Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

miércoles, 29 de marzo de 2017

Lobby gay emprende guerra mediática y jurídica contra parroquia que alerta sobre ideología de género

1490747042_041581_1490747126_noticia_normalLas organizaciones del lobby LGBT han lanzado una campaña de presión mediática y acciones jurídicas contra la parroquia de Cristo Rey en Sincelejo, Sucre, por un mural que alerta a padres de familia sobre la amenaza de la ideología de género.

“La venganza de la comunidad LGTBI… se realiza hoy: donde mas nos duele… nuestros hijos. No es la mejor manera de buscar la paz” Dice el mural dibujado en una pared del barrio Las Américas en la capital del departamento de Sucre, refiriéndose a la imposición de la Ideología de Género en los colegios bajo el gobierno Santos y la administración de Gina Parody en el Ministerio de Educación Nacional.

El diario El Espectador inicia su nota afirmando falsamente que “Los habitantes del barrio Las Américas, en Sincelejo (Sucre), despertaron este martes con un nuevo y llamativo grafiti en el vecindario.” Cuando los otros medios han podido confirmar que el mural existe desde agosto del año pasado, cuando padres de familia y maestros salieron a marchar contra la alianza Ministerio de Educación – Colombia Diversa – ONU para obligar a los colegios a modificar sus manuales de convivencia.

Las organizaciones “Sucre Diversa”, “Cimientos de Luz” y “Sucre Alternativa” del lobby LGBT afirmaron que el mural acentuaba el odio y la discriminación contra los homosexuales, y dijeron que entablarían una demanda contra la Diócesis reurriendo a la Ley 1421 (Antidiscriminación).

Según Caracol Radio, el padre Gerónimo Córdoba, párroco de Cristo Rey, afirmó que aunque el mural fue hecho por los padres de familia.“Eso lo hicieron las familias hace año y medio (sic) cuando la ministra Gina Parody quiso introducir normas de convivencia en los colegios, los padres de familia se organizaron y reaccionaron con manifestaciones” dijo el religioso.

Lamentablemente, la Diócesis pretendió sacar el cuerpo y evitar defender a la parroquia y a los feligreses católicos diciendo a través del vicario que “a raíz de ese mural se han suscitada comentarios explicablemente de rechazo y disgusto, yo quiero explicarles a ustedes que ese no es el procedimiento usual de la iglesia para hacer sus pronunciamientos y declaraciones y que tampoco es ese el pensamiento oficial de la iglesia sino del autor del mural”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario