San Pedro (Gal. 2, 11).

Encomendamos este grave problema al cuidado y la intercesión celestial de María Inmaculada, Madre de la Iglesia y debeladora de todas las herejías.

8 de diciembre de 2016, Solemnidad de la Inmaculada Concepción

Firmado:

Mons. Ignacio Barreiro Carambula, STD, JD
Capellán y miembro de la Facultad, Roman Forum

Rev. Claude Barthe,
Francia   

Dr. Robert Beddard, MA (Oxon et Cantab), D.Phil (Oxon)
Fellow emeritus and former Vice Provost of Oriel College Oxford.

Carlos A. Casanova Guerra
Doctor en Filosofía, Profesor,
Universidad Santo Tomás, Santiago de Chile

Salvatore J. Ciresi MA
Notre Dame Graduate School of Christendom College
Director de St. Jerome Biblical Guild   

Luke Gormally, PhL
Director Emeritus, The Linacre Centre for Healthcare Ethics (1981-2000)
Sometime Research Professor, Ave Maria School of Law, Ann Arbor, Michigan (2001-2007)
Miembro Ordinario, Pontificia Academia de la Vida

Rev. Brian W. Harrison OS, MA, STD
Profesor Asociado de Teología (jubilado), Universidad Pontificia Católica de Puerto Rico; Scholar-in-Residence, Oblates of Wisdom Study Center, St. Louis, Missouri

Rev. John Hunwicke, MA (Oxon.)
Former Senior Research Fellow, Pusey House, Oxford; Priest of the Ordinariate of Our Lady of Walsingham; Member, Roman Forum

Peter A. Kwasniewski PhD (Philosophy)
Professor, Wyoming Catholic College

Rev. Dr. Stephen Morgan DPhil (Oxon)
Academies Conversion Project Leader & Oeconomus
Diócesis de Portsmouth

Don Alfredo Morselli STL
Párroco de la Arhidiócesis de Bolonia

Rev. Richard A. Munkelt PhD (Philosophy)
Capellán y miembro de la Facultad, Roman Forum

Rev. John Osman MA, STL
Párroco de la arhidiócesis de Birmingham,
Ex capellán de la University of Cambridge

Dr Paolo Pasqualucci
Profesor de filosofía (jubilado),
Universidad de Perugia

Dr Claudio Pierantoni
Profesor de Filosofía Medieval en la Facultad de Filosofía de la Universidad de Chile
Ex profesor de Historia de la Iglesia y Patrología en la Facultad de Teología de la Pontificia Universidad Católica de Chile
Member of the International Association of Patristic Studies

Dr John C. Rao D.Phil (Oxon.)
Profesor Asociado de Historia, St. John's University (NYC)
Presidente, Roman Forum

Dr Nicholas Richardson. MA, DPhil (Oxon.)
Fellow emeritus and Sub-Warden of Merton College, Oxford
and former Warden of Greyfriars, Oxford.

Dr Joseph Shaw MA, DPhil (Oxon.) FRSA
Senior Research Fellow (Philosophy) at St Benet's Hall,
Oxford University

Dr Anna M. Silvas FAHA,
Adjunct research fellow, University of New England,
Armidale, NSW, Australia.

Michael G. Sirilla PhD
Director of Graduate Theology,
Franciscan University of Steubenville, Ohio

Professor Dr Thomas Stark
Phil.-Theol. Hochschule Benedikt XVI, Heiligenkreuz

Rev.  Glen Tattersall
Parish Priest, Parish of Bl. John Henry Newman, Archdiocese of Melbourne
Rector, St Aloysius' Church, Melbourne

Rev. Dr David Watt STL, PhD (Cantab.)
Sacerdote de la Archidiócesis de Perth
Capellán, St Philomena’s chapel, Malaga

Publicado en Rorate Caeli
Traducido por Víctor Lozano para InfoCatólica

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada