Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Únete a Voto Católico Colombia

Proyectos en trámite en el Congreso

viernes, 3 de abril de 2020

La prueba es tiempo de gracia: Consagración Personal, Familiar y Nacional al Sagrado Corazón de Jesús


El Mundo está en tiempo de prueba y castigo. No importa si el virus chino apareció por evolución natural en los murciélagos o si fue fabricado en el laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan (En donde, desde 2007 se investigaba con el virus del SARS y el Coronavirus de Murciélago), si se escapó por equivocación del laboratorio chino, o si fue liberado intencionalmente en lo que constituiría la primer arma biológica de destrucción masiva. Nada ocurre en el mundo sin que la Divina Providencia lo prevea y permita, y así como la Santísima Virgen en Fátima predijo la Segunda Guerra Mundial y la amenaza del Comunismo como un castigo que Dios envía al mundo para movernos al arrepentimiento de nuestros pecados, y este virus ha puesto a todos los países, ricos y pobres, ante la perspectiva segura de la muerte y la vanidad de las seguridades temporales.

Por lo mismo, no podemos menos que celebrar que el presidente Iván Duque haya dicho en su alocución del 25 de marzo "que Colombia se encomiende a nuestra Virgen de Chiquinquirá, esa patrona de Colombia, al Sagrado Corazón de Jesús" y esperamos que ese mensaje sea síntoma de que este gobierno se ha arrepentido de sus múltiples ofensas a Dios, como su promoción de la Ideología de género entre los niños, o su pretensión de liberalizar el aborto y criminalizar a los grupos provida. En todo caso, lo consideramos un acierto y reclamamos que en coherencia el presidente Iván Duque debería renovar de forma oficial, no privada sino en calidad de Jefe de Estado, la Consagración de Colombia al Sagrado Corazón de Jesús.

De todas formas la situación es apremiante, y más al quedar los católicos privados de los sacramentos, no por disposición pública, sino por abandono por parte de los pastores. Conviene pues que cada persona y hogar se consagre también al Sagrado Corazón de Jesús.
"Me hizo ver, que el ardiente deseo que tenía de ser amado por los hombres y apartarlos del camino de la perdición, en el que los precipita Satanás en gran número, le había hecho formar el designio de manifestar su Corazón a los hombres, con todos los tesoros de amor, de misericordia, de gracias, de santificación, y de salvación que contiene, a fin de que cuantos quieran rendirle y procurarle todo el amor, el honor y la gloria que puedan, queden enriquecidos abundante y profusamente con los divinos tesoros del Corazón de Dios, cuya fuente es, al que se ha de honrar bajo la figura de su Corazón de carne, cuya imagen quería ver expuesta y llevada por mi sobre el corazón, para grabar en el, su amor y llenarlo de los dones de que está repleto, y para destruir en él todos los movimientos desordenados. Que esparciría sus gracias y bendiciones por dondequiera que estuviere expuesta su santa imagen para tributarle honores, y que tal bendición sería como un último esfuerzo de su amor, deseoso de favorecer a los hombres en estos últimos siglos de la Redención amorosa, a fin de apartarlos del imperio de Satanás, al que pretende arruinar, para ponernos en la dulce libertad del imperio de su amor, que quiere restablecer en el corazón de todos los que se decidan a abrazar esta devoción." Santa Margarita María de Alacoque, 1673.
Por eso, ponemos a su disposición la Consagración Personal, Familiar y Nacional al Sagrado Corazón de Jesús:

Consagración Personal al sagrado Corazón de Jesús

¡Sacratísima Reina de los cielos y Madre mía amabilísima! Yo N.N., aunque lleno de miserias y ruindades, alentado sin embargo con la invitación benigna del Corazón de Jesús, deseo consagrarme a Él; pero, conociendo bien mi indignidad e inconstancia, no quisiera ofrecer nada sino por tus maternales manos, y confiando a tus cuidados el hacerme cumplir bien todas mis resoluciones.
Corazón dulcísimo de Jesús, Rey de bondad y de amor, gustoso y agradecido acepto con toda la decisión de mi alma ese suavísimo pacto de cuidar Tú de mí y yo de Ti, aunque demasiado sabes que vas a salir perdiendo. Lo mío quiero que sea tuyo; todo lo pongo en tus manos bondadosas: mi alma, salvación eterna, libertad, progreso interior, miserias; mi cuerpo, vida y salud; todo lo poquito bueno que yo haga o por mi ofrecieren otros en vida o después de muerto, por si algo puede servirte; mi familia, haberes, negocios, ocupaciones, etc., para que, si bien deseo hacer en cada una de estas cosas cuanto en mi mano estuviere, sin embargo, seas Tú el Rey que haga y deshaga a su gusto, pues yo estaré muy conforme, aunque me cueste, con lo que disponga siempre ese Corazón amante que busca en todo mi bien.
Quiero en cambio, Corazón amabilísimo, que la vida que me reste no sea una vida baldía; quiero hacer algo, más bien quisiera hacer mucho, porque reines en el mundo; quiero con oración larga o jaculatorias breves, con las acciones del día, con mis penas aceptadas, con mis vencimientos chicos, y en fin, con la propaganda no estar a ser posible, ni un momento sin hacer algo por Ti. Haz que todo lleve el sello de tu reinado divino y de tu reparación hasta mi postrer aliento, que ¡ojalá! sea el broche de oro, el acto de caridad que cierre toda una vida de apóstol fervorosísimo. Amén.

Consagración del Hogar al Sagrado Corazón de Jesús

Sagrado Corazón de Jesús, que manifestaste a Santa Margarita María el deseo de reinar en las familias cristianas, hoy queremos reconocer públicamente Tu dominio absoluto sobre nuestra familia.
Deseamos, de ahora en adelante, vivir con Tu vida; deseamos dejar que esas virtudes se arraiguen y prosperen entre nosotros, por medio de las cuales Tú has prometido la paz aquí abajo; desterraremos lejos de nosotros ese espíritu del mundo que Tú maldijiste
Gobierna, por lo tanto, sobre nuestras mentes a través de la simplicidad de nuestra fe y sobre nuestros corazones a través del amor genuino con el cual arderán por Ti, cuya llama se mantendrá viva a través de la frecuente recepción de la Divina Eucaristía
¡Dígnate, oh Divino Corazón, presidir nuestras asambleas, bendecir nuestras empresas espirituales y temporales, disipar nuestras preocupaciones, santificar nuestras alegrías y aliviar nuestros sufrimientos.
Si alguno de nosotros tuviera en algún momento la desgracia de afligirte, recuérdale, oh Corazón de Jesús, que eres bueno y misericordioso con el pecador penitente.
Y cuando llegue la hora de la separación, cuando venga la muerte a echar la tristeza en medio de nosotros, haremos todo, tanto los que se van como los que se quedan, para estar resignados a tus decretos eternos.
Nos consolaremos con el pensamiento de que llegará un día en que toda la familia, reunida en el Cielo, podrá cantar para siempre Tu gloria y Tu misericordia.
Que el Inmaculado Corazón de María y el glorioso Patriarca San José te presenten esta consagración y la mantengan en nuestras mentes todos los días de nuestra vida.
Toda la gloria al Corazón de Jesús, nuestro Rey y Padre
Amén.

Consagración de Colombia al Sagrado Corazón de Jesús

Señor Jesús, nuestro Redentor y Salvador: venimos ante Tí en este día de acción de gracias.
Tuyos somos y tuyos queremos ser y, para manifestar públicamente nuestra fidelidad, queremos en este día renovar como colombianos nuestra consagración a Tí: esa consagración que hicimos el día de nuestro bautismo.
Señor, necesitamos que renueves en nuestra patria la fuerza de la fe, sabemos que muchos aun no te han conocido, otros han rechazado tu evangelio y otros han renegado de tí. Te pedimos que, con la fuerza de tu Espirítu, los atraigas todos al amor de Padre, manifestado en tu divino corazón.
Señor, ejerce tu reinado de amor no sólo sobre aquellos que nunca se han alejado de Tí, sino también sobre aquellos que te han abandonado o viven una fe sin sentido: haz que todos vuelvan, como el hijo pródigo, a la casa paterna.
Mira, Señor, con amor a nuestra amada patria Colombia que consagramos orgullosos una vez mas a tu patrocinio, desde el océano atlántico hasta el océano pacifico, desde la Guajira hasta el Amazonas, desde Nariño hasta Arauca, desde san Andrés y Providencia hasta el Vaupés, todo el nuestro territorio quede marcado con la insigne imagen de tu corazón.
Tú sabes que la han invadido muchas semillas de maldad, de odio, de violencia. Tú  conoces que la idolatría de la riqueza y la corrupción han ahogado la verdad y la justicia. Concede a esta tu tierra colombiana por fin la tan anhelada paz que solo tu puedes traernos, y a nosotros, tus hijos, ayudanos a ser auténticos testigos de tu reino.
Concedenos igualmente, Señor Jesús, la gracia de que en Colombia se mantenga siempre viva la fe en tí y en tu Iglesia.
Finalmente te consagramos, Señor, nuestras familias, fundamento de la sociedad y de la Iglesia. Con el don de tu Espíritu fortalece y reanima nuestros hogares, para que cada uno sea de veras pequeña y primera comunidad cristiana, por la fe, la oración y el testimonio. Y que de ellas salgan legiones de hombres y mujeres que queriendo llevar una vida consagrada a tu servicio puedan saciar la inmensa sed de amor de tu adorable corazón.
Que la bandera tricolor baile gloriosa con el viento en este día de júbilo para todo nuestro pueblo, pues sabemos que el Rey y Señor ha estado grande con nosotros y sus proezas se conocen de extremo a extremo del mundo. Su corazón santísimo ha sido fuente inagotable de amor y bendición para nuestra tierra y lo seguirá siendo mientras levantemos con fe y humildad nuestros corazones al cielo.
Que en el mundo reine para siempre tu adorable corazón, Jesús dulce maestro, que llegue a nosotros tu Reino, el Reino de la verdad y de la vida, el Reino de la justicia, el amor y la paz.
Amén.
Leer más...

domingo, 8 de marzo de 2020

Sres. Obipos: los billetes y monedas sí transmiten virus, la eucaristía no.


El pasado viernes se anunció por parte del Ministerio de Salud la confirmación del primer caso de detección del Coronavirus en Colombia, por lo cual llamó a medidas de higiene y prevención del contagio. La Conferencia Episcopal, siguiendo el ejemplo de otros países ha expedido un comunicado en el que ordenan sacrílegamente que "la comunión debe recibirse en la mano".
7. La comunión eucarística debe recibirse en la mano. Los sacerdotes han de instruir a los fieles sobre la forma de hacerlo, especialmente sobre la necesidad de que quien comulga se lleve a la boca inmediatamente la hostia consagrada a la vista del ministro.
 Ante la instrucción episcopal, que en absoluto se compadece con prevenir el contagio del Coronavirus y por el contrario más parece una excusa para implantar la desacralización de la Eucaristía que en Colombia jamás ha sido aceptada por los fieles, nos permitimos recordar algunos hechos para su consideración:
  1. El número de casos de Coronavirus reportados a lo largo del mundo está más relacionado con el número de pruebas practicadas y menos con la real expansión del virus. Así mismo, la letalidad del Coronavirus no está muy lejos de la Gripe común, y la mayoría de personas que han muerto por el virus eran mayores de 70 años o tenían antecedentes respiratorios o cardiovasculares. Visto lo anterior, es muy probable que mucha gente ya haya incubado y transmitido el Coronavirus sin distinguirlo de una gripa común y corriente. El pánico mediático ha llevado a sobreestimar los efectos de la pandemia y a exagerar las medidas preventivas.
  2. Las manos son la parte del cuerpo más expuesta a transmitir el virus, dado que con las manos tocamos todo lo que está en contacto con otra gente, y por lo tanto es mucho más contagioso recibir las formas en la mano y luego llevarlas a la boca. El sacerdote se ha lavado las manos durante el Ofertorio, los fieles no sólo no tienen cómo hacerlo durante la misa, sino que en ese mismo instante están tocando billetes y monedas para la limosna, lo cual hace que durante la comunión sus manos estén seguramente sucias y representen un grave peligro de contagio. Si los obispos están sinceramente preocupados por el Coronavirus, deberían ordenar que la comunión sólo se reciba en la boca.
  3. El número de personas repartiendo la comunión sí que puede aumentar el riesgo de Coronavirus. Si el sacerdote teme estar contagiado del Coronavirus bien puede abstenerse de celebrar la misa y encargársela a otro, pero si además del sacerdote hay otras cinco y ocho personas repartiendo la comunión, es mucho más probable que alguna de ellas sea portadora del Coronavirus sin saberlo, y termine transmitiéndolo a toda la comunidad parroquial. Si los obispos están sinceramente preocupados por el Coronavirus deberían suspender el uso de Ministros "extraordinarios" de la Comunión durante las eucaristías. 
  4. La OMS ha encontrado que los billetes y monedas son uno de los principales mecanismos de transmisión del Coronavirus. Algo que no ha hecho más que confirmar la sabiduría popular al respecto: Los billetes van de mano en mano y son uno de los mayores transmisores de enfermedades y bacterias. Durante las eucaristías, es mucho más probable que una persona sea contagiada por el contacto con dinero durante las ofrendas, que por la recepción de la comunión. Si los obispos están sinceramente preocupados por el Coronavirus, deberían suspender temporalmente la recepción de la limosna durante las eucaristías. 
  5. En 2009 la Sagrada Congregación para el Culto Divino fue consultada acerca de la posibilidad de prohibir la comunión en la boca a causa de una epidemia de gripe en los Estados Unidos. La respuesta de la Congregación fue negativa, pues “cada uno de los fieles tiene siempre el derecho a recibir la Santa Comunión en la lengua” (Redemptionis Sacramentum, 92), y no es lícito negar la Sagrada Comunión a ningún fiel cristiano a quien no impida la ley recibir la Sagrada Eucaristía”. Los obispos no tienen la potestad de ordenar la comunión en la mano, máxime cuando la norma establece que la comunión debe recibirse en la boca, y el recibirlo en la mano corresponde una excepción a la norma.
En conclusión, si tu párroco dice que por el temor ante el Coronavirus sólo se va a distribuir la comunión en la mano, recuérdale y a los demás fieles, que el contacto de las manos con billetes es mucho más insalubre y representa mayor riesgo de contagio que el contacto con la eucaristía, y que por su salud y la de los demás fieles, deberían abstenerse de llevar dinero a las eucaristías mientras pasa el temor ante la epidemia.
Leer más...

domingo, 1 de marzo de 2020

Los 10 peores casos de trampa y fraude procesal en la Corte Constitucional


La Corte Constitucional se encuentra estudiando una demanda de la abogada Natalia Bernal Cano, quien ha presentado a los magistrados pruebas sobre la humanidad y el dolor del nasciturus durante el aborto, así como los daños que el aborto provoca en las mujeres. El magistrado Alejandro Linares, ponente del caso, ha resuelto ignorar de plano los argumentos de la demanda y apartarse del estudio de la misma para proponer la liberalización del aborto hasta la semana 16 a partir de consideraciones propias (fungiendo como juez y parte). 

Ante la evidente parcialidad, no sólo de Linares, sino de buena parte de los magistrados, quienes además se encuentran demandados ante la Comisión de Acusaciones del Congreso, se intentó una recusación a 6 de los magistrados, la cual fue rechazada en la misma semana por parte del tribunal. El rechazo de la recusación era perfectamente predecible, pues no se trata de la primera violación grosera del orden jurídico por parte de los magistrados de la Corte Constitucional, y ante las denuncias de los mismos, los magistrados siempre han actuado encubriendo a sus colegas y protegiendo, por tanto, la arbitrariedad impune que han venido ejerciendo desde hace casi 30 años.

Para dar una dimensión del nivel de corrupción y arbitrariedad existente al interior de la Corte Constitucional, hemos decidido recopilar los diez peores casos de trampa y fraude procesal cometidos por los magistrados. No se trata en este caso de ver cómo los magistrados subvierten el texto constitucional para imponer sus agendas ideológicas particulares, pues sobre ello se ha hablado ampliamente en esta página, sino de exponer cómo los magistrados han violentado una y otra vez el orden jurídico, torciendo, ignorando o reescribiendo las normas que regulan el funcionamiento de la misma corte.

Algunos de estos fraudes fueron expuestos por Andrés Balcázar y Gabriel Mora Restrepo en El poder de los brujos: Las trampas de la Corte Constitucional colombiana en materia de aborto. Defendiendo vidas: 2015. Otros son el resultado del seguimento hecho desde esta misma página a las actuaciones de la Corte Constitucional.

10. Los magistrados tergiversan el precedente jurisprudencial e introducen restricciones a un derecho fundamental por la puerta de atrás

Sentencia C-355 de 2006: En el numeral 5, los magistrados tergiversan el precedente jurisprudencial establecido en la Sentencia C-133 de 1994 al decir que en ella no se había reconocido al nasciturus como titular del derecho a la vida, cuando todo un aparte de la C-133 (numeral 5.1) recoge las diferentes disposiciones, de derecho internacional y de derecho interno, por las que se reconoce el derecho a la vida del nasciturus desde la fecundación.
También en la Sentencia C-355 de 2006: En el numeral 10.1 se introducen restricciones a la libertad de conciencia (como impedir que las personas jurídicas puedan objetar) y la aplicación inmediata de la sentencia sin previa reglamentación, que, según puede leerse en el salvamento de voto de los magistrados Marco Gerardo Monroy Cabra y Rodrigo Escobar Gil, “no fueron definidos dentro de las deliberaciones que llevaron a la adopción del fallo, como puede corroborarse con la lectura de las actas correspondientes”, es decir que fueron introducidos por el magistrado sustanciador con posterioridad a la decisión de la Corte.

9. La Corte afecta a terceros en sentencia de tutela pero se niega a reconocerlos como parte

Sentencia T-478 de 2015: La Corte viola el art. 48 de la Ley 270 de 1996, al utilizar una sentencia de un fallo de revisión de tutela para impartir órdenes por fuera de las partes involucradas al ordenar al Ministerio la revisión de los manuales de convivencia de todas las instituciones educativas. Como si fuera poco, cuando los rectores y representantes de los colegios demandaron la nulidad de la sentencia, precisamente por haber sido involucrados sin ser parte, la magistrada ponente, Gloria Stella Ortiz, sin ningún descaro negó las demandas afirmando que sólo las partes involucradas podían pedir la nulidad.

8. La Corte reescribe el texto de las leyes a su antojo

Sentencia C-754 de 2015: La Corte usurpa de forma abierta y descarada las funciones legislativas al pretender reescribir el texto de la Ley 1719 de 2014, sustituyendo la palabra “facultad” que el Congreso había aprobado en su artículo 23, por “obligación” porque era la palabra que a la magistrada Gloria Stella Ortiz y al lobby del aborto les servía mejor. Precisamente esa palabra “facultad” había sido introducida por el Congreso en uno de los últimos debates, debido a que en su redacción original, precisamente la que dejó la Corte, invertía la jerarquía normativa al hacer que la Ley se hiciera subordinada de una resolución expedida por el Ministerio, de forma que la magistrada acabó anulando el trámite legislativo al interior del Congreso al sustituirlo por su parecer.

7. La Corte altera los expedientes para crear las pruebas

Sentencia T-585 de 2010: El magistrado Humberto Sierra Porto altera el expediente para convertir una “indicación de aborto” (el diagnóstico de la médico que aparece en el expediente de tutela) en una “solicitud de aborto” (lo que aparece en la sentencia según la Corte). Es decir, que la Corte condenó al Hospital Departamental de Villavicencio por negar una supuesta “solicitud de aborto” que nunca existió, lo cual además fue certificado por la misma médico tratante ante la Procuraduría.

6. La Corte inventa un daño a la salud, en contra del concepto médico 

Sentencia T-841 de 2011: El magistrado Humberto Sierra Porto inventa un supuesto “daño a la salud mental y proyecto de vida” de una menor de edad, cuando la misma ya había desistido del aborto y decidido tener a su hijo al encontrar la médico tratante en la EPS que el embarazo no representaba ningún riesgo para su salud. La Corte subvierte el concepto médico y científico de los profesionales de la salud, aún cuando en la misma sentencia se menciona que el niño ya había nacido y tanto él como su madre se encontraban bien de salud.

5. La Corte ordena a la Registraduría certificar lo imposible

Sentencia SU-696 de 2015: La Corte ordena a la Registraduría inscribir a dos menores como “hijos biológicos” de una pareja de hombres, sólo porque estos dos pagaron una Fertilización In Vitro y alquilaron el vientre de la mujer que los gestó. Es decir, que para la corte se puede comprar a un niño y que se le registre como hijo biológico. Al respecto recomendamos leer el salvamento de voto del magistrado Jorge Ignacio Pretelt a esta sentencia.

4. La Corte ordena encubrir sus fraudes e investigar a quienes los exponen

Autos 038 y 096 de 2012: Frente a las demandas de nulidad presentadas por la Procuraduría General de la Nación contra las sentencias T-585 de 2010 y T-841 de 2011, al encontrar los evidentes fraudes procesales cometidos por el magistrado Humberto Sierra Porto, la Corte encarga al mismo magistrado Humberto Sierra Porto, quien en lugar de declararse impedido ordena a los jueces e instituciones de salud que mantengan los expedientes e historias clínicas bajo completa reserva y restringe su acceso a los organismos de control. Además, en el Auto 038 de 2012, ordena que se investigue a la médico, al juez y a los funcionarios del juzgado que permitieron a la Procuraduría acceder a la información del caso. Es decir, que al quedar en evidencia su propio fraude, la Corte responde ordenando el encubrimiento y ocultamiento de las pruebas.

3. La Corte hace caso omiso del conflicto de intereses por parte de sus miembros

Sentencia SU-617 de 2014: La Corte concedió la adopción de una menor de edad por parte de la pareja (mujer) de la madre biológica de la menor, con la excusa de que la pareja lesbiana de la madre podía reemplazar la ausencia del padre de la menor. Luego se supo, no sólo que la niña sí conocía a su padre biológico (Con lo que el caso se demostró falso), sino que él era sobrino del magistrado Jorge Iván Palacio. El magistrado ya conocía personalmente a la pareja de lesbianas que buscaba la adopción, pues habían coincidido en el funeral de su hermano, pero el magistrado nunca se declaró impedido, al contrario, el magistrado Iván Palacio fue ponente en las sentencias C-071 y C-683 de 2015 en las cuales se aprobó la adopción de niños por parejas del mismo sexo. En pocas palabras, el magistrado ocultó su conflicto de intereses para la sentencia SU-617 de 2014, y sin ninguna vergüenza lo ignoró, cuando ya era de público conocimiento, en las sentencias C-071 y C-683 de 2015.

2. La Corte avala el homicidio de un niño nacido vivo

Sentencia T-388 de 2009: La Corte avala la práctica de homicidio en un niño nacido vivo, pues dice textualmente “De acuerdo con el informe brindado por el Procurador Delegado para la defensa del Menor y la Familia, en cumplimiento del fallo reseñado Salupcoop EPS practicó la interrupción del embarazo el día nueve de septiembre de 2006 por medio de cesárea, debido a que para aquel momento la actora contaba con seis meses de embarazo.” (numeral 7.3), y en efecto, en el seguimiento del caso que hizo la Procuraduría, se verificó el niño había nacido vivo y fue asesinado con posterioridad al nacimiento.

1. La Corte comete todos los fraudes y trampas posibles en una misma sentencia

Sentencia T-627 de 2012: Son varios los fraudes contenidos en esta sentencia, y es difícil decir cuál es el peor de todos:
  • En primer lugar, la misma Mónica Roa, líder de la tutela, reconoció en una conferencia en EE.UU. que “Fue imposible encontrar una mujer que pudiera probar que no se le había prestado un servicio por lo que el Procurador estaba haciendo. Entonces lo que se nos ocurrió fue que lo íbamos a demandar por el derecho a la información.” Es decir que las mismas demandantes reconocían que no había una vulneración concreta a un derecho fundamental.
  • En la misma conferencia, Roa admite públicamente que las 1200 mujeres que firmaron presentando la acción de tutela fueron “entrenadas” por la ONG pro-aborto Women’s Link Worldwide para poder ser portavoces de la misma.
  • La tutela fue negada por los jueces de primera y segunda instancia, por haber sido hallada sin fundamento, y Mónica Roa tuiteó entonces “No se preocupen con que la tutela contra el Procurador por derecho a la información se haya negado en 1a instancia; está presupuestado.” Es decir que sabían que la tutela iba a ser negada y lo que esperaban era que el Magistrado Sierra Porto la seleccionara.
  • El Magistrado Sierra Porto seleccionó la tutela y alteró los términos de la misma, pues si la demanda original era contra una “violación del derecho a la información”, en la sentencia Sierra Porto lo cambia a una demanda por violación “a los derechos reproductivos de las mujeres, uno de los cuales es el derecho a la información en materia reproductiva”. Es decir, cambió el derecho invocado en la tutela.
  • En la página web de la Corte Constitucional figuraba que el proceso se encontraba suspendido para práctica de pruebas, cuando ya había sido resuelta, pues el magistrado Sierra Porto había dejado la sentencia ya firmada justo antes de renunciar para ir a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pero la sentencia no se publicó sino hasta un mes después.
  • El magistrado ignora de forma descarada hechos fundamentales hallados por los jueces de instancia, como, por ejemplo, que algunas de las demandantes no podían afirmar falta de información sobre la Píldora del Día Después, máxime cuando pertenecían a la organización que la comercializa en Colombia.
  • El magistrado pretende convertir a al Corte en autoridad científica suprema, pues ordena a la Procuraduría decir que la Píldora del Día Después no es abortiva, y ordena a la Comisión de Regulación en Salud introducir el Misoprostol en el Plan Obligatorio de Salud, a pesar de los conceptos científicos en contra que habían sido presentados.
Ciertamente, los casos aquí expuestos no son los únicos casos, podríamos mencionar el descarado cambio selectivo y repentino de criterios por parte de la Corte Constitucional en las sentencias sobre el Concordato con la Santa Sede o sobre el Plebiscito del 2 de Octubre de 2016. Nos hemos limitado a los casos más graves y que a nuestro juicio muestran el descaro y la desvergüenza a la que han llegado los magistrados en la cumbre de su impunidad. Todos estos casos claman por justicia, y antes que andar pensando en Referendos contra el aborto, los congresistas deberían organizar una investigación exhaustiva, una verdadera Comisión de la Verdad, que desentierre y saque a la luz pública las evidentes y continuas violaciones al orden jurídico cometidas desde la Corte Constitucional, así como organizar una reforma a la justicia, que acabe con el tribunal o permita un verdadero control a las sentencias y así restablecer el Estado de Derecho en nuestro País.
Leer más...

Sobre la cuestión del Papa verdadero, por Mons. Athanasius Schneider

Reproducimos la última Carta Pastoral de Mons. Athanasius Schneider, Obispo Auxiliar de Astana, Kazakstán, traducida al español por InfoCatólica.

Sobre la cuestión del verdadero Papa a la luz de la opinión sobre la pérdida automática del ministerio papal debido a la herejía y la especulación sobre la renuncia de Benedicto XVI. 

Athanasius-Schneider-3-cópiaLa hipótesis de la posibilidad de un Papa hereje proviene del decreto de Graciano (dist. XL, cap. 6, col. 146) del s. XII. Según la opinión expresada en este decreto, el Papa no puede ser juzgado por ninguna autoridad humana, excepto si ha incurrido en herejía (a nemine est iudicandus, nisi deprehendatur a fide devius). Basándose en este espurio decreto erróneamente atribuido a San Bonifacio (+754) y aceptado por Graciano, los teólogos medievales y los de los siglos posteriores mantuvieron la hipótesis de que pudiese haber un Papa hereje como una posibilidad, pero no con certeza. La condenación final de un Papa en caso de herejía por un así llamado Concilio de Obispos imperfecto corresponde a la tesis del conciliarismo mitigado. La tesis herética del conciliarismo mantiene que un Concilio es superior al Papa. 
Incluso si, según la opinión de que se pudiese perder automáticamente el ministerio petrino debido a una herejía, el juicio de esta pérdida fuese hecho por el Papa sobre sí mismo, y automáticamente dejase de ser Papa sin ningún otro juicio hecho por la Iglesia, tal opinión contendría una contradicción y revelaría un indicio de cripto-conciliarismo. De acuerdo con esta opinión, el Colegio cardenalicio o un grupo de obispos tendrían que emitir una declaración oficial sobre el hecho de la pérdida automática del ministerio petrino debido a una herejía. Según otra opinión, esta pérdida sería equivalente a una renuncia de tal ministerio. Sin embargo, tenemos que tener en mente la inevitable posibilidad de que hubiese un desacuerdo entre los miembros del Colegio cardenalicio o entre los obispos referente a si un Papa puede o no ser culpable de herejía. Por tanto, siempre habrá dudas con respecto a la pérdida automática del ministerio papal. 
El Papa como tal no puede incurrir en herejía formal en el sentido de que él pronunciaría una herejía ex catedra. Pero según algunos famosos teólogos tradicionales, el Papa podría propiciarla o incurrir en ella como persona privada o incluso también como Papa, pero sólo en su Magisterio ordinario de modo no definitivo, que no es infalible. 
San Roberto Belarmino opinaba que “un Papa que es manifiestamente hereje, deja de ser Papa y cabeza, al igual que deja de ser cristiano y miembro del Cuerpo de la Iglesia: por lo tanto, puede ser juzgado y castigado por la misma”. (De Romano Pontifice, II, 30). La opinión de este santo y otras similares sobre la pérdida del ministerio petrino debido a una herejía está basada en el decreto falso de Graciano en el Corpus Iuris Canonici. 
Dicha opinión nunca ha sido explícitamente aprobada por el Magisterio o apoyada por el Romano Pontífice en una enseñanza expresa sobre su validez doctrinal, durante un considerable período de tiempo. De hecho, este asunto nunca ha sido decidido por el Magisterio de la Iglesia y no es una doctrina definitiva perteneciente al Magisterio universal y ordinario. Tal opinión es apoyada sólo por teólogos, ni siquiera por todos los Padres de la Iglesia desde la Antigüedad. No fue enseñada unánime y universalmente por los obispos y Papas en su Magisterio constante. Ni Graciano, ni San Roberto Belarmino, ni San Alfonso, ni otros teólogos de renombre aseveraron con sus opiniones una doctrina del Magisterio de la Iglesia. Algunas de las intervenciones individuales de los Padres del Concilio Vaticano I, que parecían apoyar la postura de la pérdida automática del ministerio petrino debido a herejía, son consideradas como opiniones personales, no como enseñanza formal de dicho Concilio. Y si algunos Papas (como por ejemplo Inocencio III o Pablo IV) parecían apoyar esta postura, esto no es una prueba para la perenne enseñanza del Magisterio ordinario y universal. No se puede citar al Papa Gregorio XVI para apoyar dicha opinión, ya que él fue partidario de esta tesis en su libro “El triunfo de la Santa Sede y la Iglesia contra los ataques de los innovadores” antes de ser Papa, por lo tanto, no pertenece a su Magisterio Papal. 
La pérdida automática del ministerio petrino de un Papa hereje no sólo implica aspectos prácticos y jurídicos de la vida de la Iglesia, sino también doctrinales, en este caso, eclesiológicos. En una materia tan delicada, no se puede seguir una opinión, aunque haya sido apoyada por teólogos renombrados (tales como San Roberto Belarmino o San Alfonso) durante un período considerable de tiempo. En cambio, se debe esperar una decisión formal y explícita del Magisterio de la Iglesia, una decisión que el Magisterio aún no ha promulgado. 
Por el contrario, el Magisterio de la Iglesia, desde Pío X y Benedicto XV, parece que rechazó dicha opinión, ya que la formulación del espurio decreto de Graciano fue eliminada en el Código de Derecho Canónico de 1917. Los artículos que se referían a la pérdida automática del ministerio eclesiástico debido a herejía en el Código de Derecho Canónico de 1917 (artículo 188 §4) y en el de 1983 (artículo 194 §2) no son aplicables al Papa, porque la Iglesia eliminó deliberadamente del Código de Derecho Canónico la siguiente formulación tomada del anterior Corpus Iuris Canonici: “a menos que el Papa se desvíe de la fe (nisi deprehendatur a fides devius)”. Por este acto, la Iglesia manifestó su comprensión, la mens ecclesia, de  este asunto crucial. Incluso si uno no está de acuerdo con esta conclusión, la materia sigue siendo al menos dudosa. En este tipo de asuntos dudosos, sin embargo, no se puede proceder con actos concretos que tienen implicaciones fundamentales para la vida de la Iglesia, tales como por ejemplo no nombrar a un Papa supuestamente hereje o elegido inválidamente en el Canon de la misa o en la preparación de una nueva elección papal. 
Incluso si uno apoya la postura de la pérdida del ministerio papal debido a herejía, en el caso del Papa Francisco, ni el Colegio de Cardenales ni un grupo representativo de obispos han emitido una declaración con respecto a dicha pérdida, en la que se especifique los pronunciamientos heréticos concretos y la fecha en la que ocurrieron. 
Según la postura de San Roberto Belarmino, un solo obispo, sacerdote o fiel laico no puede afirmar el hecho de la pérdida del ministerio petrino debido a herejía. 
En consecuencia, incluso si sólo un obispo o un sacerdote está convencido de que el Papa Francisco ha incurrido en herejía, no tiene autoridad para eliminar su nombre del Canon de la Misa. 
Aunque se estuviese de acuerdo con la opinión de San Roberto, aún hay dudas en el caso del Papa Francisco, y ni el Colegio de cardenales ni ningún grupo de obispos ha hecho ninguna declaración afirmando la pérdida automática del ministerio papal, informando a toda la Iglesia sobre este hecho. 
Los fieles católicos pueden moralmente (pero no canónicamente) distanciarse de las enseñanzas y de los actos erróneos o malos de un Papa. Esto ha ocurrido ya varias veces a lo largo de la historia de la Iglesia. Sin embargo, dado el principio de que se debería dar el beneficio de la duda a un superior (in dubio pro superiore semper sit praesumendum), los católicos deberían considerar también las enseñanzas correctas del Papa como parte del Magisterio de la Iglesia, sus decisiones correctas como parte de la legislación de la Iglesia, y sus nombramientos de obispos y cardenales como válidos. Porque aún en el caso de que uno suscribiese la opinión de San Roberto Belarmino, la declaración necesaria de cese automático del ministerio petrino aún no ha sido formulada. 
Un “distanciamiento” moral e intelectual de las enseñanzas erróneas de un Papa también implica resistir sus errores. Sin embargo, esto siempre debería hacerse con el respeto debido al ministerio petrino y a la persona del Papa. Santa Brígida de Suecia y Santa Catalina de Siena, que amonestaron ambas a los Papas de su tiempo, son buenos ejemplos de tal respeto. San Roberto Belarmino escribió: “Tal como es lícito resistir al Pontífice que ataca al cuerpo, también es lícito resistir al que ataca al alma o destruye el orden civil o, sobre todo, intenta destruir la Iglesia. Yo digo que es lícito resistirle no haciendo lo que ordena, e impidiendo la ejecución de su voluntad”. (De Romano Pontifice, II, 29). 
Advertir a la gente sobre el peligro de las enseñanzas y actos erróneos de un Papa no requiere convencerlos de que no es el Papa verdadero. Esto es debido a la naturaleza de la Iglesia católica como una sociedad visible, en contraste con el protestantismo y con la teoría de un conciliarismo o semi-conciliarismo, donde las convicciones de un individuo o de un grupo particular dentro de la Iglesia se considera que tienen un efecto sobre el hecho de quién es el verdadero y válido pastor en la Iglesia. 
La Iglesia es lo suficientemente fuerte y tiene los medios para proteger a los fieles del daño espiritual de un Papa hereje. En primer lugar, está el sensus fidelium, el sentido sobrenatural de la fe (sensus fidei). Es un don del Espíritu Santo, por el que los miembros de la Iglesia poseen el verdadero sentido de la fe. Este es un tipo de instinto espiritual y sobrenatural que hace que el fiel sentire cum Ecclesia (piensen con la mente de la Iglesia) y discierna lo que está en conformidad con la fe católica y apostólica dada por todos los obispos y Papas, a través del Magisterio Ordinario Universal. 
Deberíamos recordar las sabias palabras que el cardenal Consalvi le dijo a un furioso emperador Napoleón cuando éste amenazó con destruir la Iglesia: “Lo que nosotros, es decir el clero, hemos tratado de hacer y no hemos conseguido, no lo va a conseguir usted con toda seguridad”. Parafraseando estas palabras, podríamos decir: “Ni un Papa hereje puede destruir la Iglesia”. El Papa y la Iglesia no son lo mismo. El Papa es la cabeza visible de la Iglesia Militante en la tierra, pero al mismo tiempo él también es un miembro del Cuerpo Místico de Cristo. 
El sentire cum Ecclesia requiere de un verdadero hijo o hija de la Iglesia que elogie al Papa cuando hace lo correcto, y que le pida que haga aún más y que pida a Dios que lo ilumine para que se convierta en un heraldo valiente y defensor de la fe católica. 
El anterior Papa Benedicto XVI ya no es Papa. Basta con releer la parte más importante de su declaración de renuncia para darse cuenta de lo que significa. Las siguientes afirmaciones de Benedicto XVI eliminan cualquier duda razonable sobre la validez de su abdicación, y su reconocimiento del Papa Francisco como único y verdadero Papa: “Y entre vosotros, entre el Colegio Cardenalicio, está también el futuro Papa, a quien ya hoy prometo mi incondicional reverencia y obediencia”. (Discurso de despedida a los cardenales, 28 de febrero 2013). “He dado este paso con plena conciencia de su importancia y también de su novedad, pero con una profunda serenidad de ánimo”. (Última Audiencia general, 27 de febrero 2013). ”No hay la menor duda sobre la validez de mi renuncia al ministerio petrino. La única condición para la validez es la total libertad de la decisión. La especulación sobre la invalidez de la renuncia es simplemente absurda”. (Carta a Andrea Tornielli, 18 de febrero 2014, publicada en La Stampa el 27 de febrero del mismo año). Durante una conversación con un periodista del periódico italiano Corriere della Sera, el anterior Papa, Benedicto XVI dijo: ”El Papa es uno, y es Francisco”. Estas palabras de Benedicto XVI fueron publicadas en la edición escrita de ese periódico el 28 de junio de 2019 y anticipadas en la versión italiana de Vatican News el 27 de junio del mismo año. 
La Iglesia es una sociedad visible. Por lo tanto, lo que era esencial para la culminación de la renuncia de Benedicto XVI no eran sus posibles pensamientos sino lo que declaró públicamente, ya que la Iglesia no juzga las intenciones internas (de internis non iudicat Ecclesia). Los posibles actos ambiguos del Papa Benedicto XVI, como vestir sotana blanca, mantener su nombre, impartir la bendición apostólica, etc… no afectan el significado inequívoco de su renuncia. Muchas de sus palabras y acciones comprobables e inequívocas después de su renuncia confirman también que considera que el Papa es Francisco y no él. 
Declarar que el Papa Francisco sea un Papa inválido, ya sea debido a sus herejías o a una elección no válida (en razón de la supuesta violación de las normas del Cónclave o porque el Papa Benedicto XVI sea aún el Papa basándose en la invalidez de su renuncia) son acciones desesperadas y subjetivas destinadas a remediar la crisis actual sin precedentes del Papado. Son puramente humanas y revelan una miopía espiritual. Tales empeños llevan a un punto muerto, a un callejón sin salida. Dichas soluciones revelan un planteamiento pelagiano implícito, para resolver un problema con medios humanos; ciertamente un problema, que no puede ser resuelto mediante esfuerzos humanos, sino que requiere una intervención divina. 
Sólo necesitamos examinar los casos similares de deposición de un Papa o de declaración de invalidez de su elección en la historia de la Iglesia para ver que provocaron aspirantes rivales y enfrentados por el ministerio petrino. 
Tales situaciones causaron más confusión en la Iglesia que el tolerar a un Papa hereje o cuya elección fuese dudosa según la visión sobrenatural de la Iglesia y la confianza en la Providencia Divina 
La Iglesia no es en última instancia humana, sino una realidad divina y humana. Es el Cuerpo Místico de Cristo. Los intentos para resolver esta crisis actual del Papado que se apoyan en la opinión de San Roberto Belarmino con su solución concreta, o refugiarse en la teoría no probada de que Benedicto XVI sigue siendo el único Papa verdadero, están destinada al fracaso desde el principio. La Iglesia está en las manos de Dios, incluso en los tiempos más oscuros. 
No debemos dejar de proclamar la verdad católica y advertir y amonestar cuando las palabras y acciones del Papa claramente dañan a los fieles. Pero como verdaderos hijos de la Iglesia lo que deberíamos hacer ahora es lanzar una seria cruzada mundial de oración y penitencia para implorar una intervención divina. Confiemos en las palabras del Señor: “Y Dios, ¿no hará justicia a sus elegidos, que claman a él día y noche, aunque los haga esperar?” (Lucas 18, 7). 
 28 de febrero 2020.
+ Athanasius Schneider, obispo auxiliar de la archidiócesis de Santa María en Astana.
Leer más...

lunes, 24 de febrero de 2020

Comunicado Oficial de la Marcha Nacional por el Fin del Aborto en Colombia

La imagen puede contener: 1 persona, de pie, multitud y exterior

Queridos colombianos, 

Desde hace décadas no se escuchaba una solicitud tan clara, tan expresa, tan sentida, tan masiva y tan contundente en el país: queremos el fin del aborto en Colombia. El crimen de Juan Sebastián, bebé de 7 meses en el vientre, hizo que de muchos se nos cayeran las vendas sobre el horrible crimen del aborto. 

No queremos puestos en nombre de la vida, ni contratos, no queremos desviar más la atención, queremos el fin del aborto en todo el país.  Hoy queremos afirmar solo tres cosas con la misma claridad de la convocatoria: 

PRIMERO: La casuística, la ciencia, el acervo de conocimiento histórico de la humanidad y por tanto, el verdadero ejercicio del derecho, nos permiten exigir a la Corte Constitucional que conceda el estatus de persona a todos los colombianos desde la concepción y por tanto, prohíba el aborto en Colombia. 

Vienen legislando, usurpando las funciones del congreso, vienen tomando decisiones contrarias a la constitución, vienen lejos de promover la defensa de la vida, apalancando un entramado jurídico para la muerte a través de la construcción de nuevos falsos derechos. 

Pero hoy, nos hemos congregado para decirle clara y puntualmente, no existe el derecho humano a eliminar al sujeto de derechos. ¿Qué está ocurriendo con esta Corte? ¿Qué hay detrás? ¿Qué están buscando con darle la espalda a la constitución y sobre todo al pueblo que la creó? 

Si bien algo tenemos que hacer con esta Corte, nosotros, el pueblo, por ejemplo exigir suprimirla, el primer paso es detener el genocidio del aborto, y detenerlo ya. Sabemos de la posición abortista del magistrado Linares, quien, a pesar de las dos demandas interpuestas pidiendo en resumen el estatus de persona al naciturus, pretende fallar contrapetita (contra la petición), legalizando el aborto. 

Estamos aquí para recordarles a los magistrados Alejandro Linares, Alberto Rojas Ríos y José Fernando Reyes, marcadamente abortistas, que el pueblo colombiano no acepta el aborto en ninguna de sus formas, con ninguno de sus empaques, bajo ninguna causal, y que no solo no queremos que fallen contra la petición de que el niño en el vientre sea persona, sino que queremos que se eliminen las tres causales de la sentencia C-355 de 2006. 

SEGUNDO: Nos hemos unido muchas organizaciones, cada vez estamos más unidos, cada vez somos más, la sociedad civil ha despertado, para denunciar que en la Corte Constitucional están ocurriendo cosas que no están bien. La marcha por el fin del aborto, esta marcha, marca un hito en Colombia por la búsqueda de la unidad del movimiento pro-vida en el país. 

Esto nos obliga a pensar lo que hemos venido haciendo, a repensar lo que vamos a hacer de aquí en adelante. A decir que no pueden haber excluidos en esta batalla por la vida, que no es una marca o una camiseta la que legitima a unos para hablar y otros no. Somos todos, unidos, pero unidos de verdad, no en el discurso, y unidos ya. Para tomar determinaciones contundentes que frenen el despropósito del aborto y de toda la ideología de género que, como un todo, desde la Corte han tomado cuerpo en el país. 

TERCERO: Ha comenzado el fin del aborto en Colombia, la Corte debe fallar de acuerdo a la constitución, esto, en beneficio de la vida. Y lo debe hacer ahora mismo. 

#NiUnJuanSeMas Vamos todos por el fin del aborto en Colombia 

Mayores informes: 3145202141
Leer más...

sábado, 15 de febrero de 2020

19 de Febrero: Plantón ante la Corte Constitucional, 22 de Febrero: Gran Marcha Nacional contra el aborto #NiUnJuanseMas



Colombia está indignada. Profamilia asesinó a un bebé de 7 meses de gestación, perfectamente sano, en la ciudad de Popayán en contra de los ruegos de su padre porque lo dejaran vivir. Para Profamilia sólo fue un asesinato más de las decenas de miles que cometen un año tras otro desde la criminal sentencia C-355 de 2006, pero para Juan Pablo Medina fue el asesinato de su muy esperado hijo, y por eso ha conseguido que todo el país conozca la crueldad inhumana con que Profamilia y Oriéntame se lucran con la muerte de vidas humanas inocentes.

No podemos quedarnos callados frente a la cadena de crímenes que se vienen perpetrando en nuestro país instigada desde la Corte Constitucional, y que ahora quieren expandir a través de la liberalización total del aborto según la ponencia del magistrado Alejandro Linares. Por eso vamos a manifestarnos el próximo miércoles 19 de Febrero a las 11:00 AM, con un plantón frente a la Corte Constitucional (Calle 12 # 7-65, entrada norte), mientras los magistrados se reúnen para estudiar la demanda que pide la prohibición del aborto en Colombia.

Acompañando este plantón ante la Corte, toda Colombia va a salir a las calles el próximo sábado 22 de Febrero en una Gran Marcha Nacional contra el Aborto #NiUnJuanseMas para gritarle a la Corte, al Congreso y al Presidente Duque "¡No más bebés asesinados por Profamilia!", "¡No más aborto en Colombia!". La marcha será a las 10:00 AM en las principales ciudades de Colombia:

  • Bogotá: A las 10:00 salimos del Parque Nacional hacia la Plaza de Bolívar. (Inf: 314 5202141)
  • Medellín: A las 10:00 desde el Teatro Pablo Tobón Uribe hasta la Catedral Metropolitana de Medellín. (Inf: 302 224 3167)
  • Cali: A las 5:00 PM del Parque de Banderas hasta la Gobernación
  • Ibagué: A las 10:00 Cra. 5 con Calle 42, hasta la Catedral. 
  • Manizales: A las 10:00 desde el Parque de la Mujer hasta la Catedral.
  • Villavicencio: A las 4:00 PM concentración en el Parque Central. (Inf. 313 3638560)
  • Bucaramanga: A las 2:30 PM en el Parque San Pío.
  • Armenia: A las 11:00 AM concentración en la Plaza de Bolívar
  • Pasto: A las 9:30 AM en la Plaza de Nariño.
  • Montería: A las 10:00 AM frente a Profamilia.
  • Cúcuta: El domingo 23 de Febrero, a las 10:30 AM en la Catedral.
  • Popayán: A las 10:00 AM frente a Profamilia.
  • Pereira: A las 10:00 en la Plazoleta Ciudad Victoria.
  • Mocoa: A las 3:00 PM en el Parque General Santander.
  • Paipa: A las 10:00 AM en el Parque Jaime Rook.
  • Duitama: A las 10:00 AM en el Parque Américas.
  • Ipiales: A las 11:00 AM concentración en el Parque Santander
  • Ubaté: A las 5:00 PM en la Basílica menor del Santo Cristo.
  • San Francisco (Cund.): A las 10:00 AM en el Parque Central.
  • Santa Rosa del Sur (Bolívar): A las 7:30 AM en el Parque Principal.
  • San José del Guaviare: A las 5:00 PM en el Parque de la Vida.
Leer más...

martes, 11 de febrero de 2020

FIRMA: Que el asesinato del niño Juan Sebastián Medina no quede impune

Juan Sebastián Medina era el hijo de de Juan Pablo Medina y Angie Tatiana Palta quienes llevaban una relación de 14 meses. Según el padre de Juan Sebastián el embarazo había sido planeado por los dos y al principio el embarazo iba perfectamente bien, hasta que en el pasado mes de diciembre cuando ella, que es estudiante en la Universidad del Cauca, comenzó a recibir presiones de su familia que amenazaron con retirarle el apoyo si no abortaba al niño.

Juan Pablo perdió contacto con su novia quien se internó con el propósito de abortar al niño, a pesar de que ya cumplía los siete meses de gestación y era perfectamente viable para vivir por fuera del útero. El padre había dejado claro que estaba dispuesto a hacerse cargo del niño por sí mismo y sólo pedía que se le permita nacer. El niño venía perfectamente sano y la EPS de la Universidad del Cauca ya había diagnosticado que el embarazo no representa ningún riesgo para la salud de Angie Tatiana Palta. De hecho, la razón que presenta la madre del niño es que “No me siento bien ni preparada para asumir un parto”, lo cual no se corresponde con ninguna de las causales despenalizadas por la Corte. No obstante para Profamilia, esa sola afirmación ha sido suficiente para expedirle un certificado por riesgos para la salud mental y "social".

Una vez supo que su novia, de 22 años, se había internado “voluntariamente” en una clínica de Cali para que le practicaran la mal llamada “interrupción voluntaria del embarazo”, Juan Pablo interpuso un denuncio penal en la Fiscalía (que de nada sirvió) y una acción de tutela, pidiendo medidas provisionales de protección inmediata para su hijo.

El juez de tutela negó las medidas provisionales solicitadas por Juan Pablo, pero estableció que “no resultaba posible (…) dar por cumplido el requisito establecido por la Corte Constitucional referido a la certificación médica (…)”, teniendo en cuenta que el ginecólogo “no es el idóneo para conceptuar frente a la salud mental de una persona”. Por eso, solicitó una nueva valoración a la EPS de la madre gestante antes de que se hiciera el aborto.

Sin embargo, a pesar de que el juez había ordenado a la EPS una nueva valoración médica, en la impugnación del fallo de tutela presentado por Juan Pablo, Profamilia declaró que “verificó el cumplimiento de la causal salud (de la madre) y gestionó la realización del procedimiento como era su obligación”, es decir que ni atendió al cumplimiento de la orden del juez acerca de la nueva valoración por parte de la EPS, ni esperó siquiera a que el fallo de tutela quedara en firme.

Juan Sebastián Medina no murió, fue asesinado a manos de Profamilia, y pasa a sumar la creciente lista de niños a los que Profamilia ha matado cuando eran perfectamente capaces de sentir, respirar y sobrevivir por fuera del útero. Juan Sebastián no representaba ningún riesgo para la vida ni la salud de su madre, pero Profamilia quiso encubrir con un supuesto certificado lo que corresponde con toda seguridad a las presiones de la familia de la madre, para que abortara.

Firma ahora, y pídiele a la Fiscalía General de la Nación que investigue a Profamilia por el asesinato de Juan Sebastián Medina, encubriendo como "salud mental" la práctica criminal del aborto forzoso, y que su muerte no quede impune.

Sres.
Fiscalía General de la Nación. 
Hace pocas horas se conoció que Profamilia efectuó el asesinato del niño Juan Sebastián Medina alrededor del 22 de enero, a pesar que el juez no encontró que se certificara aún la causal despenalizada. 
El pasado 17 de enero de 2020 el juez denegó la medidas provisionales solicitadas por Juan Pablo Medina en representación de su hijo, para pedir la protección de su derecho fundamental a la vida. En el Auto establece que el certificado médico expedido por Profamilia no es válido para establecer el cumplimiento de la causal salud mental, por lo cual ordenó una nueva valoración médica por parte de la EPS Universidad del Cauca a la cual estaba afiliada Angie Tatiana Palta. 
No obstante, a través de la impugnación de la tutela, se ha sabido que Profamilia procedió con el homicidio del menor Juan Sebastián Medina, sin que se hubiera cumplido la instrucción del juez para verificar la causal salud, y sin que el fallo de tutela haya quedado en firme. Por lo cual, solicitamos a la Fiscalía General de la Nación, abrir investigación para investigar la comisión de un delito de aborto por fuera de las causales despenalizadas en la C-355 de 2006. 
Adicionalmente, el testimonio del padre evidencia que la madre del menor, Angie Tatiana Palta fue objeto de presiones por parte de su familia para obligarla a abortar, por lo cual solicitamos se investigue la posible comisión de un aborto forzado, y la complicidad de Profamilia en su realización y encubrimiento.
Leer más...

jueves, 6 de febrero de 2020

25, 26 y 27 de Febrero: XI Congreso Internacional de la Asociación Colombiana de Juristas Católicos


El XI Congreso de la Asociación Colombiana de Juristas Católicos se desarrollará en Bogotá los próximos 25, 26 y 27 de Febrero de 2020 en las instalaciones de la Universidad Católica de Colombia. El tema "La economía católica, a la luz de la ley natural y de la doctrina social de la Iglesia, frente a los problemas actuales". El encuentro coincidirá con las VI Jornadas Hispánicas de Derecho Natural.

A continuación el programa del Congreso:

25 de febrero (14.30-17.30 horas)

  • Economía natural y economía católica [Francisco Gómez Ortiz, Colombia].
  • Orden natural y economía [Danilo Castellano, Italia].
  • La economía y la unidad de la DSI [Miguel Ayuso, España].
  • Derecho natural e ideologías de la economía [José Luis Widow y Matías Petersen, Chile].

26 de febrero (14.30-17.30 horas)

  • La economía católica antes de la DSI: origen, evolución, problemas y cuestiones ético-jurídicas [Juan Fernando Segovia, Argentina].
  • Problemas actuales de la propiedad privada a la luz de la ley natural [Julio Alvear, Chile].
  • La propiedad en la DSI [José Antonio Ullate, España].

27 de febrero (14.30-17.30 horas)

  • Economía productiva y economía de servicios [Adrien Peneranda, Francia].
  • El trabajo humano y la naturaleza [Ricardo Dip, Brasil].
  • Globalización, financias y economía [Pedro José Izquierdo, Ecuador].
Más información en los correos juristascatolicos@gmail.com, educacion_continuada@ucatolica.edu.co, o exensionderecho@ucatolica.edu.co.

Leer más...

viernes, 31 de enero de 2020

Juan Sebastián, el nombre que expone la criminal agenda de la Corte Constitucional #SalvemosAJuanSe


En estos días la Corte Constitucional se encuentra discutiendo la posibilidad de legalizar completamente el aborto en Colombia, según la ponencia del magistrado Alejandro Linares Cantillo, con la excusa de que las mujeres enfrentan "barreras de acceso" para abortar. A kilómetros de allí, en la ciudad de Popayán, un niño llamado Juan Sebastián es el testimonio vivo (por ahora) de la criminal agenda ideológica de la Corte, y del genocidio que viene ensangrentando al país desde 2006.

Juan Sebastián es el hijo de Juan Pablo Medina y Angie Tatiana Palta quienes llevaban una relación de 14 meses. Según el padre de Juan Sebastián el embarazo había sido planeado por los dos y al principio el embarazo iba perfectamente bien, hasta que en el pasado mes de diciembre cuando ella, que es estudiante en la Universidad del Cauca, comenzó a recibir presiones de su familia que amenazaron con retirarle el apoyo si no abortaba al niño.

El padre ha dicho que está dispuesto a hacerse cargo del niño por sí mismo y sólo pide que se le permita nacer. El niño está perfectamente sano y la EPS de la Universidad del Cauca ha diagnosticado que el embarazo no representa ningún riesgo para la salud de Angie Tatiana Palta. De hecho, la razón que presenta la madre del niño es que “No me siento bien ni preparada para asumir un parto”, lo cual no se corresponde con ninguna de las causales despenalizadas por la Corte. No obstante para Profamilia, esa sola afirmación ha sido suficiente para expedirle un certificado por riesgos para la salud mental y "social".

Juan Sebastián es un niño como muchos, concebido en una relación mutuamente consentida, perfectamente sano y en absoluto riesgoso para su madre, que sin embargo está en peligro de ser muerto a causa del abuso que la Corte Constitucional ha hecho de sus propias causales, permitiendo que la causal salud sirva como comodín para encubrir abortos cuya motivación es de carácter puramente socio-económico. Juan Sebastián además tiene ya 7 meses de gestación y es perfectamente capaz de sobrevivir fuera del útero, puede escuchar y reaccionar a la voz de su madre y de las personas cercanas, puede sentir dolor físico y tiene cierto grado de conciencia sobre lo que le ocurre a él y a su madre, pero la Corte Constitucional, la misma que le concede derechos a los animales llamándolos "seres sintientes", niega que Juan Sebastián sea una persona, sujeto de derechos, y permite su aborto hasta el día anterior al parto.

Tal vez lo único que distingue a Juan Sebastián de otros miles de niños, que han muerto bajo la criminal política abortista de la Corte Constitucional, es que tiene una familia que le espera con alegría y un padre que esta dispuesto a luchar sin cansancio por que se le respete su vida. Invitamos a todos los católicos a acompañar a Juan Pablo Medina en esta lucha, sea presencialmente o sea con nuestras oraciones.
Leer más...

Las mentiras y falacias con que se pretende liberalizar el aborto en Colombia


La abogada Natalia Bernal Cano ha presentado un par de demandas de inconstitucionalidad con las que se pretende que la Corte Constitucional revise los argumentos expuestos en la sentencia C-355 de 2006, y considere la necesidad de replantear la despenalización del aborto en Colombia dado su carácter lesivo hacia las mujeres y los niños por nacer. El magistrado ponente, Alejandro Linares Cantillo, no sólo ha decidido ignorar los argumentos de la demandante, sino que con el apoyo de los medios de comunicación (El Espectador, Semana, El Tempo) y los representantes en Colombia de la multinacional del aborto Planned Parenthood (Profamilia, Women's Link Worldwide, Center for Reproductive Rights, Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres), pretende utilizar la demanda como acto político para imponer la liberalización del aborto en Colombia, argumentando la existencia de supuestas "barreras de acceso" frente al aborto. Aquí desenmascaramos la lógica hipócrita detrás del genocidio que Linares y el negocio del aborto pretenden.

La tautología de las "barreras de acceso"

En primer lugar, hay que hacer notar que el discurso de las "barreras de acceso" radica en una burda tautología, una falacia por petición de principio. Los abortistas afirman que se ha impuesto restricciones injustificadas a la "decisión de las mujeres" de abortar, sin embargo esa afirmación presupone que la mujer debería tener total libertad para abortar, lo cual no sólo es falso, sino que va contra la sentencia C-355 de 2006, para la cual el aborto está penalizado en Colombia salvo en las tres causales despenalizadas.

Es decir que las primeras "barreras de acceso" se encuentran en la misma sentencia C-355 de 2006 en la cual se limitó el aborto a tres causales específicas, imponiendo como condición para la admisibilidad de la práctica, demostrar que se encuentra en una de las tres causales. Exigir exámenes para comprobar la malformación incompatible con la vida extrauterina, o para demostrar la existencia de un riesgo real para la vida o la salud de la mujer, lejos de ser "barreras de acceso" son precisamente la línea divisoria impuesta por la Corte Constitucional entre el aborto despenalizado y el delito de aborto contemplado en el Código Penal.

El discurso detrás de la despenalización del aborto en la sentencia C-355 era que aunque el aborto fuera un mal y un daño contra la vida del niño por nacer, en casos extremos debía permitirse para evitar daños peores para la vida y la salud de las mujeres. El aborto debía ser raro y excepcional según los argumentos de los mismos abortistas. Con el discurso de las "barreras de acceso" la lógica es la inversa: El aborto debe ser libre y cuantos más abortos se cometan, mejor.

La Corte contra sus propias reglas

Aquí es donde se revela la hipocresía de todos aquellos que defendían la despenalización como un "mal menor" que debía limitarse a los casos más trágicos y excepcionales, pues una vez lograda todos los esfuerzos del lobby abortista y sus magistrados cómplices, fue el de diluir los límites entre el aborto delito y el aborto despenalizado. Mágicamente, del delito la Corte Constitucional extrajo un "derecho" que se traduce en fuente de obligaciones y condenas para el resto de la sociedad.

Así, en la sentencia T-209 de 2008, la Corte contradijo a la sentencia C-355, condenando a las instituciones de salud que negaron un aborto al no haber denuncia penal interpuesta. En las sentencias T-988 de 2007, T-946 de 2008, T-585 de 2010 y T-841 de 2011 condenó a las instituciones de salud que negaron un aborto al no constar riesgo alguno para la vida y la salud de la madre, por ausencia de certificado médico, o porque el certificado presentado fuera controvertido científicamente por el personal médico, llegando a decir la Corte que la opinión de la mujer sobre su estado de salud ya era suficiente para validar el aborto. En las sentencias T-959 de 2011 y SU-096 de 2018, condenaron a las instituciones de salud que no realizaron aborto bajo causal de malformaciones aunque en ambos casos el dictamen médico era que las malformaciones no eran incompatibles con la vida extrauterina, y en efecto en ambos casos los niños nacieron y sobrevivieron.

En todos estos casos la corte condenó a las instituciones de salud que se limitaban a verificar el cumplimiento de alguna de las causales, estableciendo, en la práctica, una liberalización total de la práctica, puesto que al impedir tal verificación (juzgándola como "barrera de acceso") obliga a las entidades de salud a tratar toda solicitud de aborto como legal. Resulta especialmente obvio el abuso de la causal salud, en la cual, según la Corte, basta que un psicólogo certifique depresión o ansiedad para que se obligue la práctica del aborto. Véase la sentencia T-532 de 2014, en la cual las razones invocadas para la práctica del mismo son de carácter exclusivamente socio-económico.

El fraude procesal en la Corte

Este prevaricato continuo por parte de la Corte Constitucional sólo ha podido darse en virtud de que en el ordenamiento constitucional colombiano se ha dejado las decisiones de la Corte sin ningún control o vigilancia posible, resultando en que sus miembros se arroguen un poder omnímodo para imponer su agenda política, y usar para ello cualquier medio disponible, en total impunidad. Por ello es que varias veces, gracias a la vigilancia hecha durante la Procuraduría de Alejandro Ordóñez, se ha puesto en evidencia cómo la Corte manipulaba los procesos y alteraba las evidencias de los mismos para justificar las supuestas "barreras de acceso".

Así, por ejemplo en la misma sentencia C-355 el magistrado sustanciador cometió un grave fraude al introducir en la sentencia un apartado negando la posibilidad de objeción de conciencia institucional, lo cual nunca fue discutido en la Sala plena. Aún más, en la sentencia T-585 de 2010 modificó el expediente para afirmar que se había presentado una solicitud de aborto, a pesar de que en el juicio no había tal, e incluso la médica tratante reconoció que no había tal solicitud. De igual forma, en la sentencia T-388 de 2009 avaló un aborto practicado "por cesárea"(es decir que el niño había nacido vivo y luego lo mataron) dado que los médicos habían señalado la improcedencia de un aborto tardío. En la sentencia T-841 de 2011 desestimó la evidencia aportada por los médicos, según la cual no había riesgo ninguno para la vida de la bebé o su madre, y que convenció a la mujer para que continuara el embarazo, y obligó a la institución de salud a indemnizar a la mujer por "el daño ocasionado a su salud mental y a su proyecto de vida".

Lo peor es que una vez puestos en evidencia por la Procuraduría, la sala plena de la Corte en lugar de enmendar los fraudes procesales de algunos magistrados, resolvió encubrirlos y en los Autos 038 y 096 de 2012, ordenó que todos los expedientes sobre aborto estuvieran bajo reserva y que en ningún caso se podría permitir que la Procuraduría tuviera acceso a los mismos.

El derecho de los demás como "barreras de acceso"

Los defensores del aborto, cuando son interrogados sobre el derecho a la vida del que está por nacer, a menudo han dicho que "no hay derechos absolutos" y que todos los derechos deben ponderarse para encontrar un justo medio. Lo cual no deja de ser mera hipocresía, pues en todos los casos en que el supuesto "derecho al aborto" se ha visto confrontado con algún derecho ajeno, la Corte ha resuelto a favor de aquél y en perjuicio de estos, por lo cual pareciera que sí existen los "derechos absolutos": Los que la misma Corte Constitucional inventa como instrumento de su agenda política.

Uno de los objetivos militares del lobby abortista es el derecho fundamental a la objeción de conciencia, que encabeza la lista de las "barreras de acceso". Para los abortistas no existe tal derecho (que a diferencia del "derecho al aborto" sí existe en la Constitución) y si se presenta debe restringirse a su mínima expresión. Así pues, en ninguna de las sentencias relativas al aborto la Corte ha hecho ejercicio hermenéutico alguno respecto del artículo 18 de la Constitución, que establece:
Artículo 18. Se garantiza la libertad de conciencia. Nadie será molestado por razón de sus convicciones o creencias ni compelido a revelarlas ni obligado a actuar contra su conciencia.
y cuya redacción taxativa ("nadie será obligado") no permite al intérprete la introducción de excepciones, limitaciones y restricciones como las que la Corte ha creado.

La Corte ha privado del derecho a la objeción de conciencia a las personas jurídicas, lo cual niega la relación estrecha que la misma Corte ha reconocido entre la libertad de conciencia y la libertad de religión, siendo evidente el carácter colectivo de esta última. Por esta vía se ha pretendido negar de plano el derecho de las instituciones religiosas a funcionar según los principios bajo los cuales fue fundada, obligando a los hospitales de carácter confesional a practicar abortos.

Aún la misma objeción de conciencia individual del personal médico ha sido objeto de severas restricciones, las cuales el Consejo de Estado ya anuló en una oportunidad, pero que la Corte pretende mantener vigentes. Se ha negado el derecho a la objeción de conciencia del personal asistencial y administrativo, quienes se ven obligados a participar en la perpetración del aborto. Se obliga a los médicos a exponer sus razones para que se sean juzgadas por los Tribunales de Ética Médica, lo cual contraviene abiertamente el texto constitucional ("ni compelido a revelarlas"). Se le obliga a remitir a la paciente a un médico no-objetor, lo cual implica ya una participación indirecta en la realización del aborto, y en caso de lo haberlo se le obliga a practicarlo. Por último se obliga a todas las instituciones a garantizar la disponibilidad de médicos no-objetores, con lo cual se ha configurado una situación de abierto acoso y discriminación en razón de las creencias de los médicos objetores, que dejan de ser contratados por las IPS.

Como si fuera poco, la Corte en la sentencia T-841 de 2011 condenó severamente a los médicos y la IPS cuyo diagnóstico llevaron a la paciente a desestimar el aborto, y en la sentencia T-627 de 2012 condenó a la Procuraduría por haber advertido sobre las campañas de promoción del aborto y sobre el carácter abortivo de la Píldora del Día Después. En esa misma línea la reglamentación propuesta por el gobierno abortista de Iván Duque pretende la judicialización de cualquier persona que pretenda disuadir a las mujeres de abortar. De esa forma, el supuesto "derecho al aborto" ha convertido el "derecho a la información" en la obligación de que las mujeres reciban únicamente la información que les induzca a abortar, privándoles de cualquier otra opción.

El negocio de los abortos tardíos

Otra de las "barreras de acceso" en que más ha insistido la Corte ha sido la de la edad gestacional como límite para el aborto. Son varias las sentencias en que la Corte ha dicho que no hay limite temporal alguno para la práctica del aborto, y como hemos visto en la sentencia T-388 de 2009, para la Corte esa ausencia de límites trasciende incluso al momento del parto.

Son varias las sentencias que tocan ese punto, y todo en razón de que según la praxis médica en que se educaban los profesionales de la salud, el aborto por aspiración o legrado sólo es posible hasta la semana 20, momento a partir del cual el niño es demasiado grande y matarlo dentro del vientre resulta en grave riesgo para la vida de la mujer, razón por la cual se recomienda la inducción del parto. De ahí que en varias oportunidades las IPS hayan negado las solicitudes de aborto por estar más allá de las 20-24 semanas de embarazo.

Pero es que ya hemos sabido, gracias a la investigación de David Daleiden y el Center for Medical Progress, que el ya lucrativo negocio del aborto ha encontrado una mina de oro en el comercio de los órganos de bebés abortados, tal y como fue evidenciado en los videos encubiertos de las negociaciones entre Planned Parenthood, StemExpress y Biomax Procurement Services. Según las palabras de los mismos directivos y trabajadores de Planned Parenthood, para "cosechar" los órganos en mejor estado, conviene que el embarazo sea lo más tardío, y según se pudo ver en video, incluso extraer al niño vivo para sacarle los órganos en perfecto estado.

Pues bien, ese mismo negocio es el que los representantes de Planned Parenthood en Colombia (Profamilia, Oriéntame, Mesa por la Vida y la Salud de las Mujeres, Women's Link Worldwide, entre otros) quieren traer a nuestro país. Gracias a una demanda de la Universidad de los Andes, cuyo personal está estrechamente vinculado con las directivas de Profamilia, la Corte Constitucional tumbó en la sentencia C-294 de 2019 la prohibición de donar o usar "órganos o tejidos de los niños no nacidos abortados". Con lo cual han quedado habilitados los abortistas a expandir su negocio al comercio de partes humanas, sin el menor cuidado por el riesgo que esto representa para la vida y la salud de las mujeres.

La hipocresía en el discurso de los "abortos inseguros"

Y es que esta insistencia de la Corte en no permitir límites temporales para la práctica del aborto, desenmascara por completo el discurso hipócrita de los abortistas acerca de la existencia de 400.000 "abortos inseguros" en Colombia. Pues la lógica del argumento en función de la legalización del aborto suponía que las mujeres estaban muriendo a causa de los abortos clandestinos, los cuales, por su condición de clandestinidad, eran inseguros. Por esta vía, pretendían los abortistas que una vez legalizado el aborto, las mujeres podrían acceder a este en condiciones de total seguridad.

La única forma en que ese argumento podría llegar a tener algún sentido, es suponiendo que la legalización del aborto implica que el Estado vigilará y controlará a las instituciones de salud para garantizar esa supuesta seguridad en la práctica del mismo. Por lo mismo, según esa lógica el Estado debería restringir y prohibir todas aquellas modalidades de aborto que puedan implicar algún riesgo para su salud o su vida.

¿Por qué entonces la Corte ha sancionado sistemáticamente a las IPS que en algún momento negaron un aborto tardío a una mujer por considerarlo peligroso para su salud o su vida? ¿Por qué la Corte ha defendido, e incluso promovido en la C-294 de 2019,  la práctica del aborto hasta el último instante del embarazo, cuando la praxis médica lo desaconseja? ¿Por qué la Corte ha obstaculizado e incluso impedido que los organismos de control, como la Procuraduría, ejerzan una vigilancia efectiva sobre las instituciones que realizan abortos?

En este punto se revela uno de los aspectos más macabros del discurso de las "barreras de acceso", pues con la liberalización total del aborto se pretende también imposibilitar la capacidad del Estado para vigilar, controlar y restringir la práctica del mismo, así como impedir que las IPS tomen todas las previsiones y precauciones necesarias para garantizar la seguridad de las mujeres. Con la legalización total del aborto, que pretende el magistrado Linares siguiendo órdenes de Profamilia, se busca cubrir el aborto clandestino con un manto de legalidad sin que eso implique ninguna diferencia en la seguridad de aquel, se trata de derribar la división entre el aborto legal y el clandestino pero para que aquel sea tan inseguro como éste.
Leer más...

martes, 21 de enero de 2020

ATENCIÓN: Quieren que el Estado "expropie" a tus hijos


En España el nuevo gobierno de extrema izquierda no disimula sus alcances totalitarios y frente a la posibilidad de que los padres objeten los contenidos que reciban sus hijos en el colegio, la Ministra de Educación y Formación Profesional ha salido a decir "no podemos pensar de ninguna de las maneras que los hijos pertenecen a los padres", insinuando que es el Estado el responsable por la formación de los menores. Tan aterradoras declaraciones, por lejanas que parezcan, las hemos tenido en nuestro propio país y hacen parte de los objetivos del nuevo gobierno distrital en Bogotá.

Esas mismas palabras "Los niños no son de los padres" fueron las que escuchamos en boca de Rodrigo Uprimny para atacar las movilizaciones ciudadanas contra la imposición de la Ideología de Género en los colegios en 2016. Como si fuera poco, en aquel entonces la Revista Semana promovía el modelo de educación sexual de Alemania, en donde los padres "son informados antes de que comiencen a impartirse los temas relacionados con la educación sexual, pero no tienen derecho a decidir de manera directa si sus hijos o hijas deben o no acudir a dichas clases." Recordando además que los padres que se opongan a tal modelo pueden ser llevados a la cárcel.

El pasado 1 de enero, en su discurso de posesión, la nueva alcalde de Bogotá, Claudia López afirmó "Implementaremos por primera vez en nuestra ciudad y en Colombia un sistema distrital de cuidado, que releve de los hombros de las mujeres la responsabilidad del cuidado de la familia y la institucionalice en los hombros de la institucionalidad pública." Para López, la maternidad es ante todo una carga que recae sobre los hombros de las mujeres, ignorando por completo el papel de los padres en la crianza de los hijos, y el Estado las "libera" de la misma cuando "expropia" a los hijos y los coloca bajo la tutela pública.

Esta visión es la misma que escuchábamos en boca de las FARC hace dos años, cuando reafirmaban que en su ideario marxista la propiedad privada debe ser abolida y los hijos debían ser entregados al Estado. "Los hijos son del Estado", decían explícitamente, reconociendo públicamente lo que los socialistas españoles, Uprimny, Semana y Claudia López insinúan solapadamente. Lo que niegan no es otra cosa que la Patria Potestad, un derecho reconocido desde la antigua Roma, y reafirmado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención Americana de Derechos Humanos, la Declaración de los Derechos del Niño, la Constitución y la Ley colombianas.
Leer más...

martes, 14 de enero de 2020

Magistrado Alejandro Linares pretende liberalizar el aborto en el primer trimestre del embarazo

La Corte Constitucional podría acelerar su sangrienta cosecha de vidas humanas inocentes si aprueba la ponencia que presentará el Magistrado Alejandro Linares. Según se ha sabido en los medios de comunicación, el magistrado pretende que el aborto sea total y absolutamente libre en las primeras 12 semanas de embarazo.
El año pasado, la abogada Natalia Bernal Cano presentó dos demandas de inconstitucionalidad contra la despenalización del aborto en Colombia, pues según los avances científicos de los últimos años en embriología, se ha comprobado que el niño por nacer es capaz de sentir dolor al menos desde la semana 20 de embarazo, se ha observado que niños prematuros nacidos a partir de la semana 24 han sido capaces de sobrevivir de forma independiente, y además se ha documentado ampliamente el daño psicológico que el aborto provoca en las mujeres.
Todos estos avances deberían llevar a la Corte a revisar los fundamentos de la Sentencia C-355 de 2006, en la cual argumentó que era imposible determinar desde cuándo comienza la vida humana y resolvió despenalizar el aborto en ocho causales, afirmando que el nasciturus no es reconocido como sujeto de derechos, sin argumentar por qué. Aún si la evidencia no bastara para que los magistrados resolvieran reconocer el derecho a la vida del niño por nacer desde la concepción, debería hacerlos reconocer la inhumanidad de permitir el aborto en los últimos meses del embarazo en los cuales el niño no sólo es perfectamente capaz de sobrevivir por fuera del útero, sino que también es capaz de sentir plenamente la atrocidad de todos los métodos de homicidio que utilizan contra él.
No obstante, el magistrado ponente, Alejandro Linares Cantillo, simplemente ha ignorado los argumentos presentados y valiéndose del discurso de las supuestas "barreras de acceso" pretende utilizar la sentencia para impulsar aún más el sanguinario negocio del aborto en nuestro país, y que el aborto sea completamente libre hasta la semana 12 de gestación. 
Como si fuera poco, el gobierno de Iván Duque, elegido con los votos de la derecha conservadora y provida, ha enviado conceptos a la Corte Constitucional desde el Ministerio de Justicia, el Ministerio de Salud y el ICBF, pidiendo desestimar las demandas afirmando que la Corte ya determinó que el nasciturus no es sujeto de derechos, haciendo caso omiso de la evidencia aportada por la demandante.
Leer más...