Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

sábado, 27 de septiembre de 2014

¿Fue el suicidio de Sergio Urrego “un acto político”?

El suicidio del estudiante Sergio Urrego, ha motivado toda una avalancha de información y reacciones en las redes sociales. ¿Qué hace este caso diferente de los cerca de 200 suicidios de adolescentes que ocurren al año en Bogotá? Que según la madre del menor, el suicidio fue motivado por la discriminación e “homofobia” de las directivas del colegio al que pertenecía. Por eso el caso se ha convertido en bandera del Lobby LGBT en su arremetida contra la educación católica.

Justo en abril de este año, la Secretaría de Salud de Bogotá había presentado un informe alertando sobre el carácter epidémico de los suicidios entre adolescentes en la capital del país.

Según la Secretaría de Salud, citada por el medio, durante el 2013 se registraron en la capital colombiana 218 suicidios y 1.120 intentos de suicidio; de los intentos, 23 fueron niños entre los 5 y los 9 años, casi 400 estaban entre los 10 y los 14 años, y 704 fueron jóvenes entre los 15 y los 17 años.

Añade que para Ariel Ávila, asesor de la Secretaría de Educación, el acoso escolar y la agresividad en los colegios públicos ha disminuido en los últimos años, pero la conducta suicida y el consumo de drogas son problemas que vienen en aumento: en 2013 se reportaron 99 suicidas, 3 de las cuales terminaron en muerte.

“Al analizar los últimos casos, encontramos que la conducta suicida tiene cuatro características puntuales: la primera está relacionada con una condición psiquiátrica del menor; la segunda, con la violencia en el hogar; la tercera, con posibles agresiones por fuera del colegio, y la cuarta, por situaciones de agresiones en la escuela”, manifestó en el medio capitalino.

Para el experto Rafael Vásquez, psiquiatra de niños y adolescentes, consultado por el periódico bogotano, se deben tomar en serio las señales que lanzan los jóvenes, pues es una tendencia mundial, que indica que el joven ha estado sometido a un sufrimiento severo, creciente y sostenido.

Señaló también que la falla no es por completo de las instituciones, pues “ese es solo el teatro” donde ocurren los episodios, pero el problema es del muchacho y la familia, que debe ser atendido por un equipo de salud, sin embargo, es un problema con el actual sistema de salud que no tiene suficiente oferta de atención psicosocial.

En un artículo de prensa, rescatado en la página web del Ministerio de Educación, se advierte sobre el peligro de la idealización del suicidio entre los jóvenes:

Pero según algunos jóvenes, cercanos a estos casos de suicidio, parte de la explicación consiste en que ahora se conocen formas para suicidarse que no son dolorosas y que, por el contrario, les permiten morir ‘sollados’. "Hay combinaciones de pastillas que te pueden llevar a un viaje relajante, increíble", "suicidarse ya no se asocia tanto con algo malo", "la muerte de estos niños, que eran como nosotros, ha validado en muchos la idea".

Sin embargo, el psiquiatra Álvaro Franco también advierte que "el suicidio en jóvenes es epidémico", pues las investigaciones que ha realizado indican que los muchachos idealizan a la persona muerta y esto los puede llevar a pensar en la posibilidad de quitarse la vida al igual que lo hizo el otro.

Por eso es sumamente preocupante la recurrencia con que se afirma, especialmente entre las personas más cercanas a Urrego, que su suicidio fue “un acto político”. Veamos apenas algunos ejemplos:

screenshot-www.utadeo.edu.co 2014-09-27 10-11-24screenshot-www.desdeabajo.info 2014-09-27 10-32-19screenshot-www.elespectador.com 2014-09-26 13-33-47screenshot-www.elespectador.com 2014-09-26 13-36-40

Semejante afirmación evidenciaría simplemente una instrumentalización mezquina de la tragedia de un joven, por parte de un grupo político con el interés de buscar “mártires” para su causa, si no fuera porque quienes aseveran tal cosa, son sus familiares y amigos, especialmente de la Unión Libertaria Estudiantil. Esto significa que hablan con conocimiento de causa.

¿Qué significa afirmar que el suicidio de Urrego fue “un acto político”? Esencialmente, que no se trató de un acto desesperado e inconsciente, sino de un acto deliberado y con un objetivo claro, en el marco de la agenda política propia de la ideología con la cual se identificaba. Se habría suicidado con plena consciencia de lo que hacía, y procurando las consecuencias que tendría su suicidio.

Esto que a algunos puede parecer descabellado, esa es una idea muy popular entre el neomarxismo libertario o anarquista,

Michel Foucault decía“No hay que asombrarse si el suicidio —antaño un crimen, puesto que era una manera de usurpar el derecho de muerte que sólo el soberano, el de aquí abajo o el del más allá, podía ejercer— llegó a ser durante el siglo XIX una de las primeras conductas que entraron en el campo del análisis sociológico; hacía aparecer en las fronteras y los intersticios del poder que se ejerce sobre la vida, el derecho individual y privado de morir. Esa obstinación en morir, tan extraña y sin embargo tan regular, tan constante en sus manifestaciones, por lo mismo tan poco explicable por particularidades o accidentes individuales, fue una de las primeras perplejidades de una sociedad en la cual el poder político acababa de proponerse como tarea la administración de la vida.”

Roberta Tatafiore.Feminista histórica, socióloga y escritora italiana, libertaria convencida, una libertaria que sabía y quería combatir el Estado. Decidió con el suicidio escaparse de las absurdas leyes del Estado sobre el "Fine Vita", demostrando que la vida es propiedad individual, que solo ella tenía en sus manos el destino de su existir.´

¿Les parece extremo y radical? Prepárense para conocer los escritos de Urrego en internet:

screenshot-ask.fm 2014-09-27 12-09-36screenshot-ask.fm 2014-09-27 12-13-29screenshot-ask.fm 2014-09-27 12-11-47screenshot-www.facebook.com 2014-09-27 12-27-48

¿Cuánto tiempo llevaba cultivando estas ideas suicidas? Hay publicaciones de hace 1 año, 9 y 2 meses. Más sorprendente aún es ver cómo estas ideas suicidas eran alimentadas por “me gusta” de sus amigos. ¿Las 37 personas que le dieron “me gusta” en Ask, y las 96 que compartieron su foto en Facebook comparten su mentalidad suicida? ¿Acaso aplaudieron ellos cuando se enteraron de que Urrego había decido llevar sus ideas a la práctica? Y lo más importante, ¿Sabían sus padres y profesores de esta visión “idealista” que el joven tenía sobre el suicidio? ¿Lo sabía el psicólogo que los padres consiguieron para afianzar su orientación sexual? Si juzgamos por lo que han afirmado en los medios de que su muerte fue “un acto político”, parecería que sí.

Entonces surge la gran pregunta. ¿Por qué se pretende culpar a las directivas de la institución por el suicidio de alguien que exaltaba el suicidio como expresión máxima de “libertad”? Las autoridades, en vez de estar viendo cómo pueden inculpar a la directora del colegio y usar el caso como excusa para la aniquilación de la Libertad Religiosa, deberían estar alarmados por la popularidad que las ideologías suicidas están ganando entre los adolescentes colombianos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario