Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Únete a Voto Católico Colombia

domingo, 12 de febrero de 2017

Enrique VIII marcha sobre Roma: Anglicanos celebrarán “vísperas” en la Basilica de San Pedro

St. Peter's Basilica in Vatican insideEl Cardenal Angelo Comastri, arcipreste de la Basílica de San Pedro, permitirá la celebración de culto anglicano en la basílica más representativa de la Iglesia Católica. La noticia la dan dos medios oficialistas, el portal Aleteia y el Vatican Insider, suplemento de La Stampa.

Por primera vez en la historia, el próximo 13 de marzo, celebrará la Oración coral de la tarde según el uso anglicano en la Basílica de San Pedro. La noticia fue comunicada por el Centro Anglicano de Roma y confirmada por el blog «Il Sismografo». Nunca había pasado; nunca antes esta función, en parte equivalente a las Vísperas católicas, fuera celebrada ante el altar de la Catedral de San Pedro. El evento será posible gracias al permiso que concedió el arcipreste de San Pedro, el cardenal Angelo Comastri, quien afinó los detalles de la celebración con el director del Centro Anglicano de Roma, el arzobispo David Moxon, quien presidirá el servicio litúrgico. El predicador será el arzobispo católico inglés Arthur Roche, secretario de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos. Durante la liturgia cantará el Coro del Merton College de Oxford.

El uso de los lugares sagrados para ritos distintos a la liturgia católica, es una grave violación de la santidad de los lugares sagrados. El Código de Derecho Canónico establece

1210. En un lugar sagrado sólo puede admitirse aquello que favorece el ejercicio y el fomento del culto, de la piedad y de la religión, y se prohibe lo que no esté en consonancia con la santidad del lugar. Sin embargo, el Ordinario puede permitir, en casos concretos, otros usos, siempre que no sean contrarios a la santidad del lugar.

1211. Los lugares sagrados quedan violados cuando, con escándalo de los fieles, se cometen en ellos actos gravemente injuriosos que, a juicio del Ordinario del lugar, revisten tal gravedad y son tan contrarios a la santidad del lugar, que en ellos no se puede ejercer el culto hasta que se repare la injuria por un rito penitencial a tenor de los libros litúrgicos

La celebración de un rito anglicano en un templo católico implicaría dar un cierto reconocimiento de validez a tales ritos, lo cual ha sido negado continuamente por la Iglesia, dado la falta de sucesión apostólica y la negación de las Verdades de Fe respecto de los sacramentos por parte de la herejía anglicana.

La “Iglesia de Inglaterra” nació como producto de la rebelión de Enrique VIII contra el Papa, por no obtener de este último la nulidad de su matrimonio con la reina Catalina de Aragón, para así poder casarse con Ana Bolena. El Rey ordenó a los obispos ingleses afirmar la nulidad del matrimonio en un documento público que implicó el cisma total con la Iglesia Católica. El Arzobispo de Canterbuty, Mons. John Fisher, y el Canciller del Reino, Tomás Moro, fueron ejecutados por no adherirse a este documento. Posteriormente, cientos de clérigos, laicos y religiosos fueron ahorcados por el hecho de seguir siendo católicos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada