Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

sábado, 31 de agosto de 2013

FIRMA: Ministerio de Educación Nacional, ¡Paren de corromper a la infancia y a la juventud!

Invitamos a todos a unirse a esta campaña del Centro Cultural Cruzada.

DERECHO DE PETICIÓN COLECTIVO

Carta abierta al Ministerio de Educación Nacional:

¡Paren de corromper a la infancia y a la juventud!

 

Señores
Ministerio de Educación Nacional
Dra. María Fernanda Campo
Ministra de Educación
Bogotá

Asunto: Exigiendo la cancelación completa del “Programa Nacional de Educación para la Sexualidad y Participación Ciudadana”.

Muy respetada Dra. María Fernanda:

Padres de familia y colombianos en general, agredidos por la promoción del placer ilimitado del sexo y del homosexualismo en que están comprometidos ciertos organismos del Estado, en concierto con la ONU, El Banco Mundial, el FMI, los medios de comunicación y algunas ONGs, vemos con preocupación que esa agresión no se detiene ante las paredes de nuestro hogares, sino que pasa por encima de los derechos primarios de la familia,  que resultan ser anteriores al Estado por ser base y verdadero núcleo de la sociedad.

Así, vemos con preocupación que el futuro de nuestro hijos es amenazado por un agresivo Programa de Educación Sexual, el cual, si no es detenido, se transformará en un vendaval que arrastrará a nuestros hijos al peor de los abismo morales, llevando consigo a la familia tradicional, deshaciendo el tejido social como un cáncer, y con él a la Nación.

Nos referimos al  “Programa Nacional de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía” (1) que su cartera viene implementando.


El programa y su inspiración anticristiana


Inspirado en la llamada “ideología de género” y en el fracasado, y recientemente sepultado,  Programa de Educación Sexual del gobierno socialista español “Educación para la ciudadanía- EPC”, el Ministerio de Educación Nacional colombiano, a pesar de numerosas y calificadas protestas, ha puesto en práctica un plan piloto en una centena de instituciones educativas y próximamente pretende tornarlo obligatorio para toda la red educativa nacional, sea esta pública o privada.

Este programa se atribuye el rol exclusivo de formador de la conciencia moral de los menores, considerando el papel de la Iglesia y de la familia como influencias perjudiciales para una correcta ciudadanía.

Por el contrario, la Iglesia tiene el derecho inalienable de preservar la recta moral. Y la familia, como institución anterior al Estado y como fundamento del mismo, detenta un derecho inviolable para elegir la educación de sus hijos.

El programa manipula las mentes de nuestros niños y adolescentes

El actual “Programa para la educación de la Sexualidad” ha sufrido una metamorfosis vertiginosa y sutil.

Desde que en las escuelas se incluyó obligatoriamente la cátedra “comportamiento y Salud” en 1975, se cuestiona al padre de familia por lo que consideraban problemas de moralismo, tabúes y desinformación.

El 2 de julio de 1992  la Corte Constitucional, usurpando las funciones del Congreso, ordenó al Ministerio de Educación  impartir clases de educación sexual en toda la red educativa del país, dando asi un nuevo espacio a los mentores de la corrupción sexual en Colombia.

El nuevo programa implementa, de forma radical, la política de salud sexual y reproductiva aprobada y publicada en el 2003, la cual, bajo el pretexto de educar y prevenir, termina despertando precozmente la actividad sexual en los niños, incitándolos a que auto exploren sus cuerpos y busquen un placer sin límites y entregándoles un inadecuado material “didáctico”. Todo inoculado a través de una abusiva e intrusiva pedagogía, que  destruye el sano desarrollo de los menores. Si este programa no fuera impuesto de modo forzoso  por el Estado, nadie en sano juicio dudaría en tildarlo como delito de corrupción de menores.

Inspirados en la malsana política transversal de género, diversidad  y tolerancia, les dicen a nuestros hijos que, mientras el sexo es biológico (hombre y mujer), los géneros son construcciones culturales de mayor trascendencia (que éstos son cinco: lesbianas, gay, transgeneristas, bisexuales e intersexuales. Hay quienes ya cuentan veintitrés géneros). Les enseñan que ellos tienen derecho de cambiar su género si les place, que deben respetar cualquier forma de sexualidad en una especie de ‘democracia’ sexual; que su hijo puede enamorarse de su amigo; en fin, que el sexo es una necesidad básica con el único objetivo de obtener placer.

Les dan anticonceptivos gratis desde la infancia, aumentando así la promiscuidad y las relaciones homosexuales. Que el sexo no necesariamente es el medio para perpetuar la especie humana y que no será necesario formar una familia.

El pudor, la inocencia y el verdadero amor quedaron atrás como cosas sin importancia y aun malsanas.

“Hay que apoderarse del alma de los niños”

El socialismo clásico, usó las guarderías infantiles para adoctrinar a los niños en la ideología marxista. El actual programa de nuestro Ministerio de Educación pretende una muy radical y extrema reeducación de nuestros hijos, como lo experimentó el anterior gobierno socialista español con el aludido programa “Educación para la Ciudadanía – EPS”, conforme declarara Luis Llopis, uno de sus ideólogos:

Para mí no hay revolución simplemente porque se lleve a efecto un cambio de régimen político. Ni siquiera hay revolución cuando junto al cambio político hay un cambio social."

“Para mí, el ciclo revolucionario no termina hasta que la revolución no se haga en las conciencias. Y ésa es la labor que tiene que hacer la escuela. (…) Esa revolución ha de ser obra de los educadores, de la escuela (…). Hay que apoderarse del alma de los niños.(2)

Hoy, Colombia juega el papel de laboratorio experimental y puerta de entrada a Sudamérica de un proyecto destinado a provocar la destrucción de nuestra herencia cultural cristiana, rumbo a la imposición de la aventura utópica de Engels y Marx. La verdad es que, en calculado ajedrez, se esta ejecutando la siniestra “Revolución Cultural diseñada por Gramsci, fundador del Partido Comunista italiano.

Trágicas consecuencias

Tememos que el “Programa Nacional de Educación para la Sexualidad y participación Ciudadana”  potenciará hasta el delirio los problemas que han afectado siempre a nuestra juventud: el libertinaje sexual multiplicará las deserciones escolares, las drogas,  las enfermedades de transmisión sexual, el embarazo de las adolescentes (3). Con todo esto vendrá el aumento de la soledad, la depresión y los suicidios (4), mientras la familia va muriendo, deshecha en el lodazal de los desarreglos morales (5).

El Ministerio de Educación Nacional no quiere reconocer que, en el fondo, se trata de un problema de educación moral, y no una cuestión de látex.  Propone como solución, facilitar el acceso a los anticonceptivos, a los preservativos, después a la pastilla abortiva Misopostrol para terminar en la inducción explícita del mismo aborto.

Llamado a reaccionar:
¡Paren de corromper a la infancia, exigimos la cancelación del programa de educación sexual!

Los firmantes de esta Carta Abierta, padres de familia y colombianos en general, respetuosamente exigimos la completa cancelación del “Programa Nacional de Educación para la Sexualidad y Participación Ciudadana”.

Aún es tiempo de evitar la catástrofe moral que se producirá irremediablemente si este programa se implementa en su integridad. Sigamos el ejemplo de España, que acaba de aprobar la  “Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa” (LOMCE), el cual sepulta por fin el dañino experimento de la “Educación para la Ciudadanía” que hoy nos están imponiendo en Colombia;  España esta reconociendo nuevamente a los padres el derecho para educar a sus hijos y su libertad de conciencia (6). Sigamos el ejemplo de los Estados Unidos, que está de regreso hacia la restauración moral, con la promoción oficial de un gran movimiento en favor de la castidad (7) y  donde la sociedad ve con agrado que millones de jóvenes se regalen entre si el anillo de castidad (8); por fin, de varias naciones africanas que lograron controlar la epidemia del Sida con la promoción de la castidad. (9 y 10)

Dra. María Fernanda, fundamentamos nuestra exigencia en el derecho natural consagrado en el artículo 67 de la Constitución Nacional, el cual reconoce el derecho primario de los padres para educar a sus hijos. En las normas internacionales que hacen parte del bloque de constitucionalidad, tales como la Convención sobre los Derechos del Niño, incorporada a la legislación nacional mediante Ley 12 de 1991, y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos conocido como el Pacto de San José de Costa Rica (Ley 16 de 1972).

Señora Ministra, queremos una juventud fuerte y moralmente sana, que sea capaz de forjarnos un recto progreso, el cual sólo podrá alcanzarse en las vías de la Civilización Cristiana.

Agosto 29 de 2013

FIRMA AQUÍ

CLICK AQUI
Si desea imprimir la planilla
para recoger firmas

ATENCION: Se han unido en torno a este llamado diversas entidades civiles, de inspiración católica, tales como: Consejo Nacional de Laicos de Colombia, Cultura de la Vida Humana, Human Life International Colombia, Laicos Por Colombia, Voto Católico y Centro Cultural Cruzada.


Notas de pie de pagina

(1):http://www.cruzadacentrocultural.org/archivos/Programa%20Nacional%20de%20Educacion%20para%20la%20Sexualidad%20y%20construccion%20de%20ciudadania2753.pdf

(2): http://www.cruzadacentrocultural.org/articulo-hay-que-apoderarse-del-alma-de-los-ninos

(3): http://www.elespectador.com/noticias/politica/articulo-377179-alarma-colombia-auMinisterio de Educación Nacionalto-de-embarazo-de-adolescentes

(4): http://www.cruzadacentrocultural.org/articulo-han-planeado-suicidarse-13-de-los-jovenes

(5): http://www.eltiempo.com/vida-de-hoy/mujer/colombia-el-pais-con-mas-uniones-libres-_12940493-4

(6): http://www.hazteoir.org/noticia/51573-lomce-obispos-celebran-igualdad-acad-mica-religi-n

(7): http://www.miamidiario.com/educacion/estados-unidos/adolescentes/embarazos/educacion-sexual/castidad/294232

(8): http://es.wikipedia.org/wiki/Anillo_de_castidad

(9): http://www.aciprensa.com/noticias/el-papa-benedicto-destaca-eficacia-de-castidad-para-prevenir-sida-en-africa/#.Ug22LpLry1U

(10): http://infocatolica.com/blog/matermagistra.php/1112151108-una-vision-del-sida-en-africa

Leer más...

viernes, 30 de agosto de 2013

Fundación Marido y Mujer impugna fallo de “matrimonio” homosexual en Cali

La fundación Marido y Mujer presentó ayer una impugnación a la sentencia del juez 11 civil municipal de Cali que pretende obligar al notario 4º de Cali a incurrir en la ilegalidad de conceder “matrimonio” a una pareja del mismo sexo. La impugnación se basa en el mismo texto de la sentencia C-577 de 2011 que reconoce la diferencia sustancial entre el matrimonio conformado según la Constitución por un hombre y una mujer, y el vínculo contractual solemne entre parejas homosexuales.

La impugnación parte del hecho de que “la Sentencia C- 577/11 de la Corte Constitucional declaró que solamente es matrimonio conforme al Código civil el contrato celebrado conforme a las exigencias constitucionales entre un Varón y una mujer y por tanto los vínculos contractuales solemnes autorizados no constituyen contrato de matrimonio civil”, para luego demostrar que el contrato solemne que la Corte exige para las parejas homosexuales, en ningún caso puede ser homologable en sus efecto jurídicos al matrimonio. En el escrito se recuerda que:

En cuanto se refiere a la celebración de los vínculos contractuales solemnes que pueden ser solicitados por las personas interesadas ante jueces o notarios, su contenido, debe ser contrato ajeno al contenido y denominación de matrimonio,  en cuanto contrato bilateral y manifestación de voluntad sobre un objeto de obligaciones que no admiten analogía al contrato civil de matrimonio, pues se hace entre personas que tienen derecho a establecer su convivencia, una copropiedad y administración de bienes comunes, sin que tales actos o declaraciones de voluntad de las personas puedan generar vínculos jurídicos distintos a los de un contrato innominado, y que no pueden ser calificados como matrimonio civil, ni como familia, por la expresa orden de la Constitución Política,  y de la Corte Constitucional que contempla exclusivamente este tratamiento al vínculo expresado de un hombre y a una mujer, conforme a su artículo 42 y el articulo 113 del Código Civil.

Sin mayores preámbulos, ponemos a su disposición, el texto de la impugnación:

Leer más...

El Espectador considera un atraso la protección de los niños por nacer

En el editorial del martes pasado del diario El Espectador, arremeten contra el Referendo por el Derecho a la Vida. A pesar de los extenso del escrito, los argumentos son elementalmente dos y los examinaremos a continuación.

En primer lugar, el editorial afirma que derogar el aborto vía Referendo “Es un mal entendimiento[sic] de cómo funciona una democracia en un Estado Social de Derecho.”, inmediatamente después desarrolla este punto acudiendo a los supuestos “derechos de las minorías”

Si bien se trata de seguir la voluntad de las mayorías, también (y sobre todo) se debe respetar los derechos de las minorías, tratando de no aplastarlas a través de la tiranía de los votos. En ese pretendido sentido antidemocrático es que quiere obrar este comité promotor. Y algunos otros sectores, que tienen fuerza: el aborto no ha podido avanzar como en otro lares y como es esperable en una sociedad moderna por culpa de ellos. [sic erat scriptum, realmente no se entiende que un editorial quede tan mal redactado]

Este argumento realmente implica dos supuestos: el límite a la soberanía popular, por un lado, y el supuesto “derecho de minorías” que vendría a ser el aborto, por el otro. Respecto del primer punto, empecemos por recordar la sabía frase de Nicolás Gómez Dávila: “DEMAGOGIA es el vocablo que emplean los demócratas cuando la democracia los asusta”. En efecto, lo que el editorial llama “antidemocrático” no es otra cosa que el funcionamiento elemental de la democracia pura, su forma más directa. La democracia representativa, la división del poder público y la constitución de “constituyentes derivados” no son más que instrumentos forzosos ante la imposibilidad de la democracia directa al estilo griego en una sociedad de 44 millones de personas. Por definición, las herramientas de democracia participativa son siempre más democráticos que los procedimientos que dependen por entero de los órganos constituido y derivados por representación. En todo caso, la base del sistema democrático no es otra que la soberanía del pueblo, soberanía que, por definición, no puede estar sujeta a condicionamientos foráneos, ni a normas internas que el pueblo mismo no pueda modificar. Realmente algo anda mal en el concepto de “democracia” si el pueblo no puede reclamar para sí las funciones delegadas y ejercerlas directamente.

Cierto es que bajo esta óptica liberal, la democracia es contraria a la Doctrina de la Iglesia. En efecto, el liberalismo, tanto el teológico como político, es incompatible con la fe cristiana como dejó claro el Papa León XIII en su encíclica Libertas Praestantissimum. La Iglesia ha condenado constantemente la pretensión soberanista del Estado liberal, por pretenderse libre de la Ley Natural, y por esta vía, abrir la puerta a las peores tiranías. Desde la sangrienta Revolución Francesa hasta los terribles genocidios del siglo XX, fueron provocados en nombre de un gobierno que afirmaba representar la voluntad soberana del pueblo. Pero esta es también la perspectiva liberal que El Espectador dice tener, que aunque defiende la existencia de libertades individuales (los “Derechos del Hombre”), en la práctica sólo se trata de los Derechos que se impongan constitucionalmente al Estado. Sólo la Ley Natural, puede representar un límite real al Estado, puesto que en el fondo, los Derechos constitucionales no son más que aquellos que el Estado ha querido reconocer. También el aborto es fruto del mismo árbol genocida del absolutismo, pues se fundamenta en que el Estado desconozca la condición de persona, sujeto de derechos, del niño por nacer.

Nótese además el artículo 377 de la Constitución Política, que establece que “Deberán someterse a referendo las reformas constitucionales aprobadas por el Congreso, cuando se refieran a los derechos reconocidos en el Capítulo 1 del Título II y a sus garantías”, por lo que reconoce la facultad inalienable del pueblo para la decisión sobre los derechos fundamentales. Tanto así que en artículo 379 establece que sólo podrán ser declarados inconstitucionales las reformas a la Constitución cuando se violen los requisitos de reforma. Como puede verse, no hay forma alguna en que pueda negarse la facultad del pueblo para reformar la Constitución y derogar el aborto, sin negar también la soberanía popular y con ella el sistema democrático en su totalidad.

Examinemos ahora la segunda cuestión, el aborto como "derecho de minorías", lo que lleva a preguntarnos, antes que nada, cuál es la minoría titular del supuesto derecho al aborto. Ciertamente no lo son las mujeres, puesto que estas son mayoría absoluta en el país: Si el aborto fuera un “derecho de las mujeres” el referendo no tendría la más mínima posibilidad. Por el contrario, son las mujeres el motor del movimiento provida en Colombia, las encuestas han mostrado que el 81% de las mujeres rechaza la legalización del aborto, frente a sólo un 70% de los hombres. Algunos podrían afirmar que se trata de los derechos de esa minoría del 19% de las mujeres que si apoyan el aborto, pero claramente esto sería crear una minoría ad casum; y por esta vía, las organizaciones criminales serían también “minorías en desacuerdo con el código penal”.

No nos dejemos engañar, no existe el “Derecho al aborto”; no hace parte de la Constitución ni del Sistema Internacional de Derechos Humanos. Existe el Derecho a la Vida, reconocido en el artículo 11 de la Constitución, y que al tenor del Derecho Internacional debe protegerse desde el momento de la concepción. Eso que ellos llaman un “atraso”, no es más que una restitución del Derecho a la Vida según la Constitución del 91, que había sido “derogado de facto” por la Corte Constitucional. Esa es la minoría a la cual se le están violando la totalidad de sus derechos: los 34.000 niños por nacer que han sido asesinados en la vigencia de la sentencia C-355.

En El Espectador deberían hacer un ejercicio de honestidad y quitarse la careta de “Nadie quiere el aborto”, cuando en el mismo artículo dicen que “Sería mejor avanzar” y que el aborto debería ser “para todos los casos, mediante una decisión libre e informada de la mujer”. Piden más aceite para la máquina de matar de la industria abortista, pero dicen no querer el aborto. Se quejan de que aumentarán los abortos ilegales, pero piden que sea legal el aborto por cualquier razón, siguiendo el modelo español en donde los abortos se han disparado. Que digan la verdad: su único deseo es que el número de abortos aumente.

Leer más...

jueves, 29 de agosto de 2013

Eventos pro-vida y contra el aborto en ExpoCatólica 2013

Eventos pro-vida y contra el aborto en ExpoCatólica 2013 de Colombia

BOGOTÁ, 29 Ago. 13 / 09:53 am (ACI).- En el marco de la Expocatólica 2013 que se realiza en esta capital, el Departamento de Promoción y Defensa de la Vida de la Conferencia Episcopal de Colombia ofrece al visitante una serie de eventos que promueven el derecho de toda persona a la vida, desde la concepción hasta la muerte natural.

Divididos en 3 stands (B9, B10 y B11), más de 10 organizaciones no gubernamentales, así como movimientos apostólicos a favor de la vida estarán presentes en la expo, anuncia esta dependencia en un comunicado de prensa. ExpoCatólica se realiza en el centro de convenciones de Compensar Av. 68.

También se presentarán varias proyecciones durante los cineforo que simbolizan el respeto por la dignidad de todo ser humano, desde su concepción hasta la muerte natural y un gran foro "La Realidad del Aborto y sus Consecuencias BioPsicoSociales" que contará con la participación de la Dra. Danelia Cardona Lozada.

Esta es la agenda provida para Expocatólica:

Jueves 29 10 am Cineforo: Bella

Jueves 29 3.30 pm Foro: La Realidad del Aborto y sus consecuencias BioPsicoSociales

Viernes 30 2:00 pm Cineforo: Amor sin Remordimientos

Viernes 30 3:00 pm Conferencia: Engaños y falsedades de la “Educación sexual”

Sábado 31 11:00 am Conversatorio: Fe y vida pública

Sábado 31 2:00 pm Cineforo: La familia frente a la ‘Cultura de la Muerte’

Sábado 31 4:30 pm Cineforo: Crescendo, un genio de la música en riesgo

Domingo 10.30 am Cineforo:Vida o Muerte

Domingo 3.30pm Cineforo: October Baby

Consultar aquí la agenda completa del evento

Leer más...

miércoles, 28 de agosto de 2013

Carta Abierta a Antonio Torres, por José J. Escandell

Reproducimos el artículo escrito por José J. Escandell y publicado en InfoCatólica, que si bien está referido explícitamente al contexto del movimiento provida español deja unas importantes reflexiones que son también válidas para nuestro caso.

Ha publicado mi querido Antonio Torres en «ABC» un artículo titulado Aborto, providas y esperanza (Nota de InfoCatólica: se puede leer también en Religión en Libertad). No hace referencia a un artículo suyo reciente anterior que mereció la crítica de Javier Paredes. En este nuevo escrito, Torres afirma las siguientes ideas: 1º, la falta de argumentos del mundo abortista en España se debe a la tarea de las entidades provida; 2º, no es aceptable criticar a los abortistas sin hacer nada positivo en favor de los no nacidos; y, 3º, es digno de alabanza el anuncio del Ministro Ruiz Gallardón de cambios provida en la legislación acerca del aborto.

Respecto de la primera idea, creo que Torres no es suficientemente conocedor de cuáles son los argumentos reales de los abortistas. Deberíamos remontarnos por lo menos a los años cincuenta del siglo pasado para encontrar unas raíces que no tienen en realidad nada que ver con el reconocimiento científico del carácter individual humano del óvulo fecundado. Lo que los abortistas defienden es, sin más, la absoluta autonomía y libertad de la mujer. Y contra eso no encuentro entre los provida argumentos de peso ni veo en qué se ha avanzado.

Pero más me ha sorprendido del texto de Torres la segunda afirmación. «… debemos evitar limitarnos a la tentación de señalar con el dedo a persona alguna en el ámbito de la política o de la sociedad civil, pontificando sobre cuál o cómo habría de haber sido su actuación personal… ». Lo siento mucho: no es verdad. Se puede señalar, y se debe señalar con el dedo a todos los que, por acción o por omisión, participan en los asesinatos abortistas. Según Torres, sólo «gran parte» del movimiento provida aborda estos problemas de la manera correcta, es decir, en términos positivos y caritativos. Resulta así deslegitimada para Torres toda crítica provida que se salga fuera de los cauces de la actividad provida: como si no fuera lícito decir dónde está el fuego aunque no se tenga una manguera para apagarlo. Lo siento mucho, querido Antonio. No puedo estar de acuerdo con tu posición, por meritorio que sea mucho del trabajo que realizan los movimientos provida.

Es evidente que no todos podemos estar en todo, y es un abuso echar en cara a la gente que no participe en la defensa de los no nacidos, de la escuela pública, de la privada, de las ballenas, del medio ambiente, de la música celta, del cáncer de mama, del SIDA, del papel sin cloro, de la no violencia… Al final habrá que hacer cualquier cosa menos trabajar cada uno en su puesto y cuidar de su familia.

La participación en actividades de grupos provida es algo libre, esto es, no moralmente obligatorio, por mucho que pueda ser laudable y recomendable en algunos casos. También es verdad que la actividad provida no tiene por qué circunscribirse a la de los grupos constituidos. Nadie puede pretender tener el monopolio de la acción provida y el consecuente derecho a emitir diplomas y certificados de buena conducta.

Hay además que decir que los servicios asistenciales que ofrecen algunos de estos grupos han de ser entendidos en rigor como meras atenciones paliativas, sin que lleguen a tocar el fondo esencial del problema político del aborto voluntario. No puede suceder que la acción asistencial excuse de la acción política, de modo que con los grupos provida nos sintamos ya suficientemente comprometidos y, en consecuencia, suficientemente satisfechos. La acción asistencial no puede ser coartada de inacción política, pero esa confusión es un peligro real, porque le es muy cómoda a mucha conciencia filantrópica y a mucho político.

Como tampoco entiendo ni veo justificado por qué los grupos provida-que se complacen en decirse tan apolíticos como aconfesionales-puedan o deban ser los únicos agentes políticos autorizados.Si ello sucede, lo asistencial se convierte en la suficiente solución política. ¿No sucederá acaso, también, que los poderes reales se encuentran muy confortables con las protestas que estos grupos organizan? Se concilia muy mal el apoliticismo nominal de muchos grupos provida con su patente alineación con los intereses del PP.

Respecto de la la defensa jurídica de la vida inocente de los no nacidos no hay nada que negociar, sobre todo cuando la aceptación del mal menor incluye el compromiso tácito de dejar intacto el mal mayor. Porque, reconozcámoslo, en la lucha provida contra el aborto humano voluntario se ha abandonado hace mucho el propósito real de conseguir la abolición completa de la permisividad. Parece que sólo es mala la ley abortista del PSOE.

Hay por otra parte la desgraciada convicción general de que sólo participando activamente en el sistema de poder tejido en España desde 1978 se puede tener una eficacia real, tanto en las cuestiones provida como en las religiosas, educativas, familiares, etc. La experiencia hace ver que este sistema de poder, consolidado tras más de treinta años, no sólo no acoge la ley natural (a cuyo orden pertenece la defensa de la vida del no nacido), sino que avanza veloz hacia su erradicación. Muchas buenas personas creen que el cauce necesario y legítimo para hacer valer el bien y la verdad es el de colaborar con las actuales estructuras de poder. El problema es que, de hecho, el efecto de este colaboracionismo es la consolidación del sistema, porque con frecuencia los grupos se hacen rehenes y cómplices de él, sin capacidad ninguna para alterar profundamente las cosas.Creo, pues, que confías en vano, y que confundes a las buenas gentes cuando dices que el anuncio de Ruiz Gallardón es «… un primer paso adelante de extraordinarias consecuencias para la vida de cientos de miles de españoles, y de fructíferos y esperanzadores alcances fuera de nuestras fronteras».

José J. Escandell

Publicado originalmente en Diario Ya

Leer más...

martes, 27 de agosto de 2013

Tuve hambre y me robasteis, por P. Pedro Trevijano

Columna del P. Pedro Trevijano Etcheverría publicada originalmente en Religión en Libertad.

Suelen acusarnos, con bastante fundamento real, que los curas apenas hablamos del demonio, del infierno y de la posibilidad de fallar radicalmente el sentido de nuestra vida. Y sin embargo hay evangelios en la Misa, como el del domingo XXI, Lc 13,22-30, que nos ponen muy fácil hablar sobre este tema. Encontramos allí frases como: “Señor, ¿serán pocos los que se salven? Jesús les dijo: “Esforzaos en entrar por la puerta estrecha. Os digo que muchos intentarán entrar y no podrán”… “Alejaos de mí, malvados. Entonces será el llanto y el rechinar de dientes, cuando veáis a Abrahán, Isaac y Jacob y a todos los Profetas en el Reino de Dios y vosotros os veáis echados fuera”.

Dios no es ciertamente imparcial en el asunto de nuestra salvación, sino como se me dijo en cierta ocasión. “Dios está dispuesto a hacer todas las trampas que pueda, menos cargarse tu libertad, para llevarte al cielo”. Es cierto que la visión de nuestra Sociedad no invita al optimismo. El horrible crimen del aborto (cf. Gaudium et Spes nº 51), lo hemos transformado gracias a la diabólica Ley del Aborto del 4 de Marzo del 2010 en un derecho, tenemos también la legislación más antifamiliar del mundo y sobre el bien común, estamos atónitos ante la serie de escándalos de corrupción que nos sacuden. Ello llega al colmo con lo sucedido en torno a la Junta de Andalucía, no sólo por la cantidad, la mayor posiblemente nunca desaparecida en España, entre mil doscientos y mil quinientos millones de euros, sino también por a quien se les roba: a los más necesitados, a los parados. Como decía cierto escritor: “Los progresistas legislan toda clase de disparates, luego llegan los conservadores y los conservan”.

Personalmente cuando me hablan de estos escándalos, no puedo sino pensar en algunas frases de la Sagrada Escritura. Ya en el Antiguo Testamento en el libro de los Proverbios leemos: “El que oprime al pobre ultraja a su Hacedor” (14,31) y “La justicia engrandece a una nación, el pecado es la ruina de los pueblos” (14,34), mientras en Gálatas 6,7 San Pablo nos advierte: “No os engañéis, de Dios nadie se burla”. Pero el texto más claro para mí está en el episodio del Juicio Final en el capítulo 25 de San Mateo: “Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el demonio y sus ángeles. Porque tuve hambre y no me disteis de comer” (vv. 41-42). Aquí la cosa es mucho peor, porque no sólo no se da de comer al necesitado, sino que encima se le roba. Por eso titulo este artículo: “Tuve hambre, y me robasteis”.

Ante asuntos así, la primera reacción lógica es la de enfadarnos e incluso dejarnos llevar por el odio. Pero si hay algo anticristiano, porque es lo contrario del amor, es el odio. Si yo, ante una canallada, me dejo llevar por el odio, me estoy envenenando a mí mismo y destruyéndome como persona. Creo que odio y alegría son simplemente incompatibles. Ante hechos malvados, tengo que preguntarme a mí mismo: “¿En una situación así, cómo reaccionaría Cristo?”.

En primer lugar, tengo que estar convencido de que la batalla decisiva entre el Bien y el Mal se ha librado ya y que Cristo la ganó con su Pasión, Muerte y Resurrección.

Por definición, el cristiano es un ser abierto a la esperanza, está en el bando vencedor y lo que tiene que preguntarse es cómo debe actuar. El otro, aunque sea mi contrario, mi adversario, mi enemigo, es también hijo de Dios y por tanto mi hermano. Lo que Dios espera de mí es, sobre todo, mi oración, que es el medio para dirigir mi alma a Dios y nos hace capaces de difundir a nuestro alrededor la luz de la fe cristiana. Pero, indudablemente, una de las oraciones nuestras que más satisfacen a Dios es nuestra oración por los pecadores. En Lc 15,7 se nos dice: “habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no necesitan convertirse”. Los católicos creemos en el valor de la oración y en la posibilidad de la conversión, por enormes que sean los pecados cometidos. De hecho muchos grandes santos han sido grandes pecadores arrepentidos. La lista podemos empezarla con María Magdalena, de la que Jesús había echado siete demonios (cf. Mc 16,9), continúa con San Pablo y sigue ininterrumpidamente hasta hoy.

Leer más...

Firmado acuerdo de Hermandad entre Voto Católico Colombia y el Observatorio Católico del Ecuador

Voto Católico Colombia y el Observatorio Católico del Ecuador han firmado un acuerdo de hermandad con el cual se espera inaugurar un vínculo de cooperación y solidaridad en la defensa de la fe desde la vida pública. el Observatorio Católico del Ecuador es un observatorio ciudadano que se encarga de velar por los derechos civiles y religiosos, inspirado en la doctrina social de la Iglesia y el derecho natural, que defiende la participación de los católicos en el debate social y político del país.

Ambas instituciones en vista de las similitudes de los principios y valores que defienden han decidido suscribir un acuerdo de colaboración, una carta de hermandad para que comprometidas por la misma visión logren sacar adelante sus respectivos proyectos e iniciativas en colaboración mutua cuando sea necesario.

image

Leer más...

lunes, 26 de agosto de 2013

Instrucciones para recoger las firmas para el Referendo por el Derecho a la Vida

Desde el pasado miércoles 21 de agosto, la Registraduría ha dado vía libre a la segunda etapa de la recolección de firmas para convocar al Referendo por la Vida al entregar el formato legal para la recogida de apoyos. Desde el pasado miércoles tenemos seis meses para recoger 1’600.000 firmas en todo el país.

El siguiente es el formulario oficial. Hay que imprimir este formato, por ambos lados, en hoja tamaño Oficio:

Formulario II etapa Referendo Oficio

Empieza a recoger firmas y recuerda, la persona que está apoyando con su firma debe llenar en su totalidad de puño y letra todos los campos, (fecha, Número de cédula, Nombres y Apellidos, Dirección, Firma) el único campo opcional es el del correo electrónico, el resto deben quedar llenos.  Un registro o firma no será válido cuando:

  • Cuando aparece en blanco uno de los campos, mencionado anteriormente.
  • Cuando los datos son ilegibles.
  • Cuando firma un menor de edad(con tarjeta de Identidad)
  • Cuando la información de los reglones sea fotocopia de fotocopia.
  • Cuando en alguno de los campos aparecen comillas (“”) para evitar escribir la misma información del reglón superior.
  • Cuando en la columna de firma aparece la imagen de la huella dactilar sin la palabra “ Firma a Ruego”.
  • Cuando al verificar el número de cédula, no aparece en el archivo nacional de Identificación de la Registraduría o no corresponde los nombres y apellidos con la persona registrada en el sistema de la Registraduría.

Es importante estar en contacto con la plataforma Unidos por la Vida en el correo unidosxlavidacolombia@gmail.com, para coordinar la recolección de apoyos y estar pendiente sobre los eventos que se realizarán durante estos meses.

Leer más...

Alertan sobre agresividad anticatólica de la agenda abortista y LGTB

La organización católica Tradición y Acción ha hecho público un manifiesto en que advierte sobre la creciente agresividad anticatólica del movimiento pro-aborto y LGTB. El manifiesto recuerda hechos recientes como la profanación de la Catedral de Notre-Dame de Paris por parte del grupo Femen el 12 de febrero, así como el ataque violento contra la Catedral de Santiago de Chile por parte de manifestantes pro-aborto el 25 de julio, la “marcha de las vagabundas” durante la Jornada Mundial de la Juventud el 27 de julio, y la hoguera sacrílega que activistas LGTB planeaban realizar el 16 de agosto en la Universidad Javeriana.

El manifiesto invita a los católicos a denunciar con firmeza la violencia en aumento contra la fe: “¿Y nosotros, católicos? ¿Tomaremos por fin conciencia de que estos son hechos pioneros, que presagian una gran acometida contra la Iglesia? ¿Que con profanaciones similares, al principio esporádicas, comenzó por ejemplo en España el proceso que desembocó en la sangrienta persecución anticatólica, previa a la Guerra Civil de 1936-39? ¿Nuestro amor a Dios y a su Iglesia nos llevará a prevenir a tiempo una acometida similar, mediante una denuncia y una resistencia proporcionadas? ¿O seguiremos llevando tibia y cómodamente una vida de piedad banal, mediocre y sin horizontes, ciegamente ajenos a la tormenta que se avecina?”

La Sociedad Colombiana de Tradición y Acción es una entidad de inspiración católica dirigida al estudio de la problemática política, ideológica, socio-económica y cultural del país. Y en base a esto luchar en defensa de los valores morales de la Civilización Cristiana.

Leer más...

sábado, 24 de agosto de 2013

El Espectador llama "herida" a los niños concebidos por violación

En un artículo publicado el día de hoy, el diario presenta las historias de dos mujeres que fueron violadas, y mientras una quiso tener al niño, “la otra optó por borrar la herida del abuso", palabras del diario para decir que abortó. Así mismo, como conclusión afirma que “mientras algunos velan por la protección de la vida de los seres que se gestan en el vientre de las mujeres, otros alegan el derecho a la protección de ellas”.

Esto, sin embargo, es desmentido por el mismo testimonio que presentan, pues en él la victima reconoce que el aborto ni ‘borró sus heridas’ ni le representó ningún tipo de protección: “Aborté y me devolví a Manizales. Entré en depresión, no por lo que hice, sino porque había dos tipos libres que me tenían amenazada si los denunciaba. Nunca lo hice y ellos jamás pagaron por lo que me hicieron”. Por el contrario, el hecho de que ninguna de las dos víctimas haya denunciado judicialmente a los agresores, lleva a preguntarse si no será que el uso de la violación como caballo de batalla para la promoción del aborto, está encubriendo el problema de impunidad que hay en el caso de este delito.

Celebramos que se dé a conocer en los medios masivos la labor tan importante de fundaciones como Vida en Misericordia, que trabajan incansablemente por tender una mano a las madres embarazadas cuando estas más lo necesitan.

Leer más...

jueves, 22 de agosto de 2013

ATENCIÓN: Felipe Zuleta desiste en la demanda contra Mons. Juan Vicente Córdoba

Hemos recibido la información de que el periodista Felipe Zuleta Lleras ha desistido en la demanda que había instaurado contra Mons. Juan Vicente Córdoba bajo el supuesto delito de "discriminación". Al parecer, ante el poco avance del proceso, y luego de conversaciones entre los abogados del obispo de Fontibón y del periodista, resolvió retirar la demanda.

La demanda había sido interpuesta bajo cargo de "hostigamiento agravado", basado en las declaraciones de Mons. Córdoba a los medio de comunicación en que explicaba la oposición de la Iglesia al "matrimonio" entre personas del mismo sexo y la adopción de niños por personas homosexuales.

La demanda implicaba también la inauguración de la controvertida "Ley antidiscriminación" que fue aprobada de agache en el Congreso, y en cuyo trámite se cometieron varias irregularidades. Esta ha sido denunciada constantemente como "Ley mordaza" por abrir la posibilidad a restringir la libertad de expresión, la libertad de asociación y la libertad religiosa, aunque recientemente fue declarada exequible por la Corte Constitucional.
Leer más...

Entre cordura y fanatismo., por Mons. Libardo Ramírez

Reproducimos la columna de Mons. Libardo Ramírez, presidente del Tribunal Eclesiástico Nacional, publicada en el sitio web de la CEC
Escrito por Mons. Libardo Ramírez Gómez - A mitad de este mes de agosto hubo un serio enfrentamiento entre quienes preparaban en la Pontificia Universidad Javeriana la decimatercera versión del llamado "Ciclo Rosa Académico", y una red de opositores a su realización, pues, para análisis de las tendencias homosexuales, se tenía prevista la presencia de destacados defensores de esa modalidad, con apología de la "ideología del género" y la agenda política LGTB en Latinoamérica. 
Hubo un grupo más de tres mil laicos católicos que hicieron llegar su voz de profundo inconformidad al Rector Universidad, P. Joaquín Sánchez, por la realización de ese evento, que, bajo el ropaje de "académico", abría paso, según los opositores, a tesis abiertamente "pro-gay". 
Ante esa situación vino intervención del Secretario de la Conferencia Episcopal, Mons. Daniel Falla, del Presidente de la Conferencia S.E. Rubén Salazar y del Nuncio Apostólico Mons. Ettore Balestrero, ante el Rector y el P. Francisco de Roux, Provincial de los Jesuitas, responsables de esa Universidad Católica, con análisis de la situación y la razón de ser de esas protestas de laicos, que, en defensa de la fe y la moral pregonada por la Iglesia, reclamaban por un evento y programa, con esas dimensiones, en los claustros javerianos. 
Ante la determinación de cancelar ese evento que tomaron los directivos Jesuitas, en medio de respetuoso y razonado diálogo con directivos de la Iglesia en Colombia, vino la reacción de quienes nos sentimos complacidos por el estilo de diálogo eclesial en el que se decidió ese enfrentamiento, y las reacciones fanáticas y frenéticas de protesta, de otros, por no haberse realizado aquel certamen. Para estos era algo "simplemente académico", pero, para otros, era de abierta apología de doctrinas contarías al Evangelio. 
Hay la mentalidad que defiende que el nombre mismo de "universidad" quiere decir "apertura universal" a todo pensamiento, lo cual tiene su verdad, pero, si una universidad tiene un pensamiento definido, y se presenta con un distintivo, como el de ser "pontificia", no se le puede exigir, ni se puede sentir obligada a difundir tesis contrarias a su pensamiento, pues estaría prohijando algo en contra que de la razón de su propio existir. 
Que se debatan pensamientos adversos, que se den a conocer las más variadas ideologías, bien se puede, pero que sea al menos en situación de igualdad con defensores del propio pensamiento, en clima realmente "académico", y no de premeditado proselitismo hacia ideas adversas, y con solitarios adalides de ellas. 
En lo programado para ese "Ciclo Rosa Académico" se perfilaba cuanto he dicho, que no es aceptable, y, por eso, el reclamo motivado por el laicado asumido ante los Padres Jesuitas por jerarcas de la Iglesia, adelantando el diálogo aludido con gran cordura. 
Fue en forma contrapuesta al fanatismo de quienes al ver cerradas la puertas a su inaceptable propósito han llegado a protestas irreverentes, a vociferaciones desmedidas, a artículos de prensa con descalificación de laicos y jerarcas, y de los mismos jesuitas que razonablemente vieron la inconveniencia del programado certamen, en esas condiciones. 
Es cerrado fanatismo señalar como "actitudes inquisitorias" todo aquello que reclame respeto por pensamiento y normas que se tienen en la Iglesia, olvidando que en ella, como en toda seria organización, inclusive las deportivas, hay normas qué respetar, y las decisiones que se tomen según ellas, no se pueden calificar intransigencias. Bien dijo el Superior General de los Jesuitas, en reciente reportaje, que el tan apreciado Papa Francisco, formado en la seria disciplina de esta comunidad: "será muy fiel a los que considera importante en la tradición de la Iglesia". 
Con cordura, y no con fanáticos arrebatos, se deben superar enfrentamientos en Colombia y en el mundo. 
Mons. Libardo Ramírez Gómez
Presidente del Tribunal Ecco. Nacional
Leer más...

miércoles, 21 de agosto de 2013

Comunicado oficial del Comité Promotor del Referendo por el Derecho a la Vida

Bogotá, miércoles 21 de agosto de 2013-(Descargar en PDF).La Registraduría Nacional ha reconocido al Comité Promotor del Referendo por la vida después de revisar las 330.094 firmas entregadas el pasado 30 de abril.

Esta iniciativa de carácter ciudadano busca modificar el artículo 11 de la Constitución colombiana, el cual declara que el derecho a la vida es inviolable, agregándole que “se prohíbe el aborto provocado”.

Marcela Posada, vocera del Comité Promotor, explica que “la propuesta de Referendo surge al constatar que una minoría de funcionarios ha instrumentalizado al Estado Colombiano para desatar con todo su poder una guerra abierta en contra de las personas más indefensas de nuestra sociedad: los bebés por nacer y sus mamás”.

En Colombia según el Ministerio de Salud , desde el año 2006 a la fecha se han registrado casi 3000 abortos legales, lo que significa 3000 mujeres y familias afectadas por este drama y 3000 bebés a los que se les negó el derecho fundamental a la vida.

Cientificamente está demostrado que el 81% de las mujeres que han sido sometidas al aborto sufren desordenes psicológicos y psiquiátricos severos, ademas de los graves riesgos físicos para la fertilidad y la vida de la mujer.

Posada afirma que “en efecto, no existen politicas públicas que busquen la protección de estas personas en situaciones de embarazo dificil, pues el sistema de salud colombiano está siendo obligado a destruirlas mediante el aborto provocado. No estamos de acuerdo con esta grave violación de los derechos humanos fundamentales y por eso los ciudadanos nos hemos organizado para que, como un pueblo unido y amante de la vida, corrijamos los errores de estos funcionarios mediante la reforma del articulo 11 de la Constitución a traves de un Referendo que permita al pueblo colombiano como constituyente primario, expresarse en favor de la vida”.

Marcela Posada A
Vocera Referendo Ciudadano por el Derecho a la Vida
Cel/mobile: (+57) 3138216999

Karina Sterling
Jefe de prensa
Comité Promotor del Referendo por el Derecho Vida
Cel/mobile: (+57) 3108455625

Amanda Rodríguez 
Directora Plataforma Unidos por la Vida Colombia
www.unidosporlavida.com 
Cel/mobile: (+57) 3005553955 - 3115262596
Leer más...

Mensaje del Papa Francisco al Meeting de Rimini 2013

(RIMINI, 18 - 24 AGOSTO 2013)


Excelencia Reverentísima,
Con alegría transmito el cordial saludo del Santo Padre Francisco a Vuestra Excelencia, a los organizadores y a todos los participantes del Meeting por la Amistad de los Pueblos, que ha llegado a la XXXIV edición. El tema elegido –“Emergencia Hombre”- saca a la luz la gran urgencia de evangelización y de la que ya muchas veces el Santo Padre ha hablado, en la línea de Sus Predecesores, y ha suscitado en Él profundas consideraciones que os expongo a continuación.

El hombre es el camino de la Iglesia: así, el beato Juan Pablo II escribía en su Encíclica, Redemptor hominis (cfr n. 14). Esta verdad sigue siendo válida también y sobretodo en nuestro tiempo en el que la Iglesia, en un mundo cada vez más globalizado y virtual, en una sociedad cada vez más secularizada y ausente de puntos de referencia estables, está llamada a redescubrir la propia misión, centrándose en lo esencial y buscando nuevos caminos para la evangelización.

El hombre sigue siendo un misterio, irreducible a cualquier imagen que se quiera formar de él la sociedad y el poder mundano quiera imponer. Misterio de libertad y de gracia, de pobreza y de grandeza. Pero, ¿qué significa que el hombre es “el camino de la Iglesia”? Y, sobretodo, ¿qué quiere decir para nosotros hoy recorrer este camino?

El hombre es camino de la Iglesia porque es el camino recorrido por Dios mismo. Desde los albores de la humanidad, después del pecado original, Dios se embarca en la búsqueda del hombre. «¿Dónde estás?» -pregunta a Adán que se esconde en el jardín (Gen 3,9). Esta es la pregunta que aparece al comienzo del Libro del Génesis, y que no cesa de resonar a lo largo de toda la Biblia y en cada momento de la historia que Dios, a lo largo de los milenios, ha instituido con la humanidad, que llega, en la encarnación del Hijo a la máxima expresión. Afirma San Agustín en su comentario al Evangelio de Juan: «Quedando preso el Padre, [el Hijo] era verdad y vida; revistiéndose de nuestra carne, se ha transformado en camino» (I, 34, 9). Es, por lo tanto, Jesucristo «el camino principal de la Iglesia», pero ya que Él «es también el camino a cualquier hombre», el hombre se vuelve «el primer y fundamental camino de la Iglesia» (cfr Redemptor hominis, 13-14).

«Yo soy la puerta», afirma Jesús (Gv 10, 7): es decir, yo soy el portal de acceso a cualquier hombre y a cualquier cosa. Sin pasar a través de Cristo, sin concentrar en Él la mirada de nuestro corazón y se nuestra mente, no entenderemos nada del misterio del hombre. Y así, casi inadvertidamente, estaremos obligados a cambiar en el mundo nuestros criterios de juicio y de acción, y cada vez que nos acercaremos a nuestros hermanos seremos como aquellos “ladrones y salteadores” de los que habla Jesús en el Evangelio (cfr Gv 10, 8). El mundo, de hecho, también está interesado en el hombre, a su manera. El poder económico, político, mediático necesita al hombre para perpetuarse y engordarse a sí mismo. Y es por esto que, a menudo, intenta manipular las masas, provocarles deseos, borrar lo más precioso que posee el hombre: su relación con Dios. El poder teme a los hombres que son diálogo con Dios, ya que esto vuelve libres y no asimilables.

Aquí está, entonces, la emergencia-hombre que el Meeting por la Amistad de los Pueblos propone este año como centro de sus reflexiones: la urgencia de devolver al hombre a sí mismo, a su altísima dignidad, a la unidad y la preciosidad de cada existencia humana desde su concepción hasta su fin natural. Es necesario volver a tener en cuenta la sacralidad del hombre y, al mismo tiempo, decir con fuerza que es sólo en la relación con Dios, es decir, en el descubrimiento y la adhesión la propia vocación, cuando el hombre puede llegar a su verdadera estatura. La Iglesia, a la que Cristo ha confiado su Palabra y sus Sacramentos, custodia la mayor esperanza, la más auténtica posibilidad de realización para el hombre, en cualquier lugar y en cualquier tiempo. ¡Qué gran responsabilidad tenemos! No guardemos para nosotros este precioso tesoro que todos, conscientes o inconscientes, están buscando. Vayamos al encuentro de los hombres y las mujeres de nuestro tiempo con valor, a los niños, a los ancianos, a los “doctos” y a aquellos sin ninguna instrucción, a los jóvenes y a las familias. Vayamos al encuentro de todos, sin esperar que sean los demás los que nos busquen. Imitemos en esto a nuestro divino Maestro, que ha dejado su cielo para hacerse hombre y estar cerca de cada uno de nosotros. No solo en las iglesias y en las parroquias, sino en cualquier ambiente, llevamos el perfume del amor de Cristo (cfr 2 Cor 2,15). En los colegios, en la universidad, en los lugares de trabajo, en los hospitales, en las cárceles; pero también en las plazas, en las calles, en los polideportivos, en los locales donde la gente se reúne. ¡No seamos avaros al donar lo que nosotros mismos hemos recibido sin ningún mérito! No tenemos que tener miedo de anunciar a Cristo tanto en las ocasiones oportunas como en las inoportunas (cfr 2 Tm 4,2), con respeto y franqueza.

Es esta la tarea de la Iglesia, es esta la tarea de cada cristiano: servir al hombre yendo a buscarle hasta los lugares sociales y espirituales más escondidos. La condición de credibilidad de la Iglesia en su misión de madre y maestra es su fidelidad a Cristo. La apertura al mundo viene acompañada, y en cierto modo es posible, por la obediencia a la verdad de la que la misma Iglesia no puede disponer. “Emergencia hombre” significa, por lo tanto, la emergencia de volver a Cristo, de aprender a mirar como Él la verdad de nosotros mismos y del mundo, y con Él y en Él, salir al encuentro de los hombres, sobretodo de los más pobres, los preferidos de Jesús. Y la pobreza no es sólo la material. Existe una pobreza espiritual que amenaza al hombre contemporáneo. Somos pobres en amor, sedientos de justicia, mendigos de Dios, como sabiamente el siervo de Dios Mons. Luigi Giussani siempre ha subrayado. La pobreza más grande, de hecho, es la falta de Cristo, y hasta que no llevemos a Jesús a los hombres, habremos hecho por ellos demasiado poco.

Excelencia, deseo que estos breves comentarios puedan ser de ayuda para aquellos que forman parte del Meeting. Su Santidad Francisco asegura a todos Su cercanía en la oración y Su afecto; espera que los encuentros y las reflexiones de estos días puedan encender en los corazones de todos los participantes un fuego que alimente y sostenga su testimonio del Evangelio en el mundo. Y de corazón envía a Usted, a los responsables y a los organizadores de la manifestación, así como a todos los presentes, una particular Bendición Apostólica.

Añado yo un cordial saludo,
Cardenal Tarcisio Bertone
Secretario de Estado de Su Santidad
Leer más...

martes, 20 de agosto de 2013

Organizan Congreso Virtual de Familias 2013


La organización Psicología Familia está organizando un Congreso Virtual de Familias 2013 que se realizará en el próximo mes de noviembre. En él, varios especialistas buscarán dar puntos de vista para asumir mejor la familia actual, verla como un valor y así aportar al desarrollo familiar y crianza de nuevas generaciones. Será Virtual y gratuito ya que la meta es aportar a las personas que por determinadas circunstancias no pueden acceder a este tipo de eventos.

La preinscripción se podrá hacer vía evento en Facebook, y para inscribirse deben enviar nombre, lugar de trabajo y e-mail al correo contactanos@psicologiafamiliar.com.co, hasta el 5 de octubre. Así mismo, para presentar ponencias durante el Congreso deberán enviar un resumen escrito y la ponencia en audio o video, hasta el 15 de octubre.
Leer más...

Ciclo Rosa en la Javeriana: En mi casa no permito que se hable contra mi familia, dice Obispo

Mons. Libardo Ramírez Gómez
BOGOTÁ, 19 Ago. 13 / 05:55 pm (ACI).- El Presidente del Tribunal Eclesiástico Nacional de Colombia, Mons. Libardo Ramírez Gómez, señaló que en una universidad que tiene la bendición de la Iglesia Católica como la Pontificia Universidad Javeriana, no se puede hacer campaña a favor del estilo de vida homosexual como se pretendía hacer con el evento titulado “Ciclo Rosa”.

“Yo en mi casa no permito que se hable en contra de mi familia”, subrayó, asegurando que la cancelación del Ciclo Rosa en la Javeriana “es para bien de la doctrina y para el bien de la sociedad”.

En el Ciclo Rosa Académico, que tras ser retirado de la Javeriana se realizará del 28 al 30 de agosto en el Museo de Arte del Banco de la República, se presentarán, entre otras, conferencias como "Reivindicaciones LGBTI: Entre el maximalismo penal y la consciencia jurídica", "Carne de prisión: Géneros y sexualidades no normativas bajo el castigo penal neoliberal", "El proceso ecuatoriano LGBTI" y "Ni histéricas, ni mañosas, ni renegadas, ni paranoicas: Transgeneristas".

Tras la presión de miles de laicos católicos colombianos y la intervención del Presidente de la CEC y Arzobispo de Bogotá, Cardenal Rubén Salazar, y del Nuncio Apostólico en el país, Mons. Ettore Balestrero, la Pontificia Universidad Javeriana frenó la realización del evento pro gay "Ciclo Rosa Académico".

En declaraciones a ACI Prensa el 16 de agosto, Mons. Libardo Ramírez Gómez desmintió lo dicho por el Rector de la Pontificia Universidad Javeriana, Padre Joaquín Sánchez, y por el director del Instituto PENSAR, Padre Alberto Múnera, asegurando que el Ciclo Rosa “no era simplemente una cosa científica”, como dijeron las autoridades del centro de estudios católico, sino que buscaba “hacerle propaganda a las ‘bondades’ del homosexualismo”.

El Presidente del Tribunal Eclesiástico Nacional de Colombia también descartó la acusación del sacerdote jesuita Carlos Novoa –que promueve el aborto en Colombia desde 2011–, quien responsabilizó de la cancelación del evento pro gay a un "resurgimiento de la inquisición en un sector de la Iglesia Católica".

Mons. Ramírez Gómez señaló que la cancelación del Ciclo Rosa “no es inquisición, sino defensa de algo que se aprecia, algo que se quiere”, frente a una marcada propaganda “a unas doctrinas, enseñanzas, contrarias a los pensamientos de la Iglesia”.

El Prelado colombiano subrayó que la “supresión” del evento pro gay no fue un “baculazo”, sino que “fue fruto de un diálogo”, en la que tuvo un importante rol “una campaña de jóvenes católicos”.

“El Padre Superior de los Jesuitas en Colombia, el Padre (Francisco) de Roux, y el Padre (Adolfo) Nicolás, que está estos días en Colombia, dijeron ‘no conviene’, oyendo a los jóvenes de la patria y también a Mons. Daniel Falla, que es el Secretario de la Conferencia”.

Tras el diálogo, hubo un consenso en que “un ciclo de conferencias en ese estilo como estaba programado (el Ciclo Rosa) no era conveniente que se realizara en la Pontificia Universidad Javeriana”, señaló.

“Son cosas normales en donde hay disciplina. y en la Iglesia la disciplina no es la inquisición, es lo normal, es una cosa organizada”.

Mons. Ramírez Gómez lamentó que “algunos de los organizadores no hayan quedado contentos y quieran elevar a categoría de académico unas posturas directamente en contra del mensaje cristiano”.

“En una universidad Pontificia no está bien que se enarbole banderas contrarias al mensaje cristiano”, subrayó.

El Presidente del Tribunal Eclesiástico señaló que quienes han criticado la cancelación del Ciclo Rosa, “si son inteligentes saben que la Iglesia tiene derecho a reclamar su doctrina, y eso no es homofóbico”.

El Prelado recordó que la Iglesia respeta a las personas con tendencia homosexual, pero subrayó que estas “en su comportamiento deben guardar los preceptos de Dios”.

“Uno de ellos es el sexto mandamiento, que se ha difundido en la doctrina cristiana bajo el ‘no fornicar’. Es decir no tener relaciones con otra persona fuera de la bendición de Dios”, remarcó.

El Obispo colombiano aseguró que “tener la tendencia (homosexual) no es pecado. Pero tener relaciones fuera de la ley (de Dios) está mal”.
Leer más...

sábado, 17 de agosto de 2013

Editorial: #Firmesyfieles

"Pues yo os digo: Amad a vuestros enemigos y rogad por los que os persigan, para que seáis hijos de vuestro Padre celestial, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos." (Mt 5, 44-45)

El día de ayer compartimos con un buen número de jóvenes de diversos movimientos la experiencia de defender el nombre de Cristo ante la violencia y la blasfemia. Estuvimos en la Universidad Javeriana orando al Señor frente a la amenaza que habían hecho de quemar imágenes religiosas.

Quisiera reflexionar sobre el hecho de que, contrario a lo planeado, se hubiera acabado por alternar entre oraciones y arengas, pues la experiencia ha de llevarnos a reflexionar sobre las tentaciones que corremos al defender la fe de la manera equivocada. Basta empezar por mencionar que mientras oramos, los de rosa se mostraban impotentes, pues por más que gritaban, sus arengas lucían sosas, vacías frente a la constancia de nuestros rezos. No estábamos en un mismo plano, y eso les perturbaba. Por el contrario, cuando empezamos a arengar, vieron que podían competir por ver quién gritaba más.

Con esto busco advertir sobre el error de pretender defender la fe como se defiende una ideología cualquiera. Poner nuestra esperanza en vanidades como nuestra fuerza o nuestro número sólo arriesgará nuestras almas. "Unos confían en sus carros, otros en su caballería; nosotros invocamos el nombre del Señor, Dios nuestro" (Sal 19). ¿Dios necesita defensores? No, pero si los pide (Mt 10, 32), no con las armas humanas, sino con las armas de la gracia que él mismo nos concede, "Porque nuestra lucha no es contra la carne y la sangre, sino contra los Principados, contra las Potestades, contra los Dominadores de este mundo tenebroso, contra los Espíritus del Mal que están en las alturas." (Ef 6, 12)

Nuestros enemigos no son los homosexuales, ni quienes promueven la Ideología de Género, sino el maligno, a quien no le interesa tanto derrotarnos en gritos o en número, sino perder nuestras almas. Las provocaciones y blasfemias como las que vimos ayer, son claras tentaciones que buscan atacar nuestro espíritu para que cedamos a la ira o a la soberbia. "Velad, y orad para que no caigáis en tentación" (Mc 14, 38), decía Jesús a sus discípulos mientras los guardias iban por él.

El cierre del 'Ciclo Rosa Académico' ha traído consigo una oleada de ataques, principalmente contra nuestros obispos y contra este proyecto. A nombre de Voto Católico, quiero agradeceros a todos quienes nos han brindado su apoyo en esta hora difícil y pediros vuestras oraciones para que en nuestra debilidad brille con más fuerza el poder y la gracia de Dios (2 Cor 12, 10).
Jesús Herrera
Director Voto Católico Colombia
www.votocatolico.co
Leer más...

viernes, 16 de agosto de 2013

Aclaraciones y correcciones a comentarios sobre Voto Católico en los medios

Como lo previmos desde el momento en que recibimos la noticia de la cancelación del ‘Ciclo Rosa Académico’, los medios de comunicación liberales han dado inicio su arremetida contra la Iglesia Católica, especialmente contra este proyecto y todos los fieles laicos que lo acompañan. Por lo visto, no solo no toleran la vivencia pública de la fe y la incidencia social del hecho religioso, sino que tampoco ‘conceden’ a la Iglesia la libertad para regir los espacios que ella misma se ha construido.

En primer lugar, debemos desmentir a Carmen Millán, coordinadora del Instituto Pensar, que en diálogo con la revista Semana, asegura que “después de esa entrevista [De ACI Prensa con el P. Múnera] comenzó una campaña por parte de la organización voto católico, en donde amenazaban con hacer un plantón en la universidad y agredir a los organizadores”. Desde Voto Católico Colombia, nunca se han enviado tales mensajes ni se ha amenazado en tal sentido, tampoco por parte de los 830 firmantes a la petición pública. Todos los mensajes que fueron enviados a la Universidad, y los comentarios de los firmantes, pueden leerse públicamente en la página de Change.org, la cual certifica que lo que está ahí es lo que se envía, y puede dar copia de todos los mensajes y comentarios enviados. La Sra. Carmen Millán comete una difamación y tendremos que comunicarnos con ella para pedirle una rectificación.

No se entiende cómo siguen dándole cuerda al cuento de que el Ciclo Rosa era un espacio académico cuando las evidencias de lo contrario no hacen más que aumentar con el pasar de los días:

  • Si se revisa el perfil los Invitados internacionales al Ciclo Rosa, se verá que no aparece el perfil académico de los mismos, más allá de la mera mención marginal de su profesión. Tal perfil académico puede existir o no, pero en todo caso no es la razón por la cual son invitados al evento, sino que se destaca exclusivamente su historial como activistas políticos: “voluntaria en el programa de formación de activistas transfeministas”, “coordinadora política del proyecto transgénero”, “está trabajando para conseguir cambiar la ley del registro civil”, etc.
  • El Ciclo Rosa no era un foro, ni un debate, ni un conversatorio o espacio de discusión. Basta con consultar la programación del evento, para darse cuenta que ninguna de estas figuras, ni alguna otra que evoque la confrontación de ideas, aparece en la programación. Todos los espacios del Ciclo Rosa resaltan por su unilateralidad, ni siquiera se muestra la posibilidad de que los asistentes al evento participen o hagan preguntas. Que esto sea considerado “académico” por muchos, desdice mucho de lo que se entiende hoy por academia o por debate.
  • Si a esta modalidad unilateral de “discusión” se agrega que todas las conferencias y ponencias del evento expresan únicamente un punto de vista, una sola perspectiva, la ideología de género, entonces es innegable que lejos de ser una investigación de un fenómeno socio-cultural, estamos ante la promoción acrítica de un discurso político. Valga de una vez la aclaración de que nadie se está oponiendo al estudio del fenómeno LGTB, mal haría la Universidad que cerrase sus ojos ante la realidad social actual, sino que rechazamos la manipulación de los espacios académicos para la instrucción unilateral en una ideología y un discurso político, que además contraviene directamente los principios católicos en que dice fundarse la universidad.
  • Esto que decimos, es confirmado por nada menos que por el P, Gerardo Remolina S.J., ex rector de la Universidad Javeriana, que en su libro “Voces de un Vigía” critica como un “error” en el Ciclo Rosa, el “no programar paneles, mesas redondas, foros o seminarios, es decir, debates” entre posturas divergentes. También lo admitió directamente el P. Múnera que en diálogo con ACI Prensa dijo que “En los temas conflictivos no se pretende hacer polémica, y cuando se establecen en formas de contrastes se genera la polémica. Por eso preferimos hacer un análisis en sí mismo y no establecer la polémica”, así mismo, en diálogo con la W admitió que “La tendencia a participen personas y grupos de otros sectores” fue lo que motivó la cancelación del mismo.
  • Así mismo, la orientación del Ciclo Rosa hacia una agenda política concreta, es reconocida por los mismos organizadores del evento. En El Espectador, José Fernando Serrano lo define como “Un espacio cultural que tiene lugar desde el año 2001 en Colombia y cuyo fin es la promoción de los derechos de las personas LGBTI”. Así mismo, en un documento difundido por la cuenta @cracademico los organizadores consideran como logros del evento “Articular una gama diversa de organizaciones e instituciones en pro de la diversidad sexual y de género”, y cuentan que “En la variedad de formas en que se expresa el activismo por derechos, Ciclo Rosa hace una propuesta que articula actores interesados en el cambio social”. Más claro, agua.
  • Como si fuera poco, en el mismo texto, dicen  “La posibilidad de las exhibiciones del Ciclo Rosa como lugar de levante-cruising hace parte también de la apropiación y uso que de ellas hacen las personas y que rebasan un objetivo meramente de presentación de una oferta cultural. Más bien, se trataría de una yuxtaposición de usos y sentidos en un mismo espacio (un sentido de oferta hecho desde la promoción cultural y un uso de ella hecho desde las personas)”.

En resumen, el ‘Ciclo Rosa Académico’ no era un espacio de discusión o debate con la presentación de diversas perspectivas o puntos de vista, sino que estaba compuesto por conferencias y ponencias unilaterales donde sólo se promovía una única ideología, pues el Ciclo Rosa, lejos de enfocarse en el estudio de los temas, promueve abiertamente un activismo, un discurso y agenda política determinada, además de servir como espacio para la concertación de encuentros sexuales como ellos mismos lo reconocen. Julio Sánchez Cristo o Fidel Cano pueden seguir insistiendo en decir que el Ciclo Rosa es un espacio de “debate académico”, pero esto sólo nos deja ver el concepto tan restringido y adoctrinante que tienen de la Universidad.

Leer más...

miércoles, 14 de agosto de 2013

Lobby gay prepara hoguera sacrílega en la Javeriana

hoguera-herejeEn el marco de un plantón organizado por el Lobby gay para este viernes 16 a las 12:00 M, en las escaleras de la Universidad Javeriana, unos de sus miembros han anunciado la realización de una "hoguera hereje: porque la única Iglesia que ilumina es la que arde", en la cual planean quemar crucifijos, rosarios e imágenes religiosas. A continuación pueden ver la descripción del evento:

hoguera hereje2

Leer más...

Episcopado destaca participación de fieles para que se cancelara el “Ciclo rosa académico”

ChangeORG(CEC) El episcopado colombiano celebra la activa y masiva acción de los fieles que volcaron sus esfuerzos para que la Universidad Javeriana no realizara el denominado "Ciclo rosa académico", un evento que buscaba promover el movimiento gay en el país.

El Secretario General del episcopado, Mons. José Daniel Falla explicó que por realizarse este evento en una universidad católica los fieles católicos se sintieron ofendidos.

Entrevista a Mons. José Daniel Falla Robles, Secretario General del Episcopado.

"Nosotros apoyamos al laicado en este sentir. Este tipo de eventos no deben hacerse en una universidad pontificia que tiene muy claro los principios y valores que quiere transmitir a la sociedad.", declaró el prelado.

En esta línea, destacó que los "laicos han entendido que son un pilar en la defensa de los valores y principios cristianos. Ellos recolectaron 3 mil firmas para hacer llegar a la universidad su contradicción y molestia. Eso fue un punto clave para que se cancelara este evento.", puntualizó.

El obispo recordó que la Iglesia Católica no tiene nada en contra de la comunidad homosexual, destacó que la Iglesia "acompaña en sus luchas internas y en sus sufrimientos" y aclaró que esta acción pastoral "es diferente a que se apoye una serie de supuestos derechos que creen tener".

Leer más...

Nuestros hermanos homosexuales, por P. Luis Escobar.

Reproducimos un artículo del P. Luis Escobar, capellán de cárceles en la Diócesis de Rancagua. Chile, y publicado originalmente en PortaLuz.org

Mucho se habla de discriminación por estos días y mueve a reflexión constatar que los mismos que alegan por sentirse discriminados son también discriminadores. 

En veinte años de ministerio sacerdotal, el Señor me ha regalado servir a miles de personas en acompañamiento espiritual, confesiones, diálogos formales e informales con hermanos que se han sentido discriminados y marginados en su vida por diversas razones: étnicas, religiosas, laborales, de género o discapacidad. También por su sexualidad. En todos es transversal el dolor y la rabia que les genera la discriminación.

En este tiempo de servicio he acompañado espiritualmente a muchas personas que sufren en su reconocida condición de homosexuales. Es entonces que he aplicado siempre el criterio de la iglesia: “Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza” CIC 2358…. Decir con respeto y compasión, no es lo mismo que con lástima, pues quien se compadece, padece con, es decir se pone en el lugar del otro como lo hizo Jesús, quien se compadece del dolor humano.

El mismo catecismo dice:” Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta”… Recuerdo un pequeño documento escrito por el Papa Juan Pablo II donde recomienda una pastoral que atienda, dé acogida, a estos hermanos…  a quienes quizás los miedos, los escrúpulos de muchos católicos les puedan hacer sentir discriminados. ¡Recordemos que Jesús nunca rechazó a las personas!, sino el pecado que es como la lepra que deforma el rostro del ser humano. Muchos encuentros de Cristo con pecadores que le buscaban sinceramente, terminaron en conversión, sanación y liberación de aquello que padecían.

Pero también el Señor respetó siempre la libertad del ser humano. No nos obliga a seguirle o convertirse. Pero dispone siempre todos los elementos para que el pecador cambie su conducta… En los evangelios no todos lo hicieron, basta ver en la misma cruz al ladrón que no se arrepiente, aun padeciendo junto al mismo Cristo. Incluso muchos que fueron sanados por el mismo Señor jamás volvieron a dar las gracias y la misma multitud que le aclamaba como Rey en su entrada a Jerusalén antes de su Pasión, gritará luego enardecida, animada por las autoridades de su época, igual que hoy: “¡¡¡Crucifícalo!!!”… Y ello, porque Cristo se opone al odio y al pecado. Él, cómo luz que brilla en las tinieblas, deja al descubierto la maldad del hombre y la acción del Enemigo que furioso busca acabar con él, igual que hoy.

He servido como sacerdote también en la cárcel durante veinte años y en este tiempo he conocido muchos reos homosexuales y transgéneros. Sus historias son tristes: abuso, abandono, violencia, explotación sexual, marginación, olvido… muerte; todo esto los atrapa y tienen algunas veces comportamientos violentos, duros y hasta grotescos. Por su dolor y sufrimiento, son dignos de compasión. Recuerdo las muchas veces que con ellos he celebrado la eucaristía… ¡cómo respetan lo sagrado y reconocen lo grande del misterio, que para ellos es importante!… Por eso me duele mucho cuando ciertos grupos atacan a la iglesia acusándola de discriminadora y a los católicos de intolerantes en este ámbito.

Quiero recodarles que es la Iglesia quien se ha preocupado y ocupado de tantos hermanos homosexuales contagiados con SIDA que son abandonados por sus pares y los ha acompañado hasta el final, no solo en Chile sino que en distintas partes del mundo.
Tuve un amigo que murió hace ya varios años por la acción del VIH cuando en Chile esto era un tema desconocido y los chilenos pensaban que el SIDA se contagiaba con solo tocar a los enfermos, ignorancia por cierto. Roberto padeció 14 años con la enfermedad y cada vez que lo visitaba me decía. ”He visto morir a más de cuarenta compañeros y ya conozco los síntomas finales, cuando yo los tenga le avisaré”. Así fue, llegó el final y me dijo: “Padre me tocó a mí…” Cuando agonizaba me reconoció, porque se sintió amado por Cristo. Su tragedia fue su padre que nunca lo amó, sino más bien lo maltrató y marginó, siendo violento hasta el mismo día de la muerte de este hijo. Roberto fue despedido en una Misa a la que acudieron miles de personas…. porque era uno de los nuestros: un hermano en Cristo que sufrió, pecó y se convirtió. Comprendió que sólo Cristo puede darle sentido a la vida.

Hace casi un mes Marcos, un transgénero de la cárcel de Rancagua, se quitó la vida; y no vi a ningún movimiento que dice defender derechos de minorías alzar la voz por la muerte de este hermano nuestro. ¡¿No era de los suyos?! La violencia de algunas agrupaciones que dicen defender los derechos de los homosexuales me deja muchas veces ¡perplejo!

Nunca he escuchado a un Obispo o sacerdote hablar tan groseramente contra los movimientos gay como lo han hecho ellos hace algún tiempo en nuestro país. Creo que ello no solo ofende a la Iglesia sino que a tantos hermanos que viven su homosexualidad de manera digna y cristiana. Porque están surgiendo personas que buscan vivirla desde la Iglesia, en celibato, y otros trabajando pastoralmente en muchas comunidades con alegría y discreción. Así las palabras del Papa Francisco me hacen eco hoy cuando dice que si un gay busca al Señor sinceramente: “Quien soy yo para impedírselo”… pero también el Papa recuerda que el Catecismo de la Iglesia Católica ha dejado clara la doctrina con respecto a este tema aunque algunos intentaran acomodar esas palabras de acogida del Papa Francisco. Recordemos que sólo la verdad nos hará libres…” (Jn 8,32)….
Bendiciones para todos quienes lean este articulo y recuerden que quien dice amar a Dios a quien no ve y no ama a su hermano a quien ve es un mentiroso” (1 Jn4).

Leer más...

martes, 13 de agosto de 2013

Perspectiva de género: sus peligros y alcances, por Jutta Burggraf

Reproducimos este interesante documento de la profesora Jutta Burggraf, que ha sido promovido por la Conferencia Episcopal del Perú.

"El género es una construcción cultural; por consiguiente no es ni resultado causal del sexo ni tan aparentemente fijo como el sexo& Al teorizar que el género es una construcción radicalmente independiente del sexo, el género mismo viene a ser un artificio libre de ataduras; en consecuencia hombre y masculino podrían significar tanto un cuerpo femenino como uno masculino; mujer y femenino, tanto un cuerpo masculino como uno femenino". [1]

Estas palabras que podrían parecer tomadas de un cuento de ciencia ficción que vaticina una seria pérdida de sentido común en el ser humano, no son otra cosa que un extracto del libro "Gender Trouble: Feminism and the Subversion of Identity" (El Problema del Género: el Feminismo y la Subversión de la Identidad") de la feminista radical Judith Butler, que viene siendo utilizado desde hace varios años como libro de texto en diversos programas de estudios femeninos de prestigiosas universidades norteamericanas, en donde la perspectiva de género viene siendo ampliamente promovida.

Mientras muchos podrían seguir considerando el término género como simplemente una forma cortés de decir sexo para evitar el sentido secundario que sexo tiene en inglés, y que por tanto género se refiere a seres humanos masculinos y femeninos, existen otros que desde hace ya varios años han decidido difundir toda una "nueva perspectiva" del término. Esta perspectiva, para sorpresa de muchos, se refiere al término género como "roles socialmente construidos".

La IV Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Mujer, realizada en setiembre de 1995 en Pekín, fue el escenario elegido por los promotores de la nueva perspectiva para lanzar una fuerte campaña de persuasión y difusión. Es por ello que desde dicha cumbre la "perspectiva de género" ha venido filtrándose en diferentes ámbitos no sólo de los países industrializados, sino además de los países en vías de desarrollo.

Definición del término género

Precisamente en la cumbre de Pekín, muchos de los delegados participantes que ignoraban esta "nueva perspectiva" del término en cuestión, solicitaron a sus principales propulsores una definición clara que pudiera iluminar el debate. Así, la directiva de la conferencia de la ONU emitió la siguiente definición:

"El género se refiere a las relaciones entre mujeres y hombres basadas en roles definidos socialmente que se asignan a uno u otro sexo".

Esta definición creó confusión entre los delegados a la cumbre, principalmente entre los provenientes de países católicos y de la Santa Sede, quienes solicitaron una mayor explicitación del término ya que se presentía que éste podría encubrir una agenda inaceptable que incluyera la tolerancia de orientaciones e identidades homosexuales, entre otras cosas. Fue entonces que Bella Abzug, ex-diputada del Congreso de los Estados Unidos intervino para completar la novedosa interpretación del término "género":

"El sentido del término género ha evolucionado, diferenciándose de la palabra sexo para expresar la realidad de que la situación y los roles de la mujer y del hombre son construcciones sociales sujetas a cambio".

Quedaba claro pues que los partidarios de la perspectiva de género proponían algo mucho más temerario como por ejemplo que "no existe un hombre natural o una mujer natural, que no hay conjunción de características o de una conducta exclusiva de un sólo sexo, ni siquiera en la vida psíquica" [2] . Así, "la inexistencia de una esencia femenina o masculina nos permite rechazar la supuesta superioridad de uno u otro sexo, y cuestionar en lo posible si existe una forma natural de sexualidad humana" [3] .

Ante tal situación, muchos delegados cuestionaron el término así como su inclusión en el documento. Sin embargo, la ex-diputada Abzug abogó férreamente en su favor:

"El concepto de género está enclavado en el discurso social, político y legal contemporáneo. Ha sido integrado a la planificación conceptual, al lenguaje, los documentos y programas de los sistemas de las Naciones Unidas& los intentos actuales de varios Estados Miembros de borrar el término género en la Plataforma de Acción y reemplazarlo por sexo es una tentativa insultante y degradante de revocar los logros de las mujeres, de intimidarnos y de bloquear el progreso futuro".

El apasionamiento de Bella Abzug por incluir el término en Pekín llamó la atención de muchos delegados. Sin embargo, el asombro y desconcierto fue mayor luego que uno de los participantes difundiera algunos textos empleados por las feministas de género, profesoras de reconocidos Colleges y Universidades de los Estados Unidos. De acuerdo a la lista de lecturas obtenida por el delegado, las "feministas de género" defienden y difunden las siguientes definiciones:

- Hegemonía o hegemónico: Ideas o conceptos aceptados universalmente como naturales, pero que en realidad son construcciones sociales.

- Desconstrucción: La tarea de denunciar las ideas y el lenguaje hegemónico (es decir aceptados universalmente como naturales), con el fin de persuadir a la gente para creer que sus percepciones de la realidad son construcciones sociales.

- Patriarcado, Patriarcal: Institucionalización del control masculino sobre la mujer, los hijos y la sociedad, que perpetúa la posición subordinada de la mujer.

- Perversidad polimorfa, sexualmente polimorfo: Los hombres y las mujeres no sienten atracción por personas del sexo opuesto por naturaleza, sino más bien por un condicionamiento de la sociedad. Así, el deseo sexual puede dirigirse a cualquiera.

- Heterosexualidad obligatoria: Se fuerza a las personas a pensar que el mundo está dividido en dos sexos que se atraen sexualmente uno al otro.

- Preferencia u orientación sexual: Existen diversas formas de sexualidad -incluyendo homosexuales, lesbianas, bisexuales, transexuales y trasvestis- como equivalentes a la heterosexualidad.

- Homofobia: Temor a relaciones con personas del mismo sexo; personas prejuiciadas en contra de los homosexuales. (El término se basa en la noción de que el prejuicio contra los homosexuales tiene sus raíces en el ensalzamiento de las tendencias homosexuales).

Estas definiciones fueron tomadas del material obligatorio del curso "Re-imagen del Género" dictado en un prestigioso College norteamericano. Asimismo, las siguientes afirmaciones corresponden a la bibliografía obligatoria del mismo:

"La teoría feminista ya no puede darse el lujo simplemente de vocear una tolerancia del lesbianismo como estilo alterno de vida o hacer alusión de muestra a las lesbianas. Se ha retrasado demasiado una crítica feminista de la orientación heterosexual obligatoria de la mujer". [4]

"Una estrategia apropiada y viable del derecho al aborto es la de informar a toda mujer que la penetración heterosexual es una violación, sea cual fuere su experiencia subjetiva contraria." [5]

Las afirmaciones citadas podrían parecer suficientemente reveladoras sobre la peligrosa agenda de los promotores de esta "perspectiva". Sin embargo, existen aún otros postulados que las "feministas de género" propagan cada vez con mayor fuerza:

"Cada niño se asigna a una u otra categoría en base a la forma y tamaño de sus órganos genitales. Una vez hecha esta asignación nos convertimos en lo que la cultura piensa que cada uno es -femenina o masculino-. Aunque muchos crean que el hombre y la mujer son expresión natural de un plano genético, el género es producto de la cultura y el pensamiento humano, una construcción social que crea la verdadera naturaleza de todo individuo." [6]

Es así que para las "feministas de género", éste "implica clase, y la clase presupone desigualdad. Luchar más bien por desconstruir el género llevará mucho más rápidamente a la meta" [7] .

El feminismo de género

Pero en qué consiste el "feminismo de género" y cuál es la diferencia con el comúnmente conocido feminismo. Para comprender más a profundidad el debate en torno al "término género", vale la pena responder a esta pregunta.

El término "feministas de género" fue acuñado en primer lugar por Christina Hoff Sommers en su libro "Who Stole Feminism?" ("¿Quién se robó el Feminismo?"), con el fin de distinguir el feminismo de ideología radical surgido hacia fines de los 60s, del anterior movimiento feminista de equidad.

Aquí las palabras de Hoff Sommers:

"El feminismo de equidad es sencillamente la creencia en la igualdad legal y moral de los sexos. Una feminista de equidad quiere para la mujer lo que quiere para todos: tratamiento justo, ausencia de discriminación. Por el contrario, el feminismo del género es una ideología que pretende abarcarlo todo, según la cual la mujer norteamericana está presa en un sistema patriarcal opresivo. La feminista de equidad opina que las cosas han mejorado mucho para la mujer; la feminista del género a menudo piensa que han empeorado. Ven señales de patriarcado por dondequiera y piensan que la situación se pondrá peor. Pero esto carece de base en la realidad norteamericana. Las cosas nunca han estado mejores para la mujer que hoy conforma 55% del estudiantado universitario, mientras que la brecha salarial continúa cerrándose" [8] .

Al parecer, este "feminismo de género" tuvo una fuerte presencia en la Cumbre de Pekín. Así lo afirma Dale OLeary, autora de numerosos ensayos sobre la mujer y participante en la Conferencia de Pekín, quien asegura que durante todas las jornadas de trabajo, aquellas mujeres que se identificaron como feministas abogaron persistentemente por incluir la "perspectiva del género" en el texto, por la definición de "género" como roles socialmente construidos y por el uso de "género" en sustitución de mujer o de masculino y femenino.

De hecho todas las personas familiarizadas con los objetivos del "feminismo de género", reconocieron inmediatamente la conexión entre la mencionada ideología y el borrador del "Programa de Acción" del 27 de febrero que incluía propuestas aparentemente inocentes y términos particularmente ambiguos.

Neo Marxismo

En palabras de Dale OLeary, la teoría del "feminismo de género" se basa en una interpretación neo-marxista de la historia. Comienza con la afirmación de Marx, de que toda la historia es una lucha de clases, de opresor contra oprimido, en una batalla que se resolverá solo cuando los oprimidos se percaten de su situación, se alcen en revolución e impongan una dictadura de los oprimidos. La sociedad será totalmente reconstruida y emergerá la sociedad sin clases, libre de conflictos, que asegurará la paz y prosperidad utópicas para todos.

OLeary agrega que Frederick Engels fue quien sentó las bases de la unión entre el marxismo y el feminismo. Para ello cita el libro "El Origen de la Familia, la Propiedad y el Estado", escrito por el pensador alemán en 1884 en el que señala:

"El primer antagonismo de clases de la historia coincide con el desarrollo del antagonismo entre el hombre y la mujer unidos en matrimonio monógamo, y la primera opresión de una clase por otra, con la del sexo femenino por el masculino" [9] .

Según OLeary, los marxistas clásicos creían que el sistema de clases desaparecería una vez que se eliminara la propiedad privada, se facilitara el divorcio, se aceptara la ilegitimidad, se forzara la entrada de la mujer al mercado laboral, se colocara a los niños en institutos de cuidado diario y se eliminara la religión. Sin embargo, para las "feministas de género", los marxistas fracasaron por concentrarse en soluciones económicas sin atacar directamente a la familia, que era la verdadera causa de las clases.

En ese sentido, la feminista Shulamith Firestone afirma la necesidad de destruir la diferencia de clases, más aún la diferencia de sexos:

"& asegurar la eliminación de las clases sexuales requiere que la clase subyugada (las mujeres) se alce en revolución y se apodere del control de la reproducción; se restaure a la mujer la propiedad sobre sus propios cuerpos, como también el control femenino de la fertilidad humana, incluyendo tanto las nuevas tecnologías como todas las instituciones sociales de nacimiento y cuidado de niños. Y así como la meta final de la revolución socialista era no sólo acabar con el privilegio de la clase económica, sino con la distinción misma entre clases económicas, la meta definitiva de la revolución feminista debe ser igualmente -a diferencia del primer movimiento feminista- no simplemente acabar con el privilegio masculino sino con la distinción de sexos misma: las diferencias genitales entre los seres humanos ya no importarían culturalmente" [10] .

Cuando la Naturaleza estorba

Es claro pues que para esta nueva "perspectiva de género", la realidad de la naturaleza incomoda, estorba, y por tanto, debe desaparecer. Al respecto, la propia Shulamith Firestone decía:

"Lo natural no es necesariamente un valor humano. La humanidad ha comenzado a sobrepasar a la naturaleza; ya no podemos justificar la continuación de un sistema discriminatorio de clases por sexos sobre la base de sus orígenes en la Naturaleza. De hecho, por la sola razón de pragmatismo empieza a parecer que debemos deshacernos de ella" [11] .

Para los apasionados defensores del la "nueva perspectiva", no se deben hacer distinciones porque cualquier diferencia es sospechosa, mala, ofensiva. Dicen además que toda diferencia entre el hombre y la mujer es construcción social y por consiguiente tiene que ser cambiada. Buscan establecer una igualdad total entre hombre y mujer, sin considerar las naturales diferencias entre ambos, especialmente las diferencias sexuales; más aún, relativizan la noción de sexo de tal manera que, según ellos, no existirían dos sexos, sino más bien muchas "orientaciones sexuales".

Así, los mencionados promotores del "género" no han visto mejor opción que declararle la guerra a la naturaleza y a las opciones de la mujer. Según OLeary, las "feministas de género" a menudo denigran el respeto por la mujer con la misma vehemencia con que atacan el irrespeto, porque para ellas el "enemigo" es la diferencia.

Sin embargo, es evidente que no toda diferencia es mala ni mucho menos irreal. Tanto el hombre como la mujer -creados a imagen y semejanza de Dios- tienen sus propias particularidades naturales que deben ser puestas al servicio del otro, para alcanzar un enriquecimiento mutuo. Esto, claro está, no significa que los recursos personales de la femineidad sean menores que los recursos de la masculinidad; simplemente significa que son diferentes.

En tal sentido, si aceptamos el hecho de que hombre y mujer son diferentes, una diferencia estadística entre hombres y mujeres que participen en una actividad en particular, podría ser más que una muestra de discriminación, el simple reflejo de esas diferencias naturales entre hombre y mujer.

No obstante, ante la evidencia de que estas diferencias son naturales, los propulsores de la "nueva perspectiva" no cuestionan sus planteamientos sino más bien atacan el concepto de naturaleza.

Además, consideran que las diferencias de "género", que según ellos existen por construcción social, fuerzan a la mujer a ser dependiente del hombre y por ello, la libertad para la mujer consistirá, no en actuar sin restricciones indebidas, sino en liberarse de "roles de género socialmente construidos". En ese sentido, Ann Ferguson y Nancy Folbre afirman:

"Y las feministas deben hallar modos de apoyo para que la mujer identifique sus intereses con la mujer, antes que con sus deberes personales hacia el hombre en el contexto de la familia. Esto requiere establecer una cultura feminista revolucionaria auto-definida de la mujer, que pueda sostener a la mujer, ideológica y materialmente fuera del patriarcado. Las redes de soporte contra-hegemónico material y cultural pueden proveer substitutos mujer-identificados de la producción sexo-afectiva patriarcal, que proporcionen a las mujeres mayor control sobre sus cuerpos, su tiempo de trabajo y su sentido de sí mismas." [12]

Con dicho fin, Ferguson y Folbre diseñan 4 áreas claves de "ataque":

1) Reclamar apoyo económico oficial para el cuidado de niños y los derechos reproductivos.

2) Reclamar libertad sexual, que incluye el derecho a la preferencia sexual (derechos homosexuales/lesbianos).

3) El control feminista de la producción ideológica y cultural (es importante porque la producción cultural afecta los fines, el sentido de sí mismo, las redes sociales y la producción de redes de crianza y afecto, amistad y parentesco social).

4) Establecer ayuda mutua: sistemas de apoyo económico a la mujer, desde redes de identificación única con la mujer, hasta juntas de mujeres en los sindicatos que luchen por los intereses femeninos en el trabajo asalariado. [13]

Una buena excusa: La mujer

Luego de revisar la peculiar "agenda feminista", Dale OLeary evidencia que el propósito de cada punto de la misma no es mejorar la situación de la mujer, sino separar a la mujer del hombre y destruir la identificación de sus intereses con los de sus familias. Asimismo, agrega la experta, el interés primordial del feminismo radical nunca ha sido el de mejorar directamente la situación de la mujer ni aumentar su libertad. Por el contrario, para las feministas radicales activas, las mejoras menores pueden obstaculizar la revolución de clase sexo/género.

Esta afirmación es confirmada por la feminista Heidi Hartmann que radicalmente afirma:

"La cuestión de la mujer nunca ha sido la cuestión feminista. Esta se dirige a las causas de la desigualdad sexual entre hombres y mujeres, del dominio masculino sobre la mujer" [14] .

No en vano, durante la Conferencia de Pekín, la delegada canadiense Valerie Raymond manifestó su empeño en que la cumbre de la mujer se abordara paradójicamente "no como una conferencia de la mujer" sino que "los temas debían enfocarse a través de una óptica de género".

Así, dice OLeary, la "nueva perspectiva" tiene como objeto propulsar la agenda homosexual/lesbiana/bisexual/transexual, y no los intereses de las mujeres comunes y corrientes.

Roles socialmente construidos

Para tratar este punto, tomemos la definición de "género" señalada en un volante que fuera circulado en la Reunión del ComPrep (Comité Preparatorio de Pekín) por partidarias de la perspectiva en cuestión.

"Género se refiere a los roles y responsabilidades de la mujer y del hombre que son determinados socialmente. El género se relaciona a la forma en que se nos percibe y se espera que pensemos y actuemos como mujeres y hombres, por la forma en que la sociedad está organizada, no por nuestras diferencias biológicas".

Vale señalar que el término rol distorsiona la discusión. Siguiendo el estudio de OLeary, el rol se define primariamente como: parte de una producción teatral en la cual una persona, vestida especialmente y maquillada, representa un papel de acuerdo a un libreto escrito. El uso del término rol o de la frase roles desempeñados transmite necesariamente la sensación de algo artificial que se le impone a la persona.

Cuando se sustituye rol por otro vocablo -tal como vocación-, se pone de manifiesto cómo el término rol afecta nuestra percepción de identidad. Vocación envuelve algo auténtico, no artificial, un llamado a ser lo que somos. Respondemos a nuestra vocación a realizar nuestra naturaleza o a desarrollar nuestros talentos y capacidades innatos. En ese sentido, por ejemplo, OLeary destaca la vocación femenina a la maternidad, pues la maternidad no es un rol.

Cuando una madre concibe a un hijo, emprende una relación de por vida con otro ser humano. Esta relación define a la mujer, le plantea ciertas responsabilidades y afecta casi todos los aspectos de su vida. No está representando el papel de madre; es una madre. La cultura y la tradición ciertamente influyen sobre el modo en que la mujer cumple con las responsabilidades de la maternidad, pero no crean madres, aclara OLeary.

Sin embargo, los promotores de la "perspectiva de género" insisten en decir que toda relación o actividad de los seres humanos es resultado de una "construcción social" que otorga al hombre una posición superior en la sociedad y a la mujer una inferior. Según esta perspectiva, el progreso de la mujer requiere que se libere a toda la sociedad de esta "construcción social", de modo que el hombre y la mujer sean iguales.

Para ello, las "feministas de género" señalan la urgencia de "desconstruir estos roles socialmente construidos", que según ellas, pueden ser divididos en tres categorías principalmente:

- Masculinidad y Feminidad. Consideran que el hombre y la mujer adultos son construcciones sociales; que en realidad el ser humano nace sexualmente neutral y que luego es socializado en hombre o mujer. Esta socialización, dicen, afecta a la mujer negativa e injustamente. Por ello, las feministas proponen depurar la educación y los medios de comunicación de todo estereotipo y de toda imagen específica de género, para que los niños puedan crecer sin que se les exponga a trabajos "sexo-específicos".

- Relaciones familiares: padre, madre, marido y mujer. Las feministas no sólo pretenden que se sustituyan estos términos "género-específicos" por palabras "género-neutrales", sino que aspiran a que no haya diferencias de conducta ni responsabilidad entre el hombre y la mujer en la familia. Según Dale OLeary, ésta es la categoría de "roles socialmente construidos" a la que las feministas le atribuyen mayor importancia porque consideran que la experiencia de relaciones "sexo-específicas" en la familia son la principal causa del sistema de clases "sexo/géneros".

- Ocupaciones o profesiones. El tercer tipo de "roles socialmente construidos" abarca las ocupaciones que una sociedad asigna a uno u otro sexo.

Si bien las tres categorías de "construcción social" ya podrían ser suficientes, el repertorio de las "feministas de género" incluye una más: la reproducción humana que, según dicen, también es determinada socialmente. Al respecto, Heidi Hartmann afirma:

"La forma en que se propaga la especie es determinada socialmente. Si biológicamente la gente es sexualmente polimorfa y la sociedad estuviera organizada de modo que se permitiera por igual toda forma de expresión sexual, la reproducción sería resultado sólo de algunos encuentros sexuales: los heterosexuales. La división estricta del trabajo por sexos, un invento social común a toda sociedad conocida, crea dos géneros muy separados y la necesidad de que el hombre y la mujer se junten por razones económicas. Contribuye así a orientar sus exigencias sexuales hacia la realización heterosexual, y a asegurar la reproducción biológica. En sociedades más imaginativas, la reproducción biológica podría asegurarse con otras técnicas." [15]

El objetivo: desconstruir la sociedad

Queda claro pues, que la meta de los promotores de la "perspectiva de género", fuertemente presente en Pekín, es el llegar a una sociedad sin clases de sexo. Para ello, proponen desconstruir el lenguaje, las relaciones familiares, la reproducción, la sexualidad, la educación, la religión, la cultura, entre otras cosas. Al respecto, el material de trabajo del curso Re-Imagen del Género, dice lo siguiente:

"El género implica clase, y la clase presupone desigualdad. Luchar más bien por desconstruir el género llevará mucho más rápidamente a la meta. Bien, es una cultura patriarcal y el género parece ser básico al patriarcado. Después de todo, los hombres no gozarían del privilegio masculino si no hubiera hombres. Y las mujeres no serían oprimidas sino existiera tal cosa como la mujer. Acabar con el género es acabar con el patriarcado, como también con las muchas injusticias perpetradas en nombre de la desigualdad entre los géneros" [16] .

En tal sentido, Susan Moller Okin escribe un artículo en el que se lanza a pronosticar lo que para ella sería el "soñado futuro sin géneros":

"No habría presunciones sobre roles masculino o femenino; dar a luz estaría conceptualmente tan distante de la crianza infantil, que sería motivo de asombro que hombres y mujeres no fueran igualmente responsables de las áreas domésticas, o que los hijos pasaran mucho más tiempo con uno de los padres que con el otro. Sería un futuro en el que hombres y mujeres participen en número aproximadamente igual en todas las esferas de la vida, desde el cuidado de los infantes hasta el desempeño político de más alto nivel, incluyendo los más diversos tipos de trabajo asalariado. Si hemos de guardar la más mínima lealtad a nuestros ideales democráticos, es esencial distanciarnos del género& Parece innegable que la disolución de roles de género contribuiría a promover la justicia en toda nuestra sociedad, haciendo así de la familia un sitio mucho más apto para que los hijos desarrollen un sentido de justicia" [17] .

Para ello, también proponen la "desconstrucción de la educación" tal como se lee en el discurso que la Presidenta de Islandia, Vigdis Finnbogadottir, diera en una conferencia preparatoria a la Conferencia de Pekín organizada por el Consejo Europeo en febrero de 1995.

Para ella, así como para todos los demás defensores de la "perspectiva de género", urge desconstruir no sólo la familia sino también la educación. Las niñas deben ser orientadas hacia áreas no tradicionales y no se las debe exponer a la imagen de la mujer como esposa o madre, ni se les debe involucrar en actividades femeninas tradicionales

"La educación es una estrategia importante para cambiar los prejuicios sobre los roles del hombre y la mujer en la sociedad. La perspectiva del género debe integrarse en los programas. Deben eliminarse los estereotipos en los textos escolares y conscientizar en este sentido a los maestros, para asegurar así que niñas y niños hagan una selección profesional informada, y no en base a tradiciones prejuiciadas sobre el género" [18] .

Primer blanco, la Familia:

"El final de la familia biológica eliminará también la necesidad de la represión sexual. La homosexualidad masculina, el lesbianismo y las relaciones sexuales extramaritales ya no se verán en la forma liberal como opciones alternas, fuera del alcance de la regulación estatal& en vez de esto, hasta las categorías de homosexualidad y heterosexualidad serán abandonadas: la misma institución de las relaciones sexuales, en que hombre y mujer desempeñan un rol bien definido, desaparecerá. La humanidad podría revertir finalmente a su sexualidad polimorfamente perversa natural" [19] .

Esta palabras de Alison Jagger, autora de diversos libros de texto utilizados en programas de estudios femeninos en Universidades norteamericanas, revelan claramente la hostilidad de las "feministas del género" frente a la familia.

"La igualdad feminista radical significa, no simplemente igualdad bajo la ley y ni siquiera igual satisfacción de necesidades básicas, sino más bien que las mujeres -al igual que los hombres- no tengan que dar a luz& La destrucción de la familia biológica que Freud jamas visualizó, permitirá la emergencia de mujeres y hombres nuevos, diferentes de cuantos han existido anteriormente" [20] .

Al parecer, la principal razón del rechazo feminista a la familia es que para ellas esta institución básica de la sociedad "crea y apoya el sistema de clases sexo/género". Así lo explica Christine Riddiough, colaboradora de la revista publicada por la institución internacional anti-vida Catholics for a Free Choice" ("Católicas por el derecho a elegir"):

"La familia nos da las primeras lecciones de ideología de clase dominante y también le imparte legitimidad a otras instituciones de la sociedad civil. Nuestras familias son las que nos enseñan primero la religión, a ser buenos ciudadanos& tan completa es la hegemonía de la clase dominante en la familia, que se nos enseña que ésta encarna el orden natural de las cosas. Se basa en particular en una relación entre el hombre y la mujer que reprime la sexualidad, especialmente la sexualidad de la mujer" [21] .

Para quienes tienen una visión marxista de las diferencias de clases como causa de los problemas, apunta OLeary, diferente es siempre desigual y desigual siempre es opresor.

En este sentido, las "feministas de género" consideran que cuando la mujer cuida a sus hijos en el hogar y el esposo trabaja fuera de casa, las responsabilidades son diferentes y por tanto no igualitarias. Entonces ven esta desigualdad en el hogar como causa de desigualdad en la vida pública, ya que la mujer, cuyo interés primario es el hogar, no siempre tiene el tiempo y la energía para dedicarse a la vida pública. Por ello afirman:

"Pensamos que ninguna mujer debería tener esta opción. No debería autorizarse a ninguna mujer a quedarse en casa para cuidar a sus hijos. La sociedad debe ser totalmente diferente. Las mujeres no deben tener esa opción, porque si esa opción existe, demasiadas mujeres decidirán por ella" [22] .

Además, las "feministas de género" insisten en la desconstrucción de la familia no sólo porque según ellas esclaviza a la mujer, sino porque condiciona socialmente a los hijos para que acepten la familia, el matrimonio y la maternidad como algo natural. Al respecto, Nancy Chodorow afirma:

"Si nuestra meta es acabar con la división sexual del trabajo en la cual la mujer maternaliza, tenemos que entender en primer lugar los mecanismos que la reproducen. Mi recuento indica exactamente el punto en el que debe intervenirse. Cualquier estrategia para el cambio cuya meta abarque la liberación de las restricciones impuestas por una desigual organización social por géneros, debe tomar en cuenta la necesidad de una reorganización fundamental del cuidado de los hijos, para que sea compartido igualmente por hombres y mujeres" [23] .

Queda claro que para los propulsores del "género" las responsabilidades de la mujer en la familia son supuestamente enemigas de la realización de la mujer. El entorno privado se considera como secundario y menos importante; la familia y el trabajo del hogar como "carga" que afecta negativamente los "proyectos profesionales" de la mujer.

Este ataque declarado contra la familia, sin embargo, contrasta notablemente con la Declaración Universal de los Derechos Humanos promulgada, como es sabido, por la ONU en 1948. En el artículo 16 de la misma, las Naciones Unidas defienden enfáticamente a la familia y al matrimonio:

1. Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia; y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.

2. Sólo mediante libre y pleno consentimiento de los futuros esposos podrá contraerse el matrimonio.

3. La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado.

Sin embargo, los artífices de la nueva "perspectiva de género" presentes en la cumbre de la mujer pusieron al margen todas estas premisas y por el contrario apuntaron desde entonces la necesidad de "desconstruir" la familia, el matrimonio, la maternidad, y la feminidad misma para que el mundo pueda ser libre.

En cambio, los representantes de las principales naciones comprometidas con la defensa de la vida y los valores familiares que participaron en Pekín, alzaron su voz en contra de este tipo de propuestas, sobre todo al descubrir que el documento de la cumbre eliminaba arbitrariamente del vocabulario del programa las palabras "esposa", "marido", "madre", "padre". Ante tal hecho, Barbara Ledeen, Directora del Independent Women Forum, una organización de defensa de la mujer ampliamente reconocida en Estados Unidos, señaló:

"El documento está inspirado en teorías feministas ultra radicales, de viejo sello conflictivo, y representa un ataque directo a los valores de la familia, el matrimonio y la femineidad".

El Papa Juan Pablo II, por su parte, tiempo antes de la Conferencia de Pekín, ya había insistido en señalar la estrecha relación entre la mujer y la familia. Durante el encuentro que sostuvo con Gertrude Mongella, Secretaria General de la Conferencia de la Mujer, previo a la cumbre mundial, dijo:

"No hay respuesta a los temas sobre la mujer, que pueda pasar por alto la función de la mujer en la familia&. Para respetar este orden natural, es necesario hacer frente a la concepción errada de que la función de la maternidad es opresiva para la mujer".

Lamentablemente, la propuesta del Consejo Europeo para la Plataforma de Acción de Pekín fue completamente ajena a las orientaciones del Santo Padre.

"Ya es hora de dejar en claro que los estereotipos de géneros son anticuados: los hombres ya no son únicamente los machos que sostienen la familia ni las mujeres sólo esposas y madres. No debe subestimarse la influencia psicológica negativa de mostrar estereotipos femeninos" [24] .

Ante esta postura, OLeary escribe en su informe que si bien es cierto que las mujeres no deben mostrarse únicamente como esposas y madres, muchas sí son esposas y madres, y por ello una imagen positiva de la mujer que se dedica sólo al trabajo del hogar no tiene nada de malo. Sin embargo, la meta de la perspectiva del género no es representar auténticamente la vida de la mujer, sino una estereotipificación inversa según la cual las mujeres que "sólo" sean esposas y madres nunca aparezcan bajo un prisma favorable.

Salud y Derechos Sexuales Reproductivos

En la misma línea, las "feministas de género" incluyen como parte esencial de su agenda la promoción de la "libre elección" en asuntos de reproducción y de estilo de vida. Según OLeary, "libre elección de reproducción" es la expresión clave para referirse al aborto a solicitud; mientras que "estilo de vida" apunta a promover la homosexualidad, el lesbianismo y toda otra forma de sexualidad fuera del matrimonio. Así, por ejemplo, los representantes del Consejo Europeo en Pekín lanzaron la siguiente propuesta:

"Deben escucharse las voces de mujeres jóvenes, ya que la vida sexual no gira sólo alrededor del matrimonio. Esto lleva al aspecto del derecho a ser diferente, ya sea en términos de estilo de vida -la elección de vivir en familia o sola, con o sin hijos- o de preferencias sexuales. Deben reconocerse los derechos reproductivos de la mujer lesbiana" [25] .

Estos "derechos" de las lesbianas, incluirían también el "derecho" de las parejas lesbianas a concebir hijos a través de la inseminación artificial, y de adoptar legalmente a los hijos de sus compañeras.

Pero los defensores del "género" no sólo proponen este tipo de aberraciones sino que además defienden el "derecho a la salud" que, en honor a la verdad, se aleja por completo de la verdadera salud del ser humano. En efecto, ignorando el derecho de todo ser humano a la vida, estos proponen el derecho a la salud, que incluye el derecho a la salud sexual y reproductiva. Paradójicamente, esta "salud reproductiva" incluye el aborto y por tanto, la "muerte" de seres humanos no nacidos.

No en vano, las "feministas de género" son fuertes aliadas de los Ambientalistas y Poblacionistas. Según OLeary, aunque las tres ideologías no concuerdan en todos sus aspectos, tienen en común el proyecto del aborto. Por un lado, los Ambientalistas y Poblacionistas, consideran esencial para el éxito de sus agendas, el estricto control de la fertilidad y para ello están dispuestos a usar la "perspectiva de género". La siguiente cita de la Division for the Advance of Women (División para el Avance de las Mujeres) propuesta en una reunión organizada en consulta con el Fondo de Población de la ONU, revela la manera de pensar de aquellos interesados primariamente en que haya cada vez menos gente que vea el "género":

"Para ser efectivos en el largo plazo, los programas de planificación familiar deben buscar no sólo reducir la fertilidad dentro de los roles de género existentes, sino más bien cambiar los roles de género a fin de reducir la fertilidad" [26] .

Así, los "nuevos derechos" propuestos por las "feministas de género", no se reducen simplemente a los derechos de "salud reproductiva" que como hemos mencionado ya, promueven el aborto de un ser humano no nacido, sino que además exigen el "derecho" a determinar la propia identidad sexual. En un volante que circuló durante la Conferencia de Pekín, la ONG International Gay and Lesbian Human Rights Commission (Comisión Internacional de los Derechos Humanos de Homosexuales y Lesbianas) exigió este derecho en los siguientes términos:

"Nosotros, los abajo firmantes, hacemos un llamado a los Estados Miembros a reconocer el derecho a determinar la propia identidad sexual; el derecho a controlar el propio cuerpo, particularmente al establecer relaciones de intimidad; y el derecho a escoger, dado el caso, cuándo y con quién engendrar y criar hijos, como elementos fundamentales de todos los derechos humanos de toda mujer, sin distingo de orientación sexual".

Esto es más preocupante aún si se toma en cuenta que para las "feministas de género" existen cinco sexos. Rebecca J. Cook, docente de Leyes en la Universidad de Toronto y redactora del aporte oficial de la ONU en Pekín, señala en la misma línea de sus compañeros de batalla, que los géneros masculino y femenino, serían una "construcción de la realidad social" que deberían ser abolidos.

Increíblemente, el documento elaborado por la feminista canadiense afirma que "los sexos ya no son dos sino cinco", y por tanto no se debería hablar de hombre y mujer, sino de "mujeres heterosexuales, mujeres homosexuales, hombres heterosexuales, hombres homosexuales y bisexuales".

La "libertad" de los propulsores del "género" para afirmar la existencia de 5 sexos, contrasta con todas las pruebas científicas existentes según las cuales, sólo hay dos opciones desde el punto de vista genético: o se es hombre o se es mujer, no hay absolutamente nada, científicamente hablando, que esté en el medio.

Ataque a la Religión

Si bien las "feministas de género" promueven la "desconstrucción" de la familia, la educación y la cultura como panacea para todos los problemas, ponen especial énfasis en la "desconstrucción" de la religión que, según dicen, es la causa principal de la opresión de la mujer.

Numerosas ONG acreditadas ante la ONU, se han empeñado en criticar a quienes ellos denominan "fundamentalistas" (Cristianos Católicos, Evangélicos y Ortodoxos, Judíos y Musulmanes, o cualquier persona que rehúse ajustar las doctrinas de su religión a la agenda del "feminismo de género"). Un video promotor del Foro de las ONG en la Conferencia de Pekín, producido por Judith Lasch, señala:

"Nada ha hecho más por constreñir a la mujer que los credos y las enseñanzas religiosas".

De la misma manera, el informe de la Reunión de Estrategias Globales para la Mujer contiene numerosas referencias al fundamentalismo y a la necesidad de contrarrestar sus supuestos ataques a los derechos de la mujer.

"Toda forma de fundamentalismo, sea político, religioso o cultural, excluye a la mujer de normas de derechos humanos de aceptación internacional, y la convierten en blanco de violencia extrema. La eliminación de estas prácticas es preocupación de la comunidad internacional".

De otro lado, el informe de la reunión preparatoria a la Conferencia de Pekín organizada por el Consejo Europeo en febrero de 1995, incluye numerosos ataques a la religión:

"El surgimiento de toda forma de fundamentalismo religioso se considera como una especial amenaza al disfrute por parte de la mujer de sus derechos humanos y a su plena participación en la toma de decisiones a todo nivel en la sociedad" [27] .

"&debe capacitarse a las mujeres mismas, y dárseles la oportunidad de determinar lo que sus culturas, religiones y costumbres significan para ellas." [28]

Vale señalar que para el "feminismo de género", la religión es un invento humano y las religiones principales fueron inventadas por hombres para oprimir a las mujeres. Por ello, las feministas radicales postulan la re-imagen de Dios como Sophia: Sabiduría femenina. En ese sentido, las "teólogas del feminismo de género" proponen descubrir y adorar no a Dios, sino a la Diosa. Por ejemplo, Carol Christ, autodenominada "teóloga feminista de género" afirma lo siguiente:

"Una mujer que se haga eco de la afirmación dramática de Ntosake Shange: Encontré a Dios en mí misma y la amé ferozmente está diciendo: El poder femenino es fuerte y creativo. Está diciendo que el principio divino, el poder salvador y sustentador, está en ella misma y que ya no verá al hombre o a la figura masculina como salvador" [29] .

Igual de extrañas son las palabras de Elisabeth Schussler Fiorenza, otra "teóloga feminista de género" que niega de raíz la posibilidad de la Revelación, tal como se lee en la siguiente cita:

"Los textos bíblicos no son revelación de inspiración verbal ni principios doctrinales, sino formulaciones históricas& Análogamente, la teoría feminista insiste en que todos los textos son producto de una cultura e historia patriarcal androcéntrica." [30] .

Además, Joanne Carlson Brown y Carole R. Bohn, también autodenominadas teólogas de la "escuela feminista de género", atacan directamente al cristianismo como propulsor del abuso infantil:

"El cristianismo es una teología abusiva que glorifica el sufrimiento. ¿Cabe asombrarse de que haya mucho abuso en la sociedad moderna, cuando la imagen teológica dominante de la cultura es el abuso divino del hijo - Dios Padre que exige y efectúa el sufrimiento y la muerte de su propio hijo? Si el cristianismo ha de ser liberador del oprimido, debe primero liberarse de esta teología" [31] .

Por todo ello, los dueños de la "nueva perspectiva" promueven el ataque frontal al cristianismo y a toda figura que lo represente. En 1994, Rhonde Copelon y Berta Esperanza Hernández elaboraron un folleto para una serie de sesiones de trabajo de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo del Cairo. El folleto atacaba directamente al Vaticano por oponerse a su agenda que entre otras cosas incluye los "derechos a la salud reproductiva" y por consecuencia al aborto.

"& este reclamo de derechos humanos elementales confronta con la oposición de todo tipo de fundamentalistas religiosos, con el Vaticano como líder en la organización de oposición religiosa a la salud y a los derechos reproductivos, incluyendo hasta los servicios de planificación familiar" [32] .

Contrastantes con todas estas posturas de ataque y agresión a la religión, a la Iglesia, concretamente al Vaticano, son las posturas de la mayoría de mujeres del mundo que según el informe de OLeary defienden sus tradiciones religiosas como la mejor de las protecciones de los derechos y la dignidad de la mujer. Mujeres católicas, evangélicas, ortodoxas y judías agradecen en particular, las enseñanzas de sus credos sobre el matrimonio, la familia, la sexualidad, y el respeto por la vida humana.

La Santa Sede por su parte, señaló en los meses previos a Pekín, el peligro de la tendencia en el texto planteado por la ONU, a dejar de lado el derecho de las mujeres a la libertad de conciencia y de religión en las instituciones educativas.

CONCLUSIÓN

En palabras de Dale OLeary, el "feminismo de género" es un sistema cerrado contra el cual no hay forma de argumentar. No puede apelarse a la naturaleza, ni a la razón, la experiencia, o las opiniones y deseos de mujeres verdaderas, porque según las "feministas de género" todo esto es "socialmente construido". No importa cuánta evidencia se acumule contra sus ideas; ellas continuarán insistiendo en que es simplemente prueba adicional de la conspiración patriarcal masiva en contra de la mujer.

Sin embargo, existen muchas personas que quizás por falta de información, aún no están al tanto de la nueva propuesta y de los peligrosos alcances de la misma. Vale la pena pues, conocer esta "perspectiva de género" que, según informaciones fidedignas, en la actualidad no sólo está tomando fuerza en los países desarrollados sino que al parecer, también ha empezado a filtrarse en nuestro medio. Basta revisar algunos materiales educativos difundidos no sólo en los colegios del país sino también en prestigiosas universidades.

Ahora bien, en Estados Unidos el "feminismo de género" ha logrado ubicarse en el centro de la corriente cultural norteamericana. Prestigiosas universidades y Colleges de los Estados Unidos difunden abiertamente esta perspectiva. Además, numerosas series televisivas norteamericanas hacen su parte difundiendo el siguiente mensaje: la identidad sexual puede "desconstruirse" y la masculinidad y femineidad no son más que "roles de géneros construidos socialmente".

Si tomamos en cuenta que el avance de las tecnologías ha logrado que dichos programas con toda la nueva "perspectiva de género" lleguen diariamente a los países en vías de desarrollo principalmente a través de la televisión por cable, sin descartar los muchos otros medios que existen en nuestro tiempo, esto nos pone ante un nuevo reto que debe ser enfrentado lo antes posible para evitar las graves consecuencias que ya está ocasionando en el Primer Mundo.

Más aún cuando en palabras de OLeary, la "desconstrucción" de la familia y el ataque a la religión, la tradición y los valores culturales que las "feministas de género" promueven en los países en desarrollo, afecta al mundo entero.


Notas

[1] Judith Butler, Gender Trouble: Feminism and the Subversion of Identity, Routledge, New York, 1990, p. 6.
[2] Véase el trabajo de Cristina Delgado, Reporte sobre la Conferencia Regional de Mar de Plata, Argentina, en el que recoge diversas citas de "feministas de género".
[3] Allí mismo.
[4] Adrienne Rich, "Compulsory Heterosexuality and Lesbian Existence", Blood, Bread and Poetry, p. 27.
[5] Allí mismo, p. 70.
[6] Lucy Gilber y Paula Wesbster, "The Dangers of Feminity", Gender Differences: Sociology of Biology?, p. 41.
[7] Gender Outlaw, p. 115.
[8] Entrevista a Christina Hoff Sommers en Faith and Freedom, 1994, p. 2.
[9] Frederick Engels, The Origin of the Family, Property and the State, International Publishers, New York, 1972, pp. 65-66.
[10] Shulamith Firestone, The Dialectic of Sex, Bantam Books, New York, 1970, p. 12.
[11] Allí mismo, p. 10.
[12] Ann Ferguson & Nancy Folbre, "The Unhappy Marriage of Patriarch and Capitalism", Women and Revolution, p. 80.
[13] Allí mismo.
[14] Heidi Harmann, "The Unhappy Marriage of Marxism and Feminism", Women and Revolution, South End Press, Boston, 1981, p. 5.
[15] Allí mismo, p. 16.
[16] Gender Outlaw, p. 115.
[17] Susan Moller Okin, "Change the Family, Change the World", Utne Reader, Marzo/Abril, 1990, p. 75.
[18] Council of Europe, "Equality and Democracy: Utopia or Challenge?", Palais delEurope, Strausbourg, Febrero 9-11, 1995, p. 38.
[19] Alison Jagger, "Political Philosophies of Womens Liberation", Feminism and Philosophy, Littlefield, Adams & Co., Totowa, New Jersey, 1977, p. 13.
[20] Allí mismo, p. 14.
[21] Christine Riddiough, "Socialism, Feminism and Gay/Lesbian Liberation", Women and Revolution, p. 80.
[22] Christina Hoff Sommers, Who Stole Feminism?, Simon & Shuster, New York, 1994, p. 257.
[23] Nancy Chodorow, The Reproduction of Mothering, U. of CA Press, Berkeley, 1978, p. 215.
[24] Council of Europe, "Equality and Democracy: Utopia of Challenge?", Palais delEurope, Strausbourg, Febrero 9-11, 1995.
[25] Allí mismo, p. 25.
[26] "Gender Perspective in Family Planning Programs", Division for the Advancement of Women.
[27] Council of Europe, "Equality and Democracy: Utopia of Challenge?", Palais delEurope, Strausbourg, Febrero 9-11, 1995, p. 13.
[28] Allí mismo, p. 16.
[29] Carol Christ, Womanspirit Rising, p. 277.
[30] Elisabeth Schussler Fiorenza, In Memory of Her, Crossroad, New York, 1987, p. 15.
[31] Joanne Carlson Brown and Carole R. Bohn, Christianity, Patriarchy, and Abuse: A Feminist Critique, p. 26.
[32] Rondhe Copelon y Berta Esperanza Hernández, Sexual and Reproductive Rights and Health as Human Rights: Concepts and Strategies; An Introduction for Activitists, Human Rights Series, Cairo, 1994, p. 3.

Leer más...