Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Únete a Voto Católico Colombia

viernes, 3 de marzo de 2017

Piden la dimisión de Mons. Vincenzo Paglia por alabar al abortista y eugenesista Marco Pannella

marco-pannella-mons-297690(InfoCatólica) Las declaraciones de Mons. Vincenzo Paglia, Presidente de la Academia Pontificia para la vida y Rector del Instituto Juan Pablo II para la Familia, alabando la figura de Marco Pannella, uno de los más famosos adalides de la cultura de la muerte en Italia, ha causado indignación en multitud de italianos provida y profamilia. La plataforma A Reti Unificate ha pedido la dimisión del arzobispo

Mons. Paglia afirmó que Marco. Pannella luchó «para defender la dignidad de todos», aseguró que había «dado su vida por los más postergados» y afirmó que su muerte era «una gran pérdida para nuestro país» 

A Reti Unificate recuerda que Marco Pannella ha luchado:

  • Contra la familia y el matrimonio indisoluble;
  • Contra los no nacidos a través del aborto en todas sus formas;
  • Contra la dignidad de la procreación, apoyando la producción del hombre con las técnicas de inseminación artificial;
  • Contra la dignidad humana fomentando diversas formas de consumo de drogas y la liberalización de las mismas;
  • Contra la dignidad de la sexualidad matrimonial promoviendo la contracepción y la ideología homosexual;
  • Contra la vida, en las batallas a favor de la eutanasia y el suicidio asistido.

Es por ello que han solicitado la dimisión de Mons. Paglia:

Hoy pedimos -respetuosamente- que mons. Paglia deje el cargo de Presidente de la Academia Pontificia para la vida y el de Rector del Instituto Juan Pablo II para la Familia: sus elogios sobre Pannella son incompatibles, en nuestra opinión, con sus roles desempeñados en esas instituciones.

Declaraciones del arzobispo italiano (ver desde el minuto 4:35).

Paglia retratado en la pintura homoerótica que encargó

Recientemente, InfoCatólica hizo eco de la denuncia hecha por LifeSiteNews, según la cual el arzobispo pagó a un artista homosexual para pintar un blasfemo mural homoerótico en su iglesia catedral en el año 2007. El mural incluye una imagen del propio arzobispo desnudo.

El mural todavía cubre el lado opuesto de la fachada de la iglesia de la catedral de la diócesis de Terni-Narni-Amelia. Representa a Jesús llevando al cielo unas redes llenas de homosexuales desnudos y semidesnudos, transexuales, prostitutas y traficantes de drogas, mezclados en interacciones eróticas

Características de la imagen del Salvador

La imagen del Salvador está pintada de manera de hacer visibles sus partes privadas a través de su traje translúcido. Así lo explicó el autor de la obra, Ricardo Cinalli a La Repubblica, que modeló la cara de Jesús en base a un modelo local porque la gente ve a Cristo de una manera que es «demasiado masculina».

Selección del artista para el mural

Según el artista, un argentino homosexual conocido por sus pinturas de cuerpos masculinos, el obispo Paglia lo seleccionó de entre una lista de diez artistas internacionalmente conocidos específicamente para la tarea de pintar el muro interior de la fachada.

El Obispo Paglia, junto con un padre Fabio Leonardis, supervisó todos los detalles de la obra, según explica el propio Cinalli, quien con aprobación señala que Paglia nunca le preguntó si creía en la doctrina cristiana de la salvación.

«Trabajar con él fue humanamente y profesionalmente fantástico», dijo Cinalli al diario italiano La Repubblica en marzo del año pasado. «Nunca, en cuatro meses, durante los cuales nos vimos casi tres veces cada semana, Paglia alguna vez me preguntó si creía en la salvación. Nunca me puso en una posición incómoda».

«Ningún detalle se hizo libremente o al azar», agregó Cinalli. «Todo fue analizado. Todo fue discutido. Nunca me permitieron trabajar por mi cuenta».

Presencia del obispo en la obra

El obispo Vincenzo Paglia aparece en una de las redes «eróticas» agarrando a otro hombre semi-desnudo.

Cinalli admite a La Repubblica que las personas desnudas en las redes están destinadas a ser «eróticas», aunque el obispo Paglia trazó la línea cuando Cinalli propuso mostrar a la gente teniendo relaciones sexuales.

«En este caso, no había una intención sexual, sino erótica, sí», dijo Cinalli. «Creo que el aspecto erótico es el más notable entre las personas dentro de las redes». Más adelante añadió: «Lo único que no me permitieron insertar fue la copulación de dos personas dentro de esta red donde todo está permitido».

La razón por la que no se le permitió ser tan explícito, dice Cinalli, es que su pintura ya había hecho lo suficiente para demostrar la noción de que el hombre tiene «libertad» en esta vida e incluso en la siguiente, al parecer, para participar en cualquier conducta sexual que él considere apropiada.

«El obispo y el padre Leonardis me dijeron que no pensaban que era necesario llegar a ese extremo para demostrar la libertad que el hombre, que en realidad, tiene en este mundo y en el próximo».

El artista también pintó al padre Leonardis, entonces jefe de la Oficina de Patrimonio Cultural, como un hombre desnudo y musculoso con un tatuaje de la flecha de un cupido que corre a través de un corazón que contiene la palabra «amor», enredado con otros en una de las redes «eróticas».

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada