Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Únete a Voto Católico Colombia

Proyectos en trámite en el Congreso

sábado, 8 de septiembre de 2018

11 de Septiembre, Conferencia de Gabriele Kuby en Bogotá: “La ideología de género sí existe”

Pieza-digital-copiaCuando en 2013 y 2014 muchos denunciamos que el abuso sexual y la corrupción de menores eran objetivos declarados e inamovibles del movimiento homosexual, nos acusaron de pelear bajo y sucio, de lanzar acusaciones sin fundamento para provocar odio hacia los LGBT, de estar sumando peras con manzanas, etc. Hoy, de forma cada vez más descarada, los líderes del lobby homosexual y transexual, incluso los que pululan dentro de la misma Iglesia Católica, defienden abiertamente que la pedofilia es "una orientación sexual más" y trabajan de forma agresiva por que se introduzca a los niños, a edades cada vez más tempranas, a la liberalización sexual y la confusión de su identidad.

Aquí en Colombia no ha sido la excepción, el gobierno Santos invirtió ingentes recursos y capital político en la expedición de una ley "anti-matoneo" que, como un caballo de Troya, traía aparejado el lenguaje de los "Derechos Sexuales y Reproductivos" y la "diversidad sexual". Luego, valiéndose del suicidio de un homosexual, destaparon sus cartas a través de una sentencia de la Corte Constitucional con la orden de intervenir todos los colegios, públicos y privados, seculares y confesionales, para introducir en sus manuales de convivencia la orden de abrirse a la "diversidad sexual y la identidad de género". Los padres de familia y los maestros, con una débil y forzada adhesión del episcopado, salieron a las calles y obligaron al gobierno Santos a poder freno a su implementación totalitaria del mismo. No obstante, antes de salir del cargo, dejo aprobado un paquete de decretos para implementar la Ideología de Género en el mismo Estado y en la empresa privada. Hasta ahora, el gobierno de Iván Duque no ha mostrado ninguna intención de corregir el rumbo, pues ha mantenido los decretos y ha integrado en su gabinete a importantes fichas santistas que participaron en esa misma intentona totalitaria.

La Fundación ABC Prodein, y El Periódico digital Razón+Fe han traído a Colombia a la socióloga Gabriele Kuby, quien pasó de militar en las filas de la Revolución Sexual a convertirse en uno de sus críticos más feroces. Recientemente publicó el libro "La revolución sexual global: la destrucción de la libertad en nombre de la libertad" en el cual denuncia la destrucción de la unidad familiar y de la identidad infantil en nombre del caos sexual. La conferencia se llama "La ideología de género sí existe. La destrucción de la libertad por la dictadura de género." y será el martes 11 de septiembre, a las 6:30 p.m., en el Centro de Convenciones de la Universidad Católica de Colombia, carrera 13 No. 47 – 30, en Bogotá (clic aquí para inscribirse).

Leer más...

lunes, 3 de septiembre de 2018

Una oportunidad de curación para la Iglesia, por Francisco José Contreras

Reproducimos el siguiente artículo escrito por el abogado y escritor español Francisco José Contreras y publicado originalmente en el sitio web de Libertad Digital.

Resultado de imagen para francisco jose contrerasMe ha costado mucho escribir este artículo. "No hay que perturbar la fe de los sencillos" (ya está perturbada: en Irlanda cayó veinte puntos el porcentaje de católicos tras el escándalo de los abusos sexuales). "Los trapos sucios se lavan en casa" (imposible en la era de internet). "No hay que desacreditar públicamente a la Iglesia" (pero nada desacredita más que el silencio encubridor).

De hecho, casi tenía decidido no escribirlo. Pero entonces conocí un detalle del terrible –y rigurosamente fundamentado– informe del Gran Jurado de Pensilvania: los sacerdotes pervertidos marcaban con determinadas medallitas piadosas a los jóvenes que sabían accesibles, a fin de que pudieran ser identificados y usados por otros clérigos de la red maldita (pues de una red organizada se trataba, con una sección especializada, por ejemplo, en la producción de pornografía infantil). Las gotas que colman el vaso suelen ser así de triviales.

Los católicos hemos desarrollado todo un repertorio de excusas para desviar la mirada del horror de los abusos sexual-clericales. "Todos somos pecadores". Cierto, pero no todos somos corruptores de menores que arrastran por el fango la dignidad de la Iglesia. "La prensa, mayoritariamente anticristiana, usa un doble rasero". Y sí, es verdad que, según determinados estudios, en otros gremios que trabajan con adolescentes se dan porcentajes de abuso sexual comparables a los del clero, con una atención mediática mucho menor. Pero un maestro o un entrenador deportivo no consagran diariamente el cuerpo y la sangre de quien dijo: "Al que escandalice a uno de estos pequeños, más le vale que le cuelguen al cuello una piedra de molino y le hundan en lo profundo del mar" (Mt, 18,6).

Otro subterfugio es: "Los sacerdotes corruptos son una minoría". ¡Claro que sí! Claro que hay una mayoría de sacerdotes virtuosos y fieles a su ministerio. Pero los malos constituyen una minoría poderosa, infiltrada en todos los niveles de gobierno de la Iglesia, capaz de desactivar los ya tantas veces prometidos esfuerzos de prevención y limpieza. La dura realidad es la que ha enunciado descarnadamente el blog católico The Wanderer: hay incrustada en la Iglesia "una mafia de homosexuales que la ha utilizado para conseguir efebos a fin de satisfacer sus pasiones y dinero para vivir cómodamente".

Cuando se conoce la abyección a la que han llegado esos sacerdotes y obispos indignos, sólo cabe concluir que perdieron hace mucho la fe, si es que alguna vez la tuvieron. Pero, en lugar de colgar los hábitos, permanecen en la institución, que garantiza seguridad económica y una provisión siempre renovada de potenciales víctimas. Moralmente es una estafa; jurídicamente es un delito; teológicamente es un sacrilegio, pues esos sacerdotes celebran los sacramentos sin creer en ellos. Usan la Iglesia de Cristo como lupanar.

HOMOSEXUALIDAD Y CLERO

Determinados opinadores progresistas apenas disimulan el regocijo que les produce esta bancarrota moral de la Iglesia. La mala noticia para ellos es que la crisis de los abusos sexuales es también, fundamentalmente, un problema de homosexualidad clerical, como ha afirmado con valentía la reciente carta de monseñor Viganò:

"Estas redes homosexuales, que ahora son ya extensas en muchas diócesis, seminarios, órdenes religiosas, etc., se sirven del secreto y la mentira: estrangulan víctimas inocentes y vocaciones sacerdotales, y están estrangulando a la Iglesia entera".

Hubo un tiempo en que los deslices eróticos del clero concernían al sexo opuesto: el cura con barragana es un clásico de nuestra literatura, como saben los lectores del Arcipreste de Hita. Pero también existía en la Iglesia una ética sexual inequívoca que conceptuaba esos deslices como pecados que ponían en peligro la salvación del alma. En los años 60 y 70, sin embargo, los vientos de liberación que soplaban en la sociedad penetraron en la propia Iglesia; surgió entonces un sector de teólogos progresistas (Charles Curran y otros) que reclamaban una revisión de la moral sexual católica, y especialmente de la prohibición de las relaciones homosexuales, secularmente condenadas como pecado de sodomía. El desconcierto moral-doctrinal coincidió en el tiempo con la desbandada de secularizaciones del post-concilio: muchos curas heterosexuales abrumados por el celibato entablaron entonces relaciones con mujeres y colgaron los hábitos para casarse. Pero los que patinaban en la otra dirección se quedaron dentro. El porcentaje de sacerdotes homosexuales aumentó sustancialmente.

La dimensión específicamente homosexual de la crisis de abusos es camuflada mediante el uso general del término pedofilia, que lleva al público a creer que los curas pervertidos corrompen a niñas de siete años. Y puede haber algún caso. Pero la gran mayoría de los abusos se refieren a adolescentes varones: sería más exacto hablar de efebofilia. El estudio "The Nature and Scope of Sexual Abuse of Minors by Catholic Priests and Deacons in the United States from 1950-2002", realizado en 2004 por el John Jay College of Criminal Justice por encargo de la Conferencia Episcopal norteamericana, revelaba en su epígrafe 4.2 que más del 80% de los abusos habían tenido por objeto a "adolescentes y hombres jóvenes". A la vista del informe, Paul McHugh, antiguo director de Psiquiatría del Johns Hopkins Hospital, no dudó en hablar en un artículo de 2006 de "una crisis de depredación homosexual de la juventud católica norteamericana".

Pero esto significa que, cuando el mundo exige simultáneamente a la Iglesia un giro gay friendly en su moral sexual y la erradicación de los abusos, le está pidiendo un imposible. Habrá que escoger entre ambas cosas.

A esa conclusión parecía haber llegado también Benedicto XVI, que impulsó en 2005, como una de las primeras medidas de su pontificado, la "Instrucción sobre los criterios de discernimiento vocacional en relación con las personas de tendencias homosexuales antes de su admisión al seminario y a las órdenes sagradas", que establecía que la Iglesia "no puede admitir al seminario y a las órdenes sagradas a quienes practican la homosexualidad, presentan tendencias homosexuales profundamente arraigadas o sostienen la así llamada cultura gay". La aplicación de la Instrucción, sin embargo, tropezó con el abierto boicoteo del sector clerical progresista, que consideró "homófobo" el estricto criterio introducido por un Ratzinger que en el Vía Crucis del Viernes Santo de 2005 había sorprendido al mundo con una enigmática alusión a la "podredumbre escondida en la Iglesia". El padre Robert Scullin, S. J., provincial de la Compañía de Jesús en Detroit, declaró desafiantemente: "Seguiremos invitando [a considerar la vocación sacerdotal] a jóvenes de toda orientación sexualque deseen llevar una vida religiosa célibe".

Lo que estaba diciendo Scullin es que el Papa erraba al presuponer en los hombres con inclinación homosexual una mayor probabilidad de abuso que en los heterosexuales. Lo mismo alegó el padre Thomas Reese, S. J.: "El Vaticano ha olvidado cuántos sacerdotes son homosexuales, y cuán fielmente observan el celibato, y qué bien desempeñan su ministerio".

Y bien, sin duda muchos sacerdotes con tendencia homosexual respetan el celibato. Pero los porcentajes de éxito no son los mismos. La atmósfera de opresiva corrección política hace ya casi imposible decir esto, pero múltiples estudios sexológicos certifican que la propensión a la promiscuidad es mucho más elevada entre los homosexuales, como también lo es la incidencia de la pederastia. En un artículo de 2006, el gran Richard John Neuhaus concluía:

"Roma ha hecho un juicio prudencial: al conceder a muchos candidatos al sacerdocio [con tendencia homosexual] el beneficio de la duda, se adoptaron en el pasado demasiados riesgos. Ahora debe darse prioridad a la protección de la integridad del sacerdocio. Con la reciente normalización de la homosexualidad en la cultura general, y con la aceptación de dicha normalización por muchos sacerdotes y no pocos obispos, y con consecuencias tales como los escándalos de abusos sexuales, la Iglesia simplemente no puede permitirse seguir asumiendo el riesgo".

LAS REVELACIONES DE MONSEÑOR VIGANÒ

Lo que parece bloquear la capacidad de reacción eficaz de la Iglesia frente a la interminable crisis de abusos sexuales sería, pues, una sinergia objetiva entre el lobby abiertamente gay-corrupto, de dimensiones desconocidas, y el sector eclesial progresista que, sin ser necesariamente homosexual, sí presiona constantemente para conseguir una revisión de la posición oficial de la Iglesia sobre la homosexualidad, el matrimonio, la familia, los anticonceptivos, el aborto y otras cuestiones morales. La guerra civil entre conservadores y progresistas planeó explosivamente, por ejemplo, sobre el pasado Sínodo de la Familia. Con el papa Francisco apoyando poco disimuladamente a los segundos.

Aquí es donde entran en juego las estremecedoras declaraciones de monseñor Viganò. No sabemos si son verdaderas. Sí parecen verosímiles. Porque su versión hace encajar muy lógicamente todas las piezas. No reconstruiré todos los detalles, ya conocidos. Viganò puede acreditar su constante beligerancia, a partir del año 2000, en la denuncia por vía interna de las andanzas pederastas del cardenal McCarrick. Explica que la interferencia de Sodano, Levada y Bertone impidió probablemente que los informes llegaran al Papa. La insistencia de Viganò consiguió, sin embargo, que en 2009 Benedicto XVI tomase por fin cartas en el asunto e impusiese a McCarrick el cese radical de su ministerio público y la "retirada a una vida de oración y penitencia", con prohibición expresa de pisar los seminarios (su territorio de caza preferido).

Y la escena clave es el momento en que Viganò se encuentra en Roma en 2013 a un McCarrick triunfante que le dice: "Me he entrevistado con el Papa [Francisco] y mañana me voy a China [en misión oficial]". Invitado por Francisco a exponer su opinión sobre McCarrick, Viganò asegura haberle dicho: "Ha corrompido a generaciones de seminaristas y sacerdotes, y el papa Benedicto le impuso retirarse a una vida de oración y penitencia". "El Papa no hizo el mínimo comentario a mis graves palabras (…) y cambió enseguida de tema".

Tratándose de una conversación privada, corresponde al Papa reconocerla o desmentirla. Viganò pone solemnemente a Dios por testigo, empeñando su salvación en el envite. Lo que sí puede demostrarse es que, a partir de 2013, McCarrick retomó su actividad pública, lo cual indica un levantamiento de las sanciones por el Papa. Basta consultar la edición del Huffington Post del 17 de junio de 2014, que, bajo el titular "McCarrick está trabajando más duro que nunca", nos explica:

"McCarrick es uno de los eclesiásticos que habían sido más o menos puestos fuera de la circulación durante el pontificado de Benedicto XVI. Pero ahora el Papa es Francisco, y prelados como Walter Kasper (un viejo amigo suyo) y el propio McCarrick están de nuevo en primera línea, y más activos que nunca. McCarrick, en particular, está que se sale desde hace un año [has been on a tear in the past year], viajando a Filipinas para consolar a las víctimas del tifón y visitando puntos geopolíticos estratégicos como China e Irán para conducir delicadas conversaciones sobre libertad religiosa y proliferación nuclear". (…) "¡Mala hierba nunca muere!", le dijo jocosamente Francisco cuando le volvió a ver".

Ross Douthat razona que Francisco no tiene por qué haber encubierto cínica y fríamente a un cardenal pederasta. Que quizás intentó autoengañarse diciéndose que eran sólo habladurías. Quizás pensó que, a sus 83 años, McCarrick ya no estaba en condiciones de corromper a nadie más. Sería la explicación más piadosa.

Lo que parece incuestionable es que Francisco antepone la búsqueda de aliados en su guerra civil contra el sector ortodoxo/conservador a la lucha contra los abusos sexuales (mientras se llena la boca con una retórica de tolerancia cero). Por eso invitó al Sínodo de la Familia al cardenal belga Godfried Danneels, que fue grabado mientras intentaba convencer a una víctima de abuso sexual de que no denunciase al culpable, el obispo de Brujas Roger Vangheluwe (Danneels es una figura clave del progresismo eclesial y, según se dice, uno de los muñidores de la elección de Francisco en el cónclave de 2005). Por eso mantiene en su G9 –consejo privado de asesores "para la reforma de la Curia"– a varios cardenales salpicados por escándalos de abusos: se acusa a Maradiaga de haber encubierto al obispo de Tegucigalpa, Juan José Pineda, y de haber hecho caso omiso de las llamadas de socorro de los seminaristas hondureños que denunciaban las descaradas presiones homosexuales en el seminario; Pell y Errazuriz tampoco están libres de sospecha; en la diócesis del cardenal O’Malley, Boston, también se han revelado nuevos casos de abuso.

El progresismo eclesial –y el que podríamos llamar "sector oficialista", que era conservador con Benedicto, progresista con Francisco y concibe el catolicismo como obediencia perruna a la autoridad pontificia– ha salido en tromba a desacreditar a Carlo Maria Viganò. Dicen que Viganò miente y que todo se debe expectativas profesionales frustradas. Como si a los 77 años se pudiera pensar en carrera eclesial alguna, en lugar de en el Juicio cercano.

Sí, podría ocurrir que lo de Viganò no haya sido más que una gran calumnia (genialmente ensamblada, pues, como decíamos, las piezas encajan demasiado bien). Pero, entonces, el calumniado debe refutar las imputaciones con la misma terrible solemnidad con que Viganò las formuló ("si callo, Dios me pedirá cuentas"), y a continuación aplicarle las más duras sanciones previstas por el Derecho canónico, además de denunciarle a las autoridades civiles. Todo indica, sin embargo, que la actitud de Francisco va a consistir en esperar que escampe, mientras el oficialismo-progresismo utiliza la técnica del calamar. Sería cerrar la crisis en falso y agudizar el descrédito moral de la Iglesia.

Pero monseñor Jean-François Lantheaume, que fuera consejero de la nunciatura en Washington en la etapa de los hechos, ha declarado escuetamente: "Viganò dice la verdad". Y el cardenal Daniel Di Nardo, presidente de la Conferencia Episcopal de EEUU, ha afirmado: "Las cuestiones planteadas por Viganò merecen respuestas que sean concluyentes". Y monseñor Vigneron, arzobispo de Detroit, dice que la carta de Viganò es "camino seguro hacia la purificación y la reforma de la Iglesia". Y monseñor Olmsted, obispo de Phoenix, pide que el testimonio de Viganò sea "tomado en serio por todos". Y uno de los intelectuales católicos más prestigiosos, George Weigel, ha declarado:

"El arzobispo Viganò es un valiente reformador, y fue removido del Vaticano por sus inmediatos superiores porque estaba determinado a enfrentarse a la corrupción financiera en el Governatorato, la administración del Estado vaticano. (…) Viganò es, según mi experiencia, un hombre honrado. Hablamos sobre cuestiones grandes y pequeñas, y nunca tuve la impresión de que me estuviese transmitiendo otra cosa que lo que él en conciencia creía que era la verdad".

Viganò concluye su alegato pidiendo la dimisión del Papa. Hay quien sostiene que dos renuncias papales en cinco años, y probablemente motivadas por el mismo asunto (pues muchos conjeturan que la verdadera causa del desaliento de Benedicto fue su impotencia frente a la hidra de los abusos y el lobby gay eclesial) serían demasiado para la Iglesia.

Habría una alternativa mejor: que Francisco pidiese perdón y estuviese por fin a la altura de su ministerio, cortando las cabezas que sean necesarias, restableciendo la Instrucción de 2005 y convirtiendo la limpieza de la Iglesia en su verdadera prioridad. Como han señalado varios comentaristas, esta tribulación puede ser una oportunidad de oro para una sanación en profundidad. Comprender que uno tiene un tumor y no un resfriado es el primer paso para aplicar una terapia efectiva. Recordando siempre que la insumergibilidad de la barca está garantizada por el propio Cristo. Pese a los hombres.

Exsurge, Domine, et iudica causam tuam.

Leer más...

martes, 21 de agosto de 2018

Feminista pro-LGBT Carolina Sanín ahora defiende la pedofilia como “deseo no-punible”

screenshot-twitter.com-2018.08.21-08-58-02Desde hace años las organizaciones que defendemos la familia frente a la agenda homosexual venimos denunciando que el relativismo intrínseco de las reclamaciones homosexuales implica una disolución del orden moral tal, que bajo los mismos presupuestos, toda clase de aberraciones, como la pederastia, el bestialismo o el canibalismo, deberían ser aceptadas y normalizadas siempre y cuando sean “consentidas”. Por otra parte, importantes líderes del movimiento homosexual, desde Alfred Kinsey, Harry Hay, o Peter Singer, el sueco Stefan Johannson, los británicos James Rennie o Matthew Sephton como parte de una red mucho más extensa, y aquí en Colombia el activista gay y ex candidato por el Partido Verde, Sergio David Torres, han estado implicados en abuso sexual a menores o pornografía infantil.

Ahora, la feminista Carolina Sanín ha incendiado las redes sociales al comentar en Twitter: “La pedofilia no es un crimen. Es un crimen el actuar sobre ella, es decir, el abuso sexual a menores. Pero ningún deseo es punible en tanto deseo, ni es tampoco bueno o malo. Así que reaccionemos contra los violadores de niños, no contra los pedófilos. No es lo mismo.” Con esto, Sanín se adhiere a una línea de argumentación aparecida en una serie de importantes diarios extranjeros, como The Guardian en el Reino Unido, o el New York Times, que defienden que habría un grupo de pedófilos inofensivos, los cuales sólo reclamarían el no ser estigmatizados por sus “gustos sexuales” y afirmarían jamás atentar contra los niños.

¿No es acaso la misma línea de argumentación con la que comenzó la defensa de la homosexualidad en los años 60’s? Primero se habló de “desestigmatizar a los homosexuales”, luego se pasó a la normalización de la homosexualidad y su igualación con la heterosexualidad. Como si fuera poco, los gobiernos, siguiendo la agenda impuesta desde el UNFPA y UNICEF, han ido introduciendo una erotización agresiva de los menores de edad en los programas de Educación Sexual, procurando una iniciación en la vida sexual cada vez más temprana, así como la confusión de su identidad gracias a la Ideología de Género. En efecto, si el Estado acredita que un hombre de 40 años en realidad es una niña de 6 ¿Qué actitud va a tomar cuando ese “niña de seis años” afirme estar enamorado de un niño de 7?

Leer más...

martes, 14 de agosto de 2018

FIRMA: ¡Que no se nombre al Viceministro de la Ideología de Género en el gobierno de Duque!

Le Pedimos al Presidente Ivan Duque que IMPIDA EL NOMBRAMIENTO de Victor Javier Saavedra (el Viceministro de las Cartillas de la Ideología de Género) en su Gabinete

El 10 de agosto de 2016, más de 2 millones de colombianos salimos a las calles a protestar porque el Ministerio de Educación de la época quería introducir la ideología de género en los colegios de Colombia mediante unas cartillas que buscaban orientar la reforma de los manuales de convivencia para promover ideas como que “no se nace siendo mujer u hombre, sino que se aprende a serlo”.

La Ministra de Educación de aquel entonces, la tristemente célebre EX Ministra Gina Parody y su equipo pretendieron ignorar los reclamos válidos de los padres de familia de Colombia mediante mentiras y tergiversaciones que fueron finalmente desvirtuadas públicamente. Este episodio demostró el talante mentiroso y manipulador con el que el gobierno anterior manejó su crisis de legitimidad.

Afortunadamente, Iván Duque resultó elegido como Presidente y desde su campaña ha dado muestras de querer impulsar un estilo diferente de hacer política con transparencia y de cara al pueblo.

Por eso le pedimos que IMPIDA el nombramiento del señor VICTOR JAVIER SAAVEDRA MERCADO como Viceministro de Vivienda de su gobierno puesto que, como Viceministro de Educación Preescolar, Básica y Media del gobierno anterior, utilizó su cargo y su poder para tratar de desconocer y acallar los reclamos y argumentos que presentamos los padres de familia de Colombia cuando le dijimos NO A LA IDEOLOGÍA DE GÉNERO EN LA EDUCACIÓN COLOMBIANA.

El Señor Saavedra podrá tener la preparación suficiente para desempeñar su cargo, eso no está en discusión. Pero no creemos necesario que una persona que ha demostrado que utiliza la política para defender la ideologización de la educación forme parte de un gabinete que pretende ser ejemplar por su vocación a la búsqueda del Bien Común. Estamos seguros de que existen miles de colombianos con las mismas acreditaciones y que también creen en la Política como un servicio al pueblo y no a los intereses personales de los gobernantes de turno o de las ideologías de moda.

Bogotá D.C. 10 de Agosto de 2018

Señor

IVAN DUQUE MÁRQUEZ

Presidente

Repùblica de Colombia

Respetado Señor Presidente Duque:

Hoy, 10 de agosto de 2018, estamos conmemorando dos años de la multitudinaria Marcha de las Cartillas que tuvo su origen en un proyecto liderado por la Ministra de Educaciòn de la época (Gina Parody) mediante el cual se buscaba introducir la ideología de género en todos los colegios de Colombia.

Recordará usted que el Gobierno de la época a través de la EX Ministra Parody intentó negar la existencia de las cartillas; después negó que el Ministerio las hubiera aprobado; después negó que en su elaboración hubiesen participado activistas LGBTI y, finalmente, negó que las Cartillas hubiesen sido publicadas. Todas estas mentiras fueron desvirtuadas, una a una, ante la opinión pública y finalmente el 10 de agosto de 2016 se unieron líderes políticos, cívicos y religiosos a la marcha convocada por los padres de familia que reivindicaron el derecho autónomo de los padres a decidir la educación de sus hijos y rechazaron la inclusión de la ideología de género en los colegios colombianos.

Usted recordará que la manera mentirosa e indigna con la que la EX Ministra Parody y su equipo trataron los legítimos reclamos de los padres de familia y de las organizaciones sociales terminaron por generar un movimiento espontáneo pero muy unido que ha seguido trabajando por la defensa de los derechos de los padres de familia en el aparato educativo colombiano. Así mismo, las evidencias que se pusieron en consideración de la opinión pública determinaron la salida de la EX Ministra Parody y desencadenaron una crisis de gobernabilidad de la cual el Gobierno anterior nunca se pudo reponer. La mentira y la deslealtad hacia el pueblo, jamás ha tenido buenos resultados en Colombia.

Por eso hoy, que debía ser un día de fiesta para todos los que participamos en estas marchas, es verdaderamente triste tener que dirigirnos a usted, en quien tantas esperanzas tenemos puestas, para solicitarle respetuosamente que reconsidere el nombramiento de VICTOR JAVIER SAAVEDRA MERCADO como Viceministro de Vivienda de su gobierno.El señor Saavedra seguramente tiene los estudios necesarios para ocupar dicho cargo. Pero su gobierno no debe premiar a quien hizo parte esencial de uno de los mayores engaños que intentó adelantar el Gobierno anterior en contra de los Colombianos. El señor Saavedra también trató de deslegitimar y menospreciar los reclamos válidos de los padres de familia como una estrategia para impulsar una herramienta que buscaba ideologizar la educación básica en Colombia. Alguien que ha ejercido la política sin apegarse a la verdad y tratando de acallar la voz de los colombianos no puede ser premiado con formar parte de un gabinete admirable como el que usted se ha comprometido a conformar.

Adjuntamos a esta comunicación, copias de los apartes relevantes de las cartillas que originaron las marchas de hace 2 años en donde sale en letras de molde el nombre del Señor Saavedra como un coautor, y un par de videos en los que se muestra afirmando argumentos que terminaron desencadenando la reacción social del 10 de agosto de 2016 en el cual salieron a la calle más de 2 millnes de colombianos.

Convencidos de que nuestra petición no será desatendida, nos despedimos de usted. Estamos seguros de que hay miles de colombianos igual de preparados que el Señor Saavedra para servirle al país pero que no han utilizado la política como un instrumento de opresión, ni de imposición ideológica.

Cordialmente,

Leer más...

viernes, 3 de agosto de 2018

Editorial: ¿Tiene un Papa la autoridad para cambiar la Doctrina de la Iglesia?

papa_francisco_0En diciembre del año pasado, se levantó en Colombia una efímera controversia acerca de la posibilidad de revivir la pena de muerte, según una propuesta lanzada por un candidato presidencial. En su momento muchos afirmaron que defender la pena de muerte sería contrario a la Fe Católica, y para ello recordaron algunas declaraciones del Papa Francisco en ese sentido. En aquel entonces explicamos por qué la pena de muerte es permitida en la Doctrina de la Iglesia, y por qué es un error creer que se oponen.

Hoy ha salido la noticia de que el Papa ha ordenado que se modifique el Catecismo para eliminar la doctrina tradicional de la Iglesia y en su lugar declarar “inadminisble” la práctica de la pena de muerte. A continuación una comparación entre la redacción del numeral 2266 del Catecismo de la Iglesia Católica bajo Juan Pablo II y la reforma hecha por el Papa Francisco:

Catecismo de Juan Pablo II

Catecismo de Francisco

La enseñanza tradicional de la Iglesia no excluye, supuesta la plena comprobación de la identidad y de la responsabilidad del culpable, el recurso a la pena de muerte, si esta fuera el único camino posible para defender eficazmente del agresor injusto las vidas humanas.

Pero si los medios incruentos bastan para proteger y defender del agresor la seguridad de las personas, la autoridad se limitará a esos medios, porque ellos corresponden mejor a las condiciones concretas del bien común y son más conformes con la dignidad de la persona humana.

Hoy, en efecto, como consecuencia de las posibilidades que tiene el Estado para reprimir eficazmente el crimen, haciendo inofensivo a aquél que lo ha cometido sin quitarle definitivamente la posibilidad de redimirse, los casos en los que sea absolutamente necesario suprimir al reo «suceden muy [...] rara vez [...], si es que ya en realidad se dan algunos» (EV 56)

Durante mucho tiempo el recurso a la pena de muerte por parte de la autoridad legítima, después de un debido proceso, fue considerado una respuesta apropiada a la gravedad de algunos delitos y un medio admisible, aunque extremo, para la tutela del bien común.

Hoy está cada vez más viva la conciencia de que la dignidad de la persona no se pierde ni siquiera después de haber cometido crímenes muy graves. Además, se ha extendido una nueva comprensión acerca del sentido de las sanciones penales por parte del Estado. En fin, se han implementado sistemas de detención más eficaces, que garantizan la necesaria defensa de los ciudadanos, pero que, al mismo tiempo, no le quitan al reo la posibilidad de redimirse definitivamente.

Por tanto la Iglesia enseña, a la luz del Evangelio, que «la pena de muerte es inadmisible, porque atenta contra la inviolabilidad y la dignidad de la persona»1, y se compromete con determinación a su abolición en todo el mundo.

Como explicamos en diciembre, la licitud de la pena de muerte puede encontrarse como una enseñanza constante de la Iglesia Católica a lo largo de toda su historia, que se remonta al mismo Evangelio, pues Jesús ante Pilato le recordó que la autoridad para sentenciar a muerte le había sido dada “de lo alto” (Jn 19, 11), y ya en la cruz, San Dimas reconoció que su condena muerte, a diferencia de la de Cristo, era justa y merecida (Lc 23, 41). Recordamos pues, algunos de los ejemplos más notables de reafirmación de esta doctrina infalible.

Haz el bien y recibirás sus alabanzas; de hecho, la autoridad es un ministro de Dios para bien tuyo; pero si haces el mal, teme, pues no en vano lleva la espada; ya que es ministro de Dios para aplicar el castigo al que obra el mal. (Romanos 13, 1-4).

Hay algunas excepciones, sin embargo, a la prohibición de no matar, señaladas por la misma autoridad divina. En estas excepciones quedan comprendidas tanto una ley promulgada por Dios de dar muerte como la orden expresa dada temporalmente a una persona. Pero, en este caso, quien mata no es la persona que presta sus servicios a la autoridad; es como la espada, instrumento en manos de quien la maneja. De ahí que no quebrantaron, ni mucho menos, el precepto de no matarás los hombres que, movidos por Dios, han llevado a cabo guerras, o los que, investidos de pública autoridad, y ateniéndose a su ley, es decir, según el dominio de la razón más justa, han dado muerte a reos de crímenes. (San Agustín. La Ciudad de Dios. Libro I, c. 21)

Pues toda parte se ordena al todo como lo imperfecto a lo perfecto, y por ello cada parte existe naturalmente para el todo. Y por esto vemos que, si fuera necesaria para la salud de todo el cuerpo humano la amputación de algún miembro, por ejemplo, si está podrido y puede inficionar a los demás, tal amputación sería laudable y saludable. Pues bien: cada persona singular se compara a toda la comunidad como la parte al todo; y, por tanto, si un hombre es peligroso a la sociedad y la corrompe por algún pecado, laudable y saludablemente se le quita la vida para la conservación del bien común; pues, como afirma 1Co 5,6, un poco de levadura corrompe a toda la masa. (Santo Tomás de Aquino. Suma Teológica, II-II, q.64, a.2)

Esta clase de pecadores, de quienes se supone que son más perniciosos para los demás que susceptibles de enmienda, la ley divina y humana prescriben su muerte. Esto, sin embargo, lo sentencia el juez, no por odio hacia ellos, sino por el amor de caridad, que antepone el bien público a la vida de una persona privada. (Santo Tomás de Aquino. Suma Teológica, II-II, q.25, a.6, ad 2)

Aun en el caso de que se trate de la ejecución de un condenado a muerte, el Estado no dispone del derecho del individuo a la vida. Entonces está reservado al poder público privar al condenado del «bien» de la vida, en expiación de su falta, después de que, por su crimen, él se ha desposeído de su «derecho» a la vida. (Pío XII, Discurso a los participantes en el I Congreso Internacional de Histopatología del Sistema Nervioso. Los límites morales de los métodos médicos, n. 28, en 13 de septiembre de 1952)

En este horizonte se sitúa también el problema de la pena de muerte, respecto a la cual hay, tanto en la Iglesia como en la sociedad civil, una tendencia progresiva a pedir una aplicación muy limitada e, incluso, su total abolición. El problema se enmarca en la óptica de una justicia penal que sea cada vez más conforme con la dignidad del hombre y por tanto, en último término, con el designio de Dios sobre el hombre y la sociedad. En efecto, la pena que la sociedad impone « tiene como primer efecto el de compensar el desorden introducido por la falta » (CCE 2266). La autoridad pública debe reparar la violación de los derechos personales y sociales mediante la imposición al reo de una adecuada expiación del crimen, como condición para ser readmitido al ejercicio de la propia libertad. De este modo la autoridad alcanza también el objetivo de preservar el orden público y la seguridad de las personas, no sin ofrecer al mismo reo un estímulo y una ayuda para corregirse y enmendarse (cf. CCE 2266). Es evidente que, precisamente para conseguir todas estas finalidades, la medida y la calidad de la pena deben ser valoradas y decididas atentamente, sin que se deba llegar a la medida extrema de la eliminación del reo salvo en casos de absoluta necesidad, es decir, cuando la defensa de la sociedad no sea posible de otro modo. (Juan Pablo II. Carta Encíclica Evangelium Vitae, n. 56, a los obispos, a los sacerdotes y diáconos, a los religiosos y religiosas, a los fieles laicos y a todas las personas de buena voluntad, sobre el valor y el carácter inviolable de la vida humana, 25 de marzo de 1995)

Se ha afirmado que el rechazo a la pena de muerte era también la postura de Juan Pablo II y de Benedicto XVI, sin embargo, valga mencionar que ambos estuvieron directamente involucrados en la última edición del Catecismo de la Iglesia Católica y es notorio como la redacción de este parágrafo refleja fielmente su pensamiento: Particularmente, la cita de la Evangelium Vitae, deja ver que Juan Pablo II tenía el parecer, como un juicio prudencial, opinable, de que en la situación actual del mundo la pena de muerte se había vuelto innecesaria, sin negar por ello que la enseñanza tradicional de la Iglesia admitía el recurso lícito a la pena de muerte. En el primer caso, el papa Juan Pablo II matiza su propia opinión y la somete a los principios perennes de la Iglesia, mientras en el segundo, el papa Francisco pretende modificar la enseñanza de la Iglesia para amoldarla a su propia opinión.

En efecto, esto nos lleva a la verdadera gravedad del asunto. En realidad, la pena de muerte no es un asunto de especial relevancia práctica el dia de hoy. La Ley Moral Natural, bajo la confrmación de la Revelación, afirma como admisible la pena de muerte, y al hacerlo sólo la declara como no prohibida. Así pues, moralmente es permitida la pena de muerte, y cada país puede hacer un juicio prudencial y considerar si la contempla en su legislación penal positiva o no. Hoy en día, la gran mayoría de países prohiben la pena de muerte, así que el juicio de la Iglesia al respecto no parece tener mayores repercusiones.

En realidad, mucho más grave que el juicio sobre la pena de muerte en sí, es el hecho mismo de que un Papa pretenda tener la autoridad para cambiar el Catecismo en contra de lo que la Iglesia siempre ha afirmado y que por lo tanto tiene el carácter de enseñanza infalible. Este modus operandi va absolutamente en contravía de la naturaleza del ministerio papal según lo definido por el Concilio Vaticano I:

Así el Espíritu Santo fue prometido a los sucesores de Pedro, no de manera que ellos pudieran, por revelación suya, dar a conocer alguna nueva doctrina, sino que, por asistencia suya, ellos pudieran guardar santamente y exponer fielmente la revelación transmitida por los Apóstoles, es decir, el depósito de la fe. Ciertamente su apostólica doctrina fue abrazada por todos los venerables padres y reverenciada y seguida por los santos y ortodoxos doctores, ya que ellos sabían muy bien que esta Sede de San Pedro siempre permanece libre de error alguno, según la divina promesa de nuestro Señor y Salvador al príncipe de sus discípulos: «Yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y cuando hayas regresado fortalece a tus hermanos». (CVI, Pastor Aeternus)

Dicho de otro modo, con esta modificación al Catecismo se pretende que la autordidad papal está por encima del contenido de la Fe Católica, y no al servicio de ésta. Si aceptamos que el Papa Francisco afirme que la Iglesia ha estado equivocada sobre la pena de muerte, mañana podría el Papa decir que la Iglesia se ha equivocado sobre el aborto, la homosexualidad, la anticoncepción, el celibato, la ordenación de mujeres etc., que Cristo no es Dios, que no resucitó verdaderamente, que María no era Virgen. Por eso, precisamente, es que el Papa San Pío X, afirmaba que el Modernismo era “el colector de todas las herejías” porque al afirmar que la Fe Católica puede cambiar con el tiempo, se abre la puerta de par en par a negar todos y cada uno de los artículos de Fe.

Leer más...

miércoles, 25 de julio de 2018

Inaudito: El Espectador podría admitir que Profamilia es un negocio de anticoncepción y aborto

Profamilia sangre

El diario El Espectador ha publicado un artículo en el cual evalúan la hipótesis de que la principal organización abortista del país, Profamilia, esté haciendo negocio con la venta y administración de medicamentos anticonceptivos, razón por la cual estarían en oposición a que el Ministerio de Salud regule sus precios. Lo sorprendente no es lo segundo, cosa que hemos afirmado desde los inicios de este proyecto, sino que El Espectador haya sido capaz de admitir tal hipótesis que cuestiona su radical agenda anti-vida.

El Ministerio de Salud ha emprendido una política de control de precios de los medicamentos en la cual ha entrado en conflicto con varias farmacéuticas, y si existe un rubro que para los laboratorios es la gallina de los huevos de oro, es el de los anticonceptivos. En efecto, mientras la inmensa mayoría de los productos farmacéuticos están hechos para una demanda eventual, la anticoncepción convierte en “enfermedad” el funcionamiento natural del cuerpo femenino, haciendo que cada mujer en edad fértil sea una posible compradora todos los meses.

No por nada, Profamilia consiguió vender más de 43.700 millones de pesos en anticonceptivos en 2016, gracias a un acuerdo con Bayer que le permite vender el 70% de los anticonceptivos y abortivos que ellos producen, diez de los cuales son vendidos exclusivamente por Profamilia. Como hemos señalado en otras oportunidades, Profamilia obtiene rédito de absolutamente todos los “servicios” que presta, particularmente la anticoncepción y el aborto, que suman el 56% de sus ingresos.

No se entiende ahora, que El Espectador pretenda darse por sorprendido de que Profamilia se rehúse a perder sus millonarios ingreso por cuenta de la venta de anticonceptivos, cuando ha dado toda clase de muestras de su total afán de lucro. En 2015 pidió por ejemplo, que el Misoprostol dejara de ser un medicamento de control especial, y como si no fuera ya suficiente, en el pasado mes de abril el Movimiento de Católicos Solidaridad encontró que Profamilia, en alianza con la Universidad de los Andes, habían interpuesto una demanda de constitucionalidad para que la Corte autorizara la compraventa de órganos y tejidos de bebés abortados, el mismo negocio de su filial americana Planned Parenthood.

Leer más...

viernes, 13 de julio de 2018

Sábado 14 de Julio: Conferencia sobre Ideología de Género y subversión cultural

5937f8ae-754a-41d5-a026-636f12cb507bEl Movimiento de Católicos –Solidaridad– ofrecerá una conferencia el próximo sábado 14 de Julio sobre Ideología de Género en Bogotá. La Conferencia se titula “La Revolución Silenciosa” y será impartida por Samuel Ángel, director ejecutivo del Movimiento de Católicos Solidaridad y autor del libro “Un Movimiento Católico contra la Ideología de Género y la subversión cultural”.

Con la conferencia se busca desenmascarar “esta perversa ideología que en nombre de la comprensión, el igualitarismo y la inclusión viene quitando libertades y rompiendo la democracia.” El Movimiento de Católicos Solidaridad nació luego de la victoria del NO en el plebiscito del 2 de Octubre de 2016, como forma de rechazo a la implantación del aborto y la Ideología de Género en Colombia que se pretendía con los acuerdos con el grupo terrorista de las FARC.

La conferencia será en las instalaciones de la Zona Pastoral Inmaculada Concepción, en la Calle 29 No. 32-09 (Barrio Acevedo Tejada, Bogotá), el próximo sábado 14 de Julio a las 2:00 PM. Entrada libre, cupos limitados. Mayores informes: 314 520 2141.5937f8ae-754a-41d5-a026-636f12cb507b

Leer más...

martes, 12 de junio de 2018

Carta abierta a Gustavo Petro, por P. Mario García Isaza

Reproducimos el siguiente articulo escrito por el P. Mario García Isaza, formador del seminario arquidiocesano de Ibagué, que nos lo ha enviado personalmente.

Resultado de imagen de mario garcia isazaSeñor: permítame referirme al reciente episodio, cumplido frente a la basílica del Voto Nacional, y en el cual recibió usted la adhesión de Antanas Mockus y de Claudia López. Yo adivino, –usted dirá si es equivocada mi percepción– que las circunstancias con que se desarrolló dicho acto no fueron iniciativa suya, sino de ese personaje pintoresco que ahora lo respalda. Ese acto chocarrero se inscribe perfectamente en el estilo teatral, un tanto rufianesco, que lo ha caracterizado; el mismo con que pretendía convertir en acto de autoridad ante sus alumnos un gesto de impúdico exhibicionismo; el que le sirvió para mostrar su desdén frente al matrimonio al celebrar el suyo con tintes circenses y sobre un paquidermo; el mismo con que, en irrespetuosa patanería, le lanzó un vaso de agua en el rostro a quien controvertía sus ideas. ¡Ese es él: el estilo es el hombre!

Pero, doctor Petro, ¡ qué equivocación fatal, la suya, al prestarse a semejante bufonada! Quiero decirle que, más allá de la ridiculez de la escena, para nosotros, los católicos, y seguramente para muchos que, sin serlo, guardan una pizca de buen sentido y de respeto, lo hecho por ustedes es una ofensa, un premeditado insulto a valores que profesamos y a cosas que veneramos. El Decálogo que Moisés recibió grabado en piedra es la revelación de normas y principios que orientan nuestro comportamiento privado y nuestras relaciones con Dios y con los demás. Posar, como lo hicieron, de nuevos portadores de mandamientos para usted, esculpidos en piedra como la Ley del Sinaí; mostrar, en una especie de estola, una frase que pertenece a la liturgia eucarística; escoger, para la escena histriónica precisamente el día del Sagrado Corazón y casi el atrio del templo que recuerda la consagración de Colombia a ese Corazón Sacratísimo, todo eso, no me diga usted que no obedece a un propósito perverso. ¿O es usted tan ingenuo y majagranzas que no se percató de esa intención? No lo creo, usted es sagaz.

Es bueno que sepa, doctor Petro, que con lo que hicieron sus nuevos seguidores, mendicantes de un respaldo que Colombia les ha negado, a nosotros nos han quedado dos cosas perfectamente claras. La primera, su absoluta incoherencia y su disposición a firmar, con el fin de granjearse adeptos, unos compromisos diametralmente opuestos a lo que había afirmado y propuesto durante toda su campaña; imposible confiar en quien tan fácilmente se desdice y negocia sus convicciones. Y la segunda : que jamás podríamos cohonestar o apoyar con nuestro voto a una persona como usted, que en tal forma pisotea los valores morales y religiosos de la comunidad. Si nos faltaba algún argumento para no votar nunca por sus programas, usted y su grotesco moisés nos lo han proporcionado.

Probablemente a usted, doctor Petro, no le importe lo que voy a asegurarle : que oro por usted, y oro para que el Dios de Colombia nos ayude a preservar lo que nos queda de convicciones y principios cristianos.

Mario García Isaza

c.c. 41079

Leer más...

miércoles, 6 de junio de 2018

Filósofo pro-pedofilia, pro-zoofilia y pro-infanticidio apoya la candidatura de Gustavo Petro

peter-singer-1-900x485Según informan los medios de comunicación, el filósofo Peter Singer, padre del movimiento animalista, y defensor abierto de la pedofilia, la zoofilia y el infanticidio, ha publicado una carta en la que expresa su apoyo a la candidatura del ex-guerrillero Gustavo Petro Urrego. Peter Singer acuñó el concepto de “seres sintientes”, como una categoría que reúne a todas las especies animales, para abogar por que se le reconozca a los animales los mismos derechos que los humanos, mientras se niega tales derechos a los niños de menor edad.

La filosofía de Singer es una exacerbación del utilitarismo de Jeremy Bentham. Según la escuela utilitaria, todas las categorías morales son reducibles al placer y el dolor. Dice Singer: “El dolor es malo, y cantidades similares de dolor son igualmente malas, sin que importe a quien le pueda doler […] Por el contrario, el placer y la felicidad son buenos sin importar de quién pueda provenir el placer y la felicidad”. Esta identificación placer=bueno, dolor=malo, conduce inevitablemente a la aniquillación de la moralidad humana, pues la reduce a realidades absolutamente subjetivas, haciendo que el bien y el mal queden vacíos de significado.

Pero además, al hacer del placer y el dolor los ejes de toda moralidad, no sólo se la vacía, sino que de paso, se la deshumaniza. En efecto, al reducir el bien y mal a placer y dolor se reduce la moralidad a los meros impuslos animales, y se niega toda distinción entre el comportamiento humano y el de cualquier otra especie animal. De ahí que para Singer, un animal adulto de cualquier especie es considerado moralmente superior a un ser humano discapacitado o un niño recién nacido.

Usted escribió en Ética práctica que ‘matar a un chimpancé es peor que matar a un ser humano que, debido a una discapacidad intelectual congénita, no es ni podrá ser nunca una persona’.

Singer: Tenemos que estar seguros de que se trata de gente realmente discapacitada intelectualmente, así que si el niño no está ni capacitado para reconocer a otra gente, ni para establecer relaciones sociales, ni para disfrutar de su vida, mientras que el chimpancé sí tiene una vida más rica y compleja que ese ser humano gravemente discapacitado, entonces creo que hay menos pérdida en matar a ese humano que en matar al chimpancé.

Siguiendo con la misma línea de razonamiento, Singer ha afirmado no tener “tabúes morales” cuando se le ha preguntado sobre su postura frente a la pederastia. También ha dado su aprobación para la práctica del bestialismo. Sin embargo, su aberrante radicalismo, lejos de presentarle un obstáculo en su carrera, le ha impulsado a convertirse en profesor de “ética” de algunas de las mejores universidades de los Estados Unidos.

Esta es la carta que han publicado varios medios de comunicación:

Gustavo Petro es un político comprometido con el fomento del trato ético de los animales. Y sé que esto no se queda solo en palabras, pues ya como Alcalde de Bogotá contribuyó a detener formas de crueldad contra los animales, prácticas que han causado un gran sufrimiento. Ahora tiene un programa para Colombia en el que los animales se consideran seres sintientes que merecen un trato digno. En sus leyes fundamentales, toda la Unión Europea reconoce hoy a los animales como seres sintientes. La ley colombiana también lo hace, pero todavía permite formas de entretenimiento en las que se usa a los animales y se les causa un enorme sufrimiento.

El programa de Petro aspira a detener esto. Se trata de un cambio informado que deben respaldar todos aquellos a quienes les importan los animales. Las personas que se preocupan de tal forma por los animales también se preocupan por los seres humanos. Yo apoyo la candidatura de Petro, pues su idea de la igualdad incluye no solo a todos los ciudadanos de Colombia, sino también a los animales.

Leer más...

lunes, 28 de mayo de 2018

Editorial: Cristo es Rey

Las elecciones no son tan importantes. Así es, parece un contrasentido con todo lo que hemos venido afirmando a lo largo de los últimos dos años, pero quien recuerde nuestro editorial el 11 de marzo pasado, entenderá a qué nos referimos. No se trata de que neguemos que haya candidatos que defiendan la aplicación de los acuerdos con las FARC, autopista directa al socialismo del siglo XXI. No se trata de que ignoremos que hay candidatos que prometen un impulso a la agenda LGBT en todo nivel. Se trata de que no olvidemos que Cristo es Rey, un Rey que vendrá a hacer justicia, y a dar su paga a los malvados.

Tener esto presente nos libra de la angustia y la desesperanza. Puede que el Comunismo gane en estas elecciones, puede que los inmorales se alcen en el poder, puede que la perversión se difunda desde todos los organismos del Estado. Al final, Cristo los barrerá de la faz de la Tierra de un soplo, mostrando a toda la creación que Él es quien gobierna sobre todo, y que nada sirven los poderes del hombre contra la majestad de Dios.

Así pues, cuando votamos no podemos dejarnos llevar por el miedo, la rabia o el odio. Nuestra salvación como Nación no depende de la victoria o derrota de tal o cual candidato, y duele mucho ver a los católicos enfrentándose y enemistándose entre sí por apoyar candidatos que, sin excepción, comparten todos una ideología abiertamente anti-cristiana, aunque la disimulen en tiempo de campaña electoral. Cristo es Rey, y ni el Comunismo de Petro, ni el Progresismo de Duque, ni la Ideología gay de Fajardo, serán tan graves como para que ensuciemos nuestra conciencia colaborando con el mal, movidos por el miedo.

Cristo es Rey, y es el único Rey a quien debemos nuestra lealtad desde la conciencia. Por eso, cada vez que vayamos a las urnas, aún más que nuestros temores sobre el futuro del país, que sea nuestra conciencia limpia ante Cristo lo que decida nuestro voto.

Leer más...

sábado, 19 de mayo de 2018

El Espectador y Semana en defensa del aborto libre y la cosecha de órganos fetales

c6e12-corte-constituciozncxEl Espectador y Semana han emprendido una campaña de matoneo mediático, tan habitual en ellos, contra la magistrada de la Corte Constitucional Cristina Pardo Schlesinger. La razón: la magistrada es ponente frente a una tutela por la negación de la práctica de un aborto tardío, y ha cometido la, según la prensa radical, desfachatez, de evaluar con seriedad los argumentos presentados por las entidades de salud para negarse a la práctica de los abortos en el último trimestre del embarazo.

Se considera aborto tardío a los realizados después de la semana 20 de gestación, es decir entre los 5 y los 9 meses del embarazo. Tradicionalmente en la medicina se indicaba que el aborto podía realizarse sólo hasta la semana 20, y después de esta semana ya se comenzaba a considerar un parto prematuro. La razón: entre las 20 y 24 semanas se encuentra el momento en que el niño se hace capaz de sobrevivir a la vida extrauterina. Si bien el desarrollo del menor sigue muy incompleto y las tasas de supervivencia no son altas, hay casos suficientes que demuestran tal posibilidad. Además, el grado de desarrollo en que se encuentra el niño por nacer luego de la semana 20 hace que la técnica empleada para poner fin a su vida sea completamente distinta y considerablemente más peligrosa para la vida y la salud de la mujer.

En Colombia, la Corte Constitucional fue ampliando la cobertura del aborto, hasta que en la sentencia T-388 de 2009 avaló la práctica de un aborto por “cesárea” (el niño nació vivo y fue muerto después) con la excusa de que ni la Corte ni el legislador habían establecido límite temporal para la práctica del aborto, y por lo tanto éste podía realizarse hasta el noveno mes (e incluso posparto, como se deduce de la sentencia). A partir de esta sentencia, de los magistrados Humberto Sierra Porto y Luis Ernesto Vargas, varias EPS e IPS fueron sancionadas por haber negado la práctica del aborto en un estado avanzado del embarazo, aduciendo, razonablemente, la incapacidad técnica para realizar tal práctica sin poner en riesgo la vida de la madre. En efecto, si la excusa para despenalizar el aborto era acabar con los “abortos inseguros” ¿por qué estarían obligadas las instituciones de salud a incurrir en las mismas inseguridades propias de los establecimientos ilegales?

En Estados Unidos hay un fuerte movimiento en favor de prohibir los abortos a partir de la semana 20, basado en el reciente descubrimiento de que hacia ese momento es posible evidenciar que el menor en el útero es plenamente capaz de sentir dolor. Un proyecto de ley en este sentido fue tramitado hace poco en el Congreso de los Estados Unidos, pero fue rechazado por la administración Obama que anunció su veto a la iniciativa. Poco después se supo una de las razones más poderosas de la multinacional abortista Planned Parenthood para oponerse a la iniciativa: Planned Parenthood estaba instruyendo a su personal que atrasaran la práctica de los abortos para poder cosechar órganos y tejidos fetales en un estado más avanzado de desarrollo.

No parece pues coincidencia que a los medios liberales les haya saltado las alarmas la posibilidad de restringir la práctica de los abortos tardíos, justo cuando hay una demanda de inconstitucionalidad interpuesta por la Universidad de los Andes, que pretende la legalización del tráfico y uso investigativo de los tejidos y órganos extraídos de los bebés abortados. Precisamente, hace unas semanas una investigación del Movimiento de Católicos de Colombia –Solidaridad– encontró múltiples nexos entre la Universidad de los Andes y Profamilia, la principal organización abortista en Colombia, con lo cual se reafirma la sospecha de que es el mero interés financiero de la industria del aborto quien mueve los hilos de todo este entramado en contra de la vida humana.

Leer más...

martes, 15 de mayo de 2018

Respetuoso y filial pedido de los católicos a la Conferencia Episcopal: ¡Entreguen a Santrich!

CEC

Frente a la protección a Jesús Santrich por parte de la Conferencia Episcopal de Colombia, respetuoso y filial pedido de los católicos:

¡paren de favorecer a las FARC!

La acogida proporcionada por la Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal en la sede de "Caminos de Libertad" al cabecilla de las FARC Jesús Santrich, ha escandalizado país, al mundo entero y aun a altos prelados de la Santa Iglesia.

Santrich fue capturado por la Fiscalía hace más de un mes para que responda por el grueso expediente de pruebas que lo incriminan - a él y a otros cabecillas de las FARC – por el millonario tráfico de cocaína hacia los Estados Unidos.

Alega la CEC, a través de su Secretaría de Comunicación, que se trata de un acto de humanidad, criticando a quienes objetan el cuestionable gesto calificándolos como dañinos para la unidad de la Iglesia.

En realidad, la acogida protectora a Santrich ha sido un gesto más de apoyo con que la izquierda católica compromete el prestigio moral de la Iglesia presionando a los fieles para que acepten las graves concesiones al comunismo plasmadas en el Acuerdo Final con las FARC.

Si fuese un sentimiento humanitario verdadero estos altos jerarcas se conmoverían también con el sufrimiento de las víctimas de la guerrilla y con la persecución a los militares patriotas por parte de la justicia politizada, como fue el caso el coronel Hernán Mejía, víctima de un doloroso cáncer que padeció mientras pagaba injusta prisión.

El Presidente Santos, por su parte, también amordazó los poderes del Estado para utilizarlos en la aparente legitimación de este nefasto Acuerdo, no teniendo escrúpulos en irrespetar el resultado del Plebiscito del 2 de octubre de 2016.

Estas victorias de las FARC no habrían sido posibles sin el apoyo constante de altos prelados pues así se impidió una reacción efectiva a las conquistas comunistas que el gobierno Santos les concedió bajo el falso interés de la paz.

Hoy, el País se ve encadenado por un paquete de medidas legislativas, aprobadas irregularmente vía Fast Track, que cambian radicalmente nuestro orden jurídico y le conceden a las FARC plena impunidad por sus crímenes, incluyendo los de lesa humanidad y otorgándoles grandes privilegios políticos. Peor aún, estamos "ad portas" de que se coloque a la Colombia tradicional y la misma Iglesia en el banquillo de los acusados de la nueva Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición, pseudo tribunal instalado ad hoc para transformar a las víctimas de las FARC en victimarios como sucedió con Pol Pot en la Camboya de los años 70.

Alrededor de 33 o 36 comisiones supra estatales impondrán, en la práctica, la instauración del comunismo en todos los campos de la sociedad colombiana, impulsando a la Nación por procesos en los que no se salva la propiedad privada ni la familia, ni la libertad, ni siquiera el propio Estado.

Los actos delictivos de Jesús Santrich dejan al descubierto que las FARC continúan delinquiendo, que nunca tuvieron intención de cumplir con sus compromisos en el Acuerdo Final.

Consolidando todas las formas de lucha –legales e ilegales– y habiendo conquistado el nuevo y ventajoso frente político, las FARC se apresuran a rearticular el frente de guerra bajo el ropaje mal disimulado de bandas delictivas o disidencias, existiendo ya un contingente de alrededor de dos mil guerrilleros armados que buscan transformar a Colombia en una narco-república cuya inmensa fortuna es usada para desequilibrar el actual proceso electoral financiando candidatos que les permitiría hacerse del poder por encomienda.

En ese marco, ¿qué hacen esos sectores de la Conferencia Episcopal protegiendo a este criminal y delincuente pedido en extradición para que rinda cuenta por sus delitos, ya no de sus incontables crímenes, sino de los nuevos comprobados después de la firma del Acuerdo Final?

¿Mero acto de humanidad o complicidad con las metas comunistas y anti-cristianas?

Para esperanza de los colombianos de bien comienzan a oírse voces disonantes de valientes prelados que califican esta acogida como seriamente cuestionable jurídica y moralmente.

Es a estos Pastores que dirigimos nuestras súplicas, para que hagan oír sus voces hasta lograr un clamor que salve la Patria del comunismo "intrínsecamente perverso" como lo calificase Pío XI, para que se siga defendiendo a la Santa Iglesia humillada por la conducta de estos prelados, descalificándola frente al rebaño.

Suplicamos que esa santa resistencia sea acompañada por la convocación de los fieles a recitar Rosarios públicos por Colombia, pues sólo así se podrá salvar la Nación retomando las vías de la Civilización Cristiana bajo la protección del Sagrado Corazón de Jesús a cuyos pies fue consagrada. Si se procede así, esa valentía será registrada por la historia en páginas de oro como un hecho memorable.

Medellín, 13 de mayo de 2018

Leer más...

miércoles, 9 de mayo de 2018

Doctrina Social de la Iglesia vs. “Doctrina Marxista de la Iglesia”

marx680En Febrero pasado quedamos perplejos con el exabrupto de Mons. Marcelo Sánchez Sorondo, Canciller de la Pontificia Academia para las Ciencias, y artífice del ingreso de la Santa Sede en el movimiento global en favor del control demográfico, quien en una entrevista para Andrés Beltramo, del Vatican Insider dijo “en este momento, los que mejor realizan la doctrina social de la Iglesia son los chinos”. Al poco tiempo veíamos cómo se enardecía la persecución del gobierno comunista chino en contra de los fieles católicos, destruyendo iglesias y prohibiendo la presencia de los menores de edad en oficios religiosos.

Luego de tal despropósito, se entienda que el alma se insensibilice un poco, y la sorpresa haya sido menor ahora que el Cardenal Reinhard Marx ha dicho que “Sin Karl Marx no habría habido Doctrina Social de la Iglesia”.No contento con eso, el arzobispo de Munich y presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, y además miembro del Grupo de Nueve cardenales que dirigen la Reforma de la Iglesia según el programa del Papa Francisco, ha alabado el Manifiesto del Partido Comunista y El Capital, y dicho que “Todos estamos sobre los hombros de Karl Marx”. Como si fuera poco, L’Osservatore Romano, el diario oficial de La Santa Sede, salió a respaldar al Cardenal y en su edición diaria en Italiano del 6 de mayo de 2018 publicó un artículo titulado “Marx a contraluz” en el que dice “La doctrina social católica tiene una importante deuda de gratitud hacia el padre de la doctrina marxista”.

Así las cosas, hay suficientes elementos para afirmar que entre las altas jerarquías católicas hay importantes personalidades que están convencidos que la Doctrina Social de la Iglesia Católica, no es más que la apropiación desde la Fe, de la ideología del comunismo marxista. Podría parecer que estamos haciendo una identidad que no se desprende de las declaraciones del cardenal, pero si por un lado la identidad que afirma el cardenal aleman corresponde al plano de la formulación teórica, la que plantea el obispo argentino va en la dirección contraria y corresponde a la aplicación práctica. De ahí que estén cubiertos todos los flancos, y si un par de ideas coinciden tanto en su formulación teórica como en su aplicación práctica, hemos de pensar que se trata de exactamente la misma cosa.

¡Qué lejos estamos de aquellos tiempos en que los Papas condenaban el Comunismo de forma abierta y directa! Veamos algunos de estos ejemplos, traídos precisamente de documentos que pertenecen al corpus de la llamada Doctrina Social de la Iglesia:

Pero tampoco ignoráis, Venerables Hermanos, que los principales autores de esta tan abominable intriga, no se proponen otra cosa que impulsar a los pueblos, agitados ya con todo viento de perversas doctrinas, al trastorno de todo orden humano de las cosas, y a entregarlos a los nefandos sistemas del nuevo Socialismo y Comunismo. Saben muy bien y lo han comprobado con la larga experiencia de muchos siglos, que ninguna transigencia pueden esperar de la Iglesia Católica, que en la custodia del depósito de la divina Revelación, no permitirá que se le sustraiga un ápice de las verdades de fe propuestas, ni que se le añadan las invenciones de los hombres. Por lo mismo han formado ellos el designio de atraer a los pueblos de Italia a sus opiniones y conventículos protestantes en que, engañosamente les dicen una y otra vez para seducirlos que no deben ver en ello más que una forma diferente de la misma Religión cristiana verdadera, en que lo mismo que la Iglesia Católica se puede agradar a Dios. (Pío IX. Encíclica Noscitis et Nobiscum, 8 de diciembre de 1849)

Desde el inicio de Nuestro pontificado, Nos advertimos para los peligros que por este concepto corría la sociedad civil y pensamos que era Nuestro deber de advertir públicamente a los católicos de los profundos errores que se encubren en las doctrinas del socialismo y de los peligros que de ellas se derivan, no sólo a los bienes externos, sino también a la probidad de las costumbres y la religión. Con este objeto dirigimos la Carta Encíclica Quod Apostolici muneris el 28 de diciembre de 1878.
Pero aumentando día a día la gravedad de estos peligros con detrimento de los intereses privados y públicos, Nos con solicitud acudimos a remediarlo, escribiendo al efecto la Encíclica Rerum Novarum el 15 de Mayo de 1891, en la que tratamos ampliamente de los derechos y deberes, con que las dos clases de ciudadanos, los que aportan el capital y los que aportan el trabajo, deben convenir entre sí. Nos indicamos al mismo tiempo; conforme los preceptos del Evangelio, los remedios que nos han parecido más oportunos, para defensa de la causa de la justicia y de la religión, y dirimir todo conflicto entre las clases de la sociedad. (León XIII, Encíclica Graves de Communi, de 18 de enero de 1901)

Aunque los socialistas, abusando del mismo Evangelio para engañar a los incautos, tengan la costumbre de torcerlo según sus intenciones, con todo, es tanta la diferencia entre sus perversas opiniones de la purísima doctrina de Cristo, que no se puede imaginar una mayor. “Porque ¿qué asociación puede haber entre la justicia y la iniquidad? ¿Y qué consorcio entre la luz con las tinieblas? (2 Cor 6,14). (León XIII. Encíclica Quod Apostolici Muneris, de 28 de diciembre de 1878)

No Nos parece necesario repetir ahora los argumentos que prueban hasta la evidencia lo absurdo del socialismo y de otros semejantes errores. Ya lo hizo sapientísimamente León XIII Nuestro Predecesor, en memorables Encíclicas; y vosotros, Venerables Hermanos, cuidaréis con vuestra diligencia de que tan importantes enseñanzas no caigan en el olvido, sino que sean sabiamente ilustradas e inculcadas, según la necesidad lo requiera, en las asambleas y reuniones de los católicos, en la predicación sagrada y en las publicaciones católicas. (Benedicto XV. Encíclica Ad Beatissimi Apostolorum, 1 de novembro de 1914)

Aun cuando el socialismo, como todos los errores, tiene en sí algo de verdadero (cosa que jamás han negado los Sumos Pontífices), se funda sobre una doctrina de la sociedad humana propia suya, opuesta al verdadero cristianismo. Socialismo religioso, socialismo cristiano, implican términos contradictorios: nadie puede ser a la vez buen católico y verdadero socialista. (Pío XI. Encíclica Quadragesimo anno, n. 120, 15 de mayo de 1931)

El Sumo Pontífice [Pío XI] manifiesta además que la oposición entre el comunismo y el cristianismo es radical. Y añade qué los católicos no pueden aprobar en modo alguno la doctrina del socialismo moderado. En primer lugar, porque la concepción socialista del mundo limita la vida social del hombre dentro del marco temporal, y considera, por tanto, como supremo objetivo de la sociedad civil el bienestar puramente material; y en segundo término, porque, al proponer como meta exclusiva de la organización social de la convivencia humana la producción de bienes materiales, limita extraordinariamente la libertad, olvidando la genuina noción de autoridad social. (Juan XXIII. Encíclica Mater et Magistra, n. 34, 15 de mayo del año 1961)

Y podríamos continuar citando hasta el cansancio más condenas explícitas por parte del magisterio apostólico hacia el Socialismo y el Comunismo y estar seguros de no haber acabado. Sería injusto decir que la Doctrina Social de la Iglesia se ha desarrollado precisamente en oposición al Comunismo, un error debido a la pretensión de restringir el concepto de “Doctrina Social de la Iglesia” al magisterio posterior a la Rerum Novarum de León XIII. Precisamente, la lectura de la Rerum Novarum es bastante transparente en señalar los fundamentos doctrinales en que se basa la respuesta de la Iglesia a “las cosas nuevas”.

Claramente, lo que pretenden algunos obispos de la alta curia vaticana es vender como “Doctrina Social de la Iglesia” algo que es justamente su contrario, su negación, su negativo. Sin embargo, hay que reconocer que esto no es cosa absolutamente nueva y salida de la nada: Se trata de la misma pretensión que tuvo ese movimiento de los años 70 llamado “Teología de la Liberación” que pretendía revestir la doctrina marxista de ropajes religiosos y así vender como Cristianismo lo que no era más que la atea lucha de clases. Las declaraciones de los altas jerarcas sólo vienen a evidenciar que lejos de desaparecer en tiempos de Juan Pablo II, la Teología de la Liberación se limitó a agachar la cabeza y esperar disimuladamente a que pasaran los pontificados conservadores para volver a reaparecer bajo el Papa Francisco.

En efecto, puede verse cómo muchas instituciones de la Iglesia ligadas a la “Pastoral Social”, aún sin entrar en definiciones explícitas o invocaciones abiertas a la Teología de la Liberación sino refiriéndose a la llamada “Doctrina Social de la Iglesia”, a menudo han terminado apoyando o colaborarno en agendas políticas de origen claramente marxista. Por eso no podemos menos que llamar la atención sobre el grave problema que representa el “Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia”, publicado por el Pontificio Consejo Justicia y Paz en tiempos de Juan Pablo II. Contrario a lo que se cree, el Compendio no es un documento magisterial, sino que cada una de las afirmaciones contenidas en el mismo tiene un valor magisterial distinto, relativo a aquel documento de donde el Compendio las esté citando. Así, en el Compendio aparecen desde afirmaciones que pertenecen al magisterio infalible de la Iglesia, hasta aseveraciones coyunturales y abiertamente opinables, e incluso algunas que resultan hasta contradictorias de la enseñanza de los Papas.

En el fondo, el grave problema detrás de este documento, ha sido un progresivo abandono de los fundamentos magisteriales de carácter más metafísico de la Doctrina Social de la Iglesia; justamente aquellos fundamentos tan explícitamente recordados en el corpus magisterial de León XIII, pero que han ido quedando fuera al excluir de la “Doctrina Social de la Iglesia” todos los pronunciamientos de carácter abiertamente social anteriores a la Rerum Novarum. De este modo, cuestiones como el fundamento metafísico de la autoridad política, el Derecho Natural, la justicia consuetudinaria, la constitución cristiana de los Estados y la Realeza Social de Nuestro Señor Jesucristo, han ido quedando por fuera, dejando a la “Doctrina Social de la Iglesia” como un edificio sin cimientos al que cada viento que sople por parte del Mundo lo arrastra de un lado a otro. Por eso es que pueden venir personalidades del episcopado a plantear una identidad entre la Doctrina Social de la Iglesia y su principal contradictor histórico, porque desprovista de sus fundamentos metafísicos, la Doctrina Social de la Iglesia queda reducida a una serie de conceptos que suenan bien, pero que carecen de significado propio.

Leer más...

viernes, 4 de mayo de 2018

45 ciudades marcharán este sábado por el Derecho a la Vida en Colombia

screenshot-marcha.unidosporlavida.com 2018.05.03 23-35-4845 ciudades a lo largo y ancho del territorio nacional marcharán este sábado 5 de mayo para reclamar el respeto por el Derecho a la Vida en Colombia, como parte de la XII Marcha Nacional por el Derecho a la Vida que organiza la plataforma Unidos por la Vida. La marcha se viene haciendo cada año desde el 2006, cuando la Corte Constitucional resolvió despenalizar el aborto en Colombia, en la sentencia C-355 de 2006, abriendo la puerta al asesinato legal de los niños en el vientre de sus madres.

La marcha se propone reclamar el respeto por la vida humana desde la concepción hasta la muerte natural, pidiendo a la Corte Constitucional la anulación de las sentencias que despenalizan y promueven la práctica del aborto, así como de la eutanasia, especialmente la reciente legalización de la eutanasia en menores de edad. De igual forma, se reclama al Ministerio de Salud que no ignore los comentarios y observaciones que miles de colombianos han hecho en contra del decreto con el que pretende reglamentar la eutanasia para menores de edad.

De igual forma, se reclama al gobierno nacional la protección para la familia natural, conformada por el vínculo entre un hombre y una mujer con el propósito de procrear y educar a los hijos según los principios y las convicciones que los padres elijan, y que no haya impunidad para los abortos forzados y demas actos de violencia sexual cometidos por los grupos al margen de la ley.

A continuación el listado completo de las ciudades en las que se realizará la marcha, con sus respectivos horarios y puntos de encuentro:

Leer más...

miércoles, 2 de mayo de 2018

Alfie Evans recibió cuatro drogas distintas antes de morir, informan medios italianos.

23622033_1256249157854246_7828175545408852343_n.0LIVERPOOL, 1 de Mayo de 2018 (LifeSiteNews) – Medios italianos informan que el pequeño Alfie Evans murió apenas unas horas después de haber recibido cuatro drogas diferentes por parte de una enfermera en el Alder Hey Hospital. La información según la cual Alfie recibió cuatro inyecciones distintas también fue recibida por LifeSiteNews desde dos fuentes diferentes cercanas a la familia Evans.

Alfie Evans murió en el hospital infantil  Alder Hey de Liverpool en la madrugada del sábado a las 2:30AM. Según el periódico italiano La Nuova Bussola Quotidiana, una enfermera entró en el cubículo del niño luego de que se padre Tom había sido llamado aparte y le dió al niño cuatro drogas. Una fuente cercana a la familia dijo a LifeSiteNewa que esas inyecciones fueron administradas a Alfie luego de que Tom fuera llamado a una inusual reunión de medianoche con el hospital. El niño murió dos horas después.

Todavía permanece poco claro por qué le fueron administradas tales inyecciones. La familia Evans no respondó a la solicitud de LifeSiteNews sobre comentar la cuestión.

Asesores médicos dijeron a LifeSiteNews que no pueden entender por qué el niño habría recibido cuatro drogas diferentes. Una o dos drogas podrían haberse explicado como un intento de sedar al niño o administrar analgésicos, si él estuviera sufriendo. Cuatro, sin embargo, resulta misterioso. Recomiendan un examen independiente de toxicología.

Los médicos del hospital Alder Hey habían previamente advertido a la familia Evans en un documento legal cómo pensaban usar un coctél de drogas que incluía Midazolam y Fentanyl como parte del “plan para el fin de vida” de Alfie. Los efectos colaterales de las drogas incluyen depresión respiratoria. Tom Evans lo calificó como un “plan de ejecución” para su hijo.

En la noche del lunes 23 de abril, a Alfie le retiraron repentinamente la ventilación y sus tubos de soporte vital. Había estado conectado al oxígeno por 15 meses, y estaba desacostumbrado a respirar por su propia cuenta. También tenía un infección de pulmón que habría requerido antibióticos para sanar. De todas formas, él pudo respirar de forma independiente y continuó haciéndolo por más de 100 horas.

Tom Evans argumentó que la orden judicial que ordenaba la extubación de Alfie no se entendía a retirarle al niño el oxígeno y la nutrición, y al niño se le permitió bajos niveles de oxígeno, y, luego de 36 horas sin nutrirse, se le alimentó.

La Nuova Bussola afirma que a Alfie se le concedió más soporte vital a cambio de la promesa de su padre Tom de no volver a hablar ante la prensa.

El día anterior a la muerte de Alfie, Tom Evans leyó a la prensa afuera del hospital lo que ahora muchos llaman una “carta de rehén”. En lo que parece una declaración forzada, Tom leyó una carta pidiendo a todos los manifestantes que apoyaban a Alfie a volver a casa y seguir con sus vidas. Agradeció al personal del hospital por haber cuidado de Alfie, aún cuando apenas unas horas antes había tratado de que fueran acusados de conspiración para matar a su hijo. También alabó al personal del hospital por su dignidad y profesionalismo, aún cuando el día anterior dijo que estaban tratando a su hijo peor que un animal y sentía que lo tuvieran en prisión.

“Para silenciar a la prensa, el diario prometió a Thomas más oxígeno y soporte vital para su hijo”, continuó Benedetta Frigerio. “Dos horas antes de la muerte, la satuaración de oxígeno de Alfie estaba alrededor de 98 y los latidos del corazón alrededor de 160, por lo que Thomas estaba convencido de que se le permitiría volver a casa (tal y como la administración del hospital le había dicho en la tarde del viernes).”

Sin embargo, se afirma que la salud del niño decayó rápidamente luego de que la enfermera le administró las cuatro inyecciones.

“Antes de morir, cuando Tom estaba lejos por un momento, dejando a Kate (la madre de Alfie) medio dormida y a otro pariente en el cuarto, una enfermera entró y explicó que le daría al niño cuatro drogas (nadie sabe cuáles) para tratarlo,” escribió Frigerio.

Ella continuó: “Luego de 30 minutos, la saturación de oxígeno había caído a 15. A las dos horas, Alfie estaba muerto.”

La periodista de La Nuova Bussola, quien estuvo involucrada en lograr el encuentro entre Tom Evans y el Papa Francisco, observó que no puede estar segura de que la vida de Alfie terminó sólo porque se le removió el soporte vital.

Leer más...

lunes, 30 de abril de 2018

Gira Nacional de Agustín Laje y Nicolás Márquez “desenmascarando la Ideología de género”

0dc4af04-3f11-4d83-9403-f49ccd958a05Entre el 1 y el 9 de mayo, Agustín Laje y Nicolás Márquez, autores de “El libro negro de la nueva izquierda” estarán de gira por Colombia, organizada por el Movimiento de Católicos Solidaridad. La edición colombiana de El Libro Negro de la Nueva Izquierda, escrito por Agustín Laje y Nicolás Márquez, con prólogo de Samuel Ángel, desenmascara el trasfondo marxista de la Ideología de Género, con el propósito de demostrar que la Ideología de género no es más que una evolución del Comunismo.

La gira comienza con dos conferencias en Bogotá. El 1 de mayo, festivo, habrá una presentación a las 9:15 AM en el Cinemark Floresta (Avenida Carrera 68 No. 90 – 88) y el 2 de mayo a las 6:00 PM será en el auditorio de la Sociedad Bolivariana (Calle 20 No, 5 E – 17). El valor de la entrada es de $ 20.000 y se pueden adquirir comunicándose al 314 520 2141.

De Bogotá, los conferencistas harán un recorrido por la Costa Atlántica. Estarán en Cartagena el 4 de Mayo, en Barranquila el 5 y en Santa Marta el 6 de mayo. Posteriormente estarán el 7 de mayo en Cali, el 8 de mayo en Bucaramanga y el 9 de mayo en Ibagué. Los cupos son limitados, por lo que conviene que quienes estén interesados en asistir, se comuniquen al 314 520 2141 para reservar sus entradas.

Leer más...

viernes, 27 de abril de 2018

Conozca lo que piensan los candidatos a presidente sobre aborto, eutanasia, agenda LGBT y más

2009-11-10. JULIO CESAR GONZALEZ QUICENO MAS CONOCIDO COMO MATADOR. PIC106147Presentamos el resultado de nuestro seguimiento a las posturas de los candidatos a la presidencia de le República por el periodo 2018-2022. Siguiendo la misma metodología que con las elecciones al Congreso, hemos evaluado a los candidatos en su postura sobre el aborto, la eutanasia, las uniones homosexuales, la adopción homsoexual, la Ideología de género, el alquiler de vientres, el laicismo y los acuerdos con las FARC. Al hacer clic sobre el nombre del candidato se podrá ver la información completa del candidato, incluyendo los links con las fuentes de la información.

Estos son los criterios de evaluación que utilizamos:

Aborto: ¿Considera que se han de mantener o ampliar las causales de despenalización del aborto según la sentencia de la Corte Constitucional C-355 de 2006, o al menos alguna de ellas?

Eutanasia: ¿Considera que se ha de mantener la despenalización de la eutanasia y la asistencia al suicidio según la sentencia de la Corte Constitucional C-239 de 1994?

Uniones Homosexuales: ¿Considera que se debe mantener el “matrimonio civil” entre personas del mismo sexo, o algún tipo de unión civil a las parejas del mismo sexo, que las considere legalmente como familia?

Adopción Homosexual: ¿Considera que se ha de mantener la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo?

Ideología de Género: ¿Considera que el Estado ha de registrar y reconocer la “identidad de género” y el “sexo autopercibido” en lugar del sexo biológico, y enseñar a nivel educativo la igualdad moral entre la homosexualidad y la heterosexualidad así como la diversidad sexual y la “fluidez de género”?

Alquiler de Vientres: ¿Está de acuerdo con la legalización y reglamentación de la práctica de maternidad subrogada o alquiler de vientres?

Laicismo: ¿Considera que las personas creyentes deberían limitarse a emplear exclusivamente razonamientos de carácter secular a la hora de participar en la vida política o servir como funcionarios públicos?

Acuerdos con las FARC: ¿Considera que se han de implementar los acuerdos firmados entre el gobierno de Juan Manuel Santos y el grupo terrorista FARC?

Al hacer clic en un registro, podrán ver la información completa del candidato incluyendo, en algunos casos, la fuente en donde encontramos consignada la postura del candidato al respecto.

Leer más...

jueves, 26 de abril de 2018

Denuncian vínculos entre Universidad de los Andes y Profamilia para comercio de órganos de bebés

Captura de pantalla 2018-04-25 23.52.18El movimiento de católicos Solidaridad ha hecho públicos los hallazgos de su investigación y seguimiento a la demanda de inconstitucionalidad que presentaron dos abogadas de la Clínica Jurídica de salud pública de la Universidad de los Andes, para que se permita el tráfico y donación de órganos y tejidos de bebés abortados. La investigación expuso el vínculo tan estrecho que hay entre la Universidad de los Andes y Profamilia, la mayor organización abortista en Colombia.

A través de un video en Youtube, el director del movimiento, Samuel Ángel denunció que las dos demandantes, Luisa Mariela Sanabria y Daniela García Aguirre, pertenecen a la Clínica Jurídica de Medio Ambiente y Salud Pública, una sección del Consultorio Jurídico de la Universidad de los Andes, el cual, a su vez es consultor técnico de Profamilia, la filial abortista en Colombia de la International Planned Parenthood Federation, la mayor multinacional de abortos en el mundo. Profamilia en 2017 realizó más de 10.500 abortos, de los cuales 348 fueron en el segundo y tercer trimestre, la fase en que Planned Parenthood ha señalado en que es posible cosechar existosamente los órganos.

Planned Parenthood estuvo envuelto en un escándalo en 2015 tras la filtración de al menos diez videos encubiertos en los que se evidenciaba, con lujo de detalles, que la organización abortista estaba “cosechando” los órganos y tejidos de bebés abortados, para venderlos a empresas de investigación, con algunas universidades sirviendo de intermediarios. Planned Parenthood está siendo actualmente investigada por el Congreso de los Estados Unidos a causa de este escándalo, y precisamente, en la investigación, el comité de la Cámara de Representantes a cargo de la misma, elaboró un informe en el que desmiente que haya beneficios científicos de la práctica de cosechar órganos y tejidos en fase de desarrollo fetal. Sin embargo, las entidades dedicadas las negocio han conseguido ingresos por más de 4.5 millones de dólares, cada una.

La cosecha de órganos de bebés abortados implica todo un cambio en la práctica misma del aborto, pues como se reveló en los videos del Center for Medical Progress, la organización que hizo la investigación encubierta a Planned Parenthood, los directivos de la organización abortista estaban instruyendo a sus sucursales que procuraran retrasar la práctica del aborto para hacer más “cosechables” a los bebés abortados. Más aún, en alguno de los videos, tal vez el más escalofriante de todos, se observa a una de las jefes médico de Planned Parenthood diseccionando a un niño cuyo corazón aún latía, es decir, que había sido sacado vivo del vientre de su madre.

Por último, el movimiento denuncia que buena parte de los directivos de Profamilia provienen de la Universidad de los Andes, e incluso han sido docentes allí. Ángela Gómez de Mogollón, José Francisco Aguirre, Daniela Santos Cárdenas, José Alejandro Cárdenas, Luis Andrés Sarmiento, María Consuelo Cárdenas de Sanz, Diana Barco Isakson, entre otros todos asociados a importantes familias de la clase política colombiana.

Leer más...