Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

lunes, 17 de abril de 2017

Editorial: Feliz y Santa Pascua

457c72b6-3dde-43a2-8188-45d3315b88d1Feliz y Santa Pascua para todos nuestros lectores y asociados de Voto Católico Colombia. Como cada año, la fiesta de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo es el signo de la esperanza del cristiano. La memoria de la victoria total y definitiva de Cristo sobre la muerte y el pecado nos sostiene en nuestra peregrinación por este mundo, y nos recuerda que nada puede el mal contra aquellos que hemos sido bañados con el agua y la sangre que brotaron del costado de Nuestro Señor.

Sabemos muy bien que en esta labor de informar sobre la realidad política, nacional e internacional, secular y eclesial, parecemos profetas de calamidades, cronistas de la revolución del hombre contra Dios y contra la Iglesia, y la entronización del satánico orgullo en todas las instituciones políticas y eclesiales. La Iglesia está siendo martirizada por su fidelidad a Nuestro Señor Jesucristo, desde afuera (El Islam, el Comunismo y el Liberalismo), y desde adentro (La Teología de la Liberación, El Lobby-gay intraeclesial, el Modernismo), y en este martirio participa verdaderamente de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo.

Por eso, lejos de ser un mensaje desesperanzador, el testimonio martirial de la Iglesia Católica ha de ser motivo de verdadera felicidad para los cristianos, pues "Si hemos muerto con Cristo, creemos que también viviremos con Él." (Rom 6,8) La Iglesia lleva sobre sí la marca de la Cruz de Nuestro Señor, y es este el camino obligado para llegar a la resurrección del tercer día. Recordemos que el padecimiento es un signo de predilección de Cristo, ("así trato a mis amigos" dijo a Santa Teresa de Jesús), y abracemos esta Cruz que Dios nos pone en las manos para ser sus testigos hasta el día de su venida gloriosa.

Gaude et laetare Virgo María, alleluia
Quia surrexit Dominus vere, alleluia

No hay comentarios:

Publicar un comentario