Suscríbete a nuestro Boletín Semanal




Voto Católico Colombia necesita tu ayuda

$750.000
0% Alcanzado
$0 Donados
Días que faltan
0 Patrocinadores

Únete a Voto Católico Colombia

martes, 20 de agosto de 2013

Ciclo Rosa en la Javeriana: En mi casa no permito que se hable contra mi familia, dice Obispo

Mons. Libardo Ramírez Gómez
BOGOTÁ, 19 Ago. 13 / 05:55 pm (ACI).- El Presidente del Tribunal Eclesiástico Nacional de Colombia, Mons. Libardo Ramírez Gómez, señaló que en una universidad que tiene la bendición de la Iglesia Católica como la Pontificia Universidad Javeriana, no se puede hacer campaña a favor del estilo de vida homosexual como se pretendía hacer con el evento titulado “Ciclo Rosa”.

“Yo en mi casa no permito que se hable en contra de mi familia”, subrayó, asegurando que la cancelación del Ciclo Rosa en la Javeriana “es para bien de la doctrina y para el bien de la sociedad”.

En el Ciclo Rosa Académico, que tras ser retirado de la Javeriana se realizará del 28 al 30 de agosto en el Museo de Arte del Banco de la República, se presentarán, entre otras, conferencias como "Reivindicaciones LGBTI: Entre el maximalismo penal y la consciencia jurídica", "Carne de prisión: Géneros y sexualidades no normativas bajo el castigo penal neoliberal", "El proceso ecuatoriano LGBTI" y "Ni histéricas, ni mañosas, ni renegadas, ni paranoicas: Transgeneristas".

Tras la presión de miles de laicos católicos colombianos y la intervención del Presidente de la CEC y Arzobispo de Bogotá, Cardenal Rubén Salazar, y del Nuncio Apostólico en el país, Mons. Ettore Balestrero, la Pontificia Universidad Javeriana frenó la realización del evento pro gay "Ciclo Rosa Académico".

En declaraciones a ACI Prensa el 16 de agosto, Mons. Libardo Ramírez Gómez desmintió lo dicho por el Rector de la Pontificia Universidad Javeriana, Padre Joaquín Sánchez, y por el director del Instituto PENSAR, Padre Alberto Múnera, asegurando que el Ciclo Rosa “no era simplemente una cosa científica”, como dijeron las autoridades del centro de estudios católico, sino que buscaba “hacerle propaganda a las ‘bondades’ del homosexualismo”.

El Presidente del Tribunal Eclesiástico Nacional de Colombia también descartó la acusación del sacerdote jesuita Carlos Novoa –que promueve el aborto en Colombia desde 2011–, quien responsabilizó de la cancelación del evento pro gay a un "resurgimiento de la inquisición en un sector de la Iglesia Católica".

Mons. Ramírez Gómez señaló que la cancelación del Ciclo Rosa “no es inquisición, sino defensa de algo que se aprecia, algo que se quiere”, frente a una marcada propaganda “a unas doctrinas, enseñanzas, contrarias a los pensamientos de la Iglesia”.

El Prelado colombiano subrayó que la “supresión” del evento pro gay no fue un “baculazo”, sino que “fue fruto de un diálogo”, en la que tuvo un importante rol “una campaña de jóvenes católicos”.

“El Padre Superior de los Jesuitas en Colombia, el Padre (Francisco) de Roux, y el Padre (Adolfo) Nicolás, que está estos días en Colombia, dijeron ‘no conviene’, oyendo a los jóvenes de la patria y también a Mons. Daniel Falla, que es el Secretario de la Conferencia”.

Tras el diálogo, hubo un consenso en que “un ciclo de conferencias en ese estilo como estaba programado (el Ciclo Rosa) no era conveniente que se realizara en la Pontificia Universidad Javeriana”, señaló.

“Son cosas normales en donde hay disciplina. y en la Iglesia la disciplina no es la inquisición, es lo normal, es una cosa organizada”.

Mons. Ramírez Gómez lamentó que “algunos de los organizadores no hayan quedado contentos y quieran elevar a categoría de académico unas posturas directamente en contra del mensaje cristiano”.

“En una universidad Pontificia no está bien que se enarbole banderas contrarias al mensaje cristiano”, subrayó.

El Presidente del Tribunal Eclesiástico señaló que quienes han criticado la cancelación del Ciclo Rosa, “si son inteligentes saben que la Iglesia tiene derecho a reclamar su doctrina, y eso no es homofóbico”.

El Prelado recordó que la Iglesia respeta a las personas con tendencia homosexual, pero subrayó que estas “en su comportamiento deben guardar los preceptos de Dios”.

“Uno de ellos es el sexto mandamiento, que se ha difundido en la doctrina cristiana bajo el ‘no fornicar’. Es decir no tener relaciones con otra persona fuera de la bendición de Dios”, remarcó.

El Obispo colombiano aseguró que “tener la tendencia (homosexual) no es pecado. Pero tener relaciones fuera de la ley (de Dios) está mal”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario