Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Únete a Voto Católico Colombia

martes, 17 de enero de 2017

¿Estudiar en una Universidad Jesuita influye en apoyar la legalización del aborto?

Jesuit congress

La Asociación de Institutos y Universidades Jesuitas (AJCU por sus siglas en inglés) publicó recientemente una nota de prensa celebrando el hecho de que 56 miembros del nuevo 115 Congreso de Estados Unidos (un 10%) asistió a una universidad o instituto de educación superior jesuita.

El Presidente de la AJCU el Padre Michael Sheeran, S.J., dijo, “un sello distintivo de la educación jesuita es el servicio a los demás, y nosotros estamos orgullosos de ver que el compromiso representado por los alumnos de las instituciones jesuitas que sirven en la Cámara y el Senado. Apreciamos su liderazgo y esperamos trabajar con ellos durante el 115 Congreso.“ No obstante, Matt Archbold de la Cardinal Newman Society, publicó un artículo mostrando a pesar de provenir de una Universidad Jesuita, la gran mayoría de tales congresistas son contrarios a la moral católica en temas como el aborto.

“Busqué su record de votaciones y encontré que de los 12 Senadores educados por jesuitas, sólo hay dos legisladores confiablemente pro-vida. ¡Dos! El resto son o confiablemente pro-aborto o tienen un record de votaciones en ambos sentidos.”

“Aquellos que defienden y promueven el aborrecedor mal del aborto no son merecedores de los elogios por el “liderazgo” ni por el “servicio a los demás”. Uno podría pensar que el rechazo a las enseñanzas Católicas fundamentales en la dignidad de la vida por los alumnos puede causar a los Jesuitas reconsiderar cómo están educando a sus estudiantes”, afirmó Archbold.

En Colombia

En Colombia, la universidad de la Compañía de Jesús es la Pontificia Universidad Javeriana, que a pesar de ser una de las universidades más prestigiosas del país, ha sido fuente de varios escándalos por la defensa, desde su interior, de posturas abiertamente contrarias a la doctrina de la Iglesia. Sacerdotes jesuitas como el P. Carlos Novoa SJ o el P. Alberto Múnera SJ, que además son profesores en la Javeriana, han provocado escándalo entre los fieles por su oposición pública y frontal al magisterio de la Iglesia.

Aún más notorio, fue el hecho de que durante varios años, la Universidad Javeriana fue sede de lo que se denominó “Ciclo Rosa Académico”, una serie de conferencias y eventos de difusión y promoción de la agenda e ideología homosexual. Afortunadamente, luego de una campaña de recogida de firmas, la Javeriana tuvo que cancelar el evento de forma definitiva.

Reconocidas activistas a favor del aborto, como Catalina Ruiz-Navarro y Carolina Dueñas Orozco, son egresadas de la Universidad Javeriana, así como la ex congresista y ex ministra del gobierno Santos, Gina Parody, que desde el Ministerio de Educación intentó imponer la Ideología de Género en los colegios. Grupos de investigación en facultades como psicología o derecho, también han hecho parte de esfuerzos del lobby LGBT por conseguir el “matrimonio” entre personas del mismo sexo, o la adopción por personas homosexuales.

Pero, concentrándonos en los egresados de la Universidad Javeriana que se encuentran en el Congreso de nuestro país, ¿Se repite el mismo patrón que en Estados Unidos? En total 21 congresistas son egresados de la Javeriana. De entre ellos, a favor del aborto se encuentran, desde el activista pro-aborto, pro-eutanasia y pro-LGBT Armando Benedetti del Partido de la U, Carlos Felipe Mejía y Susana Correa del Centro Democrático, Guillermo García Realpe del Partido Liberal, y Alexánder López del Polo Democrático. Otros egresados son abiertamente opositores a la legalización del aborto, tales como Roberto Gerlein del Partido Conservador, Manuel Enríquez Rosero del Partido de la U,  y Honorio Henríquez y Thania Vega de Plazas del Centro Democrático.

De la mayoría de congresistas no se conoce aún su posición respecto del aborto, sencillamente porque no es un tema que haya sido votado en el Congreso de la República aún. Si vamos a otros temas como el de la adopción homosexual, vemos que a favor del referendo para prohibir la adopción homosexual votaron los javerianos Susana Correa, Roberto Gerlein, Carlos Felipe Mejía, Manuel Guillermo Mora, León Rigoberto Barón Neira, Honorio Miguel Henriquez, Manuel Enríquez Rosero, y Thania Vega de Plazas, mientras que en contra votaron Guillermo García Realpe, Miltón Arlex Rodríguez, Armando Benedetti e Iván Name.

Ha sido la Corte Constitucional en donde realmente se han discutido y votado los asuntos más controversiales moralmente hablando. En los años que lleva la Corte Constitucional funcionando, cuatro de sus magistrados han sido egresados de la Pontificia Universidad Javeriana: José Gregorio Hernández Galindo, Rodrigo Escobar Gil, Nilson Pinilla Pinilla y Luis Guillermo Guerrero Pérez. José Gregorio Hernández acompañó la postura mayoritaria de la Corte en la sentencia C-133 de 1994 y fue además ponente de la sentencia C-013 de 1997, en las que se declaró exequible la penalización del aborto. Rodrigo Escobar Gil, por su parte se apartó de la decisión mayoritaria en las sentencias C-647 de 2001 y C-355 de 2006, presentando sendos salvamentos de voto en defensa del derecho a la vida del niño por nacer. Nilson Pinilla se opuso con constancia a numerosas sentencias a favor del aborto, posteriores a la C-355 de 2006, y a las que homologaron a las parejas homosexuales con la familia heterosexual, como la C-075 de 2007, o la C-577 de 2011. Por último, Luis Guillermo Guerrero, aunque llegó a la Corte posando de magistrado conservador, fue el ponente de la sentencia SU-617 de 2014 en la que defendió la adopción por parte de la pareja homosexual del padre biológico del menor.

Así las cosas, es verdad que personajes clave de los lobby homosexual y pro-aborto sí han salido de la Pontificia Universidad Javeriana, y sus posturas representan un claro fracaso en cuanto al papel formativo de la Universidad. Sin embargo, si se les observa en el universo de los egresados de tal universidad, que comparten puestos similares a nivel del Estado, se ve que sus posturas no son siquiera mayoritarias como para considerar que la educación en la Javeriana pudo ser una influencia determinante en la adopción de tales posturas. Puede decirse, que en el caso colombiano no se cumple el patrón hallado por la Cardinal Newman Society respecto de las universidades jesuitan en los Estados Unidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada