Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
48% Alcanzado
$360.000 Donados
Días que faltan
8 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

martes, 28 de noviembre de 2017

Marta Lucía Ramírez e Iván Duque, las dos fichas del progresismo cultural dentro de la derecha

24068056_522664778090559_7710757023407105988_nEl Centro Democrático deberá escoger candidato propio en las próximas semanas, y se espera que antes de la primera vuelta se defina el candidato que debería unir a la coalición del NO, es decir a uribistas y conservadores. Dos candidatos resultan particularmente atractivos para los medios de comunicación y las huestes del santismo, Iván Duque y Marta Lucía Ramírez. La razón: Son los candidatos de la derecha que coquetean con el progresismo moral y que implicarían una renuncia de la derecha a combatir el aborto, o la agenda homosexual.

Que Iván Duque es el candidato que el santismo quiere ver en el tarjetón ya está fuera de toda duda razonable. A diferencia de la mayoría de sus competidores dentro del Centro Democrático, Iván Duque ha disfrutado de un trato favorable en los medios de comunicación liberales. Ha resultado amigo del nuevo Procurador, Fernando Carrillo, así como de Alberto Casas Santamaría (el compañero permanente del samperista Julio Sánchez Cristo), fue premiado por la Revista Semana como “uno de los mejores líderes del país”, e incluso gozó de la benevolencia del bufón que un día sí y otro también arremete contra los valores de la sociedad colombiana, el proxeneta gráfico Daniel Samper Ospina. Y no es para menos: a pesar de buscar los votos de la derecha, Iván Duque no ha disimulado su apoyo a la agenda pro-aborto y LGBT.

En 2011, Duque mostró abiertamente su apoyo a las uniones homosexuales, e incluso escribió una columna en Portafolio defendiendo el aborto y la agenda homosexual como parte del “ideario conservador”. Durante la campaña al congreso en enero de 2014, Duque desde su cuenta de Twitter dijo: “Creo en una sociedad diversa e inclusiva donde se respete y se celebre la intergración de todas las minorías sexuales y raciales. (…) Creo en una sociedad donde no existan dogmatismos religiosos y políticos que atenten contra la libre constitución de hogares y familias.” Como para que no quedara duda, en 2015, cuando la Corte Suprema de los Estados Unidos impuso el “matrimonio” homosexual a nivel federal, Duque tuiteó felicitando al Presidente Obama.


Por su parte, Martha Lucía Ramírez ha sido mucho menos consistente en su postura frente al aborto y las uniones homosexuales. No obstante, a pesar de que sostiene, especialmente de cara a las elecciones, que se opone al aborto y el “matrimonio” homosexual, siempre ha hecho la salvedad de que mantendría los fallos de la Corte Constitucional tal como están. En 2014, frente a las elecciones presidenciales, fue entrevistada por la Revista Bocas, y esto fue lo que dijo:

¿Es conservadora en sus valores, en su estilo de vida?

Sí, primero que todo soy una mujer católica, apostólica, romana. Voy a misa, comulgo, me hace falta esa comunicación espiritual y la tengo a través de mi religión, que es la religión católica. Nunca he pensado cambiarme de religión. Discrepo de algunas posiciones de la Iglesia que han sido demasiado radicales y que el papa Francisco está revisando en buena hora. Por otro lado soy absolutamente conservadora en que defiendo la familia y la unidad del matrimonio.

(…)

¿Qué opina del aborto?

No estoy de acuerdo. Pienso que esa no debe ser la opción para una mujer que se embarazó por descuido. Jamás. También, como me costó tanto trabajo tener esta hija, para mí el aborto es impensable. Pero creo que hay que permitir que la sentencia de la Corte se aplique en condiciones excepcionalísimas. El Congreso no la legisló y por eso nos vemos frente a interrogantes como ciertas malformaciones en el feto, donde yo creería que no da lugar a un aborto. Pero creo que en algunos casos se debería poder hacer un aborto en condiciones terapéuticas y sanitarias. Pero repito, solo en casos excepcionalísimos que el Congreso debería acotar todavía más.

¿Y el matrimonio del mismo sexo?

Estoy de acuerdo con las uniones de un mismo sexo, tengo amigos y amigas homosexuales, les tengo un profundo respeto pues veo que hay un amor auténtico en muchos de los casos. Pero considero que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, que tiene además como objetivo procrear, tener una familia.

Siempre que se ha pronunciado en contra del aborto, ha hecho esas mismas salvedades respecto de la despenalización del aborto en casos de malformación. Dentro del mismo matiz, y como parte de su “oposición” al aborto, pesar de posar como católica y conservadora, Marta Lucía Ramírez ha defendido la anticoncepción y la promoción del concepto de “Salud Sexual y Reproductiva”, eufemismo creado para encubrir la agenda de control demorgráfico del UNFPA.

Como si fuera poco, cuando el NO ganó el plebiscito del pasado 2 de Octubre, tanto Iván Duque como Marta Lucía Ramírez fueron los primeros en afirmar que el acuerdo tenía elementos rescatables que debían mantenerse, contrariando de plano la decisión de los colombianos en las urnas y abriendo la puerta para la maniobra que haría Santos con el Congreso y las Cortes. No es de extrañar pues, que Duque y Ramírez sean los candidatos preferidos contra los que el régimen FARC-Santos quiera verse enfrentado en las próximas elecciones, pues así podrá estar seguro de que pase lo que pase, su agenda seguirá cumpliéndose sin problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario