Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Proyectos en trámite en el Congreso

miércoles, 22 de junio de 2016

La Ideología de Género al Servicio del Mal y del Dinero, por Diego Pappalardo

Reproducimos el siguiente artículo del Profesor argentino, Diego Pappalardo, publicada originalmente en el sitio web de InfoVaticana.

hiEstá de moda denigrar y socavar los fundamentos de la familia, núcleo básico de nuestro tejido social. En nombre del progreso y frente a una sociedad anestesiada, se implementa su destrucción. La llamada familia tradicional es el pilar de la civilización occidental y tiene como mandato la materialización fecunda y progresiva  inscripto en el "creced y multiplaos" genésico e impulsado por el mismo instinto de supervivencia de la especie humana.

Así como la globalización económica implica marcos de deconstrucción de estructuras socio- económicas tradicionales y las particularidades culturales  con el objeto de imponer un consumidor universal sobre el modelo "homo economicus", el liberal-progresismo, siempre en función de lo que pretenden las élites de la Plutocracia Internacional, busca la destrucción de las estructuras familiares tradicionales en favor de un tipo modélico basado en el deseo individual y sin obstructores. El soporte sintético y dinamizador de dicho proyecto globalista es la llamada ideología de género que, en nombre de la libertad, la igualdad y contra la discriminación, busca disolver gradualmente la diferenciación natural, biologista-genética y conciencial de la existencia  y funcionalidad positiva de los sexos masculinos y femeninos y la edificación de la familia matrizada en ellos.

En búsqueda de modificar lo natural  como modelo normativo y reemplazarla por la arbitrariedad del hombre y sus múltiples pasiones expresadas en "paradigmas", se conduce  con categorías semánticas y mecánicas propias de la ingeniería social, enfatizando lo sentimental para nublar o anular la lógica de la Verdad; situando  la  imagen y el discurso por sobre la Inteligencia.

Algunos de los propulsores de la totalitaria ideología de género son:

  • Alfred Charles Kinsey, experto en entomatología, financiado por la fundación Rockefeller, publicó  entre 1948 y 1953 dos trabajos suyos que interrelacionados se conocen como el "Informe Kinsey". En ellos pretende señalar como científico e inobjetable el concepto que  los niños son sexualmente activos desde el nacimiento, pudiendo tener relaciones sexuales a cualquier edad y que el incesto o relaciones entre niños y adultos no son malsanos. También enfatiza en que la bisexualidad es la "orientación sexual normal para las personas normales y sin inhibiciones. Las personas somos básicamente  pansexuales". Constituyendo la heterosexualidad como "anormal y producto de inhibiciones culturales y de condicionamientos sociales."
  • Paul  Gebhard, integrante del equipo colaborativo de Kinsey, admitió que las conclusiones patológicas de Alfred eran resultantes de los estudios realizados con errores metodológicos y con voluntad dirigida a lograr datos conceptuales desprovistos de la realidad objetiva ("El 55 por ciento eran presos. No teníamos bastante personas de fuera de la prisión para hacer la comparación, pero -Kinsey- no comparó, simplemente tomó la muestra de presos que tenía y la uso junto con la muestra de personas con educación por debajo de la Universidad”1 Gebhard también debió reconocer que para dicho estudio se contó con la ayuda de pedófilos.2
  • Judith Butler, es otra  referente de  la  ideología de género radical. Es becada y sostenida por fundaciones capitalistas tales como Guggenheim, Rockefeller y Ford. Feminista incorregible, Butler en su  libro base "El Género en disputa.El feminismo y la subversión de la identidad", publicado por primera vez  en 1990, consideró al sexo como social y no natural, señalando que la antropología no marcó ninguna diferenciación al respecto.

Para Butler y todos los devotos de la ideología de género la sexualidad es una construcción sexual  perfomativa y, por lo tanto, puede ser deconstruida y transgredida de manera indefinida. Entonces, hoy un niño puede elegir tener el "género femenino" y,  con el paso del tiempo, puede optar por “operarse” para parecerse más –siempre exteriormente-  al sexo femenino  y si ello no le llegara a satisfacer, podría posteriormente cambiarse de “género”  las veces que su capricho, vanidad y patología lo requieran...y su capacidad de dinero lo permita, claro está.

Porque en esta trama dañina para la humanidad,  aparte de personas que quieren dejar de ser hombres y mujeres naturales; más allá de ideólogos e ideologizados y de globalistas que buscan enseñorearse absolutamente en el mundo, están los que recaudan fortunas para agregarles a sus clientes lo que su "satisfacción de género" precisa. Por ejemplo, y según diversas fuentes serias,  la  intervención quirúrgica de modificación de “sexo” facturaría anualmente en el mundo un poco más de 557.000.000 de dólares, sin contar el costo de los  tratamientos  hormonales y las drogas antes y después de la operación. Asimismo, según Reaserch and Markets,  los ingresos de la industria de inseminación artificial  fue de  15.5 mil millones de dólares en 2010 y, muy probablemente, en 2017 las ganancias llegarían a 19.2 mil millones de dólares.

En suma, la mentada ideología de género no es más que un caballo de troya para confundir, engañar y dañar a los seres humanos; subvertir y debilitar las comunidades históricas y  querer anular el orden natural para  lograr el objetivo de  supremacismo  del Imperialismo Internacional del Dinero, enemigo de Dios y del Hombre.


1-Paul H. Gebhard  and Alan B. Johnson: The Kinsey Data: Marginal Tabulations of the 1938-1963 Interviews Conducted by the Institute for Sex Research. Indiana University Press (May 22, 1998)

2-Judith Reisman, Sexual Sabotage: How One Mad Scientist Unleashed a Plague of Corruption and Contagion on America. WND Books; 1 edition (July 20, 2010).

Leer más...

martes, 14 de junio de 2016

Colegios privados protestan ante el Ministerio de Educación por imposición de ideología de género

El pasado 1 de junio, la Mesa Nacional de Educación Privada, emitió un pronunciamiento dirigido al Ministerio de Educación Nacional en rechazo de la revisión de los manuales de convivencia y la imposición de la ideología de género. En el comunicado, las diferentes asociaciones de colegios reivindican la autonomía educativa y el derecho fundamental de los padres a escoger el tipo de educación que recibirán sus hijos.

El Ministerio de Educación Nacional envió una encuesta a todas las instituciones educativas del país como primer paso para emprender la reforma de los manuales que ordenó la Corte Constitucional en la sentencia T-478 de 2015. La encuesta fue diseñada en asociación con la organización bandera del lobby gay en Colombia, Colombia Diversa, y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), organismo creado con el propósito de regular y reducir la población mundial.

En la encuesta se percibe de entrada que la Ideología de Género se convertiría en principio rector del funcionamiento escolar: Cualquier trato diferenciado entre niños y niñas será considerado discriminatorio, los estudiantes podrán lucir el uniforme como se les dé la gana e incluso trasvestirse, y toda demostración de afecto entre ellos deberá ser permitida. Bajo estas pretensiones, ningún colegio católico o cristiano podrá seguir inculcando a los estudiantes los valores en los que fue fundado.

En el pronunciamiento, expresan su “inconformidad frente al manejo que su despacho [El ministerio] está dando” al tema de la “Identidad de Género” que afecta principios fundamentales como la Autonomía Institucional, la libertad de cátedra. libertad de cultos, la libertad de opción de los padres de familia frente a la educación que desean para sus hijos, y en general los derechos de los estudiantes. 

Llama la atención y motiva nuestra inconformidad. las directivas sobre las reformas a los manuales de convivencia direccionadas sin reparo alguno a homogenizar la formación de nuestros niños. niñas y adolescentes con la bandera de “Identidad de género"; siendo en muchas ocasiones protegidas acciones claras de irrespeto y vulneración de los derechos de las innegables mayorías de niños, niñas y adolescentes que se identifican con su género masculino o femenino y libremente optan por relaciones heterosexuales.

Los firmantes defienden el Proyecto Educativo Institucional construido de forma conjunta por la comunidad educativa, que plasma “la ‘Visión y Misión’, los principios. valores. fines de la institución educativa y la estrategia pedagógica; es decir, el hoy y la mirada hacia el horizonte de la propuesta formativa por la cual libremente optan los padres de familia al ejercer su derecho constitucional a optar y escoger la educación que desean para sus hijos”, y que además  “refleja la transversalidad de la confesionalidad de algunas instituciones educativas. dado que ésta hace parte de la formación integral de los educandos; en aplicación del derecho Constitucional a recibir una formación integral en valores humanos y morales.”

Las asociaciones consideran “inadmisible la intervención Estatal desmedida” al exigir  reformas “que contravienen derechos fundamentales. principios. valores y hasta creencias legítimamente reconocidas por la Constitución Política”. Y finalizan, “Por todo lo anterior. no consideramos pertinente el diligenciamiento de la ficha relativa a la revisión y ajuste de los Manuales de Convivencia Escolar.”

El comunicado está firmado por los presidentes de la Confederación Nacional de Asociaciones de Rectores y Colegios Privados de Colombia (ANDERCOP), la Confederación Nacional Católica de Educación (CONACED), la Asociación Colombiana de Educación Privada (ASOCOLDEP), la Confederación Colombiana de Establecimientos Educativos Privados (CONFENADESPRIV), la Asociación Nacional de Colegios Militares (ACOMIL), la Confederación Nacional de Educación Privada (CONEP) y la Unión de Colegios Internacionales (UNCOLI).

Descargar el comunicado

Leer más...

lunes, 13 de junio de 2016

Editorial: La mezquindad anticristiana de El Espectador alcanza un nuevo techo

Convert NRD 600

Un joven de origen afgano -un radical islamista-, ha matado en Estados Unidos a más de 50 personas que frecuentaban un local gay, Pulse, en Orlando. Horas después, la organización terrorista Estado Islámico ha reivindicado el ataque como propio. Sin embargo, para los editorialistas de El Espectador el atentado no tiene nada que ver con el Islam, sino que es culpa de los cristianos y su oposición a la agenda LGBT.

Durante años las principales víctimas del Estado Islámico han sido los cristianos de oriente medio. Han sido masacrados y desplazados sin piedad, y sobre todo, sin que los medios de comunicación mostraran ninguna indignación o rechazo comparable a las reacciones luego de los atentados en Paris o el de Orlando. Si hoy El Espectador reivindica que las víctimas del atentado de Orlando fueran homosexuales, en abril de 2015, cuando el grupo islámico Al Shahab atacó una escuela en Garissa, Kenia, matando a 148 estudiantes, escondió de forma solapada que el objetivo principal del ataque fueron los estudiantes cristianos, como puede verse a continuación.

screenshot-www.elespectador.com 2016-06-13 11-05-23screenshot-internacional.elpais.com 2016-06-13 12-26-48

Ahora resulta que según el diario, las razones del atentado no se han de buscar en el Islam. El hecho de que el atentado haya sido cometido por una organización terrorista llamado Estado Islámico que busca imponer la Ley Islámica (Sharia) en el mundo entero es un detalle menor. Para los editorialistas de El Espectador, la causa del atentado está en los cristianos, ellos “comparten el mismo contexto ideológico con los radicales.”

¿Es posible ser más miserable y mezquino? Ahora resulta que los cristianos asesinados por miles en Siria, Irak, Nigeria, Kenia, compartían el “mismo contexto ideológico” de quienes los asesinaban. Si en Oriente son asesinados por negarse a renunciar a su Fe, en Occidente son perseguidos por resistir a la agenda homosexual y la imposición de la ideología de género. Allá es el ISIS, acá es el Lobby LGBT, cortados por la misma tijera del voluntarismo político. Pero el odio visceral que en El Espectador guardan contra el cristianismo no les importa el absurdo que resulta acusar a los cristianos por el crimen de un terrorista musulmán. Todo vale para ellos, y hasta los muertos deben ser instrumentalizados en función de la revolución.

Leer más...

domingo, 12 de junio de 2016

Libertad de pensamiento, por Juan Manuel de Prada

Reproducimos el siguiente articulo del escritor Juan Manuel de Prada, publicado originalmente en su columna en Finanzas.com

En 1984, explicando las artimañas empleadas por el Partido para transformar el pensamiento de la gente, George Orwell relata que ocupaba un lugar preferente hacer creer que «tanto el pasado como el mundo externo existen sólo en la mente».

Ante lo que Winston Smith, el protagonista de la novela, se rebela, diciendo: «El mundo material existe, sus leyes no cambian.

Las piedras son duras; el agua, líquida; los objetos sin sujeción caen hacia el centro de la Tierra. La Libertad significa libertad para decir que dos más dos son cuatro. Si eso se admite, todo lo demás se da por añadidura».

La libertad, para Orwell, se funda en la verdad; y ya se sabe que nada ofende tanto (sobre todo en épocas de engaño universal) como la verdad.

Por eso todos los tiranos que en el mundo han sido han tratado de escamotear la verdad de las cosas; y el hombre libre ha aspirado a desentrañarla.

En esto debería consistir la 'libertad de pensamiento'.

Pero… ¿de veras esta es la 'libertad de pensamiento' que hoy proclamamos?

No puede serlo por la sencilla razón de que nuestra época no reconoce la existencia de la verdad, que Orwell consideraba premisa de la libertad.

El subjetivismo niega que la verdad de las cosas pueda ser conocida, pues considera que el entendimiento está limitado por la experiencia.

El relativismo afirma que lo que las cosas son desde nuestra perspectiva y coyuntura no lo serían si la perspectiva y la coyuntura fuesen distintas.

El escepticismo, en fin, nos impone dudar de todo, pues considera que somos incapaces de alcanzar la verdad.

La verdad cierta de las cosas se ha evaporado del todo, lográndose aquel anhelo del Partido que exigía que tanto el pasado como el mundo externo sólo existiesen como figuraciones mentales.

Curiosamente, esto no ocurre bajo un poder dictatorial como el que imaginó Orwell, sino bajo regímenes democráticos.

Pero tal vez, como afi rmaba Kelsen en De la esencia y valor de la democracia, «la causa democrática aparecería desesperada si se partiera de la idea de que puede accederse a verdades y captarse valores absolutos».

Al no reconocerse la existencia de la verdad (o ante la imposibilidad de acceder a ella), ya no puede existir adecuación del intelecto a las cosas (que era la defi nición aristotélica de verdad).

Abolida la verdad, se invocó en un principio la objetividad, que presupone imparcialidad; pero nadie puede creer seriamente que un sujeto que no reconoce la existencia de la verdad pueda ser otra cosa sino subjetivo.

Luego, el concepto de objetividad fue sustituido por los de sinceridad o autenticidad, que ya sólo pueden presumir de «decir lo que uno piensa (o siente)».

La verdad se convierte, entonces, en coherencia con las ideas propias, que naturalmente habrán de ser subjetivas; pero, una vez sustraída la adecuación del intelecto a las cosas, ¿cómo sabemos que esas ideas que creemos propias no son en realidad ideas inducidas por otros?

¿Cómo sabemos que estamos diciendo lo que pensamos y no lo que otros nos han 'predispuesto' o 'enseñado' a pensar? ¿Cómo sabemos que estamos pensando y no tan sólo 'sintiendo'?

A fin de cuentas, nada hay tan 'sincero', tan 'auténtico', como la expresión de sentimientos.

Y nada tampoco tan fácil de excitar, de estimular y, en defi nitiva, de inducir: no hace falta sino comprobar la facilidad con que unas imágenes lanzadas a través de la tele logran indignarnos o conmovernos; o la celeridad con la que logran 'movilizarnos' a través de las redes sociales.

Cuando la verdad ha sido sustraída, nada más sencillo que 'suministrar' pensamientos que nos hagan sentir auténticos.

Así lo creía Adam Smith, cuando afirmaba que, «en las sociedades opulentas, pensar es una operación muy especial, reservada a un reducido número de personas, que suministran todo el pensamiento que debe disponer la multitud de los que penan».

Así también Rousseau, cuando explicaba cómo se 'creaba' la llamada cínicamente 'opinión pública': «Corregid las opiniones de los hombres y sus costumbres se depurarán por sí mismas».

En Un mundo feliz, la fábula futurista de Huxley, esta 'libertad de pensamiento' se creaba durante el sueño, mediante un mecanismo repetitivo que hablaba sin interrupción al subconsciente; en nuestra época, se logra a través de los métodos de control social y condicionamiento de los espíritus de todos conocidos, que nos enseñan lo que podemos pensar y lo que debemos rechazar, lo que conviene decir y lo que conviene callar, para poder seguir siendo aceptados en la manada y acogidos en el redil, donde nos aguardan en el comedero los pensamientos permitidos que podemos rumiar y deglutir tranquilamente, para alivio de nuestras penas.

Leer más...

jueves, 9 de junio de 2016

Procuraduría rechaza la propuesta de liberalización del aborto hasta las 24 semanas

screenshot-pbs.twimg.com 2016-06-09 14-20-09

(Procuraduría) La Procuraduría General de la Nación, en intervención ante la Comisión Primera de la Cámara de Representantes, explicó las razones por las cuales no se debe despenalizar el aborto abiertamente hasta las 24 semanas de gestación, como lo propone el proyecto de la Fiscalía.

La intervención, realizada por el procurador auxiliar ante la Corte Constitucional, Andrés Balcázar, desarrolló cuatro puntos. En primer lugar se preguntó por la razón de estar discutiendo esta materia en el Congreso y por qué la Procuraduría estaba en dicho debate.

“Porque es nuestro deber. Así se nos tergiversen o nos hagan ‘bullying’, es nuestro deber defender la Constitución Política, que dice que el derecho a la vida es inviolable”, respondió el procurador auxiliar, que a la vez explicó que la Convención Americana de Derechos Humanos definió como persona a todo ser humano, sin autorizar a nadie para definir quién lo es y quién no.

Además señaló que “la Procuraduría ha hecho seguimiento a la Sentencia C-355 de 2006 y se ha concluido que no se aplican las causales ni los condicionamientos, que no hay término para practicar el aborto y lo que es peor, se prohíbe la resistencia. Se obliga a las instituciones, a los médicos y a las mujeres, porque es la única opción que se les ofrece”, añadió.

En el segundo punto recordó cómo se reglamentó esta práctica en el país y cuestionó que la premisa que partió de la sentencia C-355 de 2006 es que todavía supuestamente no se sabe a ciencia cierta cuándo comienza la vida humana pero, al mismo tiempo, sostuvo que los no nacidos no son personas y que, por tanto, era desproporcionado penalizar el aborto en todos los casos.

“Inmediatamente siguió una reglamentación que tiene dos actores. El ejecutivo, cuyos actos administrativos han sido declarados nulos por el Consejo de Estado en reiteradas ocasiones; y una Corte Constitucional que, a través de sentencias de tutela, le ha ido quitando sentido a los requisitos que se delimitaron originalmente”, comentó el representante del Ministerio Público.

En tercer lugar resaltó que hay ignorancia jurídica al pretender darle ultraactividad a una sentencia sobre una norma que se derogaría con el proyecto que se debate en el Congreso. En este sentido recordó que en el año 2006 la Corte Constitucional declaró que no había cosa juzgada sobre el aborto, a pesar que había varias sentencias que definían que se debía defender la vida incondicionalmente en todas sus etapas, aduciendo un simple cambio norma, pero, “ahora se quiere desconocer la sentencia, en la que especificó que es un asunto que interesa a la sociedad y al Estado porque comenzó explicando que la Constitución es provida”, agregó.

Además señaló que “la Corte Constitucional especificó en su Sentencia C-355 de 2006 que no existe ningún deber internacional de despenalizar el aborto pues depende de cada país, contrario a lo que dijo el fiscal encargado”. También explicó el procurador auxiliar que se trata de “un proyecto insuficiente, porque no explica las causales. Está despenalizado el aborto cuándo y cómo lo diga la Corte Constitucional, así de pobre es esta norma”.

Como cuarto punto manifestó que el aborto tiene varios sujetos: el bebé, que es un ser humano aunque se ha dicho que no lo es y que puede ser hombre o mujer; los papás, que son hombres con expectativas y derechos legítimos que se pueden convertir en víctimas; las mamás, mujeres a quienes no les han dado alternativas y que en muchos casos son obligadas a tomar esta decisión; y el abortista, que debe enfrentarse al eventual deber de terminar una vida, cuando incluso a las 24 semanas se puede nacer.

Finalmente, expuso como actores involucrados en el aborto a la sociedad, que “se ha vuelto muda, o peor, que no dejan que hable, y el Estado, que se ha convertido un idiota útil, un instrumento de un negocio de unos pocos que acaba con el recurso más valioso de una nación: sus habitantes”.

Leer más...

miércoles, 8 de junio de 2016

Los 12 pasos de Mons. Schneider para que las familias católicas sobrevivan en un ambiente herético

Featured Image

(LifeSiteNews) Mientras la batalla por el alma misma de la familia y todos sus miembros se intensifica alrededor del mundo con la presión en favor de la anarquía sexual disfrazada como “educación”, la demolición de lo que es verdaderamente masculino y femenino en nombre de los “derechos sexuales y reproductivos” y la “identidad de género”, y la destrucción del matrimonio, enmascarada como “igualdad”, un líder espiritual que ha sufrido bajo el terror de un régimen comunista ha esbozado un plan de supervivencia para padres católicos que se encuentran en un ambiente secular, relativista y hostil, pero que simplemente quieren criar a sus hijos para que sean futuros ciudadanos del cielo.

Mons. Athanasius Schneider de Kazajistán dijo a LifeSiteNews en una entrevista exclusiva que los padres católicos deben tomar seriamente su “principal deber” de criar a los hijos en la Fe para que los niños puedan vencer las influencias negativas y hostiles que los presionan desde todas partes y buscan destruirlos.

En una amplia entrevista que cubrió su experiencia como un niño Católico creciendo bajo el comunismo, sus pensamientos sobre lo que significa ser una familia católica hoy, sus pensamientos sobre la educación, las parroquias y diócesis dirigidas por sacerdotes y obispos progresistas, así como su visión sobre cómo los fieles laicos deberían abordar las inquietudes que surgen sobre el Papa Francisco, el obispo delineó doce pasos que los padres católicos deberían seguir para salvaguardar a sus familias y sus hijos.

Mons: Schneider dijo que para sobrevivir en un desierto herético, los padres de familia católicos deben:

  1. Ver la persecución como una gracia de Dios, que los purifica y fortalece en la Fe, no simplemente como algo negativo.
  2. Enraizarse ellos mismos en la Fe Católica a través del estudio del Catecismo.
  3. Proteger la integridad de sus familias por encima de todo lo demás.
  4. Catequizar a los hijos como primer deber.
  5. Orar con los niños diariamente, cosas como las letanías y el Rosario.
  6. Que el hogar se convierta en una Iglesia doméstica.
  7. En ausencia de sacerdote y misa dominical, hacer la comunión espiritual.
  8. Alejarse con la familia de una parroquia en que se difunda el error, y mejor atender una parroquia fiel, aún si eso implica ir más lejos.
  9. Sacar a los niños del colegio si se encuentran en peligro ante las inmoralidades de la “educación sexual”.
  10. Si no pueden retirar a sus hijos, establecer una coalición de padres de familia para luchar por ese derecho.
  11. Luchar por los derechos parentales usando las herramientas democráticas disponibles.
  12. Estar preparados para la persecución por proteger a los hijos (ver primer punto).

El obispo dijo que ser una “Familia” católica en el más puro sentido de la palabra es la clave para sobrevivir.

“Desde mi experiencia del tiempo de la persecución, la familia, la integridad de la familia es de vital importancia, y que los dos padres estén profundamente enraizados en la Fe. Esto es luego transmitido a los hijos. Yo diría que los hijos tienen que recibir la Fe con la leche materna. Y que la primera tarea de los padres es transmitir a los hijos la pureza, belleza, la integridad de la Fe Católica de forma simple.”

Él dijo que los padres necesitan levantarse y tomar la responsabilidad de crear un ambiente dentro del hogar en que los hijos puedan florecer espiritualmente.

“Creo que es la mayor tarea para las familias hoy: establecer una cultura de Iglesias domésticas,” él dijo.

Si los niños están siendo envenenados afuera del hogar, como en el colegio, a través de programas de educación sexual hedonistas y nihilistas, los padres tienen la “obligación” de retirar a los hijos.

“No puedes exponer a tus hijos al peligro de lo inmoral. Es imposible. Los padres católicos, al defender a sus hijos de tales inmoralidades, tienen que estar dispuestos incluso a sufrir, sí, a sufrir las consecuencias,” dijo Mons. Schneider. Si las leyes del país hacen imposible retirar a los hijos, agregó, entonces los padres deben unirse todos y luchar usando todos los medios democráticos disponibles.

Si los niños están siendo envenenados desde el púlpito, aplica la misma lógica y los padres deben encontrar una parroquia fiel al Evangelio, dijo, y llamó a los obispos y sacerdotes infieles “traidores de la fe”.

“Cuando los pastores o miembros de la jerarquía contradicen las enseñanzas de Cristo, las enseñanzas del Magisterio perpetuo de la Iglesia, del Catecismo, tienes que retirar a tus hijos de estas parroquias y no volver a ellas, aún si te toca viajas 100km para encontrar una parroquia fiel.”

El obispo recordó cómo sus padres se mostraban dichosos de poder moverse a un lugar en la Unión Soviética donde había una Iglesia Católica en el rango de 100 kilómetros.

“Creo que en el mundo occidental, en los Estados Unidos por ejemplo, puedes encontrar una parroquia a menos de 100km en donde haya un buen sacerdote. Entonces, eviten esas iglesias en donde el error sea promovido. Tales lugares están destruyendo la Fe de la gente. Tenemos que evitarlas. Y esos sacerdotes son traidores de la Fe, aún cuando tengan el rango de sacerdote u obispo,” dijo.

El obispo luego dio unos consejos sobre cómo los fieles católicos, que aman al Papa y no desean dañar el papado, pueden expresar sus crecientes inquietudes sobre el Papa Francisco.

“En la Iglesia no vivimos en una dictadura. En una dictadura, no tenemos la valentía de contradecir al dictador. Pero cuando en la Iglesia, llegamos a una situación en que los sacerdotes y obispos fieles tienen miedo de decir nada, como en una dictadura, esta ya no es más la Iglesia. Esta no es la Iglesia del diálogo, de la colegialidad, de la familia. No, en una familia tiene que haber la posibilidad de intercambiar pareceres,” y agregó “Un buen padre aceptará que un hijo mayor le diga ‘Padre, esto no es correcto’. Así ocurre a veces.”

Leer la entrevista completa de LifeSiteNews a Mons. Athanasius Schneider, obispo auxiliar de Astana. [En Inglés]

Leer más...

jueves, 2 de junio de 2016

Voice of the Family lanza campaña de Rosarios por la Iglesia Católica y la familia

Captura de pantalla 2016-06-02 09.57.08

(Voice of the Family) La plataforma Voice of the Family ha lanzado una campaña de rosarios para obtener la liberación de la Iglesia Católica y la familia de los errores y peligros que gravemente la amenazan hoy.

Firma aquí para manifestar tu apoyo a la campaña.

En esta hora de crisis para la Iglesia y el mundo Voice of the Family considera que ninguna acción puede ser más eficaz para la restauración de la civilización cristiana, que es el prerrequisito esencial para el pleno florecimiento de la familia, que volverse a Nuestra Señora con absoluta confienza en el poder de su maternal intercesión.

El Papa León XIII enseñó en Adiutricem que,

Justo es celebrar con magnificencia cada día mayor y rogar con una confianza más decidida a la Santísima Virgen, Madre de Dios, auxilio constante y clementísimo del pueblo cristiano.

y continuaba,

Y, como lo proclamara el mismo santo doctor, fue María quien estableció y fortaleció muy especialmente el cetro de la fe verdadera; y por su ininterrumpido desvelo fue que la fe católica se mantuviera firme y prosperara intacta y fecunda. Muchos documentos de esta clase existen y son asaz conocidos, declarados a veces de un modo maravilloso. En los tiempos y lugares en que, ante todo, había que deplorar el que la Fe o languideciera por la incuria o fuera atacada por la peste de los errores, se demostró presente y eficaz la benignidad de la poderosa Virgen auxiliadora.

El mismo pontífice urgía en Iucunda Semper Expectatione que “los calamitosos tiempos porque atraviesa la Iglesia y la sociedad civil reclamaban con urgencia el socorro inmediatísimo de Dios”, haciendo manifiesto que,

era preciso implorar ese socorro por la intercesión de su Madre y que debía conseguirse principalmente de aquella manera cuya eficacia el pueblo cristiano siempre estimó saludabilísima. Experimentóla, en efecto, desde el mismo origen del Rosario mariano, ya en la defensa de la fe contra los criminales ataques de los herejes, ya en el justo elogio de las virtudes, el cual habrá de volver a entonarse y refirmarse en medio de un siglo de corrompidos ejemplos.

Os invitamos por tanto, a rezar el Santo Rosario con nosotros por las siguientes intenciones, sea mensualmente, semanalmente, o aún mejor todos los días. Por favor hacednos saber que estaréis rezando con nosotros inscribiéndoos aquí. Al saber que estamos rezando en comunidad nos fortalecemos en nuestra resolución para seguir implorando a Nuestra Señora, Reina del Santo Rosario, hasta que sus plegarias traigan la liberación de la Iglesia Católica y la familia de la presente crisis que está inflingiendo devastación temporal y espiritual a hombres, mujeres y niños alrededor del mundo.

Intenciones de Voice of the Family para cada decena del Santo Rosario

  1. Por el Papa: que él transmita fielmente el “Depósito de la Fe” y corrija los errores que están ahora extenididos por toda la Iglesia, y que están siendo promovidos por recientes documentos eclesiásticos.
  2. Por los cardenales: que ellos valientemente cumplan con sus responsabilidades como asesores del Papa, dando testimonio heróico de la Fe Católica y sigan las inspiraciones del Espíritu Santo en el siguiente cónclave.
  3. Por los obispos, sacerdotes, diáconos y aquellos de otras órdenes que les asisten en sus ministerios: que ellos enseñen con valentía la Fe Católica en su integridad, ofrezcan el verdadero culto a Dios Todopoderoso, y gobiernen a la Iglesia de acuerdo con la Divina Voluntad.
  4. Por los Católicos perseguidos: que todos aquellos que sufren persecución por la Fe Católica, por parte de estructuras eclesiásticas o fuerzas ajenas, sean liberados, por la misericordia de Dios, de todos aquellos que los asaltan.
  5. Por la familia: que todas las familias alrededor del globo, y especialmente sus miembros más vulnerables, sean protegidos de todo ataque, espiritual o temporal, que las amenaza.

Acto de Reparación (enseñado por el Ángel de la Paz a los niños en Fátima)

Oh Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, te adoro profundamente y Os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Jesucristo, presente en todos los tabernáculos del mundo, en reparación por las ofensas, sacrilegios e indiferencias con los que El es ofendido. Por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María, te pido la conversión de los pecadores.

Oración de San Juan Fisher para pedir buenos obispos.

Señor, de acuerdo con vuestra promesa de que el Evangelio debería ser predicado a través del mundo entero, levanta hombres dignos de tal tarea. Los Apóstoles no fueron más que suave y banda arcilla, hasta que fueron cocidos y forjados por el fuego del Espíritu Santo. Así pues, buen Señor, haced ahora en igual manera con vuestra Iglesia militante; cambiad y convertid la suave y resbaloza tierra en dura roca; poned en tu Iglesia fuertes y poderosos pilares, capaces de sufrir y soportar grandes trabajos —vigilia, pobreza, sed, hambre, frío y calor—, que no teman las amenazas de los príncipes, la persecución ni la muerte sino que estén convencidos y dispuestos a sufrir de buena voluntad, calumnia, vergüenza, y todo tipo de tormentos, por la gloria y el honor de vuestro Santo Nombre. De este modo, buen Señor, la Verdad de vuestro Evangelio será predicada por todo el mundo. Por tanto, Señor misericordioso, mostrad vuestra misericordia, ejercedla en medio de vuestra Iglesia.

La estampa con la crusada de rosarios de Voice of the Family puede ser descargad aquí (En Inglés)

Leer más...

miércoles, 1 de junio de 2016

FIRMA: Congresistas, defiendan el Derecho fundamental a la Libertad Religiosa

screenshot-www.votocatolico.co 2016-06-01 11-10-21

El derecho fundamental a la libertad religiosa está siendo violado sistemáticamente por el Estado colombiano, bajo institgación de la Corte Constitucional. Consagrado en el artículo 19 de la Constitución nacional que dice “Se garantiza la libertad de cultos. Toda persona tiene derecho a profesar libremente su religión y a difundirla en forma individual o colectiva. Todas las confesiones religiosas e iglesias son igualmente libres ante la ley”, y desarrollado por la Ley Estatuaria 133 de 1994, en donde se deja claro que la Libertad Religiosa va más allá del mero permiso para el libre culto e implica el derecho de los ciudadanos a participar de la vida pública desde sus convicciones religiosas, este derecho está siendo restringido y negado por parte de las autoridades públicas que insisten en tratar de forzar a las instituciones de carácter confesional a actuar en contra de los principios en los cuales fueron fundadas.

El artículo 7° de la Ley 133 de 1994 establece:

Artículo 7º.- El derecho de libertad religiosa y de cultos, igualmente comprende, entre otros, los siguientes derechos de las Iglesias y confesiones religiosas:

g. De cumplir actividades de educación, de beneficencia, de asistencia que permitan poner en práctica los preceptos de orden moral desde el punto de vista social de la respectiva confesión.

Lo que significa que en Colombia está reconocido explícitamente como parte del derecho fundamental a la libertad religiosa y de cultos, el derecho de las instituciones religiosas a constituir instituciones educativas, hospitales y de beneficiencia, en los cuales se cumplan los preceptos morales propios de la religión en la cual fueron fundadas.

Sin embargo, a partir de la sentencia C-355 de 2006, en la cual se despenalizó el aborto en los casos de malformación, riesgo para la vida y la salud de la mujer y violación, se introdujo una primera restricción violatoria de este derecho constitucional al pretender imponer la práctica de abortos a todas las entidades de salud sin importar su carácter confesional. Con el argumento de que “la objeción de conciencia no es un derecho del cual son titulares las personas jurídicas”, la Corte pasó de largo por encima del derecho fundamental a la libertad religiosa, del cual sí son titulares las personas jurídicas, como lo son las confesiones religiosas. Además, según se lee en los salvamentos y aclaraciones de voto de la sentencia, el tema de la objeción de conciencia nunca fue discutido por la sala plena de la Corte, sino que fue una invención del magistrado sustanciador Jaime Araújo Rentería.

Posteriormente, en la sentencia T-970 de 2014, la Corte Constitucional burló la competencia legislativa del Congreso de la República y ordenó directamente al Ministerio de Salud que expidiera normas para regular la eutanasia en el país. En la resolución 1216 del 20 de abril de 2015 del Ministerio de Salud, se pretende forzar a las insittuciones de salud, públicas y privadas, a practicar homicidio contra sus pacientes. Ante este nuevo atropello, la Iglesia Católica anunció que si el gobierno pretende forzar a los hospitales católicos a practicar eutanasias, no tendrían otra salida más que cerrar. 

Como si fuera poco, con la sentencia T-478 de 2015, la Corte Constitucional le ordenó al Ministerio de Educación revisar los Manuales de Convivencia de todos los colegios, públicos y privados, confesionales o no, para que sean reformados que en todos se acojan y promuevan las expresiones públicas de homosexualidad. El Ministerio de Educación se ha puesto pronto a la tarea, y la ha tercerizado a través de la organización bandera del lobby gay en Colombia, Colombia Diversa, y la organización internacional para el control de la población, UNFPA, quienes han preparado y enviado un cuestionario a todos los colegios en el que queda claro que se trata de un asalto ideológico en toda regla: Cualquier trato diferenciado entre niños y niñas será considerado discriminatorio, los estudiantes podrán lucir como se les dé la gana e incluso trasvestirse, y toda demostración de afecto entre ellos deberá ser permitida. Bajo estas pretensiones, ningún colegio católico o cristiano podrá seguir inculcando a los estudiantes los valores en los que fue fundado.

Ahora, tras la aprobación del “matrimonio” homosexual por parte de la Corte Consitucional, se prevén nuevas violaciones contra la libertad religiosa según como ha ocurrido en otros países. En EE.UU., pastores han sido sancionados por negarse a celebrar “matrimonios” entre personas del mismo sexo. En el Reino Unido y los EE.UU. pasteleros, floristas, fotógrafos, restaurantes, haciendas de eventos, han sido sancionados por no querer participar en bodas homosexuales. Además, en el Estado de Nueva York, en los EE.UU. se ha aprovado una normativa para sancionar a toda persona u organización que trate a un “transexual” según su sexo biológico, separe los uniformes y baños por sexo, o use registros que en la casilla “sexo” sólo admitan las opciones “masculino” y “femenino”.

En Colombia, el gobierno Santos expidió un decreto en el cual se ordena a los notarios cambiar el registro civil de las personas que quieran aparecer con otro sexo registrado, distinto al biológico. No se requiere nada más que la declaración de la persona de que así lo desea. A su vez, la Corte Constitucional ha fallado una sentencia en la que ordena a la Registraduría inscribir como “hijos biológico” de dos hombres, a dos menores que adquirieron es Estados Unidos por medio de un proceso de alquiler de vientres (contrataron a una mujer para que los gestara a cambio de dinero).  Ya con estas normas, cualquier institución o empresa podría ser demandada por discriminación por tratar a un “transexual” según su sexo biológico o insistir en preguntar por el padre y la madre de los menores en vez de “progenitor A” y “progenitor B”.

Es pues, de una urgencia inminente la aprobación de algún tipo de salvaguarda, que permita a las instituciones confesionales el según operando de acuerdo a la moral y los valores propios de la religión que representa, según está contemplado en el derecho fundamental a la Libertad Religiosa. Firma Aquí, y pide a los Congresistas que legislen para proteger el derecho de todas las instituciones confesionales a no ser obligadas a realizar actividades que estén en contra de sus principios religiosos.

Honorables
Senadores y Representantes a la Cámara

El derecho fundamental a la Libertad Religiosa, consagrado en el Artículo 19° de la Constitución Nacional y desarrollado en la Ley Estatutaria 133 de 1994, comprende el derecho de las Iglesias y confesiones religiosas a “cumplir actividades de educación, de beneficencia, de asistencia que permitan poner en práctica los preceptos de orden moral desde el punto de vista social de la respectiva confesión.” Esto implica la fundación de instituciones tales como colegios, universidades, hospitales, etc. para que se ordenen y funcionen de acuerdo con tales preceptos morales.

Sin embargo, este derecho fundamental está siendo pisoteado desde hace tiempo a causa de decisiones de la Corte Constitucional en las que, sin entrar en la interpretación directa de los derechos a la libertad de conciencia y libertad de religión, los restringe gravemente, hasta el punto de anularlos. Pretenden forzar a los hospitales católicos a la práctica de abortos y eutanasias, a los colegios católicos y cristianos a enseñar la ideología de género y la promoción abierta de la homosexualidad entre los menores. Pero no se queda ahí: toda institución privada, sin importar su carácter confesional, puede terminar siendo objeto de sanciones si insiste en tratar a los “transexuales” de acuerdo con su sexo biológico, o a seguir hablando de “padre y madre” en lugar de “Progenitor A” y “Progenitor B” (e incluso “progenitor C” según el método de reproducción artificial empleado).

Con estos desmanes totalitarios por parte del Estado y la Corte Constitucional, las instituciones confesionales están quedando entre la espada y la pared, sin mayores opciones que renunciar a los principios religiosos en los que fueron fundadas, o de lo contrario, atenerse a las sanciones que el Estado les imponga y que acabarán forzando el cierre de la institución. Se trata de la negación total de este componente esencial del derecho a la libertad religiosa.

Por estas razones, les solicitamos que como representantes del pueblo, legítimos intérpretes de la Constitución y titulares del poder legislativo, tramiten y aprueben un proyecto de ley que salvaguarde el derecho fundamental a la Libertad Religiosa, al prohibir que cualquier organización confesional sea obligada a alterar sus normas internas o desarrollar actividades, de forma tal que viole los principios morales de la religión en la cual se inscribe.

Atentamente.

Leer más...

martes, 31 de mayo de 2016

El sacerdote Pedro María Ramírez, Mártir de Armero, será beatificado.

(CEC) La Santa Sede anunció oficialmente sobre la beatificación del Siervo de Dios Pedro María Ramírez (Mártir de Armero), así lo ha comunicado el obispo de Garzón, monseñor Fray Fabio Duque Jaramillo.

“El parecer de los teólogos sobre la causa del martirio ha sido por unanimidad positivo”, aseguró el prelado en un comunicado.

Monseñor Duque Jaramillo informó que desde ahora el padre Pedro María Ramírez puede ser considerado Venerable, sin que pueda tener todavía ninguna expresión de culto, hasta el día en el que la Iglesia proclame Solemnemente su Beatificación.

“Les agradezco de antemano todas las manifestaciones de fe que han tenido, y que nos han unido por esta causa”, afirmo el jerarca.

El padre Pedro María Ramírez, más conocido como el Mártir de Armero, murió durante la revuelta del 9 de abril de 1948 luego de que se negase huir de la ciudad de Armero y que considerará su presencia necesaria para ayudar a la población. El 10 de abril, hacia las cinco de la tarde, una multitud de radicales liberales entró en la iglesia, profanando el templo y pidieron a las monjas y al padre Pedro que entregaran unas supuestas armas que tenían escondidas en el convento. Al no encontrar nada, sacaron al sacerdote y en el centro de la plaza lo asesinaron a machetazos.

Según recoge Gaudium Press, los dramáticos acontecimientos de esos días hicieron presentir al Padre horas antes, que sería martirizado inevitablemente, lo que lo llevó a redactar un breve pero conmovedor y muy sentido testamento: "Santísima Trinidad. De mi parte deseo morir por Cristo y su fe", encabezaba el texto en el que daba gracias a su Obispo, que lo había ordenado y hecho párroco en Armero. Mencionaba con grata recordación a su consejero el P. Dávila y a las religiosas de la comunidad de las Madres Eucarísticas prometiéndoles velar por ellas desde el Cielo. A su querida familia la invitaba a seguir el ejemplo de él, muriendo por Cristo.

Nunca antes realmente se había visto en la historia de nuestra querida patria Colombiana del siglo XX, un crimen tan horroroso y sanguinario. Asesinado a las 4 de la tarde, su cadáver permaneció toda la noche insepulto porque nadie se atrevía a rescatarlo para darle cristiana inhumación, ya que el puñado minoritario pero radical de asesinos había conseguido dominar con el amedrentamiento a toda la población.

Leer más...

sábado, 28 de mayo de 2016

Instaurare Omnia in Christo, por Antonio R. Peña

Reproducimos el siguiente artículo escrito por el Dr. Antonio R. Peña, publicado originalmente en InfoCatólica.

Cada vez se oye más la frase: “un Estado debe ser laico”.Ya ni siquiera se dice “aconfesional” sino “laico”. Y es posible oír esta expresión en personas católicas, moralmente intachables, de misa diaria e, incluso, en algunas personas con evidente relevancia dentro de la jerarquía eclesiástica, incluso príncipes de la Iglesia.

Cuando oigo de alguien decir tal frase suelo contrarrestarla con la doctrina y magisterio de la Iglesia. Pero poner sobre el tapete dialéctico el error del pensamiento modernista es políticamente incorrecto y suele traer problemas.

Edad Media: arquitectura cristiana

Durante la Edad Media la Iglesia consiguió levantar Occidente bajo el nombre de La Cristiandad. Un mundo formado por cinco naciones cristianas: Hispania, Francia, Britania, Germania, Italia (Concilio de Constanza 1415), ordenadas en diversos estados cristianos. El hecho de ser y llamarse cristianos no implicaba que estuviesen libres de pecado. Por lo tanto había períodos de paz y de guerra, justicias e injusticias. Pero significaba, ante todo, que las leyes de los reinos se fundamentaban o estaban en correlación con la ley divina.

De tal modo que durante, por lo menos, 1300 años La Christianitas dio lugar al florecimiento de las ciencias, artes y saberes (filosofía, teología, literatura, medicina, geografía, música…) desarrollados y enseñados en monasterios, escuelas catedralicias y universidades. También dio lugar al primer sistema de asistencia social de la historia con hospitales, orfanatos, asilos. Se dio forma a un mundo que fue luz y claridad y que ponía a Cristo en el vértice de toda la arquitectura espiritual, social, económica y política; uniendo persona, familia, sociedad y Estado.

Es cierto que durante el siglo XV al XVII la Cristiandad recibiría diversos embates (humanismo, renacimiento, protestantismo), pero lograría mantenerse, más o menos, a flote hasta el Siglo XVIII. En los siguientes siglos esta arquitectura cristocéntrica fue sustituida por La Modernidad, derribando a Cristo del vértice de toda construcción humana así como del propio ser humano.

Los estados laicos son fruto de esta Gran Impostura condenada de forma repetida por los papas, con pronunciamientos doctrinales desde el siglo XVIII hasta el presente[1]. Asimismo los papas han condenado -hasta Benedicto XVI incluido- a la secta que ha estado -y está- principalmente detrás de todo el movimiento Modernista: la masonería[2].

Desde su mismo origen La Modernidad lanzó el grito de “non serviam”[3]. Se propuso la destrucción de la Iglesia, sustituyendo el orden divino por un orden puramente humano y ateo. Este objetivo se ha estado llevando a cabo mediante varias acciones, entre las que destaco:

- Destrucción del orden cristiano edificado durante la Edad Media. Para recorrer este camino había que imponer la conciencia general (incluso entre los católicos) de que lo sano y recto es la separación de Iglesia y Estado.

- Destruir la conciencia de “lo sagrado” e imponer una concepción material del mundo, de la vida, de las relaciones humanas (personales, sociales, políticas) donde la idea de Dios no tiene cabida.

- Secularizar y laicizar tanto a la sociedad como a la persona, una persona ya sin identidad física (hombre o mujer) ni espiritual: sus asientos, sus raíces, ya no deberían estar en Dios sino en el propio “yo”. Un “yo” carente de sentido, simplemente emotivo y sensitivo. Toda la vida pública y privada debiera girar sobre este eje[4].

-Romper el fundamento de la sociedad: la familia. Provocar la división y enfrentamiento entre sus miembros, destruir los lazos de fidelidad, elevar a categoría razonable y justa todo tipo de modos de cohabitación (incluso contra natura), convencer a los mismos padres de familia de que lo mejor para sus hijos es un sistema laico en todos los órdenes. Convencer a no pocos sectores de la Iglesia que esto es un camino posible para acercarse a Dios.

- Levantar un nuevo mundo con un nuevo ser humano: sin certezas, sin verdad. Donde se sienta y se viva que la mentira y el engaño, la hipocresía y la simulación son la realidad y única verdad. Un mundo donde estén tan asumidos estos postulados que pasen por ser el estado bueno de las cosas. En este punto, el Mal pasa a convertirse en bien y el Bien pasa a ser el mal.

Los mecanismos para destruir aquella ordenación cristiana e imponer esta gran transformación han venido siendo diversos, según lo requieran el tiempo y el espacio: tanto físicamente violentos (revoluciones y guerras, persecuciones colectivas e individuales) como mecanismos culturales (ciencia y educación, publicidad y medios de comunicación).

El Papa León XIII advertía[5]: “Poneos en guardia contra las seducciones y los discursos lisonjeros que emplea” la secta, “su fuerza, sus recursos y sus éxitos hoy en los Estados, mostrándose a la luz del día; y, como lanzando un desafío a Dios, ha establecido su sede en la misma urbe, capital del mundo católico”: Roma.

Hijos de la Gran Impostura

La Modernidad ha dado diversos hijos filosófico-teológicos que fluctuaron –grosso modo- entre el kantismo (intentando las síntesis entre racionalismo y empirismo) y el existencialismo en sus diversas tendencias (de la dialéctica hegeliana al individualismo y subjetivismo moral de Kierkgaar), entre el idealismo y el trascendentalismo (de los Schelling y Schleiermacher) al constructivismo moral y el pragmatismo ético (Escuela de Erlangen) pasando por la fenomenología intersubjetiva (tanto husserliana como de orientación heideggeriana, especialmente en cuanto a la relación ser-tiempo-espacio).

Liberalismo y socialismo han sido los dos principales hijos políticos de La Modernidad. Nos los han presentado como oponentes en constante guerra, pero esto es falso. Han sido –aún hoy lo siguen siendo- dos vías para alcanzar el mismo objetivo: la construcción de un mundo laico y ateo donde las relaciones materiales sean el único eje de nuestro existir. Han sido, en definitiva, los constructores del mundo actual haciendo posible:

-          La omisión nominal y real de Dios, desapareciendo de la conciencia del católico y de las sociedades el deber moral para con la verdadera religión. Por lo tanto,

-          ya no hay principios superiores, todos están al mismo nivel y son igualmente lícitos, legales, buenos. Esto queda establecido,

-          en una ley positiva (humana) sin correlación alguna con la ley divina y natural (éstas son exterminadas de la conciencia personal y social). Por lo que,

-          la ambigüedad es la “ratio” con la cual todo se organiza. Y así,

-          todo se hace impreciso, equivoco, oscuro.

Estos criterios son los que dan forma a los actuales matrimonios y familias (incluso católicos) y a las sociedades y estados que los contienen. No debemos extrañarnos de que en los estados modernos, laicos (aunque algunos se llamen aconfesionales) sean posibles todo tipo de agresiones legales contra el ser humano: ya en el campo de la educación como en el del matrimonio y la familia, ya en el campo de la ciencia y la “salud” como en el campo sexual, moral, psíquico y espiritual.

Pero lo que aún es más grave, desde hace muchas décadas este tipo de conciencia y pensamiento está instalado dentro de la Iglesia y prevalece en los actuales desarrollos y exposiciones teológicas[6]. Resultado: desconcierto y desorientación, confusión en la Iglesia.

Instaurare Omnia in Christo

Donde quiera que los criterios de la Iglesia han penetrado y han sido fundamento de las familias, de las sociedades, de los estados, de la educación, la ciencia y la cultura, se ha desarrollado una civilización superior a todas las demás por su justicia, equidad y sabiduría. Donde quiera que las reseñadas máximas falaces han desnudado a las familias, sociedades y Estados de los criterios de la Iglesia se han depravado estas instituciones, la cultura, la propia civilización se ha embrutecido “con criminal procacidad”[7].

Es doctrina y magisterio infalibles de la Iglesia que toda la arquitectura humana debe tener como centro y eje a Dios en Cristo Jesús, porque todo surge y deriva de Él. Sólo Dios es supremo y verdadero Señor por lo que todo debe someterse y obedecer necesariamente a Él[8].

Luego es axiomático, evidente, indubitable que este principio debe ser raíz y eje para regir la persona, la familia, la sociedad y el Estado. Estas cuatro entidades vinculadas están obligadas a dar culto a Dios, a quien deben su existencia y conservación[9]. De forma que en la medida que se separan de Dios se van vaciando y  corrompiendo hasta acabar envilecidas y el pecado termina siendo su estado ordinario y habitual.

Dios ha establecido la ley divina de la cual la ley natural es reflejo y, en consecuencia, la ley humana debe estar en conformidad con la ley natural y divina.  El fruto de esta unidad es la distribución del género humano en dos poderes: el eclesiástico y el civil, ambos poderes soberanos pero tienen una relación unitiva: son uno mismo[10]. La misma relación se da en la persona, entre alma y cuerpo; y en la familia, en la sociedad y en el Estado.

La familia es la Iglesia y la sociedad doméstica. El padre y esposo es el apóstol doméstico, el maestro y guardián de la fe y las buenas costumbres, administrador y laborioso mantenedor de la familia. Es la primera autoridad y juez. Es el buen pastor compañero y apoyo de su casta esposa. El padre es la cabeza de la iglesia doméstica como Cristo lo es de la Iglesia.

Por su parte, la madre y esposa, igual que la Virgen María lo es en la Iglesia, es el corazón de la familia. Su misión maternal en la Iglesia doméstica se centra en velar y atender a las necesidades de todos y por todos ser mediadora. Adherida al marido, le “inspira con su voz” porque es medio por el cual el marido encamina la familia rectamente en Cristo[11]. Ella es quien hace realidad la conjunción de todos los elementos familiares en el amor cristiano, de forma maternal y esponsal[12].

Por lo que a los hijos respecta, dentro de la Iglesia y sociedad doméstica, deben – como Jesucristo estuvo sometido a su Padre, cumpliendo su voluntad- honrar de igual manera a los padres.

La sociedad, configurándose como conjunto de familias, queda ajustada tanto en el orden privado como en el público a los preceptos evangélicos y virtudes cristianas, unida en amor a la Iglesia como Madre común, obedeciendo las leyes dadas por la autoridad eclesiástica y civil[13].

Todos los católicos dignos de este nombre deben procurar que el Estado refleje esta concepción cristiana en la vida pública y privada[14].

El Estado, con sus instituciones, está para la defensa del Bien, de la Verdad y de la Justicia y, ésta, es Jesucristo en la Iglesia[15]. Por tanto, el Estado cuya misión es el bien común -que es espiritual y temporal- está sujeto a la moral católica[16]. La autoridad surge y deriva del propio Dios, que es su autor[17]. Por lo que el Estado debe estar basado en Dios y movido por el imperio de su Ley, alimento de las leyes humanas y de las  instituciones. De tal manera el Estado, como conjunto orgánicamente ordenado conforme a la Ley Divina, defiende y promueve la Verdadera Religión, fuente de bienestar y desarrollo[18].

Es sólo en este contexto cuando se puede realizar el auténtico bien común y se hace posible el reinado social de Cristo[19]: “¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo! Abrid a su potestad salvadora los confines de los Estados, los sistemas económicos y los políticos, los extensos campos de la cultura, de la civilización y del desarrollo. ¡No tengáis miedo![20].

Hasta hace algunas décadas, la Iglesia enseñaba y predicaba estos deberes de las personas, de las familias y del Estado. Pero llevamos ya largo tiempo en el cual los católicos han dejado de escuchar de boca de sus presbíteros y prelados esta recta e infalible doctrina y magisterio. Los hay, incluso, que afirman que Iglesia y Estado deben estar separados o que “un Estado debe ser laico”,que la historia demuestra que “los estados confesionales terminan mal”. Este tipo de afirmaciones, las diga quien las diga, además de ser afirmaciones que atacan directamente la doctrina y magisterio infalible de la Iglesia no son históricamente ciertas[21].

En la situación presente de los estados occidentales ¿quién no ve y siente claramente que familia, sociedad y Estado, sustraídos a las leyes de la verdadera Religión, no pueden tener otro ideal más que la fractura y la quiebra, en un insaciable deseo de satisfacer -a cualquier precio y por cualquier medio- la indómita concupiscencia de los espíritus sirviendo tan solo a los propios placeres e intereses, por mucho que se repita y publicite por todas partes el término “valores”?[22].

Antonio R. Peña


[1] Simplemente recodar algunos documentos doctrinales: Pascendi, el modernismo es compendio de todas las herejías, Syllabus, Humanum genus y Lamentabili o Ediate

[2] Simplemente recodar algunos documentos doctrinales: In Eminenti Apostolatus Specula yEcclesiam a Jesu Christo, Quo Graviora y Mirari Vos, Quanta cura o Custodi di quella fede.

[3] El grito de Lucifer a Dios: “no te serviré”.

[4] Concilio Vaticano II, Gaudium et spes, 36, “La criatura sin el Creador desaparece”.

[5] León XIII, bula Quo Graviora y exhortación apostólica Praeclara gratulationis.

[6] El elemento distintivo en muchos textos eclesiásticos actuales es la imprecisión, incluso lingüística, así como la falta de claridad; haciendo oscuros los textos y obligando a prelados, presbíteros y teólogos salir a escena a interpretar, generando tantos discursos y opciones como prelados, sacerdotes y teólogos hay.

[7] Pío IX, Quanta Cura, 4 y ss., 9

[8] León XIII, Inmortale Dei, 2.

[9] Id., Ibid. 3, 4.  Juan Pablo II, “A Él le están sometidas todas las cosas hasta que Él se someta al Padre junto con todo lo creado para que Dios sea todo en todo” en Memoria e identidad, p. 18. Concilio Vaticano II Lumen Gentium 36, “por medio de los fieles laicos el Señor desea dilatar su reino […]de tal manera que el mundo se impregne del espíritu de Cristo y alcance su fin con mayor eficacia en la justicia, en la caridad y en la paz”. El cumplimiento de este deber universal corresponde a los laicos “con su competencia en los asuntos profanos” y en toda su actividad, conforme lo exige la “economía de salvación”.

[10] León XIII, Inmortale Dei, 6.

[11] Gen. 21, 9-12

[12]Sobre el valor y misión de la mujer en el orden cristiano Vid. Gertrud von le Fort, La Mujer Eterna, Rialp, 1953.

[13] Pio X, Notre charge apostolique, 9;Id. Vehementer Nos, “el orden de la vida humana sabiamente establecido por Dios […] exige una verdadera concordia entre las dos sociedades, la religiosa y la civil […] si el Estado no vive de acuerdo con la Iglesia, fácilmente surgirán […] motivos de discusiones muy dañosas para entre ambas potestades”.

[14] Pio XII, Summi pontificatus 28, familia, sociedad y Estado son un conjunto orgánico que debe ser así ordenado aunque “con relaciones variadas según la diversidad de los tiempos”. Sin embargo cuántos católicos han trabajado en contra de este precepto y han colaborando activamente con La Modernidad para destruir la Familia. Para el adelanto de esta maligna obra la acción se ha centrado en desmantelar los cometidos de cada miembro familiar en nombre de la libertad, del amor sentimental y de la libertad sexual.

[15] Benedicto XVI, Cáritas in veritate 4, “la adhesión a los valores del cristianismo no es sólo un elemento útil, sino indispensable para la construcción de una buena sociedad y un verdadero desarrollo humano integral”.

[16] Si se separa de ella y se rompe “el derecho de gentes del derecho divino para apoyarlo en la voluntad autónoma del Estado” equivale a destronar a Dios y entregarlo todo a la “destemplada ambición del interés privado y del egoísmo colectivo, que sólo buscan la afirmación de sus derechos propios y la negación de los derechos ajenos”, Pio XII, Summi pontificatus, 57. Vaticano II, Dignitatis humanae 1, “existe un deber moral de los hombres y de las sociedades para con la verdadera religión y la única Iglesia de Cristo”.

[17] “Y la fuerza de la Autoridad procede del orden moral que tiene a Dios como primer principio y último fin”, Juan XIII, Pacem in terries 46, 47.

[18] Pio XII, Summi pontificatus 45, 54, 64, 71.

[19] Concilio Vaticano II Apostolicam actuositatem, 13, donde reseña que corresponde a los laicos “llenar de espíritu cristiano el pensamiento y las costumbres, las leyes, y las estructuras de la comunidad en que uno vive”. CIC, 2105: “El deber de rendir a Dios un culto auténtico corresponde al hombre individual y socialmente considerado. Esa es la doctrina tradicional católica sobre el deber moral de los hombres y de las sociedades respecto a la religión verdadera y a la única Iglesia de Cristo”.

[20] Juan Pablo II homilía, 5, 22/10/1978

[21] Y, en todo caso, la hipótesis habría que demostrarla o por lo menos argumentarla.

[22] Pío IX, Quanta Cura, 5

Leer más...

lunes, 23 de mayo de 2016

SuperNotariado amenaza a notarios que objeten de conciencia solicitudes de “matrimonio” gay

En entrevista con Caracol Radio, El superintendente de Notariado y Registro, Jorge Enrique Vélez, ha afimrado que los notarios del país deben aplicar la sentencia de la Corte Constitucional y realizar los “matrimonios” a las parejas del mismo sexo o se expondrán a investigaciones y sanciones disciplinarias. Según él, “La sentencia por mayoría determinó que no se puede aplicar el tema de la objeción de conciencia en personas que cumplan funciones públicas como es el caso de los notarios razón por la cual ese no puede ser un argumento”.

Sin embargo, otra cosa dicen los magistrados. En primer lugar, aún no se conoce el texto de la sentencia SU-214/16, y el comunicado que publicó la Corte no da cuenta de ninguna decisión de la Corte al respecto. Por el contrario, en la aclaración de voto del magistrado ponente, Alberto Rojas Ríos, se lee:

En concepto del magistrado Alberto Rojas Ríos, la Corte debió incluir una sistematización de las reglas que la Corte ha venido construyendo en torno al derecho fundamental a la objeción de conciencia (art. 18 C.P.). Si bien en este asunto ninguna autoridad objetó la celebración de un matrimonio civil de una pareja del mismo sexo, se trata de un problema jurídico derivado de la aplicación de esta providencia judicial, consiste en determinar el ejercicio de este derecho fundamental, por parte de jueces y notarios.

Este pronunciamiento no debió soslayarse por la Corte Constitucional. Ha debido incluirse para evitar equivocadas aproximaciones al mismo, tal y como se hizo en Sudáfrica por decisión judicial, y por vía legislativa: Dinamarca, Escocia y Noruega.

El derecho fundamental a la objeción de conciencia no es absoluto. Los precedentes de la Corte Constitucional han ampliado la protección de este derecho ante la prestación del servicio militar obligatorio, cuando las creencias o convicciones íntimas que se aduzcan puedan ser probadas en el mundo exterior, siendo lo suficientemente profundas, fijas y sinceras.

El juez o notario, o el servidor público que haga sus veces, que invoque objeción de conciencia frente a la celebración de matrimonios civiles de parejas del mismo sexo, tendrá la carga de la prueba para demostrar que la misma, bien sea de orden religioso, ético, moral, humanitario, filosófico o de análoga naturaleza, es lo suficientemente auténtica, profunda, fija, sincera y reiterada. Acreditado el derecho fundamental a objetar se le debe proteger en un espacio recíproco de dignidad, igualdad y libertad individual.

Sin embargo, en otro aspecto del problema, en un ejercicio de ponderación -a priori-, ante la simple colisión del derecho fundamental y subjetivo de los jueces y notarios a objetar en conciencia la celebración de matrimonios de parejas del mismo sexo y el derecho fundamental de un grupo minoritario a celebrarlo en condiciones de dignidad, libertad y no discriminación, debe primar este último, por cuanto no es razonable que un servidor público invoque objeción de conciencia para incidir directamente en un asunto relacionado con el estado civil y los derechos fundamentales de terceras personas.

Ello se daría, en un hipotético caso en el cual sólo exista un juez o notario en un municipio apartado en la geografía nacional. Su objeción de conciencia deberá ser valorada estrictamente, con el objeto de garantizar el acceso a la administración de justicia y los derechos fundamentales de los contrayentes del mismo sexo.

De esta suerte, la decisión libre de las parejas del mismo sexo para contraer matrimonio civil afectará las creencias religiosas más íntimas del servidor público, toda vez que su responsabilidad se limitaría estrictamente a la aplicación constitucional de un trato igualitario (art. 13 C.P.), en punto a la celebración y convalidación del matrimonio civil de parejas del mismo sexo, razón por la cual, puestos en tensión los derechos fundamentales en juego, resulta proporcionado restringir el alcance del derecho fundamental a objetar en conciencia de dichas autoridades con la finalidad de salvaguardar la función pública, el acceso a la administración de justicia y reconocer el valor superior de principios y derechos constitucionales, tales como la dignidad humana, la libertad individual y la igualdad.

En conclusión, hechas las salvedades del caso, para el magistrado Alberto Rojas Ríos las autoridades judiciales y los notarios, en su calidad de personas naturales, sí pueden legítimamente alegar la objeción de conciencia para abstenerse de formalizar y solemnizar solicitudes de matrimonio civil entre parejas del mismo sexo, siempre y cuando demuestren una reiterada, profunda, fija y sincera convicción, en los términos señalados por la jurisprudencia constitucional.

En opinión del magistrado Alberto Rojas Ríos, los jueces y notaríos sí podrían invocar la objeción de conciencia en el caso de las solicitudes de “matrimonio” presentadas por parejas del mismo sexo. Pero esa es exclusivamente la opinión del magistrado, porque lo primero que da a entender la aclaración de voto es que el tema de la objeción de conciencia no hizo parte de la discusión, y por ende no será incluido en la sentencia.

¿Qué dice la Constitución Política de Colombia sobre la Libertad de Conciencia?:

ARTICULO 18. Se garantiza la libertad de conciencia. Nadie será molestado por razón de sus convicciones o creencias ni compelido a revelarlas ni obligado a actuar contra su conciencia.

En ese sentido, no sólo es inconstitucional la directiva que proyecta la Superintendencia de Notariado y Registro para obligar a los notarios del país a actuar en contra de su conciencia, sino que lo es cualquier restricción a la libertad de conciencia que la Corte constitucional se proponga. La expresión del texto constitucional “Nadie” es tajante y no admite excepciones en su interpretación.

Leer más...

domingo, 22 de mayo de 2016

La paradoja del crucifijo en la Corte Constitucional

Hace unos días la Corte Constitucional rechazó la solicitud presentada por un funcionario del tribunal, de retirar un crucifijo que se encuentra en la sala en que se reúne el pleno de la Corte. La decisión ha dejado rabiando a los ateos militantes, que esperaban una respuesta favorable considerando la composición mayormente liberal-progresista del tribunal.

Según el abogado Juan Sebastián Vega Rodríguez, sustanciador del despacho del magistrado Luis Guillermo Guerrero, el crucifico expuesto en el salón de sesiones de la Corte vulneraría “los derechos fundamentales de los funcionarios de la Corte Constitucional que profesamos una relgión[sic] diferente a la Católica”. Sin embargo, la Corte resolvió que “retirarlo sería un ataque contra los magistrados y funcionarios de la Corte que profesan la fe católica”, así que decidieron dejarlo. Sólo votaron a favor de quitarlo, los magistrados Jorge Iván Palacio, Alejandro Linares y Alberto Rojas.

Podría parecer contradictorio que permanezca la imagen de Nuestro Señor Jesucristo en el lugar donde se han perpetrado algunos de los peores atentados contra los Colombianos. Pensaría uno que al menos vergüenza les debería dar a los magistrados, sentenciar a muerte a miles de colombianos a través del aborto, la Reproducción Asistida y la eutanasia o convertir a los niños en mercancía a través del “matrimonio” homosexual y el alquiler de vientres. Y tal vez sea esa la razón por la cual querían que fuese retirado.

Empero, la imagen de Cristo sobre los magistrados también cumple un papel testimonial: Recuerda que no importa que tan omnipotentes e impunes se sientan ellos en sus magistraturas. De todos sus crímenes tendrán que rendir cuentas ante el Juez Justo, y allá no habrá “Estado Laico” que valga.

Leer más...

martes, 17 de mayo de 2016

Familia y Comunidad, por Juan Manuel de Prada

Reproducimos la columna del escritori Juan Manuel de Prada, publicada originalmente en el ABC de Madrid.

Han provocado mucho escándalo unas declaraciones de la diputada anarquista y separatista Anna Gabriel en las que abogaba por eliminar “el sentido de pertenencia” que la familia genera en los hijos, mediante su educación “en la tribu”. En las declaraciones de Gabriel conviven el odio visceral a la familia y la nostalgia de una fantasiosa “tribu” ancestral, supuestamente adversaria de la familia. Y todo ello para justificar la abrogación de la patria potestad. Pero esta abrogación que Gabriel postulaba de forma tan burda y cavernícola se lleva haciendo, desde hace años, ante nuestros ojos de una forma mucho más refinada y sibilina, sin que se perciba reacción alguna. Hace unas pocas semanas, por ejemplo, se aprobaba en Madrid una ley autonómica que dota a los colegios de los “recursos educativos y psicológicos” necesarios para “la detección temprana de aquellas personas en educación infantil que puedan estar incursas en un proceso de manifestación de identidad de género”, de tal manera que puedan recibir “los oportunos tratamientos en el momento adecuado en atención a su desarrollo”. O sea, en la comunidad de Madrid los niños podrán ser hormonados para impedir su natural desarrollo sexual, incluso contra la voluntad de sus padres (que si se oponen podrían ser acusados de “transfobia”); pero esta agresión cierta a la familia no ha provocado las reacciones conseguidas por la agresión quimérica de Gabriel. Quizá convendría que los defensores de la familia (si es que alguno sincero queda) se preguntasen si quienes lanzan diatribas contra las agresiones quiméricas de Gabriel y callan ante las agresiones ciertas que se aprueban en los parlamentos merecen su crédito.

Anna Gabriel reivindicaba que los hijos fuesen educados “en la tribu”, que en su imaginario turulato se convierte en una instancia capaz de disolver el “sentido de pertenencia” a la familia; porque imagina una “tribu” de fantasía compuesta por elementos envenenados ideológicamente (o sea, una comuna), cuando lo cierto es que una tribu es “un grupo de origen familiar”. Sin embargo, en esta reivindicación de la tribu subyace, de forma envilecida e inconsciente, la supervivencia de una verdad muy profunda que Aristóteles vislumbró cuando llamó al hombre “animal político”. Aristóteles, en efecto, nos enseña que la comunidad no es el resultado de una convención establecida entre individuos que viven independientemente en un previo estado natural, sino que es anterior al individuo; y destruida esa comunidad, los individuos no pueden subsistir sino como pies o manos desgajados de su cuerpo. Esta destrucción de la comunidad se produce cuando los vínculos naturales entre los hombres son sustituidos por vínculos puramente voluntaristas basados en el consentimiento. Y, allá donde no hay auténtica comunidad política, no existen condiciones para que haya auténtica familia (que sólo podrá sobrevivir, en condiciones cada vez más hostiles, por resistencia heroica); porque, al imponerse el voluntarismo, toda unidad natural termina fatalmente abocada a la disgregación. En la familia, el voluntarismo engendra divorcio, conflictos entre generaciones, aversión a la procreación; en la comunidad política, demogresca y separatismos, o bien coexistencias horrendas por mera agregación. Pretender que la familia florezca en modelos de organización política puramente voluntaristas es como pretender que dé peras el olmo. Esto es algo que también deberían meditar los defensores de la familia (si es que alguno sincero queda), en lugar de entrar a los trapos que les muestran los agresores reales de la familia, agitando el fantoche de sus agresores quiméricos, para despistarlos.

Leer más...

lunes, 16 de mayo de 2016

Registraduría avala firmas para el Referendo por el derecho de los niños a un padre y una madre

(RCN) La Registraduría Nacional del Estado Civil informó que las firmas que fueron radicadas por la senadora Viviane Morales, para promover un referendo que permita la adopción de menores de edad sólo a parejas conformadas por un hombre y una mujer, superaron el margen mínimo requerido para iniciar el proceso de este mecanismo de participación ciudadana.

Según la senadora del Partido Liberal, Viviane Morales quién a finales de marzo anunció que había recolectado más de 2 millones de firmas para el estudio del organismo electoral, fueron aceptadas más de un millón 700 mil rúbricas, superando lo que le exigía la ley, que era el 5% del censo electoral, algo más de un millón 600 mil firmas.

“Al cumplir 45 días, que es lo que señala la Ley, la Registraduría nos ha entregado el informe en el sentido de que son válidas 1.740.000 firmas, es decir, superamos el límite mínimo exigido por la ley, que es de 1.665.000 firmas, este referendo ahora va al Congreso de la República”, afirmó la senadora.

Ahora este referendo tendrá que ser estudiado por el Congreso de la República y de superar esta instancia la Corte Constitucional deberá revisarlo y si finalmente es aprobado por la alta Corte, se convocarán a los colombianos a las urnas

Leer más...

La trans-demencia de El Espectador

transdemencia

El diario liberal El Especator continúa en su campaña en favor de la perversión LGBT y ahora lo hace en su editorial acudiendo a la ya desgastada falacia detras de la cual acuñaron el término “homofobia”. Según los editores del diario, quienes se oponen a la agenda homosexual lo hacen movidos por un “miedo irracional a lo diferente”.

El editorial se refiere a la polémica en Estados Unidos luego de que la Administración Obama en otro arrebato de totalitarismo expiriera una orden en la que ordena a todas las escuelas del país permitir que las personas que se consideran “transgénero” puedan usar el baño correspondiente al sexo de su preferencia, en lugar del que les correspondería biológicamente. Las escuelas que no sigan la política, perderían todo el financiamiento estatal. La instrucción se imparte luego de que el Estado de Carolina del Norte aprobara una ley en la que ordena que sin excepción, las personas deberán usar el baño correspondiente a su sexo biológico.

Para el díario las protestas de las mujeres que no quieren hombres entrando en su baño es puro “miedo irracional a lo diferente”. Si así es la cosa ¿por qué no abolir de una vez esa costumbre discriminatoria de tener baños separados para hombres y mujeres? A los editorialistas nada les dice que apenas unas semanas después de que la cadena de supermercados Target anunciara que pemitiría a los “transgénero” el uso de baños y vestieres de su preferencia, para que un hombre consiguiera grabar a una niña en uno de los probadores, y no es la primera vez. Depués de que en el estado canadiense de Ontario aprobaran una ley de “identidad de género” en 2012, varias mujeres fueron víctimas de abuso sexual a manos de un hombre que aseguró ser “transgénero” para acceder a los baños de mujeres. Igualmente, la Universidad de Toronto tuvo que revertir una política similar luego de varios incidentes en que jóvenes fueron grabadas en la ducha por sus compañeros, usando sus teléfonos celulares.

Tal vez la mejor refutación de la falacia que El Espectador emplea para defender esta agenda de trans-demencia, se encuentra en una noticia de la emisora asociada al mismo periódico, Blu Radio, en la que cuenta la historia de Richard Hernández, un hombre que luego de pasar por “transgénero” se realizó una serie de modificaciones corporales, entre ellos quitarse las orejas y la nariz para parecer un dragón. En la entrevista, el hombre reconoce abiertamente que sus modificaciones responden a traumas infantiles por el abandono de sus padres. Detrás de esta desquiciada carrera no hay otro objetivo más que la aniquilación de la humanidad misma.

De hecho, la cuestión de los baños, aunque es uno de los problemas más concretos que surgen con la imposición de la agenda “transgénero”, es una consecuencia de las más superficiales. En realidad, el verdadero problema de fondo, tal como lo denunciamos cuando la “identidad de género” se impuso como norma de obligatorio cumplimiento en el Estado de Nueva York, es la extralimitación del poder del Estado hasta un grado de totalitarismo jamás imaginado: La abolición de la realidad misma como espacio común de la sociedad, y su sustitución por unos parámetros arbitrarios y relativos a la coerción del Estado. El Estado ya se da el lujo de redefinir la realidad de las cosas, y obligar por la fuerza a los ciudadanos a creer que dos mujeres son “matrimonio”, dos mujeres pueden tener hijos, un hombre mutilado es una mujer, una mujer disfrazada es en realidad un gato, etc.

Si en la ficción de Hans Christian Andersen, cuando el niño afirma la desnudez del emperador deja en ridículo a toda la corte real, que por no apartarse de la opinión predominante cedieron al absurdo de negar lo que sus ojos veían, y el emperador tuvo que reconocer avergonzado su credulidad; en el mundo moderno tal niño no correría con tanta suerte y rápidamente habría sido acusado de “transfóbico”. El “Emperador” de hoy, hace rato que abandonó toda capacidad de razonar.

Leer más...

domingo, 15 de mayo de 2016

Una reflexión sobre las marchas provida, por Jesús Herrera

13241631_10153446992411916_1999109009_oEl pasado sábado 14 de mayo tuve la posibilidad de asistir a la UK March for Life, la marcha anual provida del Reino Unido, que se realiza en Birmingham, lugar donde se abrió el primer abortorio del British Pregnancy Advisory Service. La marcha comenzó con una misa en la Catedral de San Chad, presidida por tres obispos, para luego concentrarnos en el Victoria Square, donde tenían una feria de organizaciones provida y una tarima con música en donde se presentaron Ryan Bomberg, nacido a causa de una violación, y Stephanie Gray. A las 2pm salimos a marchar por el centro de la ciudad y regresamos al mismo lugar, donde Mons. Patrick McKinney hizo una oración de despedida.

Un elemento que me sorprendió gratamente era el carácter eminentemente católico de la concurrencia, incluyendo importantes grupos de sacerdotes, notorios por ir de sotana, religiosos, con su respectivo hábito, y fieles laicos que a lo largo de la marcha en vez de gritar consignas iban rezando el rosario o la coronilla de la misericordia. Esto es llamativo, pues en el Reino Unido los católicos son apenas un grupo religioso minoritario; en todas las ciudades puede encontrarse iglesias cristianas de las denominaciones más diversas y con una larga trayectoria en el país, empezando por la iglesia Anglicana oficial.

¿Por qué no había una mayor presencia de cristianos de otras denominaciones? Bueno, empezando por la iglesia Anglicana, que como parte del gobierno somete su moral a las votaciones del parlamento, la gran mayoría de estos grupos defienden al menos algún tipo de concesiones al aborto. Sólo la Iglesia Católica y algunos grupos evangélicos y pentecostales se ha mantenido firmes en rechazar el aborto sin excepciones.

Esta actitud firme que sin ningún miedo reafirma la identidad católica de esta lucha, contrasta considerablemente con la aconfesionalidad que han pretendido mostrar los movimientos provida en otros países como España y Colombia, por ejemplo, en los que a pesar de que la Iglesia Católica es absolutamente mayoritaria, se evitan las expresiones públicas de fe, y la participación de los obispos es tímida y parcial. Algunos aducen que es para evitar que se crea que la oposición al aborto es un tema religioso, otros que es para evitar ahuyentar a los protestantes.

Lo cierto es que la legalización y promoción del aborto no es más que una manifestación concreta, apenas una cara, de un proceso de descristianización que comenzó con la reforma protestante y la negación de la autoridad de la Iglesia, y siguió adelante con el Liberalismo deísta y la idea de que Dios no se involucra en las cuestiones temporales. Por eso es iluso creer que se podrá conseguir el fin del aborto sin la re-cristianización de la sociedad y la cultura. No hay “cultura de la Vida” posible que no sea la misma Cristiandad, en la que “la filosofía del Evangelio gobernaba los Estados” (León XIII, Immortale Dei 9).

Jesús Herrera
Director Voto Católico Colombia

Leer más...